Reportaje

ARMS - Gameplay e impresiones del juego de lucha para Switch

Por Álvaro Alonso
-

Uno de los anuncios más curiosos de la presentación de Nintendo Switch, a principios de este mismo año (qué rápido pasa el tiempo, ¿eh?), fue ARMS, un juego de lucha de estilo colorido con la principal particularidad de que todos sus personajes tienen brazos extensibles. En el evento de Londres pudimos echarle el guante y disputar un par de combates. Así que, si no lo habéis hecho, os invitamos a que leáis las impresiones que le dedicamos por aquel entonces.

ARMS para Nintendo Switch - Impresiones del juego de boxeo

Hoy mismo, antes del Nintendo Direct de ARMS que acabáis de contemplar, hemos tenido la oportunidad de volver a jugar, y esta vez, en profundidad. Sobre estás líneas tenéis un gameplay de ARMS en Switch de la sesión que hemos disputado, y a continuación van unas impresiones directas a vuestros ojos.

ARMS Nintendo Switch

Seguro que os ha pasado alguna vez: estáis dándolo todo en algún juego de lucha y aparece vuestro primo/hermano/vecino pequeño. Le dejáis el segundo mando, y os mete una paliza de escándalo aporreando botones sin parar. ARMS no esa clase de juego. Aquí de poco sirve agitar los puños como locos (si estáis usando ambos Joy-Con) o aporrear botones (en el caso de un solo Joy-Con o el mando Pro). Este juego para Switch requiere de cierta estrategia; hay que leer los movimientos del rival, esquivar sus ataques con un desplazamiento rápido o un salto, y aprovechar que está desprotegido -con los brazos extensibles volviendo a su posición- para asestar uno o varios golpes.

Puede sonar complicado, pero ARMS hace gala de esa facilidad para adaptarse tan característica de los juegos de Nintendo. Es rápido, divertido y cualquiera puede jugarlo sin demasiados problemas. Se nota, por ejemplo, en el hecho de que se pueda utilizar cualquier esquema de control imaginable en Switch: ¿queréis jugar utilizando dos Joy-Con, uno en cada mano, para meteros de lleno en la experiencia giroscópica? Podéis hacerlo, aunque posiblemente sea la configuración menos precisa. ¿Estáis con un amigo? Cada uno puede usar un Joy-Con como mando tradicional y jugar sin problemas. ¿Mando Pro? Por supuesto. ¿Dos Switch, frente a frente? Faltaría más. ¿Pantalla partida para hasta cuatro jugadores? Es un sí.

ARMS Nintendo Switch

El único 'pero' que le podemos poner al modo a pantalla partida es que resulta muy caótico, sobre todo cuando se juega a cuatro (todos contra todos o en equipos de dos), y que en cuanto el número de jugadores asciende a tres o más, el framerate baja de 60 a 30. En ambos casos es estable, pero el hecho de mostrar ambas frecuencias hace que el cambio resulte bastante pronunciado. Pero a quién vamos a engañar, nos llena de satisfacción ver que en 2017 todavía hay una compañía que apuesta por las partidas entre cuatro jugadores en una misma televisión (o consola). 

Todas estas facilidades para que cualquier jugador pueda coger el mando que le venga en gana y ponerse a dar puñetazos, no implican que ARMS sea un juego simple o que no se pueda profundizar en sus mecánicas. No hay más que fijarse en que cada golpe que realizamos (o recibimos) va acompañado por un número, casi como si de un RPG se tratase, pues hay que tener en cuenta varios factores al combatir. Para empezar, están los diez luchadores a elegir, cada uno representado con un estilo visual muy característico, que los dota de gran personalidad, y una habilidad especial que los hace únicos. Min Min, por ejemplo, puede repeler ataques con sus pies en pleno salto, mientras que el duo Byte & Barq se apoya mutuamente, con el can robótico actuando como escudo ante ciertos ataques.

ARMS Nintendo Switch

Algo parecido pasa con los escenarios, cuyas diferencias no se limitan a lo visual. Hay uno donde podemos encontrar discos voladores repartidos por el suelo, discos a los que podemos subir para dar al combate un nuevo tipo de movilidad. En otro, de estilo discotequero, aparecían plataformas del suelo de forma aleatoria, actuando como barrera ante los puños e invitándonos a sacar partido de los golpes con efecto, característica que sin duda los jugadores profesionales van a explotar. Y a esto hay que sumar que en todos los escenarios suelen aparecer bombas que podemos aprovechar para darle un toque explosivo a la batalla.

Cada luchador cuenta además con tres puños (o ARMS) únicos, pudiendo elegir el que llevamos en cada brazo antes de cada round. Esto significa que es posible utilizar el mismo en ambos para obtener mayor potencia, o variar para disponer de distintas habilidades. Porque cada puño cuenta también con un atributo (de un total de siete), como fuego, hielo, viento, etc., que se activa al realizar ataques cargados. Pero aún hay más: utilizando monedas, podemos comprar los ARMS únicos del resto de luchadores. Es decir, que podemos equipar a Kid Cobra con los de Master Mummy, por ejemplo, multiplicando así las combinaciones... y las posibilidades.

ARMS Nintendo Switch

¿Y cómo se consiguen las monedas? Pues participando en los distintos modos que incluye ARMS. Tenemos un pequeño modo historia apodado Gran Premio, donde nos enfrentamos al resto de contrincantes en diez combates. Y decimos pequeño porque, por lo que hemos visto, historia, lo que es historia, no es que tenga demasiada. El argumento se limita a la información sobre el contrincante y el escenario que un comentarista realiza antes del combate en clave de humor. Lo bueno de este modo es que también también se puede jugar a dobles, y que al hacerlo en solitario, podemos elegir el nivel de dificultad (y a mayor nivel, más monedas ganamos).

En los modos versus, además de combatir, también encontramos diversas actividades para uno o varios jugadores donde el objetivo cambia por completo. Está el voleibol, que como su nombre indica nos invita a disputar un partido de este deporte... con una pelota explosiva. También hay baloncesto, aunque aquí la pelota es el contrincