Reportaje

Los 20 mejores juegos de Spectrum

Por Álvaro Alonso
-

Finiquitados los mejores juegos de las consolas más populares, llega la hora de mirar por el RETROvisor para hacer un repaso de los microordenadores de 8 y 16 bits que marcaron la década de los 90. Y qué mejor forma de comenzar que con una auténtica leyenda, la reina de las cintas de cassette: ZX Spectrum, Speccy para los amigos.

ACTUALIZADO: Este fin de semana se celebra Retromadrid, y en Hobbyconsolas.com estrenamos una sección Retro muy especial. Para celebrarlo, incluímos un vídeo recopilatorio con imágenes de los 20 mejores juegos de Spectrum.

Para saber acerca de los mejores juegos de Spectrum, primero quedaos con este nombre: Clive Sinclair. Británico de pura cepa, se hizo famoso a base de comercializar minitelevisores y calculadoras de bolsillo. A medida que sus productos iban ganando popularidad, Sinclair decidió ampliar campos y lanzó al mercado en 1980 el ZX80, un ordenador doméstico que acercó el mundo de la informática al pueblo llano (recordemos que estamos a principios de los 80 y no hay un ordenador en cada casa, como sucede en la actualidad).

El éxito del ZX80 inspiró a otras empresas informáticas que no dudaron en comercializar sus propios modelos, dando así comienzo la carrera por el dominio del mercado. Pero Sinclair no se durmió en los laureles y contraatacó no con uno, sino con dos sucesores del popular ordenador: el primero atendía al nombre de ZX83, y estaba orientado a pequeños negocios, mientras que el segundo se hacía llamar ZX82, pero en la etapa final de sus desarrollo fue rebautizado a ZX Spectrum.

Y la pequeña Speccy hacía honor a su nombre, ¡vaya que si lo hacía! Con ocho colores, que resaltaban sobremanera respecto a los gráficos monocromos de la competencia, y un sistema de sonido muy característico (¿cómo olvidar esos biiiiiiiiiiiip biiiiiiip biiiiiiiiiiiiip de la pantalla de carga?), la máquina se puso a la venta en dos modelos distintos, de 16KB y 48KB respectivamente, a un precio tremendamente competitivo. La popularidad de Spectrum creció como la espuma a un ritmo incesante debido, en gran parte, a que el formato utilizado eran las cintas de cassette de toda la vida. Esto significaba dos cosas: que los tiempos de carga podían hacerse eternos (hasta 4 minutos) y que la copia de juegos, aparte de habitual, era sencilla hasta decir basta... O pulsar Stop. Semejante popularidad se tradujo en unas ventas colosales que terminaron otorgándole a Clive Sinclair el honorable título de Caballero, o Sir, como dirían los británicos.

Pero, ¿y qué hay de los juegos? Las compañías se volcaron con el microordenador (los gráficos a todo color eran el reclamo perfecto), en concreto dos que han quedado para el recuerdo: Ocean y Ultimate Play The Game. Puede que los nombres no os suenen demasiado, pero si os decimos que la segunda hoy en día es conocida como Rare la cosa cambia, ¿verdad? Speccy gozó de un catálogo soberbio, que ya quisieran muchas consolas posteriores... ¡Incluso ha recibido títulos recientemente! Como el maravilloso a la par que polémico Vega Solaris o el curioso Souls, demake de Dark Souls. Así que para vosotros (y solo para vosotros) hemos recopilados los que consideramos son los 20 mejores juegos del sistema, ¡que los disfrutéis!

Y si lo que queréis es conocer más sobre la apasionante historia de la consola, os invitamos a repasar los completísimos reportajes de nuestro compañero José Luis Sanz, EL experto en ZX Spectrum.

Su Alteza Real Don ZX Spectrum cumple 30

Steve Turner, Graftgold y Hewson Consultants

AC&G, Ultimate y la trilogía más rápida de la historia

El primer videojuego de Batman

El Hobbit, su primer videojuego

Si tiene 8 bits... ¡¡es divertido!!

¿Miremare o Mire Mare?

Dinamic, el amor al arte y el gratis total...

¡Qué falta de memoria!

¡ATENCIÓN! ¡ESTO NO ES UN RANKING, ES UNA LISTA!

1. LA ABADÍA DEL CRIMEN

Compañía: Opera Soft

Año: 1987

Y comenzamos con uno de los iconos de la edad de oro del software español: La Abadía del Crimen. Desarrollado por tan solo dos personas, Paco Menéndez y Juan Delcán, el título está basado en el libro El Nombre de la Rosa. No en vano 'La Abadía del Crimen' es uno de los títulos que Umberto Eco barajó para su archiconocida novela, y el juego sigue prácticamente a pies juntillas los sucesos que tienen lugar en la obra: en el papel de un fraile franciscano, debemos investigar los misteriosos asesinatos que están teniendo lugar en la abadía a lo largo de siete días. ¡Pero ojo cuidado! Debemos ser veloces a la hora de desempeñar las labores detectivescas, pues como monjes que somos tenemos obligaciones que cumplir: asistir a misa, ir al comedor, seguir al abad... Esta es, probablemente, la principal virtud de La Abadía del Crimen, pues nos hizo sentir dentro de un universo vivo, con escenarios, objetos y personajes que respiran vida por los cuatro costados. Y para rematarlo, posee un aspecto gráfico que fue todo un prodigio de la época, en especial el diseño de la abadía, una maravilla arquitectónica que aun hoy hace dudar a más de uno que se trate de un título de tan solo 8 bits. Comparad las imágenes de este con el resto de juegos de Spectrum y entenderéis de lo que hablamos. Eso sí, los controles son tan toscos que cualquier jugador actual tirará el mando mucho antes de completar siquiera el primer día. Pero en aquellos tiempos los controles eran lo de menos y no tuvimos más opción que caer rendidos ante la que muchos consideran la obra magna del software español. Fijaos si es recordado con cariño, que por la redacción de Hobby Consolas hay quien lo considera el juego más influyente de todo los tiempos...

2. SABRE WULF

Compañía: Ultimate Play the Game

Año: 1984

La primera entrega de las aventuras de Sabreman nos propone un viaje hasta el corazón de una jungla formada por nada menos que... ¡256 pantallas! Casi nada. El héroe ha de abrirse paso por este laberinto de vegetación y animales salvajes recolectando las cuatro partes del amuleto que le permitirán escapar. Para defenderse, dispone de un sable (sabre en inglés) con el que despachar a los enemigos como si de mantequilla se tratasen... O al menos ese es el caso de la mayoría de los engendros, pues en determinadas ocasiones hará acto de presencia un malvado lobo (wolf o 'wulf') con el que es mejor envainar el sable y poner pies en polvorosa. Además, y como vamos a ver a continuación, este lobo tiene gran importancia dentro de la trama, especialmente en la secuela: Knight Lore.

3. MANIC MINER

Compañía: Bug·Byte

Año: 1983

Manic Miner no es solo uno de los juegos más recordados y queridos del catálogo de ZX Spectrum... ¡También es uno de los primeros plataformas de la historia! Entre sus virtudes más impactantes se encuentra el uso de gráficos coloridos (acostumbrados como estábamos a títulos en monocromo) y, sobre todo, ¡música! Pues aquí donde lo tenéis, Manic Miner fue el primer juego de Speccy en poseer banda sonora, algo que se creía imposible. En cuanto a jugabilidad, se trata de un título sólido en el que debemos abrirnos paso a base de saltos a través de minas y cavernas, recogiendo todos los objetos necesarios para completar el nivel y siempre pendientes del nivel de oxígeno, que va disminuyendo poco a poco. El juego tuvo una secuela, Jet Set Willy, que también es uno de lo mejores de todo el catálogo de la máquina de Sir Clive Sinclair.

