Reportaje

Los 10 peores escenarios españoles

Por David Martínez
-

Los videojuegos ambientados en España tienen un atractivo especial. Qué mejor que participar en un combate de Street Fighter o en una carrera de Gran Turismo, que en un escenario conocido. Lamentablemente, la recreación no siempre es muy fiel.  

Hace unos meses que repasamos los personajes españoles de videojuegos en el Club Chistendo, y ahora nos detenemos en los escenarios nacionales. A priori, no hay nada tan atractivo como reconocer los escenarios en que se desarrolla un videojuego,  pero la cosa se tuerce cuando el título se llena de tópicos y representa poco o nada de los lugares reales en que se inspira.

Aquí tenemos 10 ejemplos -los 10 peores- aunque se agradece el esfuerzo de haberse acordado de España durante el desarrollo. No se trata de un ranking sino de una lista, porque ¿qué es peor, abusar de toros y sevillanas o confundir en qué ciudades se encuentran los monumentos? Lo dejamos a vuestra elección. 

Ah si, si echáis en falta alguno, como el aeropuerto de Madrid que aparece en Spin Master (sólo en forma de cartel) dejadlo en vuestros comentarios.

10. The Wheelman

Vin Diesel, al que acabamos de ver conduciendo a tope en The Fast And The Furious 7, ha tenido una buena relación con los videojuegos. Después de impresionarnos con las dos entregas de Riddick: Escape from Butcher Bay y Assault on Dark Athena, se atrevió con un sandbox ambientado en Barcelona.

The Wheelman era un juego "del montón" desarrollado por Tigon Studios (que pertenecía al actor) que salió en 2009 en PS3, Xbox 360 y PC. Nunca se adaptó al cine, pero por supuesto que se lanzó, pese a las presiones del ayuntamiento de Barcelona para evitar vincular su ciudad con la corrupción y... Oh Wait!

Atención a las torres de la Sagrada Familia, que no es la única vez que la vais a ver a lo largo de este reportaje. Se ve que la obra de Gaudí causa tanto impacto fuera de España como aquí dentro.

9. Resident Evil 4

El éxito de este "survival horror" y sus múltiples versiones le han convertido en cabeza de turco cuando se trata de hablar de malas ambientaciones en España. ¿Que los ganados hablan con acento mexicano? Cierto. ¿Que sus líderes parecen sacados de la Edad Media? De acuerdo. Pero también hay que reconocerle sus virtudes.

En primer lugar el bosque del comienzo de Resident Evil 4, con sus trampas y todo, si que parecen un reflejo del entorno rural, así como las cabañas de madera, los policías nacionales... Las ropas pasadas de moda -casi en línea con lo que uno espera de una novela de Delibes, como El camino o  Los Santos Inocentes-  y la actitud de los pueblerinos tampoco están muy lejos de lo que hemos visto estas pasadas vacaciones : )

8. Outrunners

Os lo advertimos, la Sagrada Familia de Barcelona es uno de los temas recurrentes cuando se trata de representar nuestro país en un videojuego. Así resaltaban las torres de la obra de Gaudí en el fondo de este circuito de Outrunners, la enésima intentona de Sega de insuflar vida a su arcade de carreras.

Al llegar al final de este circuito -mucho ojo porque nos esperaba hasta un toro de lidia- podíamos disfrutar de una vista mucho más detallada de la iglesia, aunque el resto de la ciudad fuera un amasijo de píxeles para "hacer bulto". Aunque el juego es de 1992, ni rastro de la villa olímpica.

7. King of Fighters 98

Seguro que si hablamos de Granada, todos pensáis en nuestro compañero Daniel Quesada. Y si se trata de la Alhambra, lo primero que os viene a la cabeza son las posibilidades en un Assassin´s Creed. Pero en esta ocasión se trata del escenario de un clásico de la lucha "uno contra uno" de SNK.

En King of Fighters 98 el monumento nazarí (un Patio de los leones bastante recortado, todo hay que decirlo) sirvió como fondo para combatir, casi como el Coliseo romano al final de El furor del dragón, cuando se enfrentaban Bruce Lee y Chuck Norris. 

