Reportaje

7 vidas, Aída, La que se avecina... Las 15 mejores series de humor españolas

Por Raquel Hernández Luján
-

¿Cuáles son las 15 mejores series de humor españolas? Es un campo prolífico, pero hemos seleccionado para vosotros las series que más nos hicieron reír. Echad un ojo...

Entre las 15 mejores series de humor españolas encontramos tramas de todos los colores: manitas chapuceros, doctores desplazados de la urbe, hermanos postizos, chorizos irredentos, familias mezcladas, vecinos tocap...tas y hasta una farmacia que permanecía abierta 24 horas.

 

Si hay algo en lo que la ficción española tiene un récord es en sacarle punta a casi cualquier situación, por dramática que pueda parecer, para hacer reír al personal. ¡Vamos allá!

Los ladrones van a la oficina

Empiezo por una de mis favoritas, la serie Los ladrones van a la oficina, que reunió a un plantel flipante: empezando por la fabulosa Anabel Alonso de cuyo doblaje volveremos a disfrutar muy pronto en Buscando a Dory. La actriz ya había hecho sus pinitos desde La bola de cristal en 1987, El peor programa de la semana o Contigo pan y cebolla, por no hablar de su paso por el cine. Pero todo esto fue antes de ser Pruden, la hostelera que regentaba el bar La oficina junto a su marido mudo Smith (Antonio Resines).

 

La serie nos permitía ver juntos en pantalla a algunos de los mejores actores del cine español, interpretando a veteranos ladrones que no dejaban de trapichear para sacarse unos cuartos y a los polis encargados de perseguirlos. Eran Fernando Fernán Gómez (Don Anselmo), José Luis López Vázquez (Escabeche), Manuel Alexandre (Anticuario), Agustín González (el comisario García) y esporádicamente veíamos a Paco Rabal como el gran Morgan. Diez temporadas en antena entre 1993 y 1996 y 125 capítulos después solo podemos recordar la serie con nostalgia. ¡Qué cachondeo!

 

Farmacia de guardia

Concha Cuetos y Carlos Larrañaga eran un matrimonio separado en Farmacia de guardia, una comedia familiar dirigida por Antonio Mercero que hizo excelentes cifras en Antena 3 durante las cinco temporadas que fue emitida. Los cameos fueron uno de los puntos fuertes de la serie: pasadon por ella Emilio Aragón, Amparo Baró, Lola Flores, Jesús Hermida, Mercedes Milá, José Sacristán, Pepe Viyuela... personalidades de todos los ámbitos.

 

Para muestra un botón: el 28 de diciembre de 1995 se emitió el último capítulo, de 50 min de duración, que alcanzó el 62,8 % de cuota de pantalla con 11.527.000 espectadores de media, con un pico de audiencia de 13.850.000 espectadores en uno de los momentos clave del episodio. Fue lo más visto de la televisión en España desde la llegada de las privadas en 1990 hasta la final de la primera edición de Operación Triunfo en 2002, durando su récord más de una década.

 


Los Serrano

Producida por Globomedia, esta comedia dramática hizo magníficas cifras de audiencia entre 2003 y 2008 relatando los enredos de dos familias unidas por un matrimonio atípico: Diego y Lucía (Antonio Resines y Belén Rueda) empezaban una nueva vida junto con los tres hijos de él y los dos hijos de ella. En cierto sentido, Los Serrano fue pionera al introducir un nuevo modelo familiar (él viudo, ella divorciada, por no hablar de las relaciones amorosas que surgirán entre sus hijastros).

 


 

Aunque si hay algo que se recuerda de la serie es su polémico final. CUIDADO, SPOILERS: en el último episodio, Diego decide suicidarse tirándose de un puente. Tras un fundido a blanco despierta junto a su esposa en la noche de bodas, con lo que se entiende que todo lo visto en la serie ha sido un sueño. Al bajar a la cocina encuentran una escena similar a la del primer episodio. FIN DE LOS SPOILERS. Algunos de vosotros incluso decíais que lo meteríais entre los finales más decepcionantes de las series de televisión:

 

7 vidas

La serie 7 vidas sentó un precedente en España siendo pionera en el género de las sitcoms y consolidándose como la más longeva del panorama con 15 temporadas emitidas hasta que Hospital Central le arrebató el récord. Toni Cantó era David, un personaje que tras 18 años en coma, tenía que reintegrarse en un mundo que le era ajeno.

