Las mejores series de la historia
Reportaje

Las 25 mejores series de la historia de la televisión

Por Jesús Delgado
-

¿Las 25 mejores series de la historia de la televisión? Prácticamente ningún ranking se pone de acuerdo con ello. No obstante, nosotros hemos intentado recopilar un listado, en el cual pretendemos proponeros cuáles son las mejores series según nuestro criterio. Hay de todo y para todos... ¡Ya lo veréis!

¡Ahora si que nos hemos propuesta una tarea realmente complicada! La de buscar cuáles son las 25 mejores series de la historia de la televisión. No ha sido nada fácil, pero finalmente lo hemos conseguido. Y es que desde que la televisión comenzó a emitir, allá por por los años 30 del siglo pasado, ha habido un montón de series televisivas, las cuales se han convertido no solo en habituales de nuestros hogares, sino también en pilares capitales de la cultura popular. ¿O acaso no pensamos en ellas, inadvertidamente cuando pensamos en nuestra infancia o en fórmulas habituales de ocio?

Consideraciones aparte, una cosa está clara, entre tantísimas series que se han emitido a lo largo de más de medio siglo, hay unas cuantas que tienen el innegable honor de figurar en prácticamente cualquier ranking. Ahora bien, ¿cuáles son? A eso mismo vamos a continuación, tras la siguiente lista. 

 

1.The Wire

Quien haya estudiado Periodismo seguramente recordará esta serie como el fetiche recurrente sus profesores, que de manera habitual se llenaban la boca con ella, aunque no tuviera que ver mucho con la asignatura que nos tocaba. Los demás la recordaréis porque todo el mundo dice que es muy buena. Y algo de eso hay. La HBO exploró la disfunción de las instituciones de Baltimore a través de esta serie creada por David Simon. A través de cinco temporadas, The Wire exploraba las flaquezas del departamento de policia, los medios de comunicación, la clase política, el sistema sanitario y los pilares de la sociedad de la ciudad. Un agrio placer para los fans de los dramas realistas.  

2. Friends 

La sitcom de David Crane y Marta Kauffmanes es una droga muy dura para los serieadictos. Friends, la serie de NBC, se convirtió en un hito de la televisión, con sus entrañables personajes: Mónica, Rachel, Phoebe, Joey, Chandler, Ross... toda una generación creció con ellos y con sus extraños líos, que finalmente tuvieron un final más o menos feliz. Eso sí, la serie está más que acabada y no esperamos secuela o película.

3. Juego de Tronos

La reina imbatible de la televisión desde su estreno hace seis temporadas. HBO se ha cubierto de gloria con Juego de Tronos, la adaptación de las novelas de Canción de Hielo y Fuego de George R.R. Martin. Si bien las últimas temporadas parece que se desviarán ligeramente de los libros, ya se comenta también que no habrá más Juego de Tronos después de la temporada 8. El desenlace está cada vez más cerca, a medida que el "Invierno se acerca".

4. Los Soprano

David Chase nos sorprendió con este "El Padrino" moderno de la televisión. En The Sopranos, Tony Soprano (James Gandolfini) era el patriarca de una familia mafiosa de Nueva Jersey con problemas en su vida familiar, debido no solo a su particular ámbito de "trabajo" y al elemento criminal que lidera. A lo largo de cinco temporadas íbamos conociendo a esta familia y a sus competidores, las luchas con otras familias mafiosas y la constante pugna con el FBI y otras organizaciónes. Su poco ortodoxo final, no obstante, es el elemento que ha trascendido a la cultura popular, debido a las iras que levantó. 

5. Perdidos

Con esta, o la odias o la amas. El eterno juego del despiste al que nos sometieron Jeffrey Lieber, J. J. Abrams y  Damon Lindelof a lo largo de las seis temporadas que duró este drama fantástico de la ABC no dejó indiferente a casi nadie. O una de dos, o te enganchabas más a la Isla de Perdidos, queriendo descubrir que pasaba (tras especular como un loco) o lo mandabas al cuerno, desistiendo ante tanto humo y espejos. Por cierto, que el final de esta también dividió a los fans entre los que alabaron su fórmula para concluir y los que juraron y perjuraron que no verían nada más que firmaran Abrams y Lindelof. 

