Reportaje

Las 23 mejores películas estrenadas en España en 2016

Por Raquel Hernández Luján
-

En esta selección de las mejores películas de 2016 encontrarás todo tipo de grandes largometrajes, películas de terror, thrillers, comedias, películas de animación, de superhéroes, de acción y un largo etcétera de producciones internacionales como nacionales.

El año pasado nos dio tantas alegrías que es imposible no echar la vista atrás para recuperar algunas de las mejores películas de 2016

Entre ellas no podían faltar algunas de las películas ganadoras de un Óscar en 2017, así como películas de superhéroes que parecen haberse apropiado de muchísima atención: tal es el caso de Doctor Strange o Capitán América: Civil War. Pero también hay que ver lo que nos gusta sufrir con películas muy buenas de la talla de No respires, Calle Cloverfield 10 o La bruja. El cine de terror tenía que estar presente en este listado, claro que sí.

También ha habido películas que nos han atrapado con su planteamiento estético y su magnético guión: La llegada, El renacido o Un monstruo viene a verme, son algunos claros ejemplos. Ya os conté en un repor anterior que 2016 ha sido un año muy bueno para el cine español así que encontraréis también pelis galardonadas en los Goya que nos quitaron el aliento como Tarde para la ira o Que dios nos perdone, con el permiso de Bayona, que arrasó con su peli.

Y podéis repasar también las mejores películas de acción entre las que estaría sin dudas Hardcore Henry y las mejores películas de animación, de las que nos hemos tenido que quedar solo con dos: Kubo y las dos cuerdas mágicas y Buscando a Dory. Aquí van otras propuestas:

En el plano de la animación, en 2016 hemos tenido una edad dorada con grandes películas de la talla de Kubo y las dos cuerdas mágicas, Buscando a Dory, Zootrópolis, Trolls o Mascotas además de otras propuestas como poco sorprendentes como Vaiana, Angry Birds o La fiesta de las salchichas. Hasta 27 películas han sido preseleccionadas para los Oscar.

Y qué decir de os remakes, secuelas, precuelas o spin-offs... Desde la reciente Animales fantásticos y dónde encontrarlos pasando por Star Trek: más alláJack Reacher: nunca mires atrás, Ouija: el origen del mal, El libro de la selva, Independence Day: contraataque, Calle Cloverfield 10, Jason Bourne... Las sagas siguen en boga y con buena salud, en la mayoría de los casos. Podéis leer las críticas de todas estas películas en la web. Y lo cierto es que a veces hay segundas partes que superan a la primera cinta.

¡Seguiremos informando! Mientras os pensáis qué ver, porque seguro que alguna cinta se os ha escapado y queréis ahora disfrutarla en casa, os dejo con este reportaje con las mejores películas de 2016.

Las mejores ofertas en DVDs y Blu-Rays en Amazon

 

El renacido

Nota: 95/100

Comenzamos nuestro repaso a los mejores largometrajes del año con un western de supervivencia narrado, interpretado y filmado de forma magistral. Una historia clásica (con mayúsculas) rodada con un inmenso e innovador talento y dos actores excepcionales.

A pesar de estar nominada en 12 categorías, El renacido se tuvo que conformar con 3 estatuillas, si bien son de las más preciadas: Alejandro González Iñárritu recogía el galardón como mejor director, Leonardo DiCaprio como mejor actor protagonista y Emmanuele Lubezki como mejor director de fotografía.

Lo mejor: DiCaprio y Tom Hardy. La fotografía. La música y el sonido. Su crudeza y realismo. Puro cine.

Lo peor: Es una propuesta en la que o entras y te dejas fluir con el metraje o no, y entonces te aburres como una ostra.

 

Kubo y las dos cuerdas mágicas

Nota: 95/100

Laika vuelve a crear una preciosa obra de arte inspirada en la imaginería nipona y plagada de momentos memorables.

