Reportaje

Los 20 mejores juegos de Sega Saturn

Por Álvaro Alonso
-

Sega Saturn fue una máquina incomprendida, cuyo excepcional manejo de las dos dimensiones fue menospreciado en la época en que los polígonos empezaban a ser los reyes del mambo. Bienvenidos al espacio, bienvenidos al sexto planeta del sistema solar, bienvenidos... ¡A los 20 mejores juegos de Sega Saturn!

ACTUALIZADO (27/11/2014): Para celebrar el 20º aniversario de la consola de Sega, os mostramos un vídeo recopilatorio con sus 20 mejores títulos. Dadle al play y volved a los "buenos viejos tiempos".

[brightcove:3910652041001] 

ACTUALIZADO (27/11/2014): Para celebrar el 20º aniversario de la consola de Sega, os mostramos un vídeo recopilatorio con sus 20 mejores títulos. Dadle al play y volved a los "buenos viejos tiempos".

 

La guerra fue cruenta, y tan intensa que dividió al planeta en dos bandos. Tras largos años de conflicto en las calles, hogares y patios de recreo, el final de la lucha comenzó a vislumbrarse en el horizonte. Una espesa capa de humo, que impedía la visión, cubría el campo de batalla. Pero poco a poco fue despejándose y reveló un único y claro vencedor: Super Nintendo se coronó como la consola más vendida de la era de los 16 bits, ganándole la partida a Sega y a su no menos poderosa Mega Drive.

Pero el fin de la guerra traía consigo una nueva esperanza: la quinta generación acababa de nacer, y con ella la oportunidad de la compañía nipona para recuperar el terreno perdido. Aunque fueron necesarios dos experimentos fallidos, Mega-CD y 32X, para que la empresa se decidiese a dar el salto a los 32 bits (con las consiguientes pérdidas millonarias y, más importante aún, pérdida de confianza de los usuarios). Un salto de tal magnitud, que en 1995 la Tierra colisionó con el sexto planeta del Sistema Solar: Sega Saturn acababa de nacer.

Y cuentan las malas lenguas que su nacimiento no estuvo exento de problemas: tras conocerse la maquinaria que Sony preparaba para entrar en combate, Sega 'supuestamente' aumentó el número de procesadores que Saturn poseía a dos. Decisión que sin duda lamentarían, puesto esto, unido a que la consola trabajaba con cuadriláteros (siendo el estándar triángulos) la convirtió en la peor pesadilla de los programadores, muy similar a lo sucedido en la pasada generación con PlayStation 3.

Esto perjudicó gravemente la imagen pública del sistema, hasta el punto de que existía la errónea creencia de que no era capaz de mover entornos tridimensionales. Pero nada más lejos de la realidad: Saturn era capaz de eso y mucho más, aunque su principal virtud residía en un manejo excepcional de las dos dimensiones que ya quisieran muchas consolas de generaciones posteriores. Es más, cuenta con ports de recreativa que se ganaron el calificativo de pixel-perfect: recreaciones exactas del juego arcade original.

Pero decir que Saturn solo vivió de las dos dimensiones sería un terrible engaño: demostró ser capaz de auténticas virguerías gráficas, aunque, por desgracia, solo en las manos de ciertos estudios elegidos capaces de lidiar con su complicada arquitectura. Para muestra un botón: Shenmue, el primer juego de la aclamada ¿trilogía? ideada por el genio Yu Suzuki, fue un título originario de Sega Saturn. En este vídeo podéis apreciar la espectacular pinta que lucía (ojo a las animaciones faciales):

Es encomiable la calidad que llegaron a conseguir, más propia de la era de los 128 bits. Aunque todos sabemos que al final, las aventuras de Ryo Hazuki se trasladaron a Dreamcast, sucesora de Saturn y última videonconsola doméstica que parió la compañía del erizo azul... Pero esa es una historia para otro día.