 

Posteriormente y con la marcha de algunos de los actores originales como Paz Vega, las tramas empezaron a ser más independientes pero sí que conservaron durante bastante tiempo la frescura incial sirviendo de trampolín a intérpretes como Javier Cámara. Y, el cualquier caso, la serie sirvió para acuñar personajes emblemáticos como Sole (con la fallecida Amparo Baró como la reina de las collejas), el frutero (Santi Rodríguez) o Diana (la desatada lesbiana a la que daba vida Anabel Alonso). Cuando en 2006 se emitió el último episodio con público siguiéndolo en directo y recuperando al elenco original los datos de audiencias fueron fabulosos con un 30% de share y más de 5 millones y medio de espectadores citándose ante el televisor para decirle adiós a la serie.

 


Aída

El spin-off de 7 vidas se centró en Aída (la chacha de Sole y camarera de Gonzalo después) y los personajes con los que se desenvolvía en su barrio, Esperanza Sur. Carmen Machi fue la actriz que sirvió de puente para presentarnos a otra cantera de actores que pronto serían imprescindibles como Luisma y Barajas, Mauricio Colmenero, su hermano Toni y su sobrina Macu, Chema y su hijo Fidel, Jonathan y Lore, la abuela Eugenia (genial Marisol Ayuso) o la prostituta Paz, entre otros.

 

Carmen Machi, Paco León, Mariano Peña y Pepe Viyuela fueron galardonados con premios Ondas por su trabajo en la serie, que acumulaba grandes audiencias cada semana y siguió incorporando nuevos personajes hasta prácticamente el final como fue el caso de la incorporación tardía de Miren Ibarguren o Lola Dueñas.

 

En los episodios de Aída se apreciaba bastante crítica social, aunque se desenvolvía propiamente como una comedia de situación en la que había un poco de todo: un hostelero rastrero y conservador, un exdrogadicto que sacaba la vena más surrealista a la serie o un empresario correcto y fiel que representaba la bondad personificada. El punto final lo puso el episodio 237.

 


Aquí no hay quien viva

Las más puro estilo "13 Rue del Percebe", Aquí no hay quien viva desembarcó en Antena 3 en 2003 para narrarnos las vidas de los vecinos de Desengaño, 21. Se trata de una serie muy coral con un variado elenco de intérpretes dándose la replica para sacarnos la sonrisa y su éxito hizo que se mantuviera en prime time durante 5 temporadas (91 episodios) además de seguir rentando en Atresmedia Series.

 

Entre las tramas, un poco de todo: hay jubiliadas, una pareja gay, personas de clase acomodada, parejas jóvenes... La idea era abarcar distintas realidades familiares al público mientras se iban desarrollando hilos argumentales cómicos.

 

En sus comienzos la serie contó con actores como María Adánez, José Luis Gil, Luis Merlo, Loles León, Fernando Tejero o Malena Alterio, algunos de los cuales se mantuvieron hasta el fatídico final de "esta nuestra comunidad" en el que una plaga de termitas obligaba a desalojar el edificio. No obstante el espíritu de la serie seguiría vivo en su sucesora...

 


La que se avecina

Mirador de Montepinar es la desastrosa finca en la que los creadores de Aquí no hay quien vida, Alberto y Laura Caballero, siguen desarrollando nuevas historias en las que hay tramas recomendadas para mayores de 12 años, mucho humor negro y situaciones en las que la denuncia social es clarísima aunque se lleven al terreno de la comedia (véase el centollazo de los payasos justicieros, la situación de Enrique Pastor en el consistorio o la propia venta de las parcelas de la finca en plena crisis inmobiliaria).

