Reportaje

Los 10 peores encuentros en un survival horror (II)

Por Pablo Cosano
-

La peculiar familia con los peores encuentros en un survival horror aumenta sus miembros y continuamos nuestro repaso particular a los juegos con los que más miedo hemos pasado últimamente. ¿Estáis listos?

Volvemos con el enfoque más “serio” de esta serie de reportajes para seguir tratando los peores encuentros en un survival horror que hemos tenido en los últimos años de vicio. Lo sentimos si creías que los fantasmas del pasado habían tenido suficiente con nuestra primera entrega, pero todavía hay muchos títulos que recordar dentro del género de terror en los videojuegos. No nos vale que ahora vengáis a haceros los duros si no jugasteis a estos juegos en la tranquilidad de la noche, con la luz apagada y con el volumen a tope. ¡Así es como se tiene que disfrutar (o sufrir) un survival horror!

 

 

No queremos que os asustéis demasiado, así que empezaremos con nuestra lista lo más suave posible. igual que el movimiento de lengua del licker.

10. Saga Clive Barker's

Jericho y Undying fueron los nombres que recibieron los trabajos del escritor y director de cine Clive Barker que tuvieron adaptación a los videojuegos. Curiosamente el primero de ellos fue creado por el estudio español de MercurySteam (antes de que se pusieran manos a la obra con Castlevania), capaces de crear una historia sobre ciudades perdidas y fuerzas malignas que vuelven para sembrar el pánico, pero que no cosechó demasiado éxito de críticas por sus oscuros escenarios y su puesta en escena. Eso sí, como te pillase el Cruzado...

 

9. Forbidden Siren

Todavía seguimos algo agobiados por la tensión que sufrimos cuando jugamos a la saga Forbidden Siren. Sony plasmó a la perfección el terror japonés y solo de recordar los malos ratos que pasamos intentando descubrir el camino correcto ya nos entran escalofríos... Tú también echabas a correr en cuanto oías algún ruido o veías alguna criatura, y lo sabes.

 

8. Eternal Darkness

Nintendo apostó por los survival horror en los tiempos de Gamecube con Eternal Darkness, un título que sorprendió a los fans de la Gran N por salirse del estilo al que nos tenía acostumbrados. Un planteamiento de película que quizá pueda resultar algo lineal, pero que no hará que nos libremos de sufrir terror psicológico del bueno expectantes con las alucinaciones de la protagonista. Menos mal que el medidor de miedo solo tenía en cuenta a Alex Roivas, porque si no hubiese estado lleno durante toda la historia...

 

7. Dino Crisis

Al igual que ha pasado con casi todas las sagas de Capcom, el Dino Crisis original tuvo mucho más de survival horror que su secuela y su tercera parte. Antes de enfocar la franquicia hacia la acción pasamos momentos muy tensos gracias a los primeros encuentros de Regina con el enorme T-Rex. Vale, quizá los años no le hayan sentado demasiado bien pero... mmmmm ¡qué polígonos!

 

6. Doom 3

Doom 3 fue un juego con un desarrollo parecido a Dead Space (o más bien al revés) con un comienzo especialmente aterrador. La historia, que se repetía, es la siguiente: entras en una sala con zonas oscuras, buscas con tu linternar a todas las criaturas que te acechan y cuando creías que ya estaba todo en orden y tranquilo... ¡zasca! Un bicharraco justo en tu espalda. Claro, el bote en la silla no te lo quitaba nadie. Aunque el terror no era una cualidad por la que se definiera, estaba muy presente detrás de su apariencia de shooter. Si no, que se lo cuenten a este chaval:

 

5. Zombi U

Vale que Zombi U no pasará a la historia por sus gráficos ni por su calidad técnica, pero fue un juego de lanzamiento bastante correcto que ofreció a Wii U lo que todos querían ver al principio de la consola: un juego adulto que sacase provecho de la pantalla del Gamepad. Innovó en el género haciendo que la acción no se pausase en ningún momento y aumentando la tensión de sus momentos más épicos. ¿Os acordáis del mal rollo que daba la guardería?

 

4. Penumbra

¿Os acordáis de un juego llamado Amnesia del que os hablamos en la primera parte del reportaje? Pues los mismos creadores antes hicieron Penumbra, una trilogía que mezclaba el género de los survival horror, los puzles y la exploración de la misma forma. El tercero se desmarcó un poco de la línea terrorífica de los anteriores, pero creednos si os decimos que con esos dos tuvimos suficiente. Ni lo intentéis, hay momentos en los que solo hay una buena opción: ¡correr!

 

3. Alan Wake

Alan Wake es un juego que no necesita ni el uso de la violencia ni a criaturas horripilantes para infundirnos miedo. Solo con su atmósfera ya se sobra y se basta para impedirnos que apaguemos las luz mientras nos convencemos a nosotros mismos de que somos fuertes para no apagar la consola y seguir jugando otro día... ¡Corre hacia la luz!

 

2. F.E.A.R.

La saga F.E.A.R. tuvo en su segunda parte el mejor exponente del terror y algún encuentro con Alma nos hizo apagar la consola y dejar reposar el susto un par de días hasta volver a armarnos de valor como para retomar el survival horror. Se ve que la chiquilla estaba afectada por estar sola y encerrada en ese hospital. Si la hubiésemos conocido sin apariciones a traición y en un sitio más normal seguro que hubiésemos hecho buenas migas....

 

1. Outlast

Si lo que queréis son sustos en Outlast os vais a hartar y es que el terror psicológico y la tensión rodeaban cualquiera de nuestro movimientos dentro del manicomio del juego de Red Barrels Games. Uno de los últimos survival horror con los que más miedo hemos pasado con cada paso que dábamos y cada habitación en la que entrábamos. Siempre había la posibilidad de que alguien más estuviera allí...

 

 

Ha quedado claro que la nueva generación de consolas viene acompañada del resurgir del género survival horror y títulos que ya han visto la luz como Dying Light (nunca mejor dicho) y otros que están preparando su llegada como Silent Hills o el nuevo Alone in the Dark lo demuestran. ¿Serán recordados en nuestros próximos tops? Si queréis saber qué temas hemos tratado ya no os olvidéis de visitar nuestro especial con los peores de los videojuegos.

Lecturas recomendadas