Reportaje

Análisis de Neo Geo X

Por Alberto Lloret
-

El pasado 22 de diciembre se lanzó en España Neo Geo X, un “revival” de la inolvidable consola Neo Geo a cargo de Tommo, pero con el respaldo oficial de SNK. Un lanzamiento que, algunos aspectos fue fallido y que, ahora, con la última actualización, se ha mejorado… Es el momento de analizar la portátil a fondo.

A finales de diciembre se lanzó una nueva portátil a nuestro territorio: Neo Geo X, bajo este nombre no se esconde una nueva máquina que quiera competir contra las portátiles de Nintendo y Sony, sino una máquina que quiere rendir homenaje a la Neo Geo original de SNK. De hecho, es producto oficial, que cuenta con la licencia de SNK, pese a ser fabricado por Tommo.

 

Como decimos, este “revival” se lanzó a finales de febrero, pero lo cierto es que la portátil no estuvo a la altura, al menos en la parte de software: el sistema operativo de la máquina, que no el hardware, estaba plagado de defectos, como un sonido deficiente o el llamado efecto “tearing” al conectar la portátil a la tele (que provoca un efecto de “corte” en la imagen cuando hay moviento). Por esa razón decidimos esperar a que Tommo arreglara esos defectos, algo que es una realidad desde el pasado 11 de julio.

 

Un poco de historia

Pero antes de hablar de la portátil, no está de más recordar qué supuso Neo Geo en la década de los 90. Al igual que en el mundo del motor hay marcas que son sinónimo de lujo y exclusividad, como Porsche o Ferrari, y en el de las consolas también hubo algo parecido hace más de 20 años. Es más, Neo Geo fue bautizada como “el Rolls Royce de las consolas”, por el elevado precio tanto de la máquina como de sus cartuchos en aquella época.

 

Su lanzamiento fue en 1991, cuando se comercializó Neo Geo AES (la versión doméstica, MVS la de los salones recreativos) por primera vez en España a través de la distribuidora LASP, de Zaragoza. El precio de lanzamiento de la máquina fue de 79.900 pesetas (cerca de 480 euros), mientras que el juego más económico fue de 24.000 pesetas (unos 144 euros). El porqué de estos elevados precios reside en que la consola doméstica ofrecía una arquitectura prácticamente idéntica a la de las máquinas recreativas de SNK, por lo que tener una en casa era como tener una Coin Op.

 

Además, la distribuidora LASP ofreció servicios muy curiosos para animar sus las ventas, como la posibilidad de entregar un juego para alquilar otro añadiendo 5000 pesetas… pero aún así, las ventas no acompañaron. En 1993 SNK buscó otro distribuidor, Siscomp Games, también en Zaragoza, que realizó muchas más acciones (como concursos entre los lectores de Hobby Consolas), pero que tampoco consiguió igualar en ventas a las más económicas Megadrive y SNES.

 

Así pues, en España, Neo Geo se quedó en el recuerdo de muchos como una consola de lujo, cara, inaccesible, con el encanto añadido de disfrutar en casa de la calidad de los salones recreativos, tal cual.  Su capacidad técnica, tanto en gráficos como en sonido, era muy superior frente a las otras consolas domésticas de la época, como Megadrive o SNES (esta última llegó un poco después).

 

La huella que dejó SNK, tanto en los salones como en las consolas, sigue muy presente en la mente de los jugadores más “mayores”, sobre todo, entre los que aman los juegos de lucha 2D, donde SNK destacó con sagas como The King of Fighters, Samurai Shodown o Fatal Fury (aunque hubo muchas más, como World Heroes, Last Blade...), sin olvidar otras sagas no menos memorables, como Metal Slug, Super Sidekicks… etc.

 

Por esa razón, el componente sentimental, la nostalgia, juega un papel central en Neo Geo X. Es una portátil con un catálogo cerrado, de una consola que hace años dejó de recibir juegos (el último se lanzó en 2004), en la que todo apunta a que no vamos a ver títulos nuevos, solo volúmenes recopilatorios con los juegos clásicos de Neo Geo AES. Si esa parte no te importa, entoces, Neo Geo X puede ser para ti.

 

Un clásico en formato portátil

Tommo ha fabricado una portátil que, tanto por tamaño, forma y ergonomía, recuerda bastante a PSP. Sus materiales principalmente son el plástico y la goma, esta última para rematar la parte posterior junto con un logo plateado de SNK. El frontal es de plástico brillante, pero sin el tacto “glossy” de Vita (no retiene tanto las huellas). Cuenta con 6 botones frontales (los clásicos A, B,C y D de Neo Geo), así como un botón para Menú, con el que salimos de los juegos o elegimos opciones como el formato de la imagen (NTSC o PAL) y un botón Start para empezar a jugar.