Se trata del cuarto largometraje de la factoría Laika, el gran referente de la animación en stop-motion mundial que tiene en su cartera peliculones como Los mundos de Coraline, El alucinante mundo de Norman o Los boxtrolls y, de nuevo, con esta película ha empujado un poco más allá los límites de lo posible. Para entendernos, son "los Miyazakis de la técnica stop-motion".

Lo mejor: El nivel de perfección de las expresiones faciales de los personajes y el mensaje de la película, cálido pero nunca ñono. Obra maestra de animación.

Lo peor: La película deja de lado la ambición taquillera: Kubo puede quedarle grande a los más pequeños y precisa de cierta madurez para ser disfrutada.

 

Doctor Strange

Nota: 92/100

Scott Derrickson firma su mejor trabajo hasta la fecha con un buen guión, un reparto increíble y una plasmación visual delirante muy disfrutable en 3D.

Si os parecieron sugerentes los efectos visuales de Origen, la cinta de Nolan, los veréis explosionar en esta película en la que se aprovechan influencias artíticas como las arquitecturas imposibles de Escher o las primitivas formas de los mandalas que representan las fuerzas que regulan el universo.

La plasmación de la magia es un calco a la forma en la que se muestra en los cómics, además.Doctor Strange es tan importante por lo que cuenta como por lo que anticipa: abre todo un nuevo abanico de posibilidades y de ampliaciones a medio plazo. El multiverso de Marvel está a la vuelta de la esquina, aunque es probable que se reserve para la Fase 4.

Lo mejor: Benedict Cumberbatch borda el personaje que atrapa la esencia del cómic. Se agradece el sentido del humor y los efectos especiales son alucinantes.

Lo peor: Los villanos vuelven a ser el talón de Aquiles: como viene siendo ya habitual en las adaptaciones de Marvel, están un tanto desaprovechados.

 

Animales Nocturnos

Nota: 90/100

Animales nocturnos es una película de personajes y de atmósferas y consigue explotar a la perfección ambas facetas del tortuoso viaje que nos hace realizar dejándonos a merced del inmisericorde narrador que es su director.

Tom Ford seduce, atenaza y embriaga con una historia llena de recovecos que te absorbe de principio a fin: logra magníficas interpretaciones del elenco, fascina con la puesta en escena y la banda sonora y te atrapa con su montaje paralelo.

Animales nocturnos nos hace recuperar la fe en la venganza moral, que quizás sea la que se cocina de forma más lenta y definitiva, la que no necesita más testigo que aquel a quien hiere al dejar al descubierto su propia incongruencia.

La gran pregunta: ¿quiénes son los animales nocturnos? Parece obvia la respuesta a los quince minutos de visionado pero al final descubrimos a quién se refiere el título. Estamos ante una de esas maravillosas películas que cuanto más se deja reposar en la mente, más poso deja. Y eso, no es tan habitual. 

Lo mejor: Michael Shannon, Amy Adams y Jake Gyllenhaal están fantásticos por ese orden. La BSO, la fotografía y el montaje, de infarto.

Lo peor: Siendo un gran narrador Tom Ford es además muy ampuloso, quizás se acerca demasiado al precipicio de la hipérbole.

 

Capitán América: Civil War 

Nota: 90/100

Magnífico arranque de la Fase 3 de Marvel en el que no falta acción, humor y profundidad narrativa.

Esta producción se ha coronado como una de las mejores películas de superhéroes de 2016. La cinta se la juega con ambiciosas composiciones coreográficas y funciona de maravilla. la narración es ágil, el guión compacto, con continuidad y coherencia y nos encamina a muchos otros proyectos cinematográficos que esperamos con ansias e ilusión.

Es una inmensa alegría para los que buscamos entretenimiento con conflictos éticos, debates internos y disputas que no lleven solo a la colisión sino a un punto de inflexión que nos haga replantearnos las posturas de unos y otros.

Lo mejor: Asienta las bases para cintas posteriores y regala un espectáculo de primera categoría.

