Reportaje

Los 10 peores shooters en tercera persona

Por Javier Parrilla Ruiz
-

Después de conocer los diez peores shooters en primera persona, continuamos con los disparos pero desde otra perspectiva, la tercera. Esta semana es el turno de los diez peores TPS (third-person shooters).

Esta semana continuamos con más videojuegos de disparos pero en tercera persona, es decir, que vemos al protagonista al que manejamos pero no tenemos tanta inmersión con el control del arma. Un género que tiene sus híbridos con otros géneros como los sandbox, las aventuras o los juegos de acción. Sin embargo, hemos recopilado los más puros y, al mismo tiempo, los peores. Vamos a conocer los diez peores shooters en tercera personaTranquilos, que disparan pero no aciertan.

10. Star Trek The Video Game

Año: 2013

Género: TPS cinematográfico

Plataforma: PC, PS3, Xbox 360

Compañía: Bandai Namco

Basado en el remake cinematográfico de Star Trek, el videojuego debió de sucumbir a las prisas para aprovechar el tirón de la licencia de la película y las consecuencias fueron las típicas de estos casos: muchos errores, problemas tecnicos y varios glitches que entorpecían su desarrollo, su inmersión y, lo más importante, su disfrute. Nosotros le dimos un 50 pelado, aquí tenéis el análisis del videojuego de Star Trek

9. Duke Nukem: Land of the Babes

Año: 2001

Género: TPS en tierra de nadie

Plataforma: PSone

Compañía: Take-Two Interactive

Secuela de Duke Nukem: Time to Kill, la saga se quedó desfasada técnicamente frente a otros videojuegos que por aquel entonces impresionaban y destacaban más como Syphon Filter o Metal Gear Solid. El humor y el punto picante no salvaron a Duke de las críticas y viéndolo ahora parece más una versión adulta de Minecraft con tanto polígono cuadriculado. Siempre le quedarán las babes de consuelo.

8. Naughty Bear

Año: 2010

Género: TPS de peluche

Plataforma: PS3, Xbox 360

Compañía: 505 Games

Naughty Bear es el juego menos convencional de la lista. A falta de disparos al uso, manejamos a un oso de peluche del mismo nombre que no ha sido invitado a una fiesta de cumpleaños en Isla Perfección. Se sentirá tan humillado que se vengará de sus semejantes a hachazo limpio entre otras formas de hacer pupa. La idea era buena y tenía su gracia pero el resultado aburría enseguida. Repetitivo y con varios lastres técnicos, hay alternativas más interesantes igual de gamberras como Conker's Bad Fur Day.

7. Postal III

Año: 2011

Género: TPS ruso

Plataforma: PC

Compañía: Akella

Postal III fue editado por una empresa rusa con un presupuesto de producción menor al de sus dos entregas anteriores. Como consecuencia, la tercera entrega fue inferior en casi todos los aspectos, sobre todo en la IA y la variedad de las misiones. A pesar de ser muy politícamente incorrecto, no encandiló al público y la mayor parte de los seguidores de la franquicia quedaron decepcionados con esta tercera parte. Hasta sus desarrolladores reconocieron más tarde que fue un error delegar la producción a una compañía externa.

6. MindJack

Año: 2011

Género: TPS decepcionante

Plataforma: PS3, Xbox 360

Compañía: Square Enix

Otro caso de concepto interesante con resultado final pobre. MindJack se quedó con las ganas de conquistar el mercado por culpa de una mecánica no muy elaborada, una IA a la que no da ganas de hackear su mente y un control torpe más digno de la prehistoria que de un futuro distópico. Una pena que no se puliera más pero parece ser que quedara en el baúl de las IPs olvidadas.

5. Space Raiders

Año: 2003

Género: TPS usurpador

Plataforma: PS2, GameCube

Compañía: Taito

Este reboot del mítico Space Invaders de 1978 podría considerarse más bien una usurpación de identidad e imagen. Nada queda del glorioso clásico, que tendrá su momento en la película Pixels, en un videojuego repetitivo, soso y que pasó sin pena ni gloria. La poca fidelidad de Space Raiders con Space Invaders parece más bien una imitación chunga o rip-off en vez de un redescubrimiento de la franquicia. 

4. Made Man

Año: 2006

Género: TPS muy negro

Plataforma: PC, PS2

Compañía: SilverBack Studios

Juegos con trama mafiosa ya hay unos cuantos y puede que este sea uno de los peores. Made Man, o lo que es un miembro recién introducido en la mafia, tuvo unos gráficos bastante pobres, un sonido prácticamente ausente y una IA que hace parecer a la gente estatuas que sólo disparan mirando a la nada.

3. Trigger Man

Año: 2004

Género: TPS en el olvido

Plataforma: PS2, GameCube, Xbox

Compañía: Crave Entertainment

Y otro juego del estilo al anterior. Trigger Man peca de prácticamente los mismos fallos. IA de risa, gráficos poco pulidos, sonido de mausoleo carente de emoción alguna y poco realismo en general. Además, enfatizaba más el uso del cuchillo que de la pistola, así que el mote del protagonista como que no le pega, aunque nosotros lo renombraríamos como Forgotten Man.

2. Apocalyptica

Año: 2003

Género: TPS fatídico

Plataforma: PC 

Compañía: Konami

Apocalyptica es un juego que poco tiene de apocalipsis. Sus tranquilos escenarios con apenas enemigos parecen una visita a un parador para irse de vacaciones. Los guerreros estilo medieval, pero avanzados tecnológicamente, parecían fichas de ajedrez desplazándose sobre patines. Soporyptica.

1. Dragon Drive: D-Masters Shot

Año: 2003

Género: TPS nipón

Plataforma: GameCube

Compañía: Bandai

Y el premio al peor TPS se lo lleva un videojuego que no salió de Japón, damos gracias, y que está basado en el manganime Dragon Drive. La licencia se exprimió en Dragon Drive: D-Masters Shot como una mezcla frustrada de Zone of the Enders y Panzer Dragoon sin chicha ni 'limoná'. Más que enfrentarnos a dragones parecía que íbamos explotando globos y nos resultaba inquietante tener a un niño colgando de nuestras patas durante todo el nivel sin que se cansara ni hiciera el amago de caerse o, al menos, sufrir por tener agujetas. 

Si habéis acabado saturados de disparos o de inteligencias artificiales con déficit de atención, siempre podéis recordar o visitar otros reportajes de 'Los 10 peores de los videojuegos' en nuestra sección homenaje a lo peorcito de la industria.

Lecturas recomendadas