 

Las audiencias y la repercusión de La que se avecina han ido en aumento temporada tras temporada (tras el traspiés de la segunda que casi manda la ficción al traste) alcanzando ya la novena y habiéndose confirmado ya la décima. La popularización de las expresiones de personajes como Antonio Recio y su desenfadado tono son las claves de un éxito que no solo está consolidado en Telecinco sino también en las reemisiones de Factoría de Ficción, donde sigue supoerando inlcuso a la grandes cadenas y en canales de pago como Comedy Central, Movistar+ y Vodafone TV.

 


Hostal Royal Manzanares

Cuatro temporadas se mantuvo en antena Hostal Royal Manzanares, una serie claramente inspirada en el sainete castizo con una concepción teatral de escenarios fijos en la que el humor lo ponía la eterna Lina Morgan. A todo el trabajo de interpretación gestual se le sumaba la improvisación y los guiños al público de la actriz protagonista y las audiencias fueron muy generosas alcanzando cuotas de pantalla superiores al 50%.

 

Lina era Reme, una mujer de pueblo que llegaba con su padre y su gallina Cristal a Madrid para hospedarse en un hostal que iba a poner patas arriba. En él conviviría con su prima Elena, la prostituta Sonsy, la anciana Filo o el apuesto Luis de sus amores...

 

Manos a la obra

Carlos Iglesias y Ángel de Andrés López eran los Pepe Gotera y Otilio de esta ficción que tendría una continuación en 2006 llamada Manolo y Benito Corporeison y que certificó el declive de la idea original, que era más simple en su concepción. Los protagonistas eran dos albañiles chapuceros capaces de llevar al desastre cualquier proyecto en el que se mezclaran.

 

En total fueron 130 episodios los que se emitieron repartidos en seis temporadas entre 1998 y 2001. Además mientras se emitió en la noche de los jueves en Antena 3 su posición de liderazgo no se vio amenazada por la competencia entre la que estaba la famosa serie Ally McBeal e incluso Expediente X... Donde esté el humor patrio... La única que le hizo frente fue precisamente Lina Morgan desde TVE. El público familiar, que es tan atractivo para los ingresos por publicidad, era el sector por el que las cadenas se daban de tortas.

 


Hermanos de leche

Juan Echanove y José Coronado eran los protagonistas de Hermanos de leche. Dos antagónicos personajes que habían compartido la nodriza que les amamantó de bebés. Tras años sin verse y con sendos matrimonios fracasados a las espaldas, deciden ser compañeros de piso.

 

Como curiosidad, en la última temporada Echanove fue sustituido por... ¡El Gran Wyoming! Como se parecían lo que el huevo a la castaña, la trama justificó el cambiazo con una operación de cirugía estética. El giro fue un poco cutre, pero no deja de ser divertido que intentaran colarlo...

 


Canguros

Maribel Verdú era Alicia, una estudiante de medicina que se ganaba la vida en su tiempo libre trabajando como canguro. Sus compañeras de piso eran Ana Risueño, Silvia Marsó y Lia Chapman, pero estas dos últimas dejaron la serie dejándole sus respectivos lugares a Mar Flores y Paula Vázquez. Entre los personajes recurrentes encontramos a Luis Merlo, Santiago Segura o Francis Lorenzo.

 

Las tramas eran de lo más disparatadas: Alicia tenía varias relaciones a la vez que propiciaban multitud de enredos y encima cada niño que cuidaba era peor que el anterior con lo que solía tocarle lidiar con la papeleta a espaldas de los padres, algo que fue visto con malos ojos por algunas asociaciones en favor de los derechos de los niños. Vale, era políticamente incorrecta pero seguro que la recordáis.