Lo peor: Lo global se diluye en lo personal al final de la cinta, restándole impacto.

 

Animales fantásticos y dónde encontrarlos

Nota: 85/100

Los fans de la saga cinematográfica de Harry Potter pueden estar de enhorabuena reingresando en el mágico mundo creado por JK Rowling. Personajes fascinantes y un envoltorio estético y musical de primera categoría aunque con algún que otro desliz. Nada que no se solucione con un toque de varita la próxima vez.

El vasto universo mágico de Rowling se estira sin problemas en este spin-off que no resulta forzado en absoluto sino que fluye con su propia lógica. No se aprecia una voluntad por "repetir fórmulas exitosas", que podría haber sido un lastre, sino que se aprecia más bien una nueva sensibilidad reflejada en una ambientación histórica nueva, una galería extensa (quizás demasiado) de personajes y mucha carga argumental. Y es que si nos atenemos a los planes de la escritora (y la taquilla acompaña, algo que parece harto probable) veremos hasta cuatro episodios más de los cuales dice conocer ya el final. De ahí que nos atiborre de información.

Lo mejor: La candidez que le da Redmayne a su personaje y el mensaje ecologista. La desbordante imaginación y el derroche de talento en cada plano.

Lo peor: Acusa ser un comienzo mostrando a demasiados personajes. La trama es oscura y hasta tenebrosa contrastando con otros pasajes más infantiles.

 

Tarde para la Ira

Nota: 90/100

Continuamos nuestro repaso a las mejores y más destacadas películas del año con esta producción española. Impresionante debut de Raúl Arévalo en la dirección con esta película a medio camino entre el relato costumbrista y el thriller más demoledor recogiendo una tradición cinematográfica con sobresaliente resultado. Y Goya al canto, merecidísimo, como mejor película española de 2016.

En la mirada Arévalo atesora mucho buen cine: hay algo de Carlos Saura en su dirección, pero también se aprecia una aproximación a la violencia que recuerda a Jaime Rosales en Las horas del día, dejando que lo turbio se abra camino en medio de la normalidad y sin tapujo alguno.

Si la venganza es un plato que se sirve bien frío, Tarde para la ira demuestra que es posible que, aún salida de la nevera, eleve la temperatura del público.

Lo mejor: La brutalidad del guión, la crudeza de la foto y la calidad de las interpretaciones, sobre todo la de Manolo Solo: más que brillante, sideral.

Lo peor: Tiene pocas fisuras más allá de alguna licencia clásica del género y la evidente precariedad presupuestaria de la que nace.

 

Hardcore Henry

Nota: 90/100

Hardcore Henry es el sueño hecho realidad de cualquier jugón: una película realizada en cámara subjetiva en un 99,9% al más puro estilo Call of Duty con unos efectos especiales espléndidos.

La película es una ráfaga de aire fresco en el anquilosado panorama cinematográfico actual. Es original, arriesgada y cuenta con un sentido del humor muy característico que va desde lo esperpéntico hasta lo sutil con guiños constantes a un espectador cómplice que se pertirá viendo al camaleónico Sharlto Copley desempeñando persos papeles o se encariñará con facilidad con un personaje al que no consigue verle el rostro más que en una fugaz ocasión. ¡Si hasta tenemos un microespacio para el western! ¿Quién da más?

Lo mejor: El ritmo frenético, la banda sonora, la honestidad de la peli como propuesta experimental llena de humor y el personaje de Sharlto Copley.

Lo peor: Está concebida para ser vista en pantalla grande y evitando las primeras filas, sobre todo si quieres ahorrarte un dolor de cabeza y un buen mareo.

 

Un monstruo viene a verme

Nota: 90/100

El orfanato, Lo imposible y ahora Un monstruo viene a verme. Está claro que Juan Antonio Bayona no solo es un talentosísimo director sino que además está especialmente capacitado para el drama familiar conectando con el espectador de manera inmediata.