6. Expediente-X

La verdad está ahí fuera. Dave Duchovny y Gillian Anderson nos regalaron a Fox Mulder y Dana Scully durante las nueve temporadas originales (sin contar con las películas) y la décima y nueva temporada reciente. Chris Carter nos adentró en un sórdido mundo de conjuras, complots, alienigenas, monstruos desconocidos y misterios de dificil resolución que marcaron a los televidentes en la década de los 90. La televisión y las series sobrenaturales no serían lo mismo sin ella.

7. House of Cards

Aunque estamos ante una producción relativamente reciente, House of Cards ya se ha convertido en una de las grandes series de la televisión en sus cuatro temporadas de vida (y en espera de una quinta). Los intrincados planes del congresista Frank Underwood (Kevin Spacey) han revelado lo peor de la Alta Política estadounidense, mostrándonos el lado menos amable y más cínico del día a día en el Congreso y en el Senado. Una de las mejores series de Netflix. Y con razón. 

8. Los Simpsons

De dibujante y animador minoritario a gran creador mundilamente conocido. Los Simpsons de Matt Groening nacieron como sketches para el Show de Tracey Ulman. Sin embargo, su popularidad creció tanto que en 1989 debutaron en solitario como serie. Desde entonces les tenemos hasta en la sopa. Fox lleva emitidas ya la friolera de 27 temporadas ¡Y las que les quedan! Casi podemos decir que son, y con razón, la gran familia de la televisión. 

9 El Ala Oeste de la Casa blanca

Antes de House of Cards ya hubo otro gran drama político, El Ala Oeste de la Casa Blanca (The West Wing), que contaba la presencia estelar de Martin Sheen en el papel del presidente demócrata Joshia Bartlet. La serie, creada por Aaron Sorkin, se emitió desde 1999 a 2006 y fue emitida por NBC. A lo largo de ella conocíamos los problemas internos de una administración durante dos legislaturas. Aunque su tono era más amable que muchas series de tinte político, su ambientación ha sido alabada, debido al acertado retrato del funcionamiento interno de una presidencia estadounidense. 

10. Twin Peaks

"Laura Palmer la Palma y Carlos Mata, la mata". Perdonad el chistaco rancio, pero los que crecimos con Telecinco emitiendo esta serie, lo entenderemos y nos seguiremos riendo con él. David Linch nos propuso en los 90 este drama policial, con tintes sobranaturales, que supuso un shock revolucionario para los espectadores. El asesinato de Laura Palmer y todo lo que había detrás de él mantuvo en vela a los fans durante las dos temporadas que duró la serie. No es casual que esta serie, además, haya dado lugar a numerosos guiños en otros tantos shows. Las referencias en la cultura popular son abundantes, como la tarta o los sueños que sufren algunos personajes. Ojo, que la continuación anunciada tampoco nos parece mal, pero no es lo mismo...

11. Star Trek

"El espacio, la última frontera..." no os vamos a recitar todo el lema inicial de la gran serie de Ciencia Ficción de la televisión. Creada por Gene Roddenberry para NBC allá por 1966, la serie de Star Trek proponía un futuro tan brillante que postulaba la posibilidad de que la humanidad podía permitirse el lujo de enviar una nave explorada a mapear el universo. Esta nave, la USS Enterprise contaba con un alto número de tripulantes, cuyo origen era revolucionario. No solo había rusos y orientales, como Chekov y Sulu, sino una mujer afroamericana en el puesto de oficial de comunicaciones. Ahora bien, esta serie solo duró tres temporadas antes de su cancelación, lo cual no impidió que se convirtiera en objeto de culto, con películas, spin-offs, novelas y videojuegos que han expandido los viajes de la Enterprise más allá, como bien demuestra su última película

12. Cheers

Otro clásico entre los sitcoms, Ted Danson y Shelley Long protagonizaban esta serie que transcurría en un pub con el nombre que daba nombre al show. Entre 1982 y 1993 NBC emitió esta serie que resulta un pilar del género debido al gran impacto que tuvo. Cabe destacar que esta serie, además dio lugar a una de las grandes comedias de los 90, que no es otra que...