4. R-TYPE

Compañía: Electric Dreams

Año: 1988

¿Qué podemos decir de R-Type que no se haya dicho ya? Uno de los mejores shoot 'em up que se han realizado jamás, el título parido por Irem no solo recibió una magnífica conversión para Spectrum, sino que también consiguió alzarse como uno de los juegos must have del sistema. Y es que el equipo encargado de trasladar el frenetismo de la máquina arcade a la pequeña Speccy obró auténticos milagros: a pesar de las limitaciones técnicas hace un uso sencillamente alucinante de la paleta de colores, mostrando en todo momento un mundo vivo y lleno de color. Además, se desarrolla con una velocidad y suavidad que poco tienen que envidiar a las del original. Lo dicho, una auténtica maravilla, y un ejemplo a seguir para todas las empresas encargadas de desarrollar conversiones.

5. BACK TO SKOOL

Compañía: Microsphere

Año: 1985

El genial Skool Daze nos permitió vivir una auténtica vida de estudiante asistiendo a clase, disfrutando del recreo y evitando profesores por los pasillos. La secuela, Back to Skool, refinó la formula y de paso la mejoró, añadiendo nuevos elementos... O más bien nuevas travesuras con las que jugarnos una expulsión, como lanzar bombas fétidas, utilizar pistolas de agua, soltar ratones que causan el pánico entre las chicas o colarnos en la residencia de las féminas para hacer arrumacos con nuestra novia y, de paso, que nos haga los deberes... Pero siempre alerta de no ser zurrados por la vara de Mr. Whacker. ¡Qué vida la del estudiante!

6. ATIC ATAC

Compañía: Ultimate Play The Game

Año: 1983

Muchos niños de la época soñaban con ver una adaptación a videojuego del juego de mesa friqui por excelencia, Dragones y Mazmorras. Y aunque Atic Atac no contaba con la licencia de Wizards of the Coast, hay que reconocer que el título bien podría haber pertenecido a tan vasto universo: se trata de una aventura con perspectiva cenital en la que, al inicio, tenemos la posibilidad de elegir entre caballero, mago o siervo, las clases típicas de las obras fantásticas. Con uno de estos tres personajes hemos de abrirnos paso a través de nada menos que 200 estancias al tiempo que luchamos contra enemigos tan dispares como Frankenstein, Quasimodo, La Momia o Drácula. Vamos, que además de saciar el apetito de los amantes de la espada y la brujería, también hizo lo propio con los fans del del terror más clásico, ¡vaya mezcla!

7. BATMAN

Compañía: Ocean Software

Año: 1986

Mucho antes de que el Caballero Oscuro se consolidara como el mejor súper-héroe del panorama consolero gracias a la saga Arkham (que culminará en PS4 y Xbox One con Arkham Knight), se dedicaba a dar saltos desde una perspectiva isométrica. Sí, habéis leído bien, no en vanos estamos hablando del primer juego del hombre murciélago, pero también de uno de los mejores y más recordados por los jugadores. El objetivo del título consiste en rescatar a Robin, y para ello, hemos de recoger las siete partes de la batlancha que se encuentran desperdigadas por la batcueva. Pero en esta ocasión el famoso escondite de Batman es más laberíntico que nunca, con habitaciones plagadas de enemigos, plataformas que se derrumban y demás trampas mortales que bien haremos en evitar gracias a las habilidades del protector de Gotham.

8. HEAD OVER HEELS

Compañía: Ocean Software

Año: 1987

Los mismos responsables del fantástico Batman se sacaron de la manga esta joyita llamada Head Over Heels, que utiliza la característica vista isométrica del título del hombre murciélago y un estilo de juego muy similar, aderezado con mecánicas refinadas gracias a la experiencia obtenida. Esto dio como resultado un juego del género plataformas sin parangón: posee un desarrollo impecable, con estancias plagadas de puzzles brillantes que nos hicieron sudar la gota gorda, así como saltos ajustados solo aptos para paladines del mando. Además, cada personaje posee habilidades únicas que lo hacen esencial en determinadas situaciones, teniendo que unir fuerzas entre los distintos protagonistas para superar los rompecabezas más complicados. Sin duda uno de los mejores juegos que parió la extinta Ocean.