Y a pesar de todo, Saturn no consiguió vender lo esperado, con los territorios norteamericano y europeo dominados por la fiebre PlayStation y, en menor medida, por Nintendo 64. Ni el mismísimo Segata Sanshiro, el héroe de Sega, fue capaz de evitar pérdidas de casi 268 millones de dolares para la compañía. Por suerte, para el recuerdo han quedado 20 juegos que calaron hondo en nuestros corazones y que aún hoy, nos hacen exclamar con orgullo: ¡viva Sega Saturn y la madre que la parió!

1. Panzer Dragoon y Panzer Dragoon II Zwei

- Compañía: Team Andromeda

- Año: 1995 y 1996

Abrimos con la saga más recordada por los usuarios de Saturn: Panzer Dragoon. La primera entrega fue uno de los juegos de lanzamiento de la consola, de ahí que para todos la toma de contacto inicial con la máquina fuese inolvidable: ¡estábamos volando a toda velocidad a lomos de un maldito dragón! Pero fue Panzer Dragon II Zwei, segunda entrega y precuela argumental, la que consiguió elevarse al estrellato: el apartado gráfico mejoró notablemente, con unos efectos de iluminación realmente espectaculares. Además en esta ocasión no solo nos limitábamos a volar en una dirección, sino que en determinados niveles podíamos elegir la ruta a seguir y nuestro dragón era capaz de descender de los cielos para emprender carreras por tierra. Por si esto fuera poco, dependiendo del rendimiento en las fases la criatura mutaba, adquiriendo nuevo aspecto y habilidades. Tras la entrega de Xbox la saga cayó en el olvido, pero por suerte su creador ha hecho de Khaleesi y les ha devuelto la vida a los dragones con el prometedor Crimson Dragon, sucesor espiritual y título exclusivo de Xbox One.

2. Virtua Fighter 2

- Compañía: Sega AM2

- Año: 1996

La salida de Virtua Fighter 2 en máquinas recreativas marcó un hito. Yu Suzuki, el genio detrás de la saga, volvió a dejarnos boquiabiertos con un título dispuesto a revolucionar todo lo visto hasta entonces. Y vaya si lo consiguió: supuso para los juegos de lucha en 3D lo que Street Fighter II para los 2D, así que os podéis imaginar la clase de material que tenemos entre manos. Poseía un apartado gráfico de escándalo, incomparable a nada que se hubiese visto hasta el momento, con animaciones tan conseguidas (gracias a la captura de movimientos) que poco faltaba para que los puñetazos y las patadas saliesen de la pantalla. A esto se le unía una tasa de refresco de 60 FPS, que hacía que la acción gozase de una suavidad sin igual. La versión de Saturn, a pesar de no ser tan espectacular como la de arcade, era un auténtico prodigio (sobre todo si tenemos en cuenta la complejidad de la máquina) y se convirtió en el juego más vendido del sistema. Uno de los mejores juegos de la historia, y punto.

3. NiGHTS into Dreams...

- Compañía: Sonic Team

- Año: 1996

Por incomprensible que parezca, no hubo ni un solo juego de Sonic en todo el catálogo de Sega Saturn que capturase la esencia de los maravillosos títulos de Mega Drive. Por suerte, y gracias al buen hacer del mismo Sonic Team, disfrutamos de NiGHTS into Dreams... una aventura que huele a erizo por todas partes. Se trata de un juego de plataformas ambientado en mundos de ensueño en el que controlamos al andrógino Nights, una entidad onírica con aspecto de bufón que posee la capacidad de volar. Gracias a esta habilidad se combinan de forma magistral el desplazamiento clásico de los plataformas en dos dimensiones con entornos en 3D, una auténtica gozada vaya. Se lanzó una secuela para Wii, titulada NiGHTS: Journey of Dreams que pasó por el mercado sin pena ni gloria. Y como curiosidad, hubo una versión con tan solo dos niveles y temática navideña que obtuvo gran popularidad gracias a que la regalaban con las revistas de videojuegos de la época, ¡qué tiempos aquellos!