 

Cierran la parte frontal un stick y una pantalla de 4,3 pulgadas en formato 16:9 (el mismo tamaño y formato que la de PSP) con buena visibilidad y colores, aunque el plástico que remata el frontal refleja los brillos y las fuentes de luz, pero sin llegar a ser extremadamente incómodo. El stick, por su parte, es idéntico al de los mandos de Neo Geo CD y el de Neo Geo Pocket, con 8 microinterruptores que hacen “click” al moverse entre las direcciones. Al principio puede costar un poco cogerle el punto, pero una vez dominado, es más preciso que una cruceta.

 

En los laterales de la consola no faltan otros botones, como dos L y dos R en la parte superior (que nos permiten cambiar el ratio de pantalla entre 16:9 y 4:3 o acelerar la partida, en intros y vídeos, por ejemplo) o botones para controlar el volumen y el brillo. Tampoco falta una entrada para los auriculares, una ranura para tarjetas SD y un interruptor de encendido. Ninguno de los elementos da la sensación de endeble, todo lo contrario: está bien construida y transmite la sensación de ser un aparato duradero. El stick, personalmente, me encanta.

 

 

La batería, de 2200 mAh, deja una autonomía aproximada de 4-5 horas, aunque no es menos cierto que si no la usamos, tiende a descargarse con cierta facilidad. En cualquier caso, es una duración que está en sintonía con muchas de las portátiles que hay actualmente en el mercado, por lo que no destaca ni para bien ni para mal en este apartado. Un tiempo que, está en la línea de lo habitual pero que, para un viaje largo en avión, puede ser corto.

La edición Gold

Actualmente, la consola solo se vende en el pack Neo Geo X Gold, que incluye una serie de extras a tener muy en cuenta. Por un lado está el dock o base para colocar dentro nuestra Neo Geo X y así conectarla a la tele y cargarla. Reproduce las formas del sistema Neo Geo AES, sustituyendo algunos de sus componentes y botones por nuevas funciones. Por ejemplo, la ranura de la AES para colocar los cartuchos está “cerrada”, mientras que el botón Reset ahora nos conduce al menú de Neo Geo X.

 

También incluye todo el cableado necesario para conectar la portátil a una tele de tubo o un monitor o panel HD por HDMI, así como fuente de alimentación y lo que es más importante: un stick que reproduce la mítica palanca de Neo Geo AES, el llamado Neo Geo Controller. La distribución de los botones, la resistente palanca… todo es prácticamente igual salvo una cosa: su cable termina en un puerto USB. Es decir, si tienes un PC, puedes conectarlo al PC para usarlo con otros juegos. Los extras de la edición Gold terminan con una tarjeta que trae un juego extra, Ninja Masters.

 

 

Aparte, la consola trae preinstalados en memoria 20 clásicos de Neo Geo, que tocan las principales sagas de toda la historia de SNK. Si tienes más de 30 años o amas lo retro, no hacen falta las presentaciones, y te sonarán todos o la gran mayoría. Este es el listado completo de títulos.

- 3 Count Bout
- Art of Fighting II
- Alpha Mission II
- Baseball Stars II
- Cyber Lip
- Fatal Fury
- Fatal Fury Special
- The King of Fighters 95
- King of the Monsters
- Last Resort
- League Bowling
- Magician Lord
- Metal Slug
- Mutation Nation
- Nam 1975
- Puzzled
- Real Bout – Fatal Fury Special
- Samurai Showdown II
- Super Sidekicks
- World Heroes Perfect

 

Comienzan los problemas…

Antes de entrar con el funcionamiento de la consola propiamente dicha, no está de más resaltar un error incomprensible, al menos para una portátil. De serie, la consola solo se puede cargar a través del dock. Tiene fuente de alimentación, pero no se puede conectar directamente a la portátil y tampoco se recomienda cargarla por USB, por lo que cada vez que queramos cargarla, tendremos que tener el dock a mano. Un error que bien podría estar intencionado por parte de Tommo… como veremos más adelante.

 

Nada más sacarla de la caja, la consola tiene fallos importantes en su funcionamiento. Jugando en la propia portátil, quizá el más grave es el retardo del sonido, que llega incluso a descompensarse casi un segundo en algunos casos. Y a veces hay petardeos muy puntuales en algún juego. Si, por el contrario, jugamos desde el dock conectados a una tele, ya sea HDMI o de tubo, se presentan varios fallos más, desde un mayor retardo del stick a tearing en pantalla. Hay otros fallos, pero principalmente estos, nos invitaron a no analizar la consola en su lanzamiento, por parecer más un producto inacabado.

 

 

Potencia para mover los juegos de SNK, desde luego tiene, y por eso hemos preferido esperar a la primera actualización para comprobar si algo ha mejorado. Y así ha sido. El pasado 11 de julio se han pusieron a la venta los cinco primeros Neo Geo X Volume, cada uno con 3 juegos en una tarjeta SD, a los que acompañan la primera actualización de Neo Geo X (el firmware 500, que corrige muchos de sus problemas) y el llamado cable Rocket, que se conecta a la fuente de alimentación y nos permite cargar la portátil de forma rápida.

 

El firmware 500

Cada uno de estos packs cuesta 27,95 euros, si bien es posible conseguir todos los juegos y el cable en un megapack que cuesta 71,95 euros. No hay otra forma, al menos por ahora, de conseguir ni el cable Rocket ni la actualización, por lo que pasar por caja se vuelve imprescindible si quieres tener tu Neo Geo X en perfecto estado de funcionamiento. Es una mala “jugada” por parte de Tommo, pero si tienes una Neo Geo X (o te vas a hacer con ella) y quieres tenerla en el mejor estado posible, solo existe esta opción.

 

¿Y qué es lo que ha mejorado con este firmware? Pues casi todos los errores se han eliminado. Los juegos lucen mejor tanto en la pantalla de la portátil como por HDMI (hemos jugado en un monitor AOC de 27” por HDMI y ni hay rastro de tearing). Se sigue notando el “pixelazo” y sigue sin haber filtros ni opciones que lo disimulen (¿en una futura actualzación?). En cualquier caso, ahora no hay fallos gráficos, ni retardo en el sonido, ni siquiera en el stick jugando a través del dock. Vamos, que a la hora de jugar, todo va como debería.

 

 

También se han añadido mejoras de otro tipo, como la posibilidad de salvar partidas, aunque se siguen echando en falta más opciones, como poder convertir los juegos a su versión Coin Op (MVS), acceder a los "dip switches" u opciones de las máquinas recreativas o los mencionados filtros que suavicen aún más el pixelado a la hora de jugar por HDMI. Pero ahora, tras la actualización, Neo Geo X ya es otra cosa. Además, los 15 nuevos juegos, amplían aún más las posibilidades de diversión de la consola, con joyas como Garou, KOF 96, Top Hunter, Shock Troopers o el genial plataformas Blues Journey.

 

Suponemos que en el futuro habrá más actualizaciones y se añadirán más mejoras, pero por el momento, con la actualización, Neo Geo X ha ganado muchos más enteros y resulta más atractiva. Sigue sin ser un sistema perfecto, que emule la consola mejorando el original y sin fisuras de ningún tipo, pero lo que ofrece ahora mismo, actualizada, se parece mucho más a la AES original que en el lanzamiento. En el tejado de Tommo está seguir mejorando el firmware para que los usuarios tengan la mejor experiencia Neo Geo portátil.

Conclusiones

Muchos argumentarán la excusa de que Neo Geo se puede emular en otros sistemas, pero no nos olvidemos de que esta es la vía legal para jugar a este sistema en una portátil. Si no posees ni la consola AES original (por la bios, aunque hay excepciones) ni el juego emulado en su versión cartucho, en la práctica estarías incurriendo en una ilegalidad. Así pues, Neo Geo X es “la vía legal”. O eso, o comprar una AES en páginas de subastas y de segunda mano.

 

En cualquier caso, Neo Geo X no es una consola para todos los públicos. Para ser un sistema “muerto”, es decir que se va a nutrir de juegos “viejos” y que actualmente no tiene títulos propios en desarrollo, es cara. Ahora mismo se puede encontrar la edición Gold por debajo de los 200 euros con uno de los nuevos volúmenes “Neo Geo Vol. 1-5” de regalo. Sigue siendo más barato que buscar una AES original, que rara vez suelen bajar de los 200 euros (a lo que hay que añadir una tarjeta para guardar las partidas, al menos un juego en cartucho…), dependiendo del estado, el embalaje, etc.

 

 

Por esta razón, quizá el público que mejor la acogerá serán los coleccionistas de la marca SNK, los amantes de lo retro en general o los que en su día no pudieron permitírsela y ahora quieren sacarse la espinita. A todos ellos, la máquina no les defraudará, pero para poder disfrutarla en condiciones, hay que tener muy presente que deben actualizar la consola SÍ o SÍ, porque sino se van a encontrar algunos problemas en el funcionamiento...

Lecturas recomendadas