 


Doctor Mateo

Gonzalo de Castro, que consiguió gran fama como el camarero de Siete vidas, era en Doctor Mateo un reputado médico que, tras descubrir una profunda aversión a la sandre, decidía instalarse en su pueblo natal, San Martín del Sella, abandonando su vida acomodada por un ambiente mucho más rural. El choque de su vida urbanita y ordenada (recordemos además qe es un maniático del orden y la limpieza con un claro síndrome de Asperger) con los usos y costumbres del lugar. Preciossa ubicación la escogida para el rodaje, por cierto: la localidad de Lastres en Asturias es un marco inmejorable.

 

La serie estaba inspirada en Doc Martin, una comedia de situación de Reino Unido que desarrollaba una premisa similar, y se mantuvo en antena durante 5 temporadas entre 2009 y 2011 contando en su reparto con Natalia Verbeke, María Esteve o Alex O'Doherty.

 


¿Qué fue de Jorge Sanz?

Nos pasamos al terreno de las miniseries para destacar una rara avis de esas que a veces pasan desapercibidas. Se emitió entre los meses de octubre y diciembre de 2010 en Canal + y hay consenso en que no contó con la repercusión que se merecía. David Trueba y Jorge Sanz se encargan del guión de un programa en el que este último se interpreta a sí mismo. Empezaron a rodar sin medios en uno de esos impases en los que estaban sin trabajo y al final acabó en antena tal cual.

 

La idea es mostrar la vida de un actor en declive basándose en las propias vivencias de Jorge Sanz pero también en scketches ficticios creados con la intención de mofarse el oficio de actor. Cada episodio comienza con una llamada de teléfono que lo despierta en cualquier lugar menos en su cama y se desarrolla en un escenario natural sin cortes y acicalamientos de producción consiguiendo un aspecto muy realista pero también cosechar diversos problemas con el audio y la imagen, de escasa calidad. Un experimento que, por su originalidad y calidad (es realmente muy divertida) merece que ¿Qué fue de Jorge Sanz? esté entre las 15 mejores series de humor españolas.

 


Camera Café

Aunque el formato original de Camera Café proviene de Francia, dio la vuelta al mundo con sus respectuvas versiones en países como Italia, Colombia, Polonia o Chile y derivaría en lo que se llamó un spin-in denominado ¡Fibrilando! en el que los personajes se reciclaban como personal sanitario de una clínica situada en el mismo edificio que la oficina original. Entre ellos seguían estando Arturo Valls, Carolina Cerezuela, Ana Milán, Joaquín Reyes o Juana Cordero en los papeles de Quesada, Salazar, Victoria, Richard o Choches.

 

En cada emisión se agrupaban unos cuantos episodios compuestos por un prólogo, un par de scketches y una conclusión (de entre 4 y 6 minutos cada uno) y todos ellos se desarrollaban frente a la máquina de vending de una oficina, el lugar clásico del escaqueo del trabajo. Con un reparto muy coral plagado de personajes estereotipados encontramos a la secretaria atractiva, al cerebrito, al caradura, el jefe autoritario, el encargado de contabilidad...

 


Web Therapy

Eva Hache, la popular expresentadora de El club de la comedia y anfitriona de los Premios Goya en varias ocasiones, es en Web Therapy la doctora Rebeca Miller. La serie, que clona la estaodunidense protagonizada por Lisa Kudrow (Friends), se emite en #0 y narra las andanzs de una terapeuta que decide poner en práctica un revolucionario método: la terapia online en sesiones exprés de tres minutos.

 

Dos planos fijos recrean el punto de vista de dos webcams: la de la terapeuta y la del paciente y no hay un guión predefinido, sino que los actores están obligados a improvisar. Entre los actores que han pasado ya por esta curiosa serie están Quim Gutiérrez, Clara Lago, Hugo Silva, Federico Luppi o Blanca Portillo, así que sí, se ha convertido muy pronto en un referente para la comedia española, ¡que no todo iba a ser remontarnos a glorias pasadas!

 


 

Y hasta aquí nuestro repaso por las 15 mejores series de humor españolas, ¿recuerdas alguna más con nostalgia? ¡Compártelo con todos nosotros en los comentarios!

Lecturas recomendadas