Bayona rubrica una enternecedora y adulta historia tan bien narrada y con interpretaciones tan sólidas que cuesta encontrarle un pero. Un monstruo viene a verme es además un claro homenaje a los cuentos de hadas y a su capacidad de hacernos comprender y asumir nuestras propias vivencias por más que éstas nos atormenten.

Uno de los grandes aciertos de la película de Bayona es que para el guión ha contado con el autor de la maravillosa novela en la que se basa la película: Patrick Ness, lo que asegura la fidelidad en cuerpo y alma a la esencia de la historia. La materalización también está a la altura con un elenco formidable y una plasmación plástica brillante que la convierte en una de las películas más recomendadas de 2016.

Lo mejor: La dirección de actores, el aspecto milenario y telúrico del gigante, sus historias y cómo se conjugan con las vivencias del protagonista.

Lo peor: Es una película muy emocional y adulta que nos sumerge en la forma de afrontar la pérdida. Por desgracia habrá quien se quede solo con el drama.

 

Buscando a Dory

Nota: 90/100

Sobresaliente secuela en la que no faltan emoción, belleza y potentes mensajes relacionados con adquisición de una paulatina madurez, sentido del riesgo y búsqueda de la libertad. Buscando a Nemo fue una película que logró un consenso férreo entre la crítica y se alzaba con el Oscar a mejor cinta de animación de forma muy justa.

Revisitar a los personajes pasado tanto tiempo era un riesgo altísimo y el resultado es... una verdadera maravilla de película: Buscando a Dory cumple con las expectativas consiguiendo un balance muy bueno de emoción, aventura y significado. No tiene precio recuperar el balleno, las gaviotas del "mío, mío, mío" e incorporar una nutrida galería de personajes a lo ya conocido.

Las motivaciones para realizar la película están perfectamente definidas y ese heterogéneo público al que se dirige podrá disfrutarla sin ambages sean grandes o pequeños: sigamos nadando.

Lo mejor: El diseño de personajes, el guión, la calidad de la animación, el doblaje y traducción al castellano

Lo peor: Algunos gags pueden llegar a ser repetitivos pero es lo que tiene perder la memoria a corto plazo...

 

La doncella

Nota: 88/100

Preciosa película de Park Chan Wook que se marca una oda al amor y a la gozosa sexualidad femenina en un thriller erótico de época muy explícito. Solo él podía filmar semejante adaptación de "Falsa identidad". Si la novela se sitúa en la época victoriana, Wook nos traslada en su película a la colonización japonesa de Corea en los años 30 para proponernos un curioso juego sobre las falsas apariencias.

Genial desenlace para una historia irreal por imposible, intrincada, que te deleita y desafía a cada momento por el cambio de narradores. Un must see en toda regla, una pieza exquisita de estampas bellísimas y encuadres perfectos. ¡Cómo rueda este hombre, qué delicia! Si quieres más recomendaciones lee el cine asiático que no te puedes perder.

Lo mejor: Las cualidades plásticas de la película: se puede respirar en su atmósfera. Las dos actrices protagonistas, la fotografía, el sentido del humor...

Lo peor: Es una película larga y algunas caracterizaciones (en concreto la del viejo verde) no están a la altura, aunque se justifique al final.

 

Que dios nos perdone

Nota: 88/100

¿Os gustan los thrillers intensos? Pues Que dios nos perdone es uno con regusto madrileño, perfectamente ejecutado y articulado en torno a los personajes protagonistas lo que lo convierten en una de las películas más destacadas del año. Rodrigo Sorogoyen hace un trabajo de primera categoría, con pocas fisuras. El contexto: la ciudad de Madrid en el verano de 2011. La crisis económica, el movimiento 15-M y millón y medio de peregrinos que esperan la llegada del Papa se dan cita para convertir una investigación policial en un caos o más bien en un infierno soterrado que quiere dejarse al margen de la opinión pública.

El gran punto fuerte de Que dios nos perdone es el hecho de que se sustenta en dos pilares fundamentales: Antonio de la Torre (otro trabajazo después de Tarde para la ira) y Roberto Álamo (otro monstruo interpretativo), una suerte de Quijote y Sancho de la investigación policial que, como en la novela de Cervantes, acaban sanchificado y quijotizado.

La película no se limita a mostrar a un asesino en serie sádico bidimensional y simple sino que juega con la idea de que comparte con nuestros protagonistas (lejísimos de ser héroes perfectos) algunos rasgos de su enfermiza personalidad e incluso una doble escala de valores que le permite ser compasivo con seres desfavorecidos y muy violento con otros.

Lo mejor: La evolución de los personajes, la banda sonora trepidante y la progresión de la investigación criminal.

Lo peor: Está ligeramente pasada de metraje, los personajes femeninos apenas se desarrollan y el clímax es desolador pero te deja espacio para pensar.

 

Captain Fantastic

Nota: 88/100

Matt Ross reflexiona a través de esta fábula sobre cómo es nuestra sociedad y cómo podríamos cambiarla. Lo que busca, remover conciencias, lo consigue de sobra. Nos propone un experimento extremo: el que realiza un matrimonio que, tras decidirse a vivir en la naturaleza y vivir de una forma totalmente sostenible cultivando su tierra y levantando su propio hogar con sus manos, planifica educar a sus hijos de forma también independiente a "la civilización".

Imprescindible si eres padre/madre o tienes menores a tu cargo para plantearte cómo vas a relacionarte con ellos, cómo les hablarás de temas a priori tabúes como el sexo o la muerte y de tu nivel de implicación y exigencia ante los retos que te planteen.

Lo mejor: Las ideas que propone sobre otra forma de educar a los hijos, la rotundidad de todas las interpretaciones y el hecho de que no da nada por sentado.

Lo peor: Al principio tienes la sensación de que la historia se va a quedar en una gamberrada naif llevada al extremo, pero propone retos muy reales.

 

Rogue One: una historia de Star Wars

Nota: 88/100

El primer spin-off de Star Wars le habla de tú a tú a los amantes de la primera trilogía y cuenta con unos efectos especiales increíbles.

Gareth Edwards ha conseguido algo muy difícil: una película coherente, con personalidad propia pero siendo respetuosa, nostálgica y hasta arriesgada en ese punto de añoranza poniendo a prueba los límites de la recreación de personajes víaCGI (Computer Animated-Imaginery, es decir, imágenes generadas por ordenador) deIndustrial Light & Magic. Uno de los mayores retos fue el de emular a un Schwarzenegger digital en Terminator: Génesis para hacerlo pelear con el real. Aquí la compañía asume nuevos riesgos que no siempre le salen bien, pero he de decirlo, ¡alucino con lo fina que es ya la frontera con la realidad!

Es de ley reconocerles la titánica tarea, la ambición y el duro esfuerzo. La pega es que a veces la sutileza es una baza mucho más interesante de manejar para este tipo de homenajes que la explicitud. 

Lo mejor: La ambientación, la BSO, las batallas espaciales y el empaque del conjunto con una personalidad propia pero siendo respetuosa con la idea original.

Lo peor: Le sobra un pelín de metraje y algunos personajes no aportan demasiado. Hay homenajes que se pasan de rosca y le falta sutileza.

 

La llegada

Nota: 85/100

Denis Villeneuve vuelve a la carga para consolidarse como uno de los directores más talentosos, hipnóticos y visionarios del panorama actual. A las pruebas me remito: nos destrozó el corazón con Incendies, nos desconcertó con Enemy, nos mantuvo al borde de la butaca con Prisioneros y palpamos la tensión en Sicario, por hablar solo de sus últimas películas. Está claro que el desarrollo del plano emocional de cada una de sus obras es una de las mejores bazas con las que juega.

