Principal juegos de pistola
Reportaje

Las 7 mejores máquinas de pistola y disparos de los recreativos

Por David Martínez
-

Repasamos los mejores juegos de pistola de los salones recreativos, un puñado de arcades como Duck Hunt, Operation Wolf, Time Crisis o T2 The Arcade Game en los que pusimos a prueba nuestra puntería por una moneda de 25 pesetas.

Las recreativas de pistola han sido uno de los géneros más longevos dentro de los arcades.

De hecho, hace poco tiempo os confirmamos el lanzamiento de la máquina de The Walking Dead, que se jugará disparando con una ballesta como la de Daryl Dixon contra los zombis en pantalla. 

Puede que el gameplay de utilizar un arma contra una pantalla (limitarse a apuntar y disparar, y en el mejor de los casos con recarga) no sea muy complejo, pero no se puede negar su diversión. Aquí destacamos alguno de los mejores arcades de pistola.

Pese a las dificultades técnicas, muchos de ellos tuvieron estupendas adaptaciones a consolas como NES, Megadrive (T2 The Arcade Game) Dreamcast (House of the Dead, Silent Scope, Confidential Mission) o PlayStation, con los Point Blank o Time Crisis.   

Duck Hunt

Duck Hunt 3

Seguro que muchos recordáis la versión doméstica. Duck Hunt era uno de los juegos más emblemáticos que se podían jugar con la pistola zapper en nuestra NES. Pero antes de llegar a nuestros hogares, pudimos disfrutar de la máquina recreativa. Salió en 1984 y se llamaba Vs. Duck Hunt.

Duck Hunt 2

El desarrollo era simple: nos apostábamos tras unos matorrales y teníamos que abatir los patos salvajes que iban apareciendo, con cuidado de no darle a nuestro perro de caza. Pese a que había juegos anteriores en que empuñábamos una escopeta, Nintendo apostó por llevarnos de caza con un revólver, anclado a la máquina mediante un cable.

Duck Hunt

La música de Duck Hunt es obra de Koji Kondo, a quien también hemos escuchado en los temas de Super Mario Bros y The Legend of Zelda. Y pese a que el desarrollo no ofrecía ninguna variedad, era uno de los arcades más populares de la época. Como curiosidad, Duck Hunt tiene un guiño en Super Smash Bros 3DS y Wii U.

Operation Wolf

Operation Wolf arcade

Esta genial recreativa ya tuvo su espacio entre los mejores juegos de guerra retro. Se trataba de armarnos con una UZI (que lanzaba granadas con el botón lateral) y recorrer una jungla, como un ejército de un sólo hombre, típico de las películas de los ochenta.

Operation Wolf 2

La cabina era espectacular, con un arma que simulaba una ametralladora real (nada de colores estridentes en el diseño), y mejoró aún más en la secuela Operation Thunderbolt, con dos armas, para dos jugadores simultáneos.

Operation Wolf

Taito arrasó en los recreativos con Operation Wolf en 1987, y volvió a colocar el género de los arcades de pistola en el punto de mira, nunca mejor dicho, de compañías y usuarios. 

Terminator 2 The Arcade Game

T2 arcade

La adaptación de la película desarrollada por Ljn era, en el mejor de los casos, floja. Pero la recreativa de disparos de Midway, T2 The Arcade Game, sí que supo capturar el espectáculo de la cinta de James Cameron. Sus armas era los gráficos y voces digitalizadas, visitas al futuro para luchar contra el ejército de Skynet y dos contundentes ametralladoras futuristas ancladas al mueble, para disfrutar del multijugador. 

T2 arcade 3

Las adaptaciones domésticas permitían además jugar con el Menacer (en Sega Megadrive) o el Super Scope, en Super Nintendo, y eran algo más sencillas que el arcade. Porque si hay algo más difícil que proteger a John y Sarah Connor del T-1000 era pasarse esta máquina con una sola moneda.

T2 arcade 2

El nivel en que debíamos proteger el coche de John y el enfrentamiento final contra el Terminator capaz de alterar su forma, en la fundición, podían sacar de quicio a cualquiera. 

The House of the Dead

House of the Dead 2

House of the Dead fue una de las grandes recreativas de disparos de SEGA, que supuso un soplo de aire fresco en el género gracias al diseño de su mueble (con una pantalla enorme) y la vuelta a las pistolas (que ya no estaban ancladas, sino sujetas por un cable) en lugar de aparatosos fusiles. 

House of the Dead

Dos agentes, muy del estilo de Mulder y Scully, de Expediente X, se metían en una vieja casa plagada de zombis, y los jugadores -además de llevarse algún susto- soltaban adrenalina cada vez que apretaban el gatillo. La placa M2 de SEGA permitía además disfrutar de unos espectaculares gráficos, para tratarse de 1996.

