Reportaje

Los animes de la década de los 70

Por Thais Valdivia
-

Además de dibujos animados de origen español, francés, alemán y norteamericano, durante la década de los 70 también se emitieron series de animación japonesa de las que se guardan buenos momentos.

Hoy nos toca hablar de mejores animes emitidos en España en la década de los 70 porque, si hay algo que a casi todo el mundo le gusta, es recordar viejos tiempos. Por ello, la niñez y adolescencia se presentan como las dos mejores etapas de la vida, momentos en los que te formas como persona gracias a numerosos factores de tu alrededor. Y, aunque parezca mentira, esos elementos también se encuentran en los dibujos animados. Series que nos hicieron soñar con mundos imaginarios en los que la magia existía, en los que podías salvar al mundo con la ayuda de un robot gigante, en los que descubrías el lado bueno de la naturaleza y de la montaña, o en los que podías conducir un coche con un potente motor en carreras muy peligrosas. ¡Que comience la nostalgia! 

Kimba, el león blanco

Jungle Taitei, la adaptación animada del manga original del mítico Osamu Tezuka, puede presumir de tener el título de ser la primera serie de animación que se ha emitido en España. Más concretamente, las aventuras del pequeño Kimba comenzaron en la pequeña pantalla española en 1968.

Esta historia de índole ecologista nos traslada a África, lugar en el que Kimba, un cachorro de león blanco, aspira a tomar el puesto de su adorado padre tras su fallecimiento a manos de un cazador. Pero su ascenso no será fácil, pues múltiples peligros se ponen en mitad del camino del pequeño león. También debe aprender todo lo necesario para ser la cabeza visible de la manada.

Al igual que la mayoría de series de la época, Kimba, el león blanco es una oda a la naturaleza en su máxima expresión. En concreto, se aboga por el respeto a los animales y la buena convivencia entre estos y los humanos. Todo ello, mediante unos diseños 'made in Tezuka' que rebosan calidad por los cuatro costados.

Por cierto, ahí va un dato para los amantes de la rumorología: muchos opinan que esta historia sirvió de "inspiración" a la todopoderosa Disney para crear El Rey Leon. Para echar más leña al fuego, se sabe que Tezuka y Walt Disney se conocían durante los años 60 y que hablaron de sus respectivas obras... Nunca ha habido un "veredicto" definitivo al respecto.

Mazinger Z

A finales de la década de los 70, aterrizó en España una serie que hizo soñar a muchos niños con ser piloto de un Super Robot, Mazinger Z. La adaptación animada del manga original de autor Gō Nagai, protagonizada por Koji Kabuto y su famoso mecha, incorporó a la parrilla televisiva unas dosis de acción y violencia que para nada agradaron a los padres de aquella época. Por ello, exigieron a TVE que la serie fuera retirada inmediatamente.

Ya en los 90 se pudieron ver los noventa y dos episodios de los que se compone la serie en la que la lucha entre el bien y el mal se mostraba de muchas maneras diferentes. También tenemos disponible la colección Mazinger Z Edición Impacto (nueva serie de la franquicia que no tiene que ver con el anime original) y el manga original compuesto por tres volúmenes.

Mazinger Z, la serie que supuso un antes y un después en el género de mechas, caló hondo en los corazones de miles de niños que, al grito de "¡Puños fuera!", vieron con estupor y sorpresa los hechos que tenían lugar en el último capítulo de la serie. Algunos incluso no pudieron evitar llorar al ver el destino que le deparaba su personaje preferido. Para ellos, Mazinger siempre será el mejor. 

Heidi

Si hay una niña que destaca por su carácter afable y por su buena fe esa es, sin lugar a dudas, Heidi. De la mano de esta pequeña huérfana a la que su tía lleva a vivir a las montañas (los Alpes) con su huraño y antipático abuelo, muchos descubrieron las bondades de la naturaleza y lo mucho que se puede disfrutar en un lugar natural sin necesidad de estar rodeados de la polución y el ruido de las grandes ciudades.

Con la ayuda de Pedro, su encantadora abuela, Clara e incluso la insufrible señorita Rottenmeier, millones de espectadores en toda España vivieron una aventura sin igual que cautivó a niños y adultos. De hecho, esa leyenda que circula sobre lo mucho que lloraron algunos telespectadores en determinados momentos (como cuando Heidi se reencuentra con su abuelo o cuando Clara supera sus problemas) se ha convertido en una especie de lema que refleja lo mucho que influyó esta serie en los gustos de la sociedad de aquella época.

Lo que pocos saben es que esta serie, en la que participó el cineasta japonés Hayao Miyazaki, es una coproducción germana-japonesa que se basa en un libro de la autora suiza Johanna Spyri. Todos nos quedamos con las sinceras risas y los saltos intrépidos (no todo el mundo se pone a saltar como una rana con un vestidito que no tapa nada, y encima delante del cabrero) de esta niña que, a día de hoy, sigue reclutando seguidores y adeptos en todo el mundo. 

Jackie y Nuca

También conocida como El bosque de Tallac, esta serie nos guía por Sierra Nevada (California). Allí vivimos las aventuras de Jackie y su hermana Nuca, dos oseznos que pierden a su madre a manos de un cazador furtivo. Completamente indefensos, las dos crías deberán descubrir el mundo por sí mismas y encontrar su lugar en él.

Producida por Nippon Animation, este anime narra una historia que elogia la amistad (cuando Jackie y Nuca se encuentran con Senda, el niño indio que se convierte en su amigo inseparable) y la defensa del medio ambiente. Esta temática se repite en más de una serie ya que a través de los dibujos se pretendían fomentar los mejores valores y características del ser humano.

Basada en el relato del británico Ernest Thompson Seton, Monarca, el gran oso de Tallac, este anime y su pegadiza canción de apertura acompañaron a muchos niños que crecieron aprendiendo a valorar y a respetar el medio ambiente y a todos los seres vivos que componen la flora y fauna del mundo. 

Marco

Sin duda, un anime que marcó a muchos niños de la época debido a la crudeza que se escondía en cada capítulo. Basada en el relato Marco, de los Apeninos a los Andes que se incluye en la novela de origen italiano Corazón, de Edmondo de Amicis, la historia narra las aventuras de Marco, un niño que parte en busca de su querida madre que se encuentra trabajando de sirvienta en Argentina.

Acompañado de su pequeño mono Amedio, el joven viaja por todo el mundo superando numerosos obstáculos como la falta de dinero y de comida para poder seguir adelante. Además, es testigo en primera persona de la crueldad a la que es capaz el ser humano con tal de conseguir sus objetivos. A pesar de estos inconvenientes, Marco continúa su travesía sin descanso con tal de dar con su progenitora.

Una historia de superación, tesón y cariño producida por Nippon Animation que consiguió en nuestro país buenos muy datos de audiencia. En la actualidad, podemos encontrarla en formato DVD. Asimismo, en los año 80 se realizó una película resumen con varios extractos de la serie de televisión. Años después, en 1999, Nippon Animation realizó una película con nueva animación y una canción diferentes, Carry a Dream.

Marco, de los Apeninos a los Andes era una obra que más bien estaba destinada a los adolescentes debido al dramatismo y a la tensión que se reflejaba en cada nueva aventura en la que el pequeño protagonista se veía inmerso. Tanto fue así, que durante su primera emisión las audiencias comenzaron a caer debido al excesivo dramatismo de la historia. Por ello, TVE decidió emitir dos capítulos al día apra "acelerar" el ansiado encuentro final. Siempre permanecerá en nuestra memoria la fortaleza de ese niño que sólo quería dar con su buena mamá. 

Meteoro (Speed Racer)

Conocida también como Mach GoGoGo, la obra de carreras de Tatsunoko Productions supuso un subidón de adrenalina a los pequeños (y no tan pequeños) que se sentaban frente al televisor ansiosos por ver las nuevas aventuras de Gō Mifune al volante de su coche, el Mach 5. Pronto, el sueño del protagonista de convertirse en el mejor piloto pasó a formar parte de los propios sueños de unos chiquillos que, por primera vez, disfrutaban de una serie de velocidad a la altura.

Con el paso del tiempo, esos niños, ya adultos, pudieron ver en las salas de cine la adaptación cinematográfica con actores reales dirigida los hermanos Wachowski (Matrix). Una película que, lamentablemente, no consiguió transmitir todo el encanto de la serie original.

Valores como la amistad, el valor y, en especial, el respeto dentro del mundo del deporte se dan cita en Speed Racer/Meteoro/ Mach GoGoGo, una longeva y veloz saga de conducción que presentó, de una manera muy especial, el mundo de las carreras. 

La Abeja Maya

“Y a la pequeña abeja la llamaron Maya”. Canción mítica donde las haya para los incondicionales de esta serie que, al igual que otras de la lejana década de los 70, mantuvieron sentados y quietecitos a miles de niños delante de los televisores.

Gracias a esta intrépida y pequeña niña abeja descubrimos cosas tan simples como el efecto que tiene el cambio de estación en estas pequeñas criaturas de la madre naturaleza. Eso sí, todo aderezado con el inimitable humor de Willy, el amigo de Maya que siempre iba con cara de sueño o como si se hubiese tomado un fruto alucinógeno.

Al igual que ocurría con Heidi, La Abeja Maya es una creación del estudio Nippon Animation Company que se basa en el libro del literato alemán Waldemar Bonsels. Aunque con ciertos cambios, el anime se muestra mucho más bondadoso y simplificado para que fuese capaz de llegar a numerosos espectadores de diferentes edades. Esto originó que el target de Maya fuese muy variado y congregase a personas muy distintas que, conjuntamente, disfrutaban con esta serie cien por cien natural.

Actualmente podemos volver a disfrutar con las aventuras de esta traviesa abeja que, con el paso de los años, se ha sometido a un lavado de cara que la ha devuelto a la pequeña pantalla en formato de serie de animación en 3D. Sin embargo, nada será capaz de igualar las sensaciones y emociones que muchos niños vivieron gracias a esta abeja tan cercana. 

Ulises 31

Ulises, el famoso personaje perteneciente a la obras de Homero la Ilíada y la Odisea, se enfunda el traje de guerrero espacial en esta adaptación de ciencia ficción que aún persiste en los recuerdos de todos los niños que veían cada episodio con la ilusión de que el valiente protagonista consiguiera su misión: llegar a casa sano y salvo.

Situada en pleno siglo XXXI, Ulises desata la ira de los dioses tras salvar a su hijo Telémaco y a dos niños más (Numaius y Thais) y haber matado al poderoso Cíclope. A partir de ese momento, el viaje de Ulises hacia la Tierra se verá interrumpido en numerosas ocasiones por las deidades que le pondrán a prueba. Todas esas pruebas lo conducen hasta el mismísimo Reino de Hades, lugar donde se decidirá el destino del protagonista y el resto de personajes.

La mitología griega, fusionada con los elementos espaciales, hacen de esta producción franco-japonesa una serie completa y muy especial que destaca por sus momentos impactantes. Su historia será recordada siempre gracias al tesón de Ulises. Y es que no hay que rendirse hasta llegar a la meta, no importan los obstáculos. 

Candy Candy

Si hay una historia de amor que será recordada por todos aquellos que disfrutaron de los animes de los 70 es, sin duda, Candy Candy. Basada en el manga de Kyōko Mizuki y Yumiko Igarashi, la trama tiene como protagonista a Candy, una chica que se cría en un orfanato tras ser abandonada cuando era un bebé. Al cumplir diez años, la joven es adoptada por la familia Leagan y aspira a convertirse en toda una dama. A partir de ese momento, los chicos guapos, los líos amorosos y el drama están más que presentes.

Candy Candy fue el primer culebrón que muchas niñas (y niños también) disfrutaron cada domingo en TVE. Aunque, como sólo se doblaron al castellano los cincuenta y dos primeros capítulos de los ciento quince que tiene el anime, la serie quedó incompleta. Los que sí pudieron verla al completo fueron los pequeños de Cataluña y Galicia, ya que en las cadenas TV3 y TVG se emitió de forma íntegra.

Dentro de su estética de color de rosa se esconde una historia dramática y triste de una joven que sólo quiere encontrar su lugar en el mundo después de haber sufrido durante tantos años. Al final, Candy aprenderá que la felicidad está donde menos lo esperas.

Lecturas recomendadas