Reportaje

Los 5 grandes aciertos de El hombre de acero

Por Raquel Hernández Luján
-

Nueva génesis para el superhéroe por excelencia: Superman surca el cielo como nunca antes lo había hecho de la mano de Zack Snyder. Vamos a analizar cuáles son los puntos fuertes de su nueva película, ¿te apuntas?

Hay gustos para todos los colores, algunos han salido de las salas de cine decepcionados y otros han aplaudido entusiasmados, pero hoy queremos destacar los cinco grandes aciertos de El hombre de acero...

1-Ruptura total: un nuevo universo para Superman

Si en algo hay una completa unanimidad entre todo el que ha visto ya la película es en el primer punto que os vamos a exponer: la película no tiene nada que ver con sus antecesoras. Ni calzoncillos por fuera, ni rizo en la frente, ni la cálida voz de Jor-El acompañando a su bebé a lo largo de su viaje hasta la Tierra, ni unos padres adoptivos que no pueden tener hijos de forma natural, ni una pícara Lois Lane, ni villanos con sentido del humor (y un poco ridículos incluso)...

En fin, podríamos seguir enumerando sonoras diferencias con el Superman del 78, pero resumiendo mucho, asistimos a un nuevo baustismo del superhéroe, mucho más centrado en la trama alienígena. "Tú eres la respuesta a la pregunta de si estamos solos en el Universo", le dice Kevin Costner (el nuevo padre adoptivo de Kal-El) a su hijo.

2-El reparto

Era muy difícil encontrar a un hombre que pudiera encarnar a un personaje de fuerza sobrehumana (al menos en la Tierra) y que personificara esa superioridad como de forma natural destilaba el actor Christopher Reeve. Henry Cavill consigue transmitir por una parte una gran humanidad (de hecho la película ofrece a lo largo de diferentes flash-backs la evolución del héroe desde el anonimato hasta su revelación al mundo) y por otra parte fortaleza y contundencia.

Otros grandes aciertos del casting son los padres biológicos y adoptivos de Kal-El/Clark Kent tanto por su trabajo en sí como por la química que hay entre ellos. Russell Crowe y Ayelet Zurer por una parte en su breve recorrido en Krypton y Kevin Costner y Diane Lane en la Tierra.

Muy alabada ha sido también la actuación de Michael Shannon como el general Zod así como la de Antje Traue como Faora-Ul, el reverso tenebroso del extinto planeta Krypton.

3-La paleta de colores de la fotografía

Hay dos mundos retratados en la película y están perfectamente retratados a través de la escala cromática que se les ha otorgado a cada uno de ellos.

Krypton juega con los tonos tierra, los dorados y la escala de grises tanto en la propia caracterización de los kryptonianos como en su entorno inmediato (decorados, atrezzo, exteriores...) mientras que la Tierra, icónicamente representada como el gran planeta azul, destaca por los tonos fríos en los que el rojo (casi magenta) se abre paso casi exclusivamente para Superman y su capa, contribuyendo a individualizarlo y a focalizar la atención en él.

La aparición de Zod hace que se cierna de nuevo la escala de grises sobre el planeta: él sigue representando la esencia de Krypton.

Los tonos más cálidos se reservan para los recuerdos de Clark Kent y cuentan con un tratamiento visual totalmente diferente al de la actualidad: abundan los planos detalle, los elementos sensoriales como el viento, sonidos característicos, frases que se repiten como mantras... La gama de colores se amplía, los horizontes están abiertos y hay una menor uniformidad que en el caduco Krypton, en el que hasta la concepción se ha estandarizado.

La infancia y juventud de Clark es la etapa de las incertidumbres y las preguntas mientras más adelante asistimos a su constatación como superhéroe y al final de sus dudas: ya sabe quién es y cuál es el camino que quiere tomar, no el que le propone Zod sino uno nuevo apostando por la humanidad.

4-La banda sonora

El trabajo de Hans Zimmer es fabuloso, una vez más, aunque también es cierto que no luce como en otras ocasiones. El compositor de conocidísimas bandas sonoras de películas como Sherlock Holmes, El Rey León, Gladiator, La delgada línea roja, El príncipe de Egipto, Mejor imposible, El código Da Vinci, Spanglish, La mujer del predicador, Rain Man, Rango o Piratas del Caribe 4, se encarga también aquí del entorno sonoro en el que se desarrolla la historia.


En ciertos momentos, normalmente aquellos en los que Clark recuerda su infancia, la banda sonora recuerda poderosamente a la de Gladiator, mientras que en los momentos más épicos queda diluida en los efectos sonoros. Una lástima porque si se escucha de forma independiente, es mucho más estremecedora.

5-Una puerta abierta a la novedad

Además de introducir "nuevos debates sobre un personaje nada nuevo", que ya es de por sí un gran mérito, la pelicula deja la historia en un punto que solo puede desarrollarse aportando muchas novedades. En el Superman que conocíamos Lois Lane desconoce que Clark Kent es el superhéroe, de ahí surgen sus dudas, los equívocos y los conflictos, pero ahora cuando él llega al Daily Planet hay complicidad entre ellos puesto que ella sabe perfectamente quién es, ¿cómo se desarrollará su relación sentimental y profesional desde esta premisa? Tendremos que esperar un poco para saberlo, pero desde luego lo que veremos será diferente a lo que ya hemos visto.

Tampoco hemos visto ni rastro de la verde kriptonita ni del megalómano empresario que supone la mayor amenaza para Superman: Lex Luthor. ¿Seguirá la secuela en esta línea optando por villanos como Brainiac o se reservará al genio informático para una precuela que desarrolle más el colapso de Krypton?

Los tiempos han cambiado y desde luego los villanos son uno de los grandes síntomas de cuál ha sido este cambio: ahora son personajes más oscuros, retorcidos y consistentes. No les perdonaríamos que fueran ingenuos o ineficaces, así que son mucho más letales y poderosos. Sus esbirros ya no son el elivio cómico de las películas sino tan destructivos y sólidos como ellos o más.

Hemos tratado de poner en valor los grandes aciertos de El hombre de acero, una de las películas más esperadas del año. Nunca habíamos visto a Superman volar tan alto, ni moverse tan rápido, los efectos especiales son una de las grandes bazas que juega la película, si bien en ocasiones se torna en su contra, ¿qué opinas tú?

Lecturas recomendadas