Reportaje

Los 20 mejores juegos de MSX

Por Álvaro Alonso
-

Hablar de MSX es sinónimo de Konami, Hideo Kojima y, por supuesto, Metal Gear. Pero este legendario microordenador tuvo en su haber otros 19 juegos muy recomendables que merecen toda vuestra atención incluso hoy, 31 años después.

Porque en efecto amigo de lo viejuno, nada menos que 31 años han pasado desde que MSX se pusiera a la venta. Y después de todo ese tiempo seguimos sin saber qué narices significa MSX: unos afirman que son las siglas de "MicroSoft eXtended" puesto que utiliza tecnología BASIC adaptada por Microsoft especialmente para el microordenador, mientras que otros aseguran que son las iniciales de "Matsushita-Sony-X" (Matsushita es el nombre original de Panasonic) haciendo referencia a algunas de las compañías que distribuyeron los distintos modelos. El propio Kazuhiko Nishi, padre de la criaturita, defendió que son las siglas de "Machines with Software eXchangeability"... Para después recular y decir que en realidad la había llamado así por el misil MX. El caso es que como nadie se aclara, nosotros hemos decidido llamarla Máquina Súper eXtraordinaria. Y nos quedamos tan anchos.

Si fuisteis los afortunados poseedores de un MSX, es probable que estéis pensando "¡un momento! ¡Así no era mi consola!" y estaríais en lo cierto... En parte. Pues se cree que este microordenador tuvo al menos 265 modelos (dependiendo de la compañía que lo distribuía) aunque nadie sabe exactamente cuantas variantes se llegaron a fabricar. Además, y para rizar el rizo, contó con cuatro versiones distintas cada una más potente que la anterior: MSX, MSX2, MSX2+ y MSX turboR. Como curiosidad, algunos modelos incluían dos ranuras para cartuchos; al insertar dos juegos concretos en cada uno, obteníamos acceso a funciones especiales como más vidas o la posibilidad de jugar con un pigüino en lugar de una nave espacial. La máquina triunfó especialmente en territorio nipón, de ahí que las compañías japonesas se volcasen con ella, en especial una Konami que estuvo especialmente lúcida. Esto también propició que grandes obras no llegasen a salir del País del Sol Naciente y si lo hacían era en perfecto japonés... Y en aquella época, sin Internet de por medio, llegar a ver el final de un juego en uno de estos casos estaba solo reservado para seres de otro planeta con habilidad a la hora de aporrear el teclado.

Y es que curiosamente, otro de los países en los que MSX gozó de cierta popularidad fue España, y aunque no tuvo nada que hacer frente a Spectrum o Amstrad, muchos jugadores guardan un gran recuerdo de este microordenador. ¿Que por qué? Pues con decir que MSX fue la cuna del primer Metal Gear de la historia ya sería suficiente, pero en su lugar hemos elaborado una completa lista con otras 19 joyas que demuestran por qué MSX fue uno de los mejores microordenadores de la época de los 8 bits. ¡Vamos allá!


¡ATENCIÓN! ¡ESTO NO ES UN RANKING, ES UNA LISTA!

1. METAL GEAR

Compañía: Konami

Año: 1987

Probablemente no necesita presentación, pero si da la casualidad de que habéis estado criogenizados durante los últimos 30 años y acabáis de despertar, esto va por vosotros: Metal Gear es la PRIMERA entrega (si, eso es, primera) de la saga ideada por el genio Hideo Kojima, una de las más longevas y de reconocida calidad del panorama del videojuego. Vamos, que aquí fue donde comenzó todo: personajes como el mítico Solid Snake, el legendario Big Boss o el eterno Gray Fox hicieron su debut, además de introducir un sistema de juego que exigía pasar desapercibido en lugar de "ir a saco", algo que hoy en día conocemos comúnmente como 'infiltración'. Este título asentó muchas de las bases que podemos ver incluso en las últimas entregas: un soldado sin apenas equipamiento que debe infiltrarse en una base llena de enemigos, armas y objetos a tutiplén, entre los que destacan un paquete de cigarrillos o una caja de cartón en la que ocultarse, distintas frecuencias de radio con las que comunicarnos con los personajes que conocemos a lo largo de la aventura y una historia enrevesada con un giro al final que siempre consigue dejarnos el culo torcido. Y no olvidéis que, a menos que a Kojima se le ocurra colar otro juego entre medias, Ground Zeroes y The Phantom Pain son las precuelas argumentales de este Metal Gear. ¡Se cierra el círculo!