4. Sega Rally Championship

- Compañía: Sega AM3

- Año: 1996

Considerado por muchos como el mejor juego de conducción de la historia (con permiso de Gran Turismo), lo que es indudable es que Sega Rally Championship es uno de los arcade de carreras más endiabladamente divertidos que han pisado consola alguna. A nuestra disposición tenemos un Toyota Celica, un Lancia Delta y un Lancia Stratos con los que competir en tres niveles diferentes representados como desierto, bosque y montaña, cada uno con características propias de la zona que nos pondrán en más de un aprieto, como irregularidades en el terreno que harán que nuestro vehículo salga por los aires o charcos de barro que haremos bien en evitar si no queremos derrapar sin control. Pero si por algo es realmente notorio Sega Rally Championship, es por tener la pantalla de fin del juego más motivante de la historia. ¡Game Over yeeeeeeeeeeeeah!

5. Guardian Heroes

- Compañía: Treasure

- Año: 1996

Tras vivir su propia edad de oro en arcade y consolas de sobremesa de 16 bits, los beat 'em up (yo-contra-el-barrio) entraron en un periodo de escasez, tanto cualitativa como cuantitativa, que dura hasta nuestros días. Pero antes de que comenzase el declive, Saturn recibió uno de los grandes del género, un juego cuya diversión es equiparable al dolor de nuestros pulgares tras una sesión, y que rezuma sabor a clásico por los cuatro costados. Hablamos como no podía ser de otra manera de Guardian Heroes, el mítico título desarrollado por Treasure (los mismos que nos regalaron Gunstar Heroes en Mega Drive) que muy en la línea de los Dungeons & Dragons de máquinas recreativas nos ofrecía múltiples caminos que desembocaban en cambios drásticos dentro de la historia, elementos RPG, cinco personajes entre los que elegir muy distintos entre sí y una colección de combos y magias más propia de un juego de lucha. A todo esto hay que unirle un apartado gráfico espectacular, que aprovechando el buen hacer de Saturn con los sprites, plantaba en pantalla hordas de enemigos sin despeinarse. El juego contó también con una secuela en Game Boy Advance que pasó bastante desapercibida, y una versión remasterizada en HD exclusiva de XBLA.

6. Deep Fear

- Compañía: ISCO

- Año: 1998

Resident Evil se coronó como el rey del terror en PlayStation, y a pesar de que también contó con una versión más que digna para Saturn, al final de la vida de la consola llegó un juego dispuesto a hacerle sombra. Y cuando decimos "final" es literalmente, pues Deep Fear fue el último título que se comercializó para el sistema en toda Europa. Se trata de un survival horror que toma sus influencias claramente de la saga ideada por Shinji Mikami, pero que añade un buen número de elementos que lo hacen único: para empezar el juego tiene lugar en una estación subacuática; esto hace que en ocasiones el suministro de oxígeno sea limitado, ofreciendo momentos realmente tensos en los que nos enfrentamos al mismo tiempo a monstruos grotescos y al cronómetro. Por otro lado, el control es bastante asequible y permite disparar al mismo tiempo que movemos a nuestro personaje (¡chupate esa Resident Evil!). A pesar de que no se realizó una secuela, se lanzó en PlayStation 2 un juego de terror llamado Cold Fear, que aparte del nombre, compartía con este la ambientación acuática. Y es que ya sabéis lo que dicen: en el océano nadie puede oír tus gritos...

7. Shining Force III

- Compañía: Camelot Software Planning

- Año: 1998

El caso del tercer capítulo de la saga Shining es bastante peculiar: el juego lo componen tres volúmenes, denominados Scenario 1, 2 y 3 respectivamente, pero por desgracia nosotros solo llegamos a ver el primero, siendo el resto exclusivos del país del Sol Naciente. Así, nos quedamos sin conocer el auténtico final de la historia de Synbios y compañía. ¡Pero que eso no os eche para atrás! Se trata de un título magnífico que adapta a la perfección las famosas escaramuzas de las entregas de Mega Drive a las tres dimensiones. De esta forma, nos encontramos con un sistema de juego similar al visto en la saga Fire Emblem, con combates por turnos en los que prima la estrategia y el rol táctico. Mención especial a la banda sonora orquestada por Motoi Sakuraba, compositor de grandes franquicias de JRPG como Valkyrie Profile o Golden Sun, entre otros.