Ahora se interna en la ciencia-ficción como aperitivo previo a Blade Runner 2049 que verá la luz en 2017 y eleva aún más las expectativas respecto a su trabajo desarrollando un legado que esperemos sea digno de la obra de Ridley Scott de 1982, considerada como una de las mejores películas de ciencia-ficción de la Historia del Cine.

La llegada es una sólida propuesta en la que hay un fuerte componente dramático. El mensaje que lanza es hermoso, las imágenes y la banda sonora poéticas y el conjunto, un caramelo para degustar con fruición.

Lo mejor: La interpretación de Amy Adams, el concepto de la novela, la cadencia de las imágenes y BSO y la reflexión sobre la vida. Es una película hermosa.

Lo peor: Decisión desacertada de casting la de Jeremy Renner. Cumple, pero no añade nada. El último tercio de la película el espectador se anticipa a la trama.

 

Spotlight

Nota: 85/100

Abordar una película que se mete de lleno en un tema tan delicado y complejo como el de la pederastia es una tarea que puede deslizarse peligrosamente por dos pendientes: la del amarillismo y la del morbo.

Encontrar contención y comedimiento sin censura alguna hacen de Spotlight una rara avis en el panorama cinematográfico, tan tendente a la víscera y la adrenalina como reclamo comercial.

Josh Singer y Thomas McCarthy consiguen enfocar su guión desde una perspectiva casi de thriller periodístico permitiéndonos seguir cómo la pisión del Boston Globeque se dedica a investigar temas en profundidad y que da nombre a la cinta, Spotlight, hunde el estilete en este asunto.

La 88ª Gala de los premios Oscars 2016 galardonó a Spotlight con 2 de las 6 nominaciones que más tenía. De hecho, dos de las más importantes: mejor guión original y mejor película del año, algo que nadie esperaba a priori a la vista de la contundencia de la propuesta de González Imárritu, El renacido, que partía como favorita. Aquí tenéis la lista completa de los ganadores de esta edición de los Oscar.

Lo mejor: El enfoque periodístico de la trama y su crescendo paulatino.

Lo peor: La temática y su tratamiento no atraerán a las masas, a pesar de su relevancia e interés.

 

La bruja

Nota 85/100

El primer largometraje de Robert Eggers es una pasada si tenemos en cuenta que supone su debut como director y guionista. Estamos hartos de ver películas sobre los juicios de Salem y de rascar en una mitología harto conocida desde una perspectiva totalmente diferente a la de La bruja. Normal que aterrorizara al propio Stephen King.

Profundamente perturbadora y arriesgada, La bruja hunde las uñas en el folklore para retratar uno de los grandes miedos del siglo XVII. El guión es bueno, pero el resultado se debe en un gran porcentaje a la entrega absoluta de sus intérpretes que hacen creíble lo increíble y orquestan secuencias asfixiantes, impredecibles, que dejan al espectador clavado en la butaca pensando qué vendrá después.

Hay además un gran bagaje artístico en la concepción de la puesta en escena y la fotografía de La bruja: desde reminiscencias de las pinturas negras de Goya hasta los claroscuros de Caravaggio pasando por la senda del cine de autor de Lars Von Trier.

Es densa, elegante, evocadora y casi diríase dotada de cierto aire documental gracias a la recuperación de ese inglés antiguo que envuelve la religiosidad en un papel de plata inteligible pero que fluye como un misterioso arcano. Una de las mejores películas de 2016 sin duda alguna que todo el muno debería ver.

Lo mejor: Pone los pelos de punta con algunas secuencias magistrales. El elenco está de fábula.

Lo peor: Si no entras en la película puede parecerte risible, sobre todo la conclusión

 

Al final del túnel

Nota: 85/100

Rodrigo Grande deja atrás la comedia tras dirigir películas como Presos del olvido y Cuestión de principios para internarse con notable éxito en el terreno del thriller policial con Al final del túnel, una coproducción hispano-argentina que desarrolla una trama policiaca en forma de thriller asfixiante.