Por cierto, en la misma saga, en King of Fighters XI, también se ha recuperado el acueducto de Segovia (desde el que se puede ver el Alcázar) como escenario.

6. Super Pang

Como no, en la primera entrega de este juego de habilidad de Capcom también aparecía la Sagrada Familia. Pero a nosotros nos ha llamado más la atención este escenario, que no es ni más ni menos que el Alcázar de Segovia (se ha eliminado el resto de la ciudad). 

El escenario ni siquiera es proporcional y simplemente tiene una función "decorativa", pero si queréis dar un paseo de verdad por entornos nacionales, os recomendamos el clon C.R.B. (Cuerpo Rompe Bolas) que hace un repaso por los monumentos de Madrid, Sevilla y, qué casualidad, también Segovia.

5. Street Fighter II

Ahora lo hemos metido entre los peores, pero hay que reconocer que en su momento nos flipábamos. Y es que Vega (el luchador español que nos esperaba al final de Street Fighter II) luchaba en un tablao flamenco.

Están todos los tópicos: el torero, las bailaoras, los palmeros y un cartel que anuncia el local: Meson la Taberna. Sin embargo, la saga Street Fighter Alpha 3 se redimió (un poco) con otro escenario nacional: la torre espiral de Requena.  

4. Tony Hawk´s Underground 2

Siempre que la saga ha tomado localizaciones reales, como Nueva Orleáns o San Francisco, ha sido necesaro hacerles un "recorte" para que se conviertan en un skatepark. Y Barcelona no iba a ser una excepción.

Podíamos ver a la estrella del patinaje "grindando" por el parque Güell, el puerto o la casa Mila ¡Sin que apareciese la Sagrada Familia! Pero no os penséis que el juego se libraba de los tópicos, porque en la pantalla de carga ya podíamos ver las inevitables referencias a los toros y a la tomatina. 

3. Tekken 6

¿Qué se le pasará por la cabeza a un equipo de desarrollo japonés (en este caso a los chicos de Katsuhiro Harada) para meter la Tomatina de Buñol en un videojuego? Sea lo que fuere, a alguien en Bandai Namco debió parecerle bien, porque aquí tenéis el escenario más extravagante de Tekken 6.

Una vez que superamos la sorpresa inicial, lo único que chirría son las pancartas con frases como "Celebremos los tomates" o el inevitable toro (aquí de color rojo). En cuanto al luchador español que se incorporaba a la saga, mucho nos tememos que pasará sin pena ni gloria por la saga.

2. Fatal Fury Special

Estamos ante uno de esos abusos de tópicos que sale mal, casi como el comienzo de Mission Imposible 2, que combinaba las fallas con la Semana Santa. En esta ocasión se trata de combatir en una plaza de toros durante un encierro.

Pero, ¿qué hacer para que "se note de verdad" que estamos en España? Pues nada mejor que cambiar el skyline de Pamplona por la Sagrada Familia de Barcelona, que es algo mucho más turístico. San Fermín debe estar revolviéndose en su tumba. En cuanto al luchador torero, os remitimos al Club Chistendo, que ya le dio lo suyo. 

1. Torrente 3

Torrente es todo un homenaje a la caspa y el cutrerío... pero hay que reconocer que es gracioso (al menos en las dos primeras películas). Virtual Toys se arriesgó a convertir la tercera entrega en un "sandbox" ambientado en Madrid... pero sólo consiguió una recreación mínima e imprecisa de algunas zonas céntricas.

Calles vacías, texturas planas, popping, poligonazos, ausencia de sombras... casi todo lo que se os ocurra puesto al servicio de un mapa limitadísimo y desproporcionado. Una auténtica vergüenza que se coronaba con carteles paródicos y con los comentarios del propio Torrente mientras iba andando. Y eso sí que no se puede negar, en ningún otro juego hemos escuchado: "como te agarre el mondongo, te lo relleno".

Torrente 3 El Protector es indescriptible, hay que jugarlo sólo para presumir de ello. Pero es el único "sandbox" ambientado en Madrid hasta la fecha. Solo encontraréis algo peor en nuestra sección Los peores de los videojuegos

Lecturas recomendadas