8. Sonic R

- Compañía: Traveller's Tales

- Año: 1997

De la mano de Traveller's Tales, famosos en la actualidad por ser los encargados de adaptar el universo Lego a formato videojuego, llegó a Saturn el que probablemente es el único título en todo el catálogo que hace honor a la reputación del erizo azul. Y es que esto fue lo más cerca que estuvimos de un juego de Sonic en tres dimensiones en los 32 bits, algo que los fans esperaban como agua de mayo y jamás recibieron. Aquí los personajes más conocidos de la saga compiten por el primer puesto en carreras a lo Mario Kart, con la diferencia de que se pone énfasis en los saltos y en la recolección de anillos. Por cierto, existe un creepypasta (historias de terror que tienen su origen en la red) bastante popular en relación a uno de los personajes desbloqueables del juego, Tails Doll, del que hemos preferido no hablar para no herir la sensibilidad y porque trae mal fario. Pero si se os ocurre buscar información al respecto os recomendamos que lo hagáis con las luces encendidas y las puertas cerradas, por si las moscas.

9. Dragon Force

- Compañía: J-Force

- Año: 1997

Hace un momento alabábamos la capacidad de Saturn para mostrar gran cantidad de píxeles al mismo tiempo, y si hay un título que refleje de manera excepcional esa cualidad, ese es Dragon Force: hasta 200 sprites se dan cita en pantalla, junto a explosiones y hechizos, sin que la máquina muestre síntoma alguno de ralentización, toda una proeza. Y es que este juego con nombre de grupo heavy metal es un SRPG (Strategy Role Playing Game), en el que a diferencia de Shining Force y Fire Emblem, la estrategia adquiere un mayor peso. En el papel de uno de los ocho líderes del continente, cada uno con motivaciones argumentales muy distintas, comandamos ejércitos multitudinarios en batallas a gran escala seleccionando formaciones, comandos y equipo para nuestras unidades, así como defendiendo nuestro territorio para que no caiga en manos enemigas. Y cuando las cosas se tuercen podemos recurrir a las habilidades especiales de nuestro general, ¡pero ojo! El enemigo también puede hacer uso de estos ataques mágicos capaces de darle la vuelta al combate. Una joyita que por desgracia con el paso del tiempo ha caído en el olvido, pero que sin duda todo aquel que lo jugó recuerda con cariño.

10. Daytona USA: Championship Circuit Edition

- Compañía: Sega AM3

- Año: 1996

Daytona USA no se estrenó con buen pie en Sega Saturn: el port de arcade corría a unos lastimeros 20 FPS y era víctima de un acentuado efecto popup que nos obligaba a estar más pendientes de los árboles que se materializaban por arte de magia que del propio circuito. Por suerte, y por obra de los mismos encargados de la versión para Saturn de Sega Rally Championship, un año más tarde llegó a las tiendas esta Championship Circuit Edition, que mejoraba sustancialmente la tasa de refresco, eliminaba casi al completo el popup (¡adiós a los árboles en nuestras narices!) e incluía un buen número de añadidos, como una selección de vehículos más variada, dos nuevos circuitos y modo para dos jugadores. ¡Si hasta se deshizo de las incómodas bandas negras que tristemente caracterizan a los juegos lanzados en territorio PAL! Vamos, que fácilmente podrían haberlo llamado Daytona USA: Definitive Edition. (Sí Tomb Raider, te miro a ti).

11. Burning Rangers

- Compañía: Sonic Team

- Año: 1998

Después de sorprendernos con el maravilloso NiGHTS, el Sonic Team se enfrascó en la creación de un juego que se alejara de todo lo que habían hecho hasta entonces. Ni erizos veloces, ni bufones voladores, esta vez le llegó el turno a... Bomberos futuristas. Está claro que a estos chicos no les gustaba encasillarse. Pero en Burning Rangers, lo que a priori puede parecer un planteamiento extraño se acaba convirtiendo en una de las experiencias más adictivas de toda la consola: a lo largo de cuatro niveles cargados de acción debemos extinguir fuegos y salvar civiles en apuros, utilizando un equipo futurista que incluye un jetpack para alcanzar zonas fuera de alcance y un utilísimo sistema de navegación por voz que nos ayudará a desplazarnos por los los intrincados laberintos candentes. Además, una vez terminada la campaña principal accedemos a un modo en el que los escenarios se generan aleatoriamente, haciendo que cada partida sea distinta a la anterior. Todo esto se completa con uno de los apartados gráficos más vistosos de todo el catálogo y una banda sonora con temas rockeros perfectos para extinguir llamas. Uno de los cantos de cisne de la consola, al que aparecer en sus últimos momentos de vida perjudicó enormemente.