13. Frasier

Efectivamente, Frasier. Para los despistados, Frasier (Kelsey Grammer) era un psiquiatra que comenzó a aparecer por el bar como interés romántico de Diane (Shelley Long). Pero tras ser abandonado en el altar, se convirtió en personaje recurrente. Tiempo después, Frasier adquiriría entidad propia e incluso una serie para él solo que duraría otros diez años (1993  a 2004). Por cierto, Frasier no es el único spin-off de Cheers. También hemos de recordar a Los Tortellis, basada en otra pareja que regentaba Cheers durante las primeras temporadas. 

14. Monty Python's Flying Circus

Un clasicazo del humor. Si nosotros tenemos a los chicos de Muchachada Nui y La Hora Chanante para cuestiones de humor absurdo, los ingleses tienen a los Monty Python y su no poca fértil y perversa imaginación. Aunque les conocemos principalmente por La Vida de Brian o El Sentido de la Vida, los sketches y gags de los Monty Python son un tema recurrente de Internet incluso a día. Ya hablemos de la canción del Leñador u otros cortos, los Python sembraron sonrisas en los años 70 con un humor que aún aguanta el paso del tiempo.

15. Alfred Hitchcok presenta:

Hitchcock, el maestro del suspense, contó con una serie propia. Alfred Hitchcock presents era una antología de relatos de suspense que se emitió de 1955 a 65. La serie contaba relatos autoconclusivos con el toque del cine del director inglés, aunque no todos los episodios los dirigió él. Nombres como los de  Robert Altman o Sydney Pollack figuran entre los directores de la primera etapa. Posteriormente, en los 80, se realizó un remake que volvía a contar con introducciones de Hitchcock coloreadas para esta renovación del material original. 

16. Urgencias

ER para los amigos. Desde 1994 al 2009 esta serie se emitió casi de manera ininterrumpida en la cadena NBC. Creada por Michael Critchon, la serie se desarrollaba mayormente en un hospital, relatando lo que le sucedía a los médicos del turno de emergencias. Cabe destacar, además, que esta serie sobre hospitales, que fue realmente icónica en su momento llegó a contar con un crossover con otra serie sobre turnos complicados, en este caso con Turno de Guardia (Third Watch).

17. Breaking Bad

O la consagración de Bryan Cranston ante el público. Ya en la primera temporada, el actor se nos metió en el bolsillo con su papel de profesor de química con un cáncer terminal, que opta por dedicarse a fabricar droga para dejarle "un dinerillo" a su familia para cuando él no esté, pero en las siguientes... bueno, mejor no os contamos nada para que os pongáis al día sin miedo a SPOILERS. Solo os diremos que se trata de una de las series más grandes de los últimos tiempos.

18. Hermanos de Sangre

Más conocida como Band of Brothers. Tom Hanks y Steven Spielberg, en calidad de productores, nos propiciaron en 2001 esta mini-serie sobre la II Guerra Mundial, basado en un libro de  Stephen E. Ambrose, que relata hechos acaecidos durante el conflicto. La serie con un fuerte contenido histórico, que sigue los pasos de la Compañía Easy durante el conflicto. Un pedacito de cielo para los amantes de la Historia de los relatos bélicos. 