2. THE MAZE OF GALIOUS

Compañía: Konami

Año: 1987

The Maze of Galious es en realidad la secuela del clásico Knightmare (del que hablamos más adelante), de ahí que el protagonista vuelva a ser el caballero Popolon. Pero la premisa del juego cambia notablemente: nos encontramos ante un plataformas de scroll horizontal con mucha exploración y toques de RPG, lo que hoy en día clasificaríamos dentro del género metroidvania. La aventura se desarrolla a lo largo y ancho de un enorme castillo con multitud de armas y objetos que esperan a ser encontrados, pasadizos secretos y, por supuesto, jefes finales dispuestos a impedir que alcancemos el siguiente nivel. Además, cuando Popolon cae en combate el juego no termina: Afrodita, la damisela en apuros de la entrega anterior, aparece para continuar con la misión, que no es otra que... ¡Rescatar al hijo nonato de ambos! Una aventura con mayúsculas que si bien no ha obtenido todo el reconocimiento que se merece, ha sido homenajeada recientemente en los fantásticos juegos indie La-Mulana y el español Unepic.

3. VAMPIRE KILLER

Compañía: Konami

Año: 1986

La historia detrás de Vampire Killer es realmente curiosa: los jugadores avispados ya habrán notado que lo que tenemos entre manos es ni más ni menos que un juego de la legendaria saga Castlevania, no en vano se trata de la primera entrega que fue lanzada en Europa, poco antes del mítico Castlevania de NES. Pero aunque a primera vista ambos títulos parecen muy similares, Vampire Killer brilla por ofrecer un desarrollo en el que la exploración cobra especial importancia: para avanzar a través del castillo de Drácula es necesario obtener Skeleton Keys, llaves que en muchas ocasiones se ocultan en zonas que hemos visitado anteriormente. Además, podemos comprar útiles objetos, como escudos o botas que aumentan nuestra velocidad. ¿Os suena este planteamiento? ¡Pues claro, es un metroidvania! Así que tenéis ante vosotros la primera aventura de esta saga de caza-vampiros que ofreció este desarrollo (atribuido erróneamente a Castlevania II: Simon's Quest) y que más tarde popularizaría el magistral Symphony of the Night.

4. PENGUIN ADVENTURE

Compañía: Konami

Año: 1987

Penguin Adventure posee un buen número de bondades que lo convierten en uno de los mejores títulos de todo el catálogo de MSX: es una aventura de acción y carreras, con elementos RPG, jefes finales y mini-juegos, todo desde una perspectiva en tercera persona que le otorgaba un aspecto gráfico impresionante, de ahí que fuese una de las bestias técnicas de Konami en la época. Además, el nivel de diversión que ofrece es solo equiparable a la adorabilidad que desprenden sus protagonistas: ¡pingüinos! Pues la misión de Penta, el protagonista, es encontrar una Manzana Dorada, única cura para la terrible enfermedad que afecta a la Princesa Pingüino. Pero aun con todo esto, si por algo es recordado Penguin Adventure es por ser el primer título en el que trabajó el gran Hideo Kojima. Es más, el juego cuenta con dos finales: uno feliz y otro triste, idea que más tarde Kojima aprovecharía en el Metal Gear Solid de PlayStation.

5. SD SNATCHER

Compañía: Konami

Año: 1990

En más de una ocasión os hemos hablado de lo genial que es Snatcher, la aventura gráfica de estilo cyberpunk realizada por Hideo Kojima (no paraba, ¿eh?). Y aunque contó con una versión para MSX2 que preferimos obviar en favor de las muy superiores de Turbografx y Sega Mega-CD, nos quedamos con su fantástico spin-off, conocido como SD Snatcher. El juego cuenta la misma historia que la de sus hermanos mayores, pero con un acercamiento más propio de un RPG, con exploración y combates por turnos. Estos últimos utilizan un sistema similar al visto años más tarde en Fallout 3: podemos apuntar y disparar a distintas partes del cuerpo de nuestros enemigos. De esta forma, si alcanzamos las piernas de un robot reduciremos su agilidad, si destruimos su arma disminuiremos su poder de ataque, etc. Además, el aspecto gráfico también sufre un lavado de cara: todo los personajes cuenta con look super deformed: esto es, personajes desproporcionados con cuerpos pequeños y cabezas gigantes. A pesar de que solo se comercializó en japonés, existen por la red traducciones no oficiales realizadas por fans gracias a las cuales podemos enterarnos de la historia que esconde este maravilloso título.