12. Radiant Silvergun

- Compañía: Treasure

- Año: 1998

De la mano de los grandiosos Treasure llegó de forma exclusiva a las Saturn japonesas Radiant Silvergun, port de la versión para máquinas recreativas que incluía escenas anime de gran calidad. ¡Y vaya juegazo nos perdimos señores! Se trata de un shoot 'em up que a día de hoy ostenta el estatus de obra de culto debido a su dificultad desesperante (a su lado Dark Souls es un juego de niños) y original mecánica, muy distinta a lo que nos tenía acostumbrados el género. Por ejemplo, olvidaos de tener que recoger power ups para mejorar las armas de la nave: aquí tenemos acceso durante todo el transcurso del juego a siete tipos de disparo diferentes, que podemos ir mejorando a medida que progresamos en los niveles. Además, cada arma está diseñada para ser esencial en un tipo de situación, así que conocerlas todas y dominarlas forma parte del desafío, otorgándole cierto toque estratégico a los combates. En 2011 se lanzó una reedición HD a través de XBLA, así que por fin pudimos disfrutar de esta fantástica joya. Además, Radiant Silvergun contó con una secuela espiritual para Dreamcast llamada Ikaruga que aumentó todavía más el nivel de dificultad. Como si no hubiéramos tenido suficiente...

13. Marvel Super Heroes vs. Street Fighter

- Compañía: Capcom

- Año: 1998

Siguiendo la estela del magnífico X-men: Children of the Atom, que enfrentaba a los mutantes más famosos de la Casa de las Ideas, llegó al mercado el precursor del primer Marvel vs. Capcom. Spider-Man, Ryu, el Capitán América, Chun-Li... Todos están aquí dispuestos a alzarse con la victoria a golpe de telaraña y hadouken. Y aunque nosotros lo conocimos a través de una versión para PlayStation, esta no le anda a la zaga a la de Saturn, exclusiva de territorio nipón (¡maldita sea!), que explotaba las capacidades técnicas de la máquina. Haciendo uso de la ranura para cartuchos que permitía expandir la memoria RAM hasta 4MB, nos encontramos ante una conversión de la máquina arcade sencillamente perfecta, que mantiene los combates por equipos (excluidos en PSX) y todos sus píxeles intactos. Una prueba más del excepcional potencial de Saturn para realizar conversiones de recreativa.

14. Duke Nukem 3D

- Compañía: Lobotomy Software

- Año: 1997

La Tierra, en algún momento del siglo XXI. Una raza de alienígeneas ha invadido el planeta y amenaza con acabar con todos sus habitantes. En la hora más oscura, la salvación llega de la mano del héroe más inesperado: Duke Nukem, EL MACHO, se ajusta sus botas dispuesto a aplastar craneos alienígenas. Esa es la premisa del gran Duke Nukem 3D, uno de los shooters que, junto a Wolfenstein y Doom, fue causante del auge del género en los 90. Pero Duke Nukem tiene algo que no tienen los demás, ya sea por el carisma de su protagonista, su humor negro o sus múltiples referencias a películas de culto, el juego se ganó un hueco dentro de la industria como uno de los mejores de la historia... Y como uno de los más controvertidos, debido a sus múltiples escenas subiditas de tono (como olvidar esos clubs de striptease en los que era posible dejarse el jornal en actividades lujuriosas). Después de semejante obra de arte, es comprensible que los fans aguardasen con ansias Duke Nukem Forever, la continuación que, haciendo honor a su nombre, se hizo de rogar la friolera de 15 años. Hoy día, todavía se juegan partidas multijugador a la versión de Saturn mediante el módem que se lanzó para la consola fuera de Europa.

