Reportaje

Los 10 peores juegos deportivos

Por Javier Parrilla Ruiz
-

Competición, emoción, juego limpio... Los deportes en los videojuegos han estado presentes desde los primeros compases de esta industria. Sin embargo, muchos de ellos resultaron más ridículos que golpear al aire con una raqueta. Esta semana descubrimos los 10 peores juegos deportivos.

Los deportes siempre han dado mucho juego en la industria del entretenimiento electrónico. Con tanta diversidad de disciplinas, el género se ha nutrido de la realidad para crear desde simuladores con deportistas reales a juegos muy locos de desarrollo arcade y repletos de fantasía. Realistas o disparatados, muchos de ellos no dan la talla ni para sacar el balón. Aquí van los 10 peores juegos deportivos.

10. Michael Phelps: Push the Limit

Año: 2011

Plataformas: Xbox 360

Género: Natación

Compañía: 505 Games

Michael Phelps: Push the Limit fue un juego destinado para Kinect cuyo único acierto fue utilizar a Michael Phelps, el deportista más condecorado de la historia, como imagen para vender el juego. Por muy fan que uno pueda ser de la natación, emular al nadador y sus movimientos frente al televisor cansaba y aburría a partes iguales al poco rato de entregarse a este juego. Monótono y repetitivo, la verdadera certeza es que aumentaba el consumo de desodorante en casa.

9. Bill Laimbeer's Combat Basketball

Año: 1991

Plataformas: SNES

Género: Baloncesto futurista

Compañía: Hudson

El primer juego de baloncesto para Super Nintendo fue Bill Laimbeer's Combat Basketball. Utilizaba como imagen a Bill Laimbeer, jugador de los Detroit Pistons la mayor parte de su carrera entre la década de los 80 y los 90, en una dinámica de juego futurista y fantasiosa. Ambientado en el año 2030, aunque su premisa pudiera resultar muy divertida, el resultado fue aburridísimo. Partidas de vista cenital en las que marearse era más probable que divertirse. Cangrejos versus Langostas.

8. Slam City with Scottie Pippen

Año: 1994

Plataformas: Mega-CD, Sega 32X, PC

Género: Baloncesto uno contra uno

Compañía: Digital Pictures

En un intento de ser original, Slam City with Scottie Pippen planteaba partidos uno contra uno de baloncesto a modo de película interactiva. Podíamos decidir si tirar, bloquear o intentar robar el balón, pero la dinámica resultaba tan surrealista y forzada que el juego parecía una especie de broma o parodia de la vida misma. El protagonista, Ace, simulaba ir sobre raíles o patines con su deslizamiento particular y Scottie Pippen, antiguo jugador de los Chicago Bulls, hacía su presencia como oponente. Tiene su gracia verlo, pero ninguna como para comprarlo en su época.

7. Gaelic Games: Football

Año: 2005

Plataformas: PS2

Género: Fútbol gaélico

Compañía: Sony Computer Entertainment

La primera incursión del fútbol gaélico o balón pesado en consolas llegó con Gaelic Games: Football en PlayStation 2. La experiencia resultó desastrosa, con un control impreciso y un desarrollo poco fluido, sumado a su calidad técnica, bastante floja para ese año. Al menos su secuela mejoró todos estos apartados de manera notable, sin manchar la imagen de este deporte típicamente irlandés como sí lo hizo su predecesor.

6. NBA Unrivaled

Año: 2010

Plataformas: PS3, Xbox 360

Género: Baloncesto

Compañía: Tecmo

NBA Unrivaled llegó en formato digital tanto a PlayStation 3 como a Xbox 360. De este modo, el juego pudo pasar más desapercibido. Vale que su planteamiento fue más arcade, pero sus animaciones daban risa. El problema es que al ser jugadores reales de la NBA resultaba un poco patético. Esos saltos, esos pases... sin palabras. Si al menos hubieran optado por un diseño más en clave de humor, estilo superdeformed o similar, podría haber tenido un pase. Así, no. Hasta las animadoras daban miedo con sus coreografías.

5. Wiffle Ball

Año: 2007

Plataformas: Nintendo DS

Género: Variante del béisbol

Compañía: Skyworks Technologies

Wiffle Ball es una variante del béisbol que tuvo su propio videojuego en Nintendo DS. Pasó sin pena ni gloria, por eso la mala calidad del vídeo que hemos encontrado con gameplay del juego, ya que es el único que encontraréis en YouTube. Insípido, soso, aburrido, un tedio para el entretenimiento. Coged vuestro bate y golpead su caja, será más gratificante sin duda.

4. Winter Sports 2012: Feel the Spirit

Año: 2012

Plataformas: Wii, 3DS, PC

Género: Deportes de nieve

Compañía: PQube

Winter Sports 2012: Feel the Spirit se engaña a sí mismo intentando vendernos el espíritu de los deportes de nieve. Con unos gráficos obsoletos, una dinámica de juego cutre y unas físicas más propias de Marte, lo único que sentimos es vergüenza ajena. Ni gratuito le dedicaríamos más de media hora. Feel the disaster! 

3. Balls of Fury

Año: 2007

Plataformas: Wii, Nintendo DS

Género: Ping-pong

Compañía: Black Lantern Studios

Basado en una comedia deportiva, Balls of Fury era incluso peor que la película de la que coge el nombre. Un juego de tenis de mesa con los protagonistas de la peli que carece de sus voces y emoción alguna, por muchas cosas cosas raras que intente hacer la pelota durante las jugadas. Innecesario en cualquier catálogo, nos crea la duda existencia de hasta dónde pueden llegar las licencias cinematográficas en el mundo de los videojuegos. 

2. Ashes Cricket 2013

Año: 2013

Plataformas: PC

Género: Cricket

Compañía: 505 Games

Ashes Cricket 2013 fue un juego de críquet para ordenadores que a los cuatro días de salir a la venta fue retirado de las tiendas. Las abrumadoras críticas negativas que recibió por parte de medios especializados y la comunidad produjo la cancelación de las versiones para consolas. Su página de Facebook fue cerrada y 505 Games pidió disculpas por la calidad del videojuego. Además, la editora devolvió el dinero de forma íntegra a todos aquellos que compraron el producto. 

1. Self-Defense Training Camp

Año: 2011

Plataformas: Xbox 360

Género: Autodefensa

Compañía: Ubisoft

Un videojuego para aprender técnicas de autodefensa es una buena idea. El problema es que en Self-Defense Training Camp la cámara no registraba los movimientos de manera correcta y sin una segunda persona de apoyo para aplicar la interacción no tenía sentido alguno. Buena concepción, horrible en el diseño y la ejecución. Vamos, que si tras jugarlo te ataca alguien, es más probable que consigas pararle los pies por provocarle un descojono con tus supuestas técnicas de autodefensa que por la eficacia de éstas. Una patada en la entrepierna siempre funcionará mejor.

Tras sudar la gota gorda con estos juegos, os invitamos a seguir descubriendo otras pestes del mundillo en nuestros reportajes de 'Los 10 peores de los videojuegos'. Eso sí, no os olvidéis ducharos.

Lecturas recomendadas