Lo hace de una manera muy clásica, sembrando dudas en el espectador, conduciéndolo a través de la trama de una forma paulatina y encajando giros de guión bien justificados que consiguen sorprender y hacer avanzar la película por derroteros insospechados.

¿Cuál es el pasado de nuestro protagonista? ¿Y la verdadera intención de su nueva inquilina? ¿Hasta dónde está dispuesto a llegar a pesar de su movilidad reducida para defender su hogar de la banda que amenaza su nuevo status?

Lo mejor: Ambientación, fotografía, montaje e intérpretes. La banda sonora es original y la tensión está muy bien medida.

Lo peor: En algunos aspectos es muy clásica y nuestro protagonista roza la inverosimilitud con algunas proezas excesivas.

 

No respires

Nota: 85/100

No respires deja sin respiración así que juego, set y partido para Fede Álvarez que se confirma como una promesa incipiente como narrador con esta genial película.

Gran parte de No respires se desarrolla en el interior de la casa que van a asaltar: la de un exmilitar retirado que vive solo atesorando una misteriosa fortuna que además es invidente y arrastra la obsesión de haber perdido a su hija, como pudisteis ver en el clip en exclusiva que os ofrecimos de la película.

Y ahí va la segunda baza que el director explota con verdadera maestría: la utilización del espacio. Hay que decir que la planificación del rodaje funciona como un reloj suizo para que el espectador pronto se sitúe y sepa dónde va a desarrollarse el thriller: la habitación del invidente, el sótano, el armario que alberga la caja fuerte o la cocina, pero incluso también el patio o los tubos de ventilación son en sí mismos una entidad propia que se transforma en trampa letal como si esa ruinosa construcción fuera un ente en sí mismo que los hubiera engullido y casi digerido a través de sus intestinos intersticios.

La música, compuesta por Roque Baños, uno de los compositores de bandas sonoras españoles más reputados, contribuye en gran medida a crear esa atmósfera tan particular y opresiva que media entre los personajes, apurados por envolverse en la invisibilidad del silencio y el asaltado cuya percepción resulta muy superior a la de cualquier persona dotada del sentido de la vista. ¿No creeríais que su pasado como exmilitar sería baladí?

Lo mejor: El montaje, la banda sonora, el aprovechamiento del espacio y las sorpresas de cara a las expectativas del espectador.

Lo peor: Llegado un punto es un pelín predecible, hay algunos fallos de raccord y en general es una película sencilla que gana con la forma en que es narrada.

 

Zootrópolis

Nota 85/100 

Zootrópolis es una película muy original dentro de las creaciones de Disney, y, de hecho, hay quien ha señalado un cierto regustillo a las películas de Pixar. 

Se trata de una cinta de animación que despertará simpatías entre los pequeños pero también entre los mayores.

La película narra las aventuras de Judy Hopps (a la que da voz Ginnifer Goodwin), una conejita que quiere ser policía a toda costa y triunfar como agente de la ley en una ciudad en la que los delincuentes pueden tener el doble de su tamaño. 

Si echamos un vistazo al diseño de los personajes, nuestros protagonistas nos serán rápidamente familiares: Judy Hopps es una versión estilizada de Tambor y Nick Wilde, el zorro, recuerda poderosamente al Robin Hood de la cinta del 73. Por supuesto, hablamos de versiones animales antropomorfas, pero además, de seres que viven en la civilización, utilizan la tecnología y tienen los mismos problemas que nosotros.

Lo mejor: Los guiños a Breaking Bad y los perezosos además de la estructura detectivesca.

Lo peor: Sobra el número final de Gazelle-Shakira (suerte que son los créditos finales).

 

El hombre de las mil caras

Nota 83/100

El hombre de las mil caras es una de las mejores películas de 2016. Este thriller basado en hechos reales consigue sacarle los colores a la España corrupta de hoy y de ayer está inspirado en la novela "Paesa, el espía de las mil caras".