9. SIR FRED

Compañía: Made in Spain

Año: 1986

Ah... Sir Fred, un caballero Made in Spain. Este producto patrio se ganó un hueco en nuestros corazones, no solo por estar realizado en nuestro país (con la participación, una vez más de Paco Menéndez), sino también por ser uno de los juegos más entrañables de todo el catálogo de Spectrum. Y es que el argumento de Sir Fred es la aventura épica por antonomasia: caballero conoce a princesa. Princesa es secuestrada. Caballero se embarca en una gesta para rescatar a su amada. Con esta premisa Fred, el protagonista, saca a relucir un repertorio de habilidades que en aquella época resultó sencillamente abrumador: andar, correr, saltar, nadar, bucear, lanzar piedras y, por supuesto, blandir su espada para superar todos los obstáculos y enemigos que le salen al paso a lo largo de la aventura. Aventura que, por cierto, varía en cada partida, pues tanto el mapeado como la localización de los objetos y la propia princesa cambiaban cada vez que iniciábamos el título. Una auténtica joya que aun hoy se puede disfrutar al 100%.

10. TARGET: RENEGADE

Compañía: Imagine Software

Año: 1988

Y por supuesto no podía faltar un 'yo contra el barrio' en nuestra lista, cuyo máximo exponente en el catálogo de Speccy fue este Target: Renegade. Nos encontramos ante uno de los mejores beat 'em up de la era de los 8 bits, al incluir elementos que utilizarían hasta la saciedad otras grandes obras del genero, como la posibilidad de recoger y utilizar armas para atacar. El apartado gráfico no se queda atrás, y muestra escenarios detallados, enemigos variados y sprites de tamaño considerable que nos meten de lleno en la acción. Para terminar de rematar un título ya de por sí soberbio, los chicos de Imagine incluyeron un modo para dos jugadores que permitía disfrutar de las reyertas en compañía de un amigo. Porque dos puños nunca son suficientes...

11. KNIGHT LORE

Compañía: Ultimate Play The Game

Año: 1984

Knight Lore es la tercera parte de la trilogía (tetralogía si contamos Mire Mare, título que jamás vio la luz) iniciada por el fantástico Sabre Wulf. Tras ser maldecido con licantropía en el primer juego, Sabreman se ve obligado a viajar hasta un castillo en busca de la ayuda de un mago para deshacer el entuerto. Nuestro protagonista ha de recorrer un conglomerado de habitaciones desde una perspectiva isométrica, en busca de todos los objetos que el mago necesita para curar su mal. ¡Y no se puede tomar las cosas con calma! Porque si transcurren 40 días, la maldición será imposible de deshacer. Pero eso no es todo, el título incluye un sistema día/noche, y al aparecer la luna en el cielo, ¡el héroe se transforma en hombre lobo! Esto cambia las cosas por completo y debemos adaptarnos a la situación con rapidez para no caer víctima de los nuevos peligros que se presentan ante nosotros. Una pena que jamás llegasemos a conocer el desenlace de la historia... Aunque al igual que con Shenmue, hay quien todavía no ha perdido la esperanza.

12. JETPAC

Compañía: Ultimate Play The Game

Año: 1983

Señoras y señores, les presentamos el primer juego desarrollado por Rare... Perdón, Ultimate Play The game, con el que demostraron que eran unos auténtcos maestros en el arte de crear videojuegos. Y en esta primera obra nos llevaron ni mas ni menos que al espacio exterior, en el papel de un astronauta que debe ensamblar su nave espacial y recargar los tanques de combustible para desplazarse al siguiente planeta. Por supuesto esto no es tan fácil como parece, pues cada nivel está habitado por criaturas extraterrestres dispuestas a hacernos la vida imposible con tal de que no abandonemos su hogar. Suerte que disponemos del 'Jetpac' que da nombre al juego, gracias al cual podemos maniobras y desplazarnos como auténticos caminantes de las estrellas. Pura diversión.