6. NEMESIS 2

Compañía: Konami

Año: 1987

A pesar de que en Europa llevó el nombre Nemesis 2, nos encontramos ante la segunda entrega de una de las sagas de shoot 'em up por excelencia: Gradius. Aunque en realidad esta versión poco o nada tiene que ver con la que apareció en recreativas, lo cierto es que ambos son juegos muy recomendables. Al contrario que en otros títulos del género, Nemesis 2 pone énfasis en contar una historia, narrada a través de escenas que se suceden entre fase y fase. Vamos, que dota de sentido a todo el espectáculo láser que aparece en pantalla. El juego incluye, además, varias novedades como nuevos power-up que conceden mejoras temporales o la posibilidad de acceder a fases bonus después de acabar con los jefes finales de cada nivel. Una auténtica joya para amantes de la acción espacial, y como vais a comprobar, no fue la única en el catálogo de MSX.

7. GOLVELLIUS 2

Compañía: Compile

Año: 1987

Ya repasamos el fantástico Golvellius en Los 20 Mejores Juegos de Master System, y aunque lo que tenemos entre manos no deja de ser un remake más que una segunda parte, sigue siendo una aventura muy recomendable, en especial para los fans de The Legend of Zelda. Exploración, mazmorras, espadas, magia, princesas, demonios... Todo los elementos dignos de un buen ARPG están aquí, y algún que otro toque propio, como el cambo de melodía en función del arma que llevamos equipada, todo un puntazo. Y a día de hoy, seguimos esperando la continuación que prometía el final...

8. KNIGHTMARE

Compañía: Konami

Año: 1986

¿Qué sucede si cogemos un shoot 'em up de scrool vertical, le cambiamos la temática espacial por la fantasía heroica y la nave interestelar por un caballero armado con espada y escudo? El resultado es Knightmare. Con este curioso juego de palabras se presentó la primera aventura de Popolon, el caballero que más tarde protagonizaría el genial The Maze of Gallious. Pero en sus inicios Popolon no saltaba ni se desplazaba lateralmente, en su lugar lanzaba espadas como loco a toda critura infernal, demonio de las tinieblas o ser mitológico que se le pusiese por delante, y todo con tal de salvar a su querida Afrodita. Ay... ¡La de cosas que hacemos por amor!

9. ALESTE 2

Compañía: Compile

Año: 1989

¿Qué podemos decir de Aleste 2? Sin duda uno de los mejores matamarcianos de todo el catálogo de MSX, y eso que los shmup vivieron su particular edad de oro en la consola de Kazuhiko Nishi. Tres fueron los títulos de esta saga que aparecieron para la máquina, y aunque todos son muy recomendables, nos quedamos con esta segunda parte por presentar a la protagonista, Ellinor. Gráficamente es un espectáculo y la acción en todos y cada uno de los niveles es trepidante, gracias, en parte, a un sistema de power-ups que conceden invulnerabilidad temporal y a un completo sistema de armas que se adapta como un guante a las exigencias de cada jugador. Must have en toda regla.

10. F1 SPIRIT

Compañía: Konami

Año: 1987

Pero no todo eran disparos en lo más profundo del espacio en MSX, también hubo tiempo para calzarse el mono de piloto y ponernos a bordo de un Fórmula 1 en las trepidantes carreras que ofrecía F-1 Spirit. Desde una vista de pájaro competimos en seis modos de juego, que van desde el clásico rally hasta la reina de la fiesta, la Fórmula 1. A la hora de elegir vehículo tenemos un buen número de opciones, como seleccionar distintos tipos de motor, frenos y suspensión. Además, si nuestro coche resulta dañado o andamos cortos de combustible, debemos pasar por boxes... ¡Como en la vida real! El objetivo es ir acumulando puntos ganando carreras para finalmente colarnos en el podio del campeonato, tarea nada sencilla (sobre todo en los niveles más altos de dificultad), pero gratificante. ¿A quién no le gusta acabar en primer lugar y descorchar una botella de champán?

11. SPACE MANBOW

Compañía: Konami

Año: 1989

¿Otro shoot 'em up? Pues sí, en efecto, ¡y no es el último! La calidad que destilaban los juegos de este género en MSX es simplemente gloriosa, así que es imposible cansarse de vivir aventuras espaciales a bordo de naves de película. Space Manbow toma inspiración del famosísimo R-Type (la primera fase es calcada a la del mítico juego) y ofrece un carrusel de acción frenética, batallas trepidantes, gráficos soberbios y una banda sonora de lujo. Vamos, que lo tiene todo para mantenernos enganchados durante horas al teclado. Por desgracia, conseguir una copia original de este título puede salir hoy en día por un precio superior a los 100 euros, pero... Es uno de esos juegos que todo coleccionista que se precie debería guardar en su biblioteca.

12. YIE AR KUNG-FU

Compañía: Konami

Año: 1985

Hay quien dice que Yie Ar Kung-Fu fue el encargado de cimentar las bases de los juegos de lucha modernos, y aunque no todos lo consideran como tal, es innegable que el impacto que tuvo se afectó a obras posteriores (Street Fighter te miramos a ti). El título nos pone en la piel de Oolong (¡no confundir con el cerdo humanoide de Dragon Ball!) un joven muchacho que ansía convertirse en maestro de kung-fu, y para ello, deberá derrotar a todos los maestros en combates 1vs1. Mientras que Oolong solo hace uso de puñetazos y patadas, cada uno de nuestros enemigos se sirve de exóticos estilos de combate o armas muy afiladas. De ahí que para dominar el juego y alcanzar el grado de maestro, haya que dominar los 16 movimientos a nuestra disposición... ¡Con tan solo dos botones!

13. THE GOONIES

Compañía: Konami

Año: 1986

The Goonies fue una de las películas de aventuras infantiles más exitosas de los años 80, y como no podía ser de otra manera, tuvo un buen número de adaptaciones a formato videojuego. La versión de MSX nos ponía en el papel de Mikey (Sloth según el manual del juego) en un título con saltos y exploración a partes iguales, en el que debíamos rescatar a 7 Goonies para completar cada fase. Además, el juego contaba con ciertos elementos RPG: disponíamos de un medidor de experiencia que, una vez lleno, nos otorgaba un aumento de vitalidad. Y nos hizo falta, pues algunos de los jefes de final de nivel suponían un auténtico desafío. Puede que no viésemos al entrañable Sloth diciendo choooocooooolaaaaateeeeeee, pero The Goonies fue y sigue siendo una adaptación fantástica de la legendaria película y un juego de aventuras muy recomendable.

14. KING'S VALLEY II

Compañía: Konami

Año: 1988

Este juego con nombre de localización Faraónica nos proponía una serie de adictivos puzzles en el interior de enrevesadas pirámides, y cuenta en su haber con un buen número de curiosidades: la primera es que existen dos versiones, una para MSX y otra para MSX 2 que solo salió en Japón. Y precisamente en el País del Sol naciente, y con motivo del lanzamiento, se llevó a cabo un concurso en el que cada participante debía crear un nivel del juego. ¿El premio? Un cartucho de color dorado... Que no queremos ni imaginar que precios puede alcanzar hoy en día en la red. Además, varios juegos de la saga Castlevania, como Portrait of Ruin, han hecho uso de las pegadizas melodías de King's Valley II en su banda sonora. ¡No suena nada mal!

15. XAK: THE ART OF VISUAL STAGE

Compañía: Micro Cabin

Año: 1989

A pesar de que muchos juegos del catálogo de MSX incluían elementos RPG, hubo pocos juegos de rol propiamente dichos. Eso sí, los pocos que hubo merecen toda nuestra atención, y Xak: The Art of Visual Stage es uno de esos casos. Como todo buen RPG posee una historia apasionante (aunque, eso sí, en perfecto japonés) que nos invita a salvar el mundo de un mal que vuelve para destruirlo: Latok Kart, un joven con ganas de aventura, será el encargado, y para hacerlo deberá pelear contra innumerables demonios, subir de nivel, comprar nuevas armas, explorar mazmorras... La estructura del título es rol puro, con combates en tiempo real pero con mucho énfasis en las estadísticas, así que aparte de habilidad con la espada, habrá que dedicar tiempo a subir de nivel y conseguir oro. Para rizar el rizo, el juego cuenta con un apartado gráfico de aúpa, con diseños estilo manga, y una banda sonora que pone los pelos de punta.

16. YS II

Compañía: Falcom

Año: 1988

Seguimos con el género RPG, y en esta ocasión con un juego que es de sobra conocido por todos los fans del rol de acción: Ys II: Ancient Ys vanished, continuación directa del primer Ys. El juego recuerda en gran parte a la saga The Legend of Zelda, pero se diferencia por poseer un desarrollo más enfocado a la acción directa y sin tapujos, aunque eso no significa que no tengamos nuestra ración de puzzles de vez en cuando. El método de ataque no puede ser más sencillo: basta con lanzarnos contra los enemigos. Pero hay que tener siempre en cuenta nuestras estadísticas, nivel, equipo... Además en esta segunda entrega se introdujo el uso de hechizos mágicos. Es probablemente la mejor versión de todas cuantas aparecieron en microordenadores de 8 bits, aunque, por desgracia, no llegó a salir de Japón (y ya van...).

17. PARODIUS

Compañía: Konami

Año: 1988

Llegamos a uno de los casos más curiosos de la lista: ¿qué sucede cuando mezclamos un shoot 'em up con el humor japonés más irreverente? El resultado es Parodius, nombre formado por Parodia + Gradius. Y es que el título adapta la jugabilidad de la saga de matamarcianos pero le añade un toque de humor desternillante: en lugar de la típica nave espacial, podemos manejar a un simpático pulpo, un pingüino o ¡al mismísimo Popolon! A lo largo de los niveles, además de disparos, nos encontramos con grandes dosis de humor en forma de jefes tan alocados como una muñeca japonesa gigante o una nave espacial... ¡Que nos propone jugar a piedra-papel-tijera!

18. TREASURE OF UşAS

Compañía: Konami

Año: 1987

A primera vista, Treasure of Uşas parece la típica aventura de scroll horizontal con muchos saltos y algo de acción, pero en realidad, este clásico de Konami para MSX es mucho, mucho más. Con una estética que bebe directamente de las culturas hinduista y budista, el juego nos presenta un desarrollo estilo metroidvania que nos obliga a recorrernos los niveles de cabo a rabo en busca de objetos para derrotar a los jefes que bloquean el camino hasta la siguiente fase. Los dos protagonistas de la aventura, Wit y Cles, disponen de un sistema de emociones que afecta directamente a sus habilidades: tocando unas piedras que encontraremos repartidas por lo niveles podemos cambiar el estado de ánimo de los personajes entre feliz, enfadado, triste o neutral. Así, por ejemplo, cuando Cles está feliz puede caminar sobre el agua, mientras que Wit es capaz de ejecutar un doble salto. Eso sí, os avisamos de que el final del juego va a hacer que os sintáis muy mal SPOILER pues ambos personajes reúnen las cuatro partes de una antigua joya y la colocan en su pedestal en el templo de Uşas. Lo siguiente que vemos es el planeta tierra con un gigantesco hongo fruto de una explosión nuclear. Sin saberlo, ¡los héroes habían activado una bomba creada por una civilización extinta! FIN SPOILERS. Para que luego digan que los juegos de antes carecían de historias que ponen los pelos de punta...

19. SALAMANDER

Compañía: Konami

Año: 1987

Salamander es un spin off de la saga Gradius que nos deslumbró en máquinas recreativas allá por 1986, y la conversión a MSX, a pesar de que en esencia se trata del mismo juego, incluye un buen número de añadidos y mejoras que la hacen más que recomendable: para empezar, el juego cuenta con una introducción que nos presenta a todos los pilotos y nos pone en situación. Además, todos los niveles son más largos que en en su versión arcade, y existe la posibilidad de seleccionar qué fase realizamos a continuación. Pero lo mejor de todo es que, si jugando con un amigo obtenemos un power-up determinado, nuestras naves se fusionarán en una única fragata espacial con un poder de destrucción espectacular. Hablando de potencia de fuego...

20. METAL GEAR 2: SOLID SNAKE

Compañía: Konami

Año: 1990

Lo que empieza con Metal Gear... Termina con Metal Gear. La segunda parte de la saga de infiltración por excelencia es, probablemente, el mejor título de todo el catálogo de MSX y uno de los mejores juegos de la generación de los 8 bit. Metal Gear 2: Solid Snake ofrece las mismas premisas que su antecesor, pero elevadas al máximo exponente: el sigilo se mejoró con nuevas mecánicas, como la introducción del ruido como factor determinante a la hora de pasar desapercibidos, enemigos más inteligentes que nunca o la introducción de la mítica cuenta atrás que se activa cuando salta la alarma. Por su parte, la historia empezó a volverse compleja y adquirió un tono más serio, tratando temas como la naturaleza de la guerra y la proliferación de las armas nucleares. Y por supuesto, cuenta con unos valores de producción sencillamente excepcionales. Y no penséis que por ser un juego añejo no cuenta con momentos épicos dignos de Metal Gear: el combate contra Gray Fox en el campo de minas pasó a los anales de la historia, así como el enfrentamiento final contra Big Boss. Pero podríamos resumirlo todo en que sin este título, la saga Metal Gear Solid no sería hoy como la conocemos, o sería muy, muy distinta... ¿Quizás un juego de cocina protagonizado por el chef Kojima?


¡Y 20! Esos fueron los mejores juegos de MSX. ¿Creéis que nos hemos dejado alguno, o que no hemos demostrado suficiente amor por vuestro favorito? Pues contádnoslo en los comentarios. ¡Nos vemos la semana que viene en Los 20 mejores juegos!

Lecturas recomendadas