Francisco Paesa, ex agente secreto del gobierno español, responsable de la operación contra ETA más importante de la historia, se ve envuelto en un caso de extorsión en plena crisis de los GAL y tiene que huir del país. Cuando regresa años después está arruinado. En tales circunstancias, recibe la visita de Luis Roldán, ex Director General de la Guardia Civil, y de su mujer Nieves Fernández Puerto, que le ofrecen un millón de dólares si les ayuda a salvar 1.500 millones de pesetas sustraídos al erario público.  

Al arrojo del director de perseguir la historia de un fantasma enturbiada por la maraña mediática de la época y su propia voluntad de desaparecer, además del mérito extra de coescribir el guión junto a Manuel Cerdán y Rafael Cobos, hay que añadir la banda sonora compuesta por Julio de la Rosa, que puede resultar atípica para el género de la cinta. Álex Catalán repite a las órdenes de Rodríguez consiguiendo convertir los juegos de sombras y los contraluces en armas narrativas tan poderosas como las líneas del guión.

Lo mejor: Eduard Fernández ES UN FENÓMENO y está acompañado de otros cuantos. Foto, banda sonora y conclusión inmejorables.

Lo peor: El bajón de ritmo a mitad de la película, la interpretación de Carlos Santos y el trabajo de peluquería y postizos.

 

Película de Assassin's Creed 

Nota 82/100

Assasin´s Creed es una de las adaptaciones de videojuegos al cine mejor conseguidas y por derecho propio se ha convertido también en una de las mejores películas de 2016.

La adaptación del juego de Ubisoft al cine dirigida por Justin Kurzel y protagonizada por Michael Fassbender y Marion Cotillard es brillante en todos los sentidos, más si cabe, teniendo en cuenta la enorme dificultad técnica y argumental en la que se ha sumergido para crear toda una experiencia audiovisual de primera categoría.

El balance de acción, narración y reflexión es notable, la trama fluye asumiendo riesgos, introduciendo cambios relevantes como el nuevo Animus que ya veríais en los tráilers, pero demostrando que es posible ser respetuoso con el espíritu del juego y elevar la apuesta para crear algo nuevo, sólido e interesante por sí mismo. Hay espacio para el drama íntimo y para el arco argumental global sin descuidar ninguno de los dos planos.

Y para aquellos más críticos cabe decir que la película de Assassin´s Creed se toma sus licencias para recrear el pasado un poco a su manera, así que, aparcad la fidelidad histórica de los hechos. Y para aquellos que no conozcan el videojuego de Assassin´s Creed, tranquilos, vais a poder seguir la trama sin problemas puesto que es asequible aunque quizás echéis de menos algunas explicaciones en momentos puntuales. 

Lo mejor: Las secuencias de parkour son alucinantes. El reparto está escogido con mimo y la peli capta la esencia del videojuego.

Lo peor: El público neófito puede tener la sensación de haberse perdido algo, como la trascendencia del salto de fe. Hay algún giro final demasiado tosco.

 

Calle Cloverfield 10

Nota: 80/100

Una magnífica película de suspense que va aportando información al espectador con cuentagotas hasta llegar a un final inesperado. Muy bien jugadas todas sus bazas: rodaje secreto, promoción discreta y ¡diana!

Buena tensión psicológica, un efectivo crescendo narrativo y un personaje femenino que tiene un arco evolutivo intersantísimo son las grandes bazas con las que cuenta Calle Cloverfield 10 para embelesar al público que busque al fin una buena cinta de suspense.

Los apenas cinco millones de dólares con los que se ha rodado y su sencillez argumental no le restan ningún mérito a una puesta en escena impoluta y un desarrollo tan crispante como cuajado de giros insospechados.

Lo mejor: El ritmo, las interpretaciones y el suspense, logradísimo en la claustrofóbica primera parte.

Lo peor: Quizás peca de dar demasiadas explicaciones al final, pero merece la pena el riesgo.

 

Lecturas recomendadas