15. Virtua Cop y Virtua Cop 2

- Compañía: Sega AM2

- Año: 1994 y 1996

El primer Virtua Cop supusó una revolución y aún hoy es considerado una enorme influencia dentro de la industria. No en vano, hablamos del título que sentó las bases de shooters sobre raíles con pistola como Time Crisis, The House of the Dead y los spin off de la saga Resident Evil, casi nada. Al poco de salir la versión arcade los salones recreativos echaban humo, y es que en aquella época no había mejor sensación que la de sujetar una pistola (de luz) con nuestras propias manos para liquidar enemigos. La conversión de Saturn capturaba a la perfección la esencia de la máquina y la secuela, Virtua Cop 2, mejoraba el apartado gráfico, aumentaba la velocidad de juego, haciéndolo más frenético e intenso si cabe, y presentaba en pantalla una mayor variedad de enemigos. Sobra decir que aunque se podía jugar perfectamente con el mando de Saturn, la mejor forma de disfrutar de ambos títulos era con la Virtua Gun, que se vendía en un pack junto a la segunda entrega.

16. Castlevania: Symphony of the Night

- Compañía: KCEN

- Año: 1998

Symphony of the Night pasó desapercibido en su lanzamiento en PSX, pero el paso del tiempo lo ha colocado en el lugar que se merece: actualmente es considerado por los fans como el mejor Castlevania de la historia, y es "culpable" de acuñar el término 'Metroidvania' al mezclar el estilo clásico de la saga con elementos RPG y el desarrollo propio de la saga Metroid. Pero no solo hubo cambios en el apartado jugable, pues también fue el primer título de la mítica franquicia de caza-vampiros protagonizado íntegramente por un personaje que no era miembro de la familia Belmont: Alucard, hijo del mismísimo Conde Drácula, es el encargado de llevar a cabo este peculiar parricidio. Pero en lugar del legendario Vampire Killer, el látigo capaz de aniquilar seres vampíricos, nuestro protagonista de cabellos plateados tiene a su disposición todo un arsenal de espadas y escudos, poderosos ataques de magia oscura heredados a través de la sangre y la habilidad para transformarse en lobo, niebla o murciélago. El juego aparecido en Saturn, una vez más, solo en territorio nipón, es más una ampliación del título original que una conversión, pues cuenta con nuevos objetos, la posibilidad de jugar con María Renard y dos nuevas áreas: la Prisión Maldita y los Jardines Subterráneos. Por desgracia fue realizado por otro estudio y el desarrollo está empañado con tiempos de carga que se suceden con más frecuencia que en la versión de PlayStation. Aún así es un juego al que todo fan de la saga y las aventuras en general debería echarle el diente.

17. The Story of Thor 2

- Compañía: Ancient

- Año: 1996

Secuela de The Story of Thor, uno de los juegos más recordados de Mega Drive, este título se sitúa antes de los acontecimientos que tuvieron lugar en la primera entrega y gira en torno al origen de los artefactos mágicos con forma de brazalete que acaban en manos del héroe y el villano. Se trata de un Action RPG con un desarrollo muy similar al de la saga The Legend of Zelda, en el que exploramos, combatimos en tiempo real y nos rompemos el coco con puzzles ocultos en el interior de tenebrosas mazmorras. Además, Leon, el protagonista, ha de conseguir la ayuda de seis espíritus que le ayudaran a lo largo de la aventura con poderosos ataques mágicos, cada uno representado por un elemento de la naturaleza. Como habéis podido leer, poco cambia respecto a la primera entrega, y aunque esto le hizo merecedor de numerosas críticas, es una aventura fantástica en todos los sentidos. Y es que si hay algo que funciona, ¿por qué cambiarlo?

18. Last Bronx

- Compañía: Sega AM3

- Año: 1997

Antes de que disfrutásemos del magnífico Virtua Fighter 2, Saturn recibió otro fantástico juego de lucha en el que miembros de distintas bandas de un futuro alternativo se daban de tortas haciendo uso de armas blancas, similar a lo visto en la saga Soul calibur. Es además uno de los primeros títulos del género en utilizar el método de la captura de movimientos, así que como podéis apreciar en el vídeo las animaciones de los personajes gozan de gran calidad. Esta versión incluía también un modo historia no presente en la máquina recreativa, narrado a través de escenas de animación. Como curiosidad, Last Bronx es de los pocos dentro del género en que la máquina utiliza movimientos de burla cuando consigue aplicarnos un buen combo. Y la odiamos por ello.

19. Tomb Raider

- Compañía: Core Design

- Año: 1996

¿Sabíais que el primer Tomb Raider fue diseñado inicialmente para Saturn? Pero la versión de PlayStation fue la que obtuvo mayor popularidad, provocando que sus dos secuelas se trasladasen directamente a la gris de Sony. Aun así el juego gozó de gran éxito en la máquina de Sega (debido, en parte, a que se vendía en un pack junto a la consola) y mantenía intactos todos los elementos que lo convirtieron en un juego legendario: escenarios enormes en tres dimensiones, acción a raudales (ese T-Rex...), puzzles desquiciantes y por supuesto, el encanto de una de las heroínas más famosas de toda la historia de los videojuegos: ¡Laura Cruz! Perdón... ¡Lara Croft! Y es que en un principio la voluptuosa arqueóloga respondía a ese nombre. La única pega que le encontramos a la versión de Saturn es que es sumamente oscura, aunque quizás fue algo que los programadores implementaron deliberadamente para que nos viésemos obligados a usar una linterna mientras jugábamos, al más puro estilo Indiana Jones.

20. Panzer Dragoon Saga

- Compañía: Team Andromeda

- Año: 1998

Nos despedimos con el considerado por muchos como el mejor juego de todo el catálogo de Sega Saturn, la tercera entrega de la franquicia de jinetes de dragones: Panzer Dragoon Saga. El título sorprendió a propios y extraños, pues lejos de repetir el planteamiento shooter sobre raíles de los dos juegos anteriores, cambió a un sistema más propio de un RPG. Y la verdad es que el cambio no le pudo sentar mejor, hasta el punto de que hay quien se atreve a considerarlo a la altura de leyendas de los 32 bits como Final Fantasy VII. La historia se sitúa después de lo acontecido en el primer Panzer Dragoon, y nos pone en la piel de Edge, un joven muchacho que sin proponérselo se convierte en la única esperanza de un mundo asolado por el más antiguo de los males. Por el camino conocerá a un sinfín de aliados y enemigos, entre los que destaca la carismática y misteriosa Azel. Podemos explorar el terreno a pie o a lomos de nuestra bestia alada, interactuar con NPCs, librar combates en tiempo real y ganar puntos de experiencia para evolucionar a nuestro dragón. Vamos, que se trata de una aventura con mayúsculas, únicamente empañada por llegar a nuestro país en el idioma de Shakespeare. Cuatro discos de pura magia que sirvieron de traca final para Saturn.

Mención honorífica

Saturn Bomberman - Diversión multijugador en estado puro

Street Fighter Alpha 3 - Conversión de la máquina arcade que incluso supera a la versión de Dreamcast.

Night Warriors: Darkstalkers' Revenge - La segunda entrega de la saga de peleas entre vampiros y cazadores.

Dragon Ball Z: Shin Butouden - Considerado por muchos como el mejor juego en 2D de Goku y compañía.

Fighters Megamix - Juego de lucha con personajes de Virtua Fighter que no dejó a nadie indiferente.

Dungeons & Dragons Collection - adaptación de las dos máquinas arcade exclusiva de Japón que hoy en día se cotiza a precios desorbitados en la red.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¡Y eso es todo! Como veis nos ha sido difícil quedarnos solo con 20, así que hemos hecho trampa y hemos incluido dos partes de una misma saga en un único puesto. Todo sea en favor de acercaros los grandísimos juegos que se desarrollaron para Sega Saturn. Y ahora os toca a vosotros... ¿Cuáles creéis que nos hemos dejado? Contádnoslo en los comentarios y no olvidéis que podéis visitar el especial Los 20 mejores juegos para deleitaros con todas las consolas que hemos repasado. ¡Hasta la semana que viene!

Lecturas recomendadas