19. Ally McBeal

O como diría Bender... "Abogada Soltera lucha por su cliente, lleva minifaldas provocativas y además es autosuficiente". Emitida en Fox entre 1998 a 2005, supuso la consagración de Calista Flockhart como protagonista, interpretando a la abogada que da nombre a la serie. La mezcla de comedia surrealista, drama y la ambientación jurídica fue un éxito en su momento, y la llegada de nombres como el de Robert Downey Jr. no hicieron sino aumentar los números de audiencia. Ahora bien, críticas le llovieron en su momento. Sobre todo de parte de sectores feministas, que consideraban que el retrato de Ally hacia ciertas mujeres era insultantemente simplón. Por cierto, el tema principal le corresponda a Vonda Shepard y se titula:"Searching my Soul".  

20. Batman: La serie animada

Durante mucho tiempo, considerado el mejor Batman de todos los tiempos, con permiso del Batman de la serie Arkham. Bruce Timm y Paul Dini realizaron un nuevo Batman, con ambientación art decó oscuro que sirvió de inspiración para las siguientes series y producciones animadas de Warner. Este hito, además, reunió al casting más jugoso de voces de Warner: Kevin Conroy, Tara Strong, Mark Hamill.... una gozada vaya.

21. Sexo en Nueva York

Serie de culto de Fox, basada en la novela Sex and the City, que seguía la vida y peripecias (con numerosos encuentros sexuales) de cuatro mujeres interpretadas por Sarah Jessica Parker (como Carrie Bradshaw), Kim Cattrall (como Samantha Jones), Kristin Davis (como Charlotte York), and Cynthia Nixon (como Miranda Hobbes). La serie tuvo dos películas secuela y una precuela en forma de serie, titulada The Carrie Diaries y que se ambienta en los 80. La serie, como Ally McBeal recibió críticas por motivos similares, debido a lo que se consideró una frivolización de ciertos temas como el sexo o la feminidad. 

22. Los Picapiedra

¡Yabbadabba-dugh! Si no os acordáis de Pedro Picapiedra, Rocadura y esa divertida Edad de Piedra, es posible que haya una barrera generacional importante. Los Picapiedra fueron Los Simpsons antes de Los Simpsons. Aunque eran unos dibujos animados muy blancos (comparados con los que hay ahora), Pedro, Pablo y el resto de la tropa representaban una sitcom animada que hacía las delicias de niños y pequeños en los 60, representando la vida de una familia de clase media americana en un escenario prehistórico. La serie tuvo numerosas secuelas y, más recientemente, DC ha lanzado un cómic basado en la serie original

23. The Pacific

HBO, Playtone y DreamWorks nos presentaron en 2009 la secuela/spin-off de Hermanos de Sangre. La serie cambiaba de tercio y nos contaba la historia de tres marines en el escenario del Pacífico. La trama, nuevamente, contenía fuertes dosis de veracidad histórica, al basarse en las memorias de varios miembros de la 1ª División de Marines que operaron en el conflicto durante la II Guerra Mundial. The Pacific es otra serie de visionado obligado para amantes de la historia o del gatillo fácil en CoD. 

24. Futurama

Que Matt Groening nos diera dos de las mejores series de la televisión no es casualidad. Donde los Simpsons son una caricatura de la familia americana y de la sociedad, Futurama es una catarsis en forma de daga al estómago de la raza humana. Tremendamente ácida, incisiva y dura, Futurama criticaba aspectos de nuestro modo de vida, convenciones, cultura popular e, incluso hábito e ideología, valiéndose del vehículo de la ciencia ficción. Irrepetible. Lástima que esté muerta y cancelada para siempre jamás.  

25. Sherlock

No exenta de detractores, por su controvertida adaptación del detective de Conan Doyle, la versión moderna de Steven Moffat (Doctor Who) es una de las grandes series británicas desde hace varios años y cuenta con . Esta versión, que revisiona los casos clásicos de los relatos literarios originales y que ha hecho famoso a Benedict Cumberbatch, verá emitida en breve su cuarta temporada


 

 

 

 

Lecturas recomendadas