Reportaje

Los 20 mejores juegos de Neo Geo (AES)

Por Álvaro Alonso
-

Dicen que lo bueno sale caro, y a pesar de que no siempre es cierto, este bien podría ser el lema de la consola que hoy tenemos entre manos, aquella que llevó los salones recreativos hasta el calor de nuestros hogares sin perder ni un ápice de calidad por el camino. ¿Farsa? ¿Triquiñuela? ¿Brujería? Mejor aún... ¡Neo Geo! Bienvenidos al mundo del mañana: The Future is now.

ACTUALIZADO 14-1-2015: Añadimos un vídeo con los 20 mejores juegos de Neo-Geo, para que disfrutéis de un plumazo con los juegos que en su momento solo podíamos soñar... ¡Ah, los dorados años 90!

[brightcove:3986513831001]

ACTUALIZADO 14-1-2015: Añadimos un vídeo con los 20 mejores juegos de Neo-Geo, para que disfrutéis de un plumazo con los juegos que en su momento solo podíamos soñar... ¡Ah, los dorados años 90!

¡Una máquina recreativa en mi propia habitación! Todos lo hemos soñado alguna vez (en especial los más versados del lugar) y las compañías, ni cortas ni perezosas, siempre han querido sacar partido de este anhelo con adaptaciones en consolas de sobremesa de los títulos tragaperras que más éxito cosechaban. Por desgracia, es bien sabido que en la mayoría de casos estos ports no hacían justicia a la máquina original, llevando tanto a los usuarios como a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre a la búsqueda de un método para evitar la desaparición de los famosos cinco duros (sí, aquellos que tenían un agujero en el centro y venían que ni pintados para las cuerdas de las peonzas). A fin de cuentas, ¿quién podía permitirse una máquina recreativa? No solo por precio, sino también por el considerable tamaño que poseían, estas reliquias solo estaban al alcance de bares y salones especializados...

Hasta 1991.

Con Super Nintendo y Mega Drive apenas dando sus primeros coletazos, la compañía SNK lanzó al mercado Neo Geo, dos sistemas tan similares como diferentes: por un lado teníamos MVS (Multi Video System), una máquina recreativa de las de toda la vida pensada para el gran negocio, y por el otro AES (Advanced Entertainment System), videoconsola al uso y protagonista de este reportaje.

¡Y vaya una consola! Neo Geo, como se denominó comúnmente a AES, le daba mil vueltas en todos los sentidos a las máquinas de Nintendo y Sega. No en vano hablamos de unos supuestos 24 bits frente a los 16 de la competencia... Pero al final del día lo único que importaba era que Neo Geo poseía una arquitectura idéntica a la de su contrapartida en salones recreativos, lo que procuraba ports 'pixel-perfect': ese calificativo que las versiones del resto de compañías apenas llegaron a rozar.

Así que teníamos el sistema más potente del mercado, con adaptaciones exactas de títulos que causaban furor en los salones recreativos y encima con un tamaño apto para el hogar. ¡Todos nuestros problemas resueltos! ¡Al fin tendríamos un arcade en nuestras casas! Oh, hemos olvidado el tema del precio... Y es que si por algo es recordada Neo Geo, es por su precio: 69.900 de las antiguas pesetas (420,11 €) cantidad que hoy en día puede parecer incluso asequible, pero que por aquel entonces resultaba prohibitiva, sobre todo si la comparamos con las apenas 20.000 que costaban los sistemas de la competencia. Para ponerle la guinda al pastel, el juego más barato que se comercializó costaba nada menos que 24.000 pesetas (144,24 €), así que no es de extrañar que Neo Geo se convirtiese en una máquina de alto standing, una ambrosía al alcance de muy, muy pocos para la que algunos todavía siguen ahorrando.

Aun así, el paso del tiempo le ha otorgado el estatus de consola de culto, siendo una de las más añoradas por los jugadores de todo el mundo (¿quién no recuerda esta sintonía?). Y aunque muy pocos llegaron a echarle el guante, todos conocíamos al primo, del vecino, del hermano, de un amigo que la tenía y aseguraba que era alucinante. Y no mentían. Pero para alucinantes, estas 20 joyas que repasamos a continuación.


(Nota: hubo títulos que se desarrollaron únicamente para MVS, y aunque existen conversiones no oficiales en AES, no han sido incluidos por no ser un producto SNK puro y porque esta lista se centra únicamente en la consola de sobremesa).

1. Metal Slug/Metal Slug 2/Metal Slug X/Metal Slug 3

- Compañía: Nazca/SNK

- Año: 1996/1998/2000

Mezclamos en la coctelera disparos a raudales, máquinas de guerra y explosiones demoledoras, lo aderezamos con un poco de humor, y el resultado es la mejor saga de acción que parió Neo Geo: Metal Slug, los run and gun que justificaban por sí solos la compra de la máquina. Sí, son tan buenos: poseen uno de los apartados gráficos 2D más detallados de todos los tiempos, banda sonora épica a la par que memorable y un desarrollo fresco y directo al que da gusto volver después de más de 13 años. La primera parte nos ponía al frente de la guerra contra una parodia del ejército nazi, mientras que el final de Metal Slug X (revisión de Metal Slug 2), a parte de resultar sospechosamente familiar para todo aquel que haya visto Independence Day (toque humorístico incluido), marcaba el inicio del enfrentamiento contra los marcianos y la llegada de elementos sobrenaturales a la saga. Por aclamación popular, Metal Slug 3 suele ser el gran favorito merced a sus múltiples caminos, nuevas armas, vehículos, zombies e incluso sorpresas en la trama. Pero nosotros no hemos podido evitar quedarnos con todos, al fin y al cabo... ¡Heavy machine gun!

2. Samurai Shodown II

- Compañía: SNK

- Año: 1994

Neo Geo era el paraíso para los amantes de los juegos de lucha, no solo por la cantidad de títulos de este género que albergó el catálogo, sino también por su soberbia calidad. Buena prueba de ello es la saga Samurai Shodown, conocida a partes iguales por su elevada dificultad y por sus altos niveles de hemoglobina en pantalla (censurada fuera de Japón para nuestra desgracia). La franquicia puede presumir de tener uno de los planteles de personajes más carismáticos habidos y por haber, ya sean samuráis, ninjas o demonios grotescos, todos gozan de un diseño magnífico, con armas y habilidades muy diferenciadas, y ninguno deja esa sensación de relleno que poseen otros juegos del género. Si nos tenemos que quedar con una entrega, nos decantamos por Samurai Shodown II por ser el que más impacto causó gracias al refinamiento de su sistema de combate (con esas parrys que más tarde copiaría el mismísimo Street Fighter III), nuevos personajes y secretos por descubrir. Si sois fans de Rurouni Kenshin, este era vuestro juego.

3. The Last Blade 2

- Compañía: SNK

- Año: 1999

Siguiendo la estela de juegos de samuráis dejada por Samurai Shodown llegó The Last Blade, ofreciendo un enfoque similar pero poniendo especial énfasis en la trama, ubicada en el período Bakumatsu y con fuertes toques de mitología japonesa. Después de una primera parte brillante, The Last Blade 2 mejoró las pocas imperfecciones que poseía el título: todos los personajes fueron rediseñados para ofrecer un equilibrio perfecto, con puntos fuertes y débiles que había que dominar para obtener la ventaja en los vibrantes combates de katanas que proponía el juego. Así mismo, la historia se tornó más oscura, y escenas animadas de gran factura (y duración, algo insólito en un juego de este tipo) narraban las aventuras de cada espadachín en el Japón feudal. Y si nos tenemos que quedar con este o Samurai Shodown... ¡Nos quedamos con los dos!

4. Sengoku 3

- Compañía: Noise Factory

- Año: 2001

Seguimos con samuráis, pero cambiamos de género. Y con la cantidad de beat 'em up que plagaban los arcade (por obra y gracia de Capcom), resulta curioso que en Neo Geo se pudieran contar con los dedos de las manos. Pero ojo, porque lo que aquí tenemos es canela fina: los dos primeros Sengoku nos ponían en la piel de un ninja moderno (por extraño que pareca, el jugador 2 controla a un vaquero) que se enfrentaba a una hueste de demonios infernales con ganas de invadir el mundo. Sin embargo Sengoku 3, aunque comparte la premisa de los anteriores, se alejó del estilo visual y sistema de juego... ¡Y menuda decisión más acertada! En esta tercera entrega podemos elegir entre cinco personajes (más otros dos ocultos) todos versados en distintos tipos de artes ninja. Y aunque se trata de un 'yo contra el barrio', el control pasó a ser más propio de un juego de lucha, con secuencias de botones que desatan poderosísimos ataques especiales que se pueden encadenar hasta obtener combos con cifras de tres dígitos. Por algo se lo considera uno de los mejores beat 'em up de la historia.

5. Spinmaster

- Compañía: Data East

- Año: 1993

Ni espadas ni pistolas, el arma más efectiva para repartir estopa es... ¡el yoyó! O al menos eso deben pensar los protagonistas de Spinmaster, que armados con uno de estos juguetes infantiles, viajan por el mundo en busca de las partes de un mapa que muestra la localización de un antiguo tesoro. Por supuesto no serán los únicos que van tras la misteriosa reliquia, y para hacer frente a estos y otros múltiples peligros que les saldrán al paso, pueden utilizar power-ups que cambian el yoyó por armas tan alocadas como unos guantes de boxeo, bolas de fuego, shurikens, misiles o estacas de hielo (estas últimas las más efectivas, sin duda). Un título muy divertido y con buenas dosis de humor, que curiosamente cuenta con un error geográfico garrafal que hace palidecer a los ganados de Resident Evil 4: la primera fase tiene lugar en el aeropuerto de Madrid, España... ¡Situado en América!

6. Magician Lord

- Compañía: Alpha Denshi

- Año: 1990

Magician Lord fue uno de los títulos de lanzamiento de Neo Geo e incluso se llegó a comercializar junto a la consola, de ahí que muchos lo recuerden con gran cariño. Pero no solo por nostalgia está incluido en la lista: es uno de los plataformas más mágicos del sistema, literalmente: controlamos a Gandalf el Azul... Perdón, Elta el Azul, un mago con asombrosos poderes que, como no podía ser de otra forma, ha de salvar al reino. Pero la salsa del juego se encuentra en las múltiples formas que Elta puede adoptar y las habilidades que le confieren: desde un dragón hasta un ninja, pasando por Poseidón, el mismísimo rey de los mares, este mago tiene más trucos en el sombrero que David Copperfield. Y si os supo a poco, sabed que había planeada una secuela, e incluso se llegó a avanzar bastante en su desarrollo, con cambios que lo acercaban a títulos de la talla de Castlevania: Symphony of the Night. Pero por desgracia para todos, fue cancelado. ¡Oh, cruel destino! ¡Llévate a Harry Potter y devuélvenos a Elta!

7. Top Hunter: Roddy & Cathy

- Compañía: SNK

- Año: 1994

Cuando un título de Neo Geo superaba los 100 megabits de cartucho, era obsequiado con la etiqueta "100 Megashock". Para que os hagáis una idea, esto era dos veces el tamaño del juego más 'pesado' de todo el catálogo de Super Nintendo, casi nada, y como os estaréis imaginando, es el caso de Top Hunter. Y no es para menos, estos dos cazarrecompensas espaciales llegaron con ganas de quitarle el puesto a Boba Fett protagizando un título con momentos plataformeros, acción a lo beat 'em up y combinaciones de botones típicas de los juegos de lucha. ¿Bonita mezcla, eh? Pues además es sumamente rejugable, ya que dependiendo del orden en que afrontemos las fases (bosque, hielo, viento y fuego) estas varían su disposición, e incluye vehículos que se rumorea fueron la inspiración para los Slugs de cierta saga de tiros de la que ya hemos hablado.

8. Blue's Journey

- Compañía: Alpha denshi

- Año: 1990

Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que Blue's Journey es el mejor plataformas de todo el catálogo de Neo Geo. Después de todo, cualquier consola que se precie necesita su Mario, ¿no? Pero Blue, el héroe con traje de insecto que protagoniza este título, no se hace grande comiendo setas... Más bien todo lo contrario. Con solo pulsar un botón es capaz de encojer su tamaño para pasar por huecos de otra forma inaccesibles, ¡chúpate esa fontanero! Pero ojo porque en esta forma Blue es sumamente débil y no puede atacar a sus enemigos. Y como buen experto en hojas que es, se sirve del poder de la naturaleza para acabar con el malvado imperio que esta contaminado el planeta. Esto... ¿Greenpeace habrá tenido algo que ver con Blue's Journey?

9. Super Sidekicks

- Compañía: SNK

- Año: 1993

Abandonamos el ámbito de las plataformas para meternos de lleno en el mundo del deporte. El deporte rey en concreto, y es que todo aquel que haya jugado al título que nos ocupa puede decir aquello de "yo vi ganar a España el mundial mucho antes del año 2010", y todo gracias a Super Sidekicks. Pero olvidaos de Pro Evolution Soccer y FIFA, la simulación queda aquí relegada a un segundo plano para ofrecer una experiencia totalmente arcade y adictiva. Es más, ni siquiera hace falta ser un apasionado del fútbol para cogerle el gusto a Supersidekicks, tan solo hay que elegir un equipo de entre los 12 disponibles... ¡Y a jugar! Eso sí, para ganar los partidos hay que tener en cuenta dos cosas: los goles se marcan SIEMPRE de rebote y el árbitro está compra... Perdón, ciego. Y aquí volvemos a encontrarnos otro error garrafal con España como protagonista: la equipación de la selección mostrada en el juego es en realidad la de Portugal. Queda patente que los chicos de SNK no visitaban muy a menudo nuestro país...

10. Street Hoop

- Compañía: Data East

- Año: 1994

Y si Super Sidekicks era la experiencia futbolera más arcade, Street Hoop hacía lo propio con el baloncesto. Pero no el baloncesto de grandes estadios y equipos con jugadores famosos, no, aquí disfrutamos de su vertiente callejera en los clásicos partidos 3 contra 3. Podemos elegir entre 10 equipos (representaciones ficticias de varios países) cada cual con una distribución de puntos distinta en las cuatro estadísticas que ofrece el título: mate, triple, velocidad y defensa. Pero esto es lo de menos, pues los encuentros se convierten en una lucha encarnizada por alcanzar el Super Shot antes que el equipo rival. ¿Que qué es el Super Shot? Pues un mate imparable en el que el jugador anotador se eleva 20 metros sobre el suelo para encestar una pelota ardiente que destruye la canasta. Arcade, ¿recordáis? También hay cierta polémica debido a que el juego es prácticamente un calco del magnífico (y anterior) NBA Jam. Pero sea como sea, al menos aquí la selección española tiene los colores correctos...

11. Windjammers

- Compañía: Data East

- Año: 1994

En la mayoría de salones recreativos, las máquinas arcade no eran el único cebo con el que atraer al joven despreocupado que acababa de salir del colegio. El clásico futbolín siempre reunía a un buen número de ocupantes, y ya ni hablamos de la mesa de Air Hockey. Así que alguien en Data East debió pensar "si el Air Hockey triunfa... ¿Por qué no hacerlo videojuego?" Y el tipo no podía estar más en lo cierto: Windjammers se convirtió en un clásico instantáneo en el momento que pisó los salones, con un sistema de juego conocido por todos pero elevado a la máxima potencia. Seis participantes (una vez más, representados por países) se enfrentan en partidos dos contra dos para ver quien es capaz de anotar más puntos, que como ya habréis imaginado, se consiguen "colando" el disco en la zona del rival. El desarrollo es frenético, llegando a alcanzar velocidades difíciles de seguir con la vista, sobre todo cuando ejecutamos los disparos de poder que posee cada personaje. Y os proponemos una pregunta: ¿en qué videojuego clásico está claramente inspirado Windjammers?

12. Neo Turf Masters

- Compañía: Nazca

- Año: 1996

Terminamos los deportes con un título ciertamente atípico: el golf nunca ha poseído un gran número de seguidores en lo que a formato videojuego se refiere (el minijuego de GTA V no cuenta) de ahí que Neo Turf Masters sorprendiera a propios y extraños: ¡era un auténtico gustazo! La "culpa" volvió a recaer una vez más en alejarse del realismo para ofrecer un sistema ágil y sencillo, en el que con tan solo dos pulsaciones cualquiera puede obtener un hoyo en uno. Por supuesto la dificultad va aumentando a medida que superamos niveles, y elementos como la velocidad y dirección del viento juegan un papel fundamental a la hora de efectuar nuestros golpes. Después de todo es golf, y no vale con golpear la bola sin ton ni son. Por cierto, ¿os habéis fijado en quienes fueron los desarrolladores de Neo Turf Masters? ¡Pues los padres del primer Metal Slug! Ahora todo encaja...

13. Blazing Star

- Compañía: Yumekobo

- Año: 1998

Estaba tardando en dejarse caer por la lista un shoot 'em up, pero ya sabéis lo que dicen: lo bueno se hace esperar. ¡Y tanto! Blazing Star es una maravilla a la altura de los más grandes del género, con claras influencias de la saga R-Type. Pero Blazing Star consigue destacar gracias a un apartado técnico de infarto, que hace uso de sprites pre-renderizados para dejarnos con la boca abierta desde la primera fase. La banda sonora no se queda atrás, con melodías veloces que acompañan a la perfección el desarrollo frenético del título, y si a esto le añadimos las seis naves disponibles para pilotar o las escenas estilo anime que narran la historia, apaga y vámonos. Como curiosidad, la frase que acompaña a la pantalla de Game Over del título "You fail it! Your skill is not enough, see you next time, bye-bye!" es el origen de la conocidísima expresión internauta FAIL. Pero no os confundáis, ¡Blazing Star de fail no tiene nada!

14. Aero Fighters 2

- Compañía: Video System

- Año: 1994

¿Qué tienen en común un androide, un pirata, un ninja, una actriz, un delfín, una rockera y un bebé? ¡Pues que todos son expertos pilotos de cazas del ejército! Mientras que el primer Aero Fighters se tomaba las cosas más en serio, esta segunda parte se fue por otros derroteros sin sacrificar calidad y diversión por el camino. De hecho, mejora prácticamente en todo al original, mostrando más enemigos en pantalla, así como nuevos power-ups y efectos de escalado, todo ello sin sufrir ralentizaciones en ningún momento. La acción y el dinamismo son constantes a lo largo de los 10 niveles que posee el título, ambientados en ciudades como Nueva York, Japón o Australia. Pero los enemigos siguen la estela humorística de los protagonistas, así que no os asustéis cuando entréis en combate contra un ojo gigante o un pez de dibujos animados. Avisados estáis.

15. NAM-1975

- Compañía: SNK

- Año: 1990

Ante todos ustedes... ¡El primer título de Neo Geo! Sí amigos, NAM-1975 tuvo el honor de ser el primer juego que se comercializó tanto para AES como para MVS, y fue sin lugar a dudas lo que se dice empezar con buen pie. No en vano, el título está claramente inspirado en el clásico Cabal, juego de recreativa que triunfó allá por el año 88. Como su nombre indica, NAM-1975 se nutre de uno de los conflictos estadounidenses más famosos de la historia, la Guerra de Vietnam, para ofrecer un juego de acción cargado de referencias a clásicos del cine como Apocalypse Now o La Chaqueta Metálica. Pero va más allá y ofrece una historia totalmente nueva en la que el objetivo es rescatar a un importante científico militar y su hija... Pero al final descubriremos que no todo es lo que parece. Suerte que nuestro soldado va equipado con todo un arsenal de ametralladoras, lanzallamas y por supuesto, granadas de todas las formas y colores. Qué delicia oler napalm por la mañana.

16. Shock Troopers: 2nd Squad

- Compañía: Saurus

- Año: 1999

El primer Shock Troopers fue un título sobresaliente que, por desgracia, solo conoció lanzamiento en MVS. Por suerte la segunda parte también llegó a nuestras flamantes Neo Geo dispuesta a demostrar que era tan a tener en cuenta como su predecesor, y no se equivocaba, pues podríamos considerar a este 2nd Squad como una suerte de Metal Slug que cambiaba la perspectiva en dos dimensiones por una vista isométrica y gráficos pre-renderizados. En cuanto al desarrollo ya os podéis hacer una idea: disparos. Jefes finales. Power-ups. Más disparos. Boom. Pero gozando de un nuevo nivel de inmersión gracias a las 8 direcciones que posee el joystick del arcade stick de Neo Geo. El juego también vio su aspecto gráfico modificado, acercándose en esta segunda parte a un estilo similar al de los dibujos animados, y aunque hubo a quien no le agradó demasiado este cambio, a nosotros nos pareció que le quedaba que ni pintado.

17. Fatal Fury Special

- Compañía: SNK

- Año: 1993

Con Fatal Fury, SNK comenzó una larguísima trayectoria en el mundo de los juegos de lucha que nos ha dejado con algunas de las obras más importantes del género. No en vano, tras esta primera entrega se encuentran dos de las mentes que dieron vida a la saga Street Fighter: Takashi Nishiyama y Hiroshi Matsumoto. Vamos, que si había alguien capaz de desarrollar un nuevo juego de lucha, eran ellos. Pero Fatal Fury dista mucho de las legendarias aventuras de Ryu, Chun-Li y compañía. Para empezar, el personaje protagonista, Terry Bogard, lejos de ser un experto guerrero versado en diferentes disciplinas, es un muchacho americano con aire chulesco que decide participar en el torneo The King of Fighters (¿de qué nos suena ese nombre?) para acabar con Geese Howard, el líder mafioso que asesinó a su padre. Así da comienzo la historia de esta saga que se desarrolló a lo largo de un buen número de entregas, siendo Fatal Fury Special una de las más recomendables gracias a que refinó todo lo que ofrecía Fatal Fury 2 e introdujo nuevos personajes, entre ellos un tal Ryo Sakazaki del que vamos a hablar a continuación...

18. Art of Fighting 2

- Compañía: SNK

- Año: 1994

Tras el éxito de Fatal Fury, SNK quiso aprovechar el tirón y desarrolló una nueva franquicia de lucha que servía de precuela para la historia de Terry Bogard. Aquí el protagonista es Ryo Sakazaki, un maestro de artes marciales que pelea utilizando un estilo creado por su familia. En este caso el personaje posee un diseño mucho más convencional, compartiendo no pocas similitudes con Ken Masters, de la saga Street Fighter. En cuanto al estilo de juego, la saga es famosa por introducir en el género la 'barra de espíritu', un medidor de energía que se va llenando a medida que golpeamos y somos golpeados, y que permite desencadenar poderosos ataques especiales cuando alcanza el máximo. Una característica que revolucionó el género hasta el punto de que hoy en día es difícil no encontrarla en un título de lucha. La segunda entrega mejoró todo lo vista en la primera, en especial el plantel de personajes, y además cuenta la historia de como Geese Howard, el antagonista de la saga Fatal Fury, pasó de policía corrupto a señor del hampa. ¡Imprescindible si queremos enterarnos de la historia al completo!

19. The King of Fighters '98

- Compañía: SNK

- Año: 1998

Tras dos juegos soberbios, en SNK tuvieron una maravillosa idea: juntar a los personajes de ambas sagas e introducir nuevas caras para crear un juego totalmente original. El resultado fue The King of Fighters, probablemente la franquicia de lucha más popular de entre todas cuantas parió la compañía, hasta el punto de que las siguientes entregas fueron anuales y numeradas en correspondencia al año en que vieron la luz, empezando con KOF '94 y terminando (de momento) con KOF XIII. Al igual que en los anteriores, el primer juego nos presenta a un nuevo protagonista: Kyo Kusanagi, un joven japonés heredero de un legendario clan que posee poderes piroquinéticos. Kyo no tardó en convertirse en un favorito de los fans, gracias a su diseño y particular estilo de lucha, hasta el punto de ser el personaje más emblemático de la saga. Vamos, que es lo que Ryu a Street Fighter. Si tenemos que elegir, nos quedamos con la edición del año 98 por ser el primer Dream Match: un título en el que se abandona por completo la trama en pos de ofrecer un plantel con todos los luchadores que habían aparecido hasta el momento en la saga (personajes que murieron en anteriores entregas incluidos). Esto da como resultado un juego completísimo con un sistema de lucha ágil, sencillo y muy flexible. Un absoluto imprescindible de la consola.


20. Garou: Mark of the Wolves

- Compañía: SNK

- Año: 2000

Tras años y años trabajando en Fatal Fury, Art of Fighting y The King of Fighters, SNK había adquirido los conocimientos y la experiencia necesarios para desarrollar el juego de lucha definitivo. Y el culmen llegó con Garou: Mark of the Wolves, última entrega de la saga Fatal Fury y mejor título de todo el catálogo de Neo Geo, casi por unanimidad. El cambio de nombre vino a representar las múltiples innovaciones que este título introdujo: la historia se sitúa 10 años después de los sucesos que acaecieron al final de Real Bout Fatal Fury, con un Terrry Bogard sacando su lado más paternal al hacerse cargo de Rock Howard, hijo de Geese Howard y protagonista de Garou. Pero Rock no es el único personaje que debuta en el torneo: salvo Terry, todos son totalmente nuevos, aunque la mayoría guardan relación con luchadores de anteriores entregas, y son alabados por poseer un equilibrio prácticamente perfecto: no existe un luchador superior al resto. El juego exprime al máximo la potencia de Neo Geo y os podemos asegurar que no veréis ningún título que aproveche mejor las características técnicas de la máquina. ¡Y qué decir de su sistema de combate! Apto para todos los dedos y al mismo tiempo sumamente técnico, gracias en parte a la introducción del sistema T. O. P., una maravilla que nos permite elegir en qué momento nuestro personaje obtiene un extra de ataque y la capacidad de efectuar ataques devastadores. Con decir que ha sido equiparado en muchas ocasiones con el mismísimo Street Fighter III, os podéis hacer una idea. Lo dicho, una maravilla que nadie debería perderse... A menos que no os gusten las obras maestras de los juegos de lucha, en cuyo caso podéis iros a jugar a Catfight, por ejemplo.

¡Y hasta aquí este repaso a los mejores juegos de una de las mejores (y más caras) consolas de la historia! No están todos lo que son, pero sí son todos los que están, así que contadnos ¿cuáles echáis en falta o cuáles recordáis con especial cariño? La semana que viene más, como siempre aquí, en el especial Los 20 mejores juegos. Y si este reportaje ha despertado vuestra vena "recreativa"... ¿Por qué no echarle un vistazo a Nuestras recreativas favoritas?

Lecturas recomendadas