House of the Dead 3

La saga ha tenido numerosas -y muy notables- versiones domésticas. House of the Dead llegó a Saturn, la segunda parte se pudo jugar en Dreamcast, y cuando Sega dejó de contar con su propio hardware, lanzó House of the Dead III en Xbox y HOTD Overkill en Wii. 

Mad Dog McCree

Mad Dog 3

Midway había dado un gran paso en el realismo con los juegos con gráficos digitalizados. Ya hemos hablado de T2 The Arcade Game, pero habría más, como Revolution X o Area 51. Sin embargo, el siguiente paso era protagonizar una auténtica película... un western, para ser más exactos. 

Mad Dog 2

Mad Dog McGree era un juego grabado en Laserdisc (como Dragon´s Lair o Space Ace) en que utilizábamos un revolver para barrer de enemigos distintas localizaciones clásicas, desde el Saloon a la oficina del sheriff. Lo más impresionante es que todo estaba grabado en FMV, con una calidad de imagen espectacular, y un buen trabajo por parte de los actores (hablándonos directamente a la cámara) y los decorados.

Mad Dog

La máquina, desarrollada en 1990 por American Laser Games, tuvo una secuela, Mad Dog McGree II The lost Gold e incluso inspiró un juego español como Los justicieros, de 1996. Como cualquier película interactiva, este arcade de disparos perdía interés a medida que lo rejugábamos... y era una de las recreativas más caras del salón. 

Time Crisis

Time Crisis

Namco introdujo un nueva variable en los juegos de pistola. Time Crisis era una recreativa contrarreloj, en la que además de disparar a la pantalla, teníamos la posibilidad de cubrirnos para recargar, pisando un pedal (en la versión para consola, era un botón lateral de la pistola GunCon). Y además, la propia pistola incluía una función de retroceso, blowback, que amartillaba el arma cada vez que disparábamos. 

Nuestra misión consistía en liberar el país de Sercia de un malvado gobernante llamado Garo, y rescatar a la hija del presidente legítimo, Rachel. Aunque todo el argumento se resumía en disparar a los mercenarios que se cruzaban en nuestro camino. 

Time Crisis 2

El éxito de Time Crisis provocó el lanzamiento de cuatro entregas numéricas, dos spin off (Crisis Zone y Razing Storm) y un juego independiente para PlayStation, Project Titan. 

Silent Scope

Silent Scope

En la saga de Konami, el arma lo era todo, y es que se sustituyó la clásica pistola (o ametralladora) por un rifle de francotirador, en cuya mira telescópica había una segunda pantalla, con imágenes ampliadas de los objetivos. El desarrollo de Silent Scope, de 1999, volvía a ser el de una galería de tiro (nada de infiltrarnos antes de realizar el disparo) pero con la gracia de tener que alternar entre la visión panorámica y la mira. 

Silent Scope 2

Para añadir más emoción al desarrollo, las partidas de Silent Scope (y sus secuelas, Dark Silhouette y Silent Scope EX) se jugaban contrarreloj. Los enemigos comunes soportaban un sólo disparo, pero nos encontrábamos con jefes a los que había que derribar de un tiro en la cabeza, o de varios impactos. 

Silent Scope 3

Tuvo versiones domésticas, para Dreamcast, PS2 y Xbox e incluso para Game Boy Advance, pero sin el rifle original, la mecánica de mover un punto de mira por la pantalla no era igual de emocionante. 

Point Blank

Point Blank

Además de Time Crisis, Namco se especializó a mediados y finales de los años en recreativas de disparo  como Ninja Assault, Vampire Night o Deadstorm Pirates, pero la más arriesgada de todas fue Point Blank. Con un tono totalmente diferente, se trataba de un compendio de minijuegos con mucho sentido del humor.

Point Blank 2

Durante tres entregas acompañamos al Dr. Dan y Dr. Don (ambos en el multijugador) mientras volaban todos los objetos que se pasaban por la pantalla, evitando las bombas, claro. Los modos normal y difícil constaban de 16 niveles, variantes de una galería de tiro. 

Point Blank 3

En los minijuegos de Point Blank no había que recargar ni buscar coberturas. Dependiendo del planteamiento, había que eliminar una serie de objetivos, escribir sobre un teclado -a tiros- o aguantar un tiempo sin que nos alcanzasen unos tanques que venían hacia el jugador.  La versión de PlayStation contaba además con un modo historia, que imitaba los juegos de rol clásicos. Si queréis rememorar más arcades clásicos, no os perdáis las mejores máquinas recreativas de la Historia o nuestro reportaje con las mejores recreativas de Data East.

Lecturas recomendadas