Reportaje

Armas reales en Star Wars El despertar de la Fuerza

Por David Martínez
-

Star Wars 7 El despertar de la Fuerza todavía sigue dando mucho que hablar. En este reportaje os mostramos las armas reales que se han modificado para crear los distintos bláster que llevan los protagonistas. Estos son los fusiles y pistolas que llevan en realidad Finn, Rey, Han Solo y los demás.  

En la trilogía original de Star Wars, George Lucas utilizó armas de la Segunda Guerra Mundial como base a la hora de recrear el arsenal de los stormtrooper imperiales y los soldados de la Alianza Rebelde. Pues bien, en la película de JJ. Abrams, Star Wars El despertar de la Fuerza, también se han utilizado armas reales como base para equipar a los soldados de la Resistencia y la Primera Orden.

Ya os hemos hablado de los personajes de Star Wars VII, y llega el momento de profundizar aún más en los "props" que se utilizaron para rodar la película (así vamos suavizando el mono antes de tener más noticias sobre Star Wars Rogue One). Ahora afinad vuestra puntería, y preparáos para descubrir unas cuantas curiosidades interesantes.

Rifle bláster de Finn

El arma que luce Finn en El despertar de la Fuerza responde al nombre de EL-16 y es un fusil de asalto láser, con aspecto envejecido, que deriva de las armas que habíamos visto en manos de la Alianza en La guerra de las galaxias. En la película se maneja con más ligereza de lo que aparenta, y su inspiración real es muy evidente. 

Aquí tenéis a su "hermano gemelo" en la vida real. Se trata del fusil de asalto G36 C fabricado por Heckler y Koch, que además es parte de la dotación de las Fuerzas Armadas en España. Las transformaciones se limitan a quitarle el cargador, añadir una bocacha y una mira telescópica y "maquear" la culata para que parezca más sofisticado. También se le ha quitado el raíl superior para que tenga un aspecto más compacto. El arma real utiliza munición OTAN 5.56 y permite disparar en ráfaga o de forma semiautomática.

Durante la película, vemos que Finn porta una versión más corta de su bláster, a la que se le ha quitado la culata (el cuerpo del arma no varía en absoluto). Pero esto tampoco es ninguna novedad, como veremos a continuación.

Aquí debajo tenéis la versión corta del G36 con la culata plegada. Al tratarse de un arma de plástico y tener construcción modular, el G36 permite infinidad de variaciones, añadidos en el cañón, los raíles, la óptica... nuevas empuñaduras y cargadores de tambor. La verdad es que es un buen punto de partida para recrear armas de ciencia ficción como en Star Wars El despertar de la Fuerza.

Bláster de Han Solo

La pistola que luce el contrabandista más carismático de la galaxia, interpretado por Harrison Ford, no ha cambiado desde las películas originales (y también es una de las mejores armas que podemos utilizar en Star Wars Battlefront).  Es una versión muy modificada de un arma inconfundible del siglo pasado. Contemplad el modelo de Star Wars Episodio VII del DL44.

Y ahora, tenemos que volver a la pistola Mauser C96. Se trata de un arma automática que se utilizó en Alemania, en China y en la Unión Soviética hasta el final de la Segunda Guerra Mundial. Basta con añadirle una bocacha en el cañón, una mira telescópica similar a la del fusil Dragunov y el refrigerador en la parte anterior del cargador, y tendríamos el DL44.

Pistola de Rey 

No perdáis de vista el apartado anterior, en que os hemos hablado del bláster de Han Solo. Resulta que en la última película de Star Wars hay otra pistola basada en el Mauser C96, y también está en poder del contrabandista. No es un spoiler demasiado grande, tranquilos, pero Han Solo le da a Rey un arma para defenderse, una pistola con un diseño muy característico, que también está basado en el Mauser.

En este caso, la empuñadura se conserva, pero se ha quitado el característico martillo y la parte del cargador se ha "forrado" con una pieza metálica. También se ha ensanchado (y perforado) el cañón para recordar a la pistola de Han Solo aún más, porque en El despertar de la Fuerza no parece que esté silenciada. 

Bláster de los stormtrooper

Otro caso "heredado" de la trilogía original. Los guardias de asalto de la Primera Orden portan un subfusil que ha cambiado muy poco desde La guerra de las galaxias. Se incluye una empuñadura desplegable en la parte anterior y se ha cambiado el color (ahora en blanco y negro). Además, su construcción en plástico parece más ligera que los originales de metal. La culata, es un modelo calcado a las que se utilizan en los actuales fusiles de asalto.

Sin embargo, el bláster también está basado en un auténtico arma de fuego. En este caso se trata del subfusil Sterling L2A3, que también se utilizó durante la Segunda Guerra Mundial. Esta ametralladora tenía el cañón perforado y una culata desplegable, con un aspecto inconfundible. Si le añadimos una mira telescópica, seguro que a nadie se le escapa el parecido.

Pistolas de la Primera Orden y bláster de Poe Dameron

En lo que respecta a las armas de mano, en El despertar de la Fuerza no se han "roto la cabeza". Las armas cortas que paraecen en la película (tanto la pistola de Poe Dameron como las que llevan los soldados de la Primera Orden) son modificaciones muy básicas de una automática real. Aquí tenéis los modelos de ficción (en el caso de las armas de los stormtrooper se trata sólo de variaciones de color).

El negro es el modelo de los ofciales, mientras que los stormtrooper cuentan con un arma similar en blanco, como el resto de sus armaduras. 

Y más abajo, añadimos la pistola Ryloth 44C de Poe Dameron, el piloto de la Resistencia. Si os fijáis con atención se puede ver el parecido, aunque la línea estética (metálica y sucia, casi industrial) está en consonancia con el fusil de Finn que os hemos enseñado al principio del reportaje. Aquí la tenéis.

Finalmente, os presentamos a su "gemela" de la vida real. Se trata de la pistola P226 de Sig Sauer (un arma que utilizan los SOCOM de los Estados Unidos, en tre otras fuerzas especiales). El gatillo y la empuñadura apenas se han tocado (más allá de la mano de pintura) y en todos los casos se alarga el cañón para darle un aspecto más sofisticado, propio de Star Wars

Ballesta Bowcaster de Chewbacca

Terminamos nuestro repaso a las armas de Star Wars con un clásico, que también llega directamente desde la película original. Se trata de la ballesta de Chewbacca, que en este caso no está basada en ningún arma de fuego sino en una ballesta de caza. Aquí tenéis el modelo original, que en la película pasa por las manos del Wookie y de su compañero Han Solo.

Y aquí, el modelo de ballesta Horton Magnum Safari, que se modificó para crear el Bowcaster. Era un arma de cazaque resultó bastante popular a mediados de los años 70. En la imagen adjunta ya se habían incluído algunos elementos de decoración, como las ruedas metálicas en el cuerpo de la ballesta o la parte central de la mira telescópica. 

Lecturas recomendadas