13. THE GREAT SCAPE

Compañía:Ocean Software

Año: 1986

The Great Escape es la adaptación no oficial a formato videojuego de la película homónima, y es que el objetivo de los protagonistas en ambas obras es simple: escapar. Pero no lo es tanto llevar a cabo la madre de todas las fugas, pues nos encontramos atrapados nada menos que en un campo de prisioneros de la Segunda Guerra Mundial. Similar a lo visto en La Abadía del Crimen o Back to Skool, nuestro personaje debe cumplir todas las obligaciones del prisionero... O al menos, cuando los guardias están mirando, pues debemos aprovechar cualquier distracción de nuestros captores para buscar posibles rutas de escape a través de, por ejemplo, el intrincado laberinto de túneles subterráneos que recorre las profundidades de la prisión. ¡Pero ay de nosotros si nos cazan fuera de la fila o investigando a altas horas de la noche! Ni los guardias alemanes ni sus obedientes perros tendrán compasión. Por suerte aquí contamos con una pequeña ventaja, y es que cuando no tocamos el mando durante unos segundos, nuestro personaje realiza la rutina obligada en ese momento. ¡Qué bien les habría venido a los protagonistas de la película!

14. SABOTEUR!

Compañía: Durell Software

Año: 1985

Dos años antes de que Hideo Kojima sorprendiese al mundo entero en MSX con los métodos de infiltración utilizados por un tal Solid Snake, nuestros sentidos se maravillaron ante las habilidades del ninja protagonista de Saboteur! Este guerrero milenario poco tiene que envidiar a los clones de Big Boss, pues puede agacharse, escalar, correr y esconderse... Pero cuando es descubierto por los soldados enemigos (o sus perros) puede hacer uso de shurikens, sus propios puños o, en un arrebato de originalidad, ladrillos y tuberías. Vamos que es un tipo con recursos. Su misión no es otra que la de recuperar un disquete con los nombres de los líderes de una malvada organización y escapar del complejo como si allí nada hubiese pasado, actuando como un fantasma y, en la medida de lo posible, evitando el combate directo. Tactical Ninja Action.

15. ANT ATTACK

Compañía: Quicksilva

Año: 1983

¡Hormigas gigantes asesinas! ¡Tus amigos están desperdigados por una ciudad desolada pidiendo auxilio! Tienes dos opciones: salir corriendo... O coger unas cuantas granadas y hacer puré de artrópodo. Básicamente a eso se resume Ant Attack, el genial juego desarrollado por Quicksilva que cambió las tornas, pasando nosotros a ser los pisoteados por los insectos. Pero lo más significativo del título no fueron las hormigas gigantes, ni el escáner para encontrar a tus compañeros, ni siquiera el hecho de que para evitar a estos peligrosos enemigos haya que subirse a construcciones elevadas... No, lo mejor de Ant Attack es que fue el primer juego en utilizar la perspectiva isométrica, algo que más tarde sería copiado hasta la saciedad. Un auténtico pionero en ese campo... Y en el de alimentar las pesadillas de millones de niños con insectos de tamaño desproporcionado.

16. ROBOCOP

Compañía: Ocean Software

Año: 1988

"Los videojuegos basados en películas son todos nefastos" esta afirmación que estamos acostumbrados a escuchar, también era común en la década de los 80. Pero entonces llegó Robocop y se cargó la frase con un contundente disparo de su pistola: el título de Ocean no solo estuvo a la altura del clásico de culto que es la primera película de la saga, sino que además se convirtió en todo un referente de las aventuras de acción y las adaptaciones de películas a formato lúdico. Se desarrolla principalmente como una aventura de acción con scroll horizontal, pero en la variedad está el gusto, y Robocop es variado hasta decir basta: a las susodichas fases de disparos, se suman algunas tan curiosas como salvar a una mujer de un delincuente mediante una suerte de visión en primera persona, crear el retrato robot de un criminal o completar un nivel armados únicamente con nuestros puños metálicos. ¡Ser policía (de titanio) nunca había sido tan divertido!

17. JET SET WILLY

Compañía: Software Projects

Año: 1984

Jet Set Willy es ni más ni menos que la secuela del brillante Manic Miner, así que como era de esperar, nos encontramos ante otro título que derrocha diversión a borbotones y personajes inspirados en los Monty Python. En esta ocasión debemos recorrer una gigantesca mansión (obtenida gracias a los beneficios de la minería) al tiempo que Willy limpia todos los desperdicios de una fiesta de proporciones épicas que ha dejado el lugar hecho unos zorros. Y no contento con ser tremendamente complicado, Jet Set Willy también es uno de los primeros ejemplos de desarrollo no lineal: podemos explorar las 61 habitaciones que posee el título a voluntad y en el orden que queramos... Si es que somos capaces de sobrevivir a sus múltiples peligros, claro.

18. ELITE

Compañía: Firebird

Año: 1985

Elite fue un auténtico hito en la historia de los  videojuegos. Lejos de la simpleza que poseían la mayoría de títulos de la época, este simulador espacial se distinguía por ser harto complejo, hasta el punto de que a día de hoy sigue pareciendo increíble que semejante obra estuviese almacenada en una simple cinta de cassette. Para empezar fue uno de los primeros juegos en utilizar un efecto pseudo-3D, y acostumbrados como estábamos a disfrutar del plano bidimensional, la primera toma de contacto resultó, cuanto menos, impactante. Pero Elite no es solo un apartado gráfico impresionante: nos hace sentir como auténticos pilotos de aeronave espacial en medio de un vasto universo (que como no podía ser de otra manera está inspirado en Star Wars, Galactica y 2001: Una Odisea en el Espacio) por el que podemos desplazarnos con total libertad cumpliendo todo tipo de encargos, como minería estelar, misiones militares o de intercambio, caza-recompensas o incluso piratería. Todo con el objetivo de obtener créditos con los que mejorar nuestro Halcón Milenario particular y viajar a los puntos más recónditos de la galaxia. Un sueño hecho realidad para todos los amantes de la ciencia ficción que sueñan con viajar algún día al espacio.

19. REBELSTAR

Compañía: Firebird

Año: 1986

Seguimos con la ambientación espacial, pero esta vez cambiamos el género por el de la estrategia por turnos. Rebelstar nos propone escaramuzas contra ISAAC, un ordenador maligno que no dudará en mandar a todo un ejército de androides contra nosotros. El triunfo de las misiones depende de sacar el máximo partido a las habilidades y armas de nuestras unidades, así como estudiar bien el terreno para obtener ventaja en las zonas más complicadas. Podemos, por ejemplo, efectuar disparos rápidos o gastar más puntos de acción para realizar un tiro preciso, o recoger munición, armas e incluso enemigos caídos para crear obstáculos. Por si esto fuera poco, el título cuenta con un modo para dos jugadores que es pura diversión... ¡en la cara B de la cinta!

20. THE LORDS OF MIDNIGHT

Compañía: Beyond Software

Año: 1984

The Lords of Midnight nos propone una aventura épica que bebe de clásicos de la literatura como El Señor de los Anillos. De hecho, casi podríamos considerar al título que nos ocupa como una suerte de adaptación no oficial de la épica obra de Tolkien y su Guerra del Anillo, en un título que mezcla estrategia y aventura a partes iguales. El objetivo es derrotar al malvado Rey Brujo de la Medianoche, y para ello podemos centrarnos en el aspecto aventurero y destruir la Corona de hielo (fuente de poder del antagonista) o en su lugar optar por el enfoque estratégico y reclutar guerreros que se unan a la causa y derroten a los ejércitos del malvado tirano. Eso sí, los jugadores que estén dispuestos a afrontar un auténtico reto pueden jugar utilizando estas dos variaciones simultáneamente, pero ya os avisamos que de esta manera la dificultad se dispara. Por último, señalar que los escenarios de The Lords of Midnight son una verdadera maravilla, con paisajes que fueron recreados utilizando fotografías correspondientes a lugares reales... ¡Para que luego digan de la captura de movimientos!


¡Pues eso son los mejores juegos de Spectrum! Aunque no nos hemos olvidado de grandísimos títulos como Chase HQ, Starquake, The Hobbit o 3D Deathcase, que aunque se han quedado fuera, lo han hecho por los pelos. Y es que el catálogo de Speccy fue simplemente brillante y todos tenemos algún juego que por alguna razón nos marcó de una manera especial. Así que, ¿cuales fueron vuestros favoritos? Contádnoslo en los comentarios y recordad que podéis visitar el especial Los 20 Mejores Juegos para todas vuestras necesidades retro. ¡Hasta la semana que viene!

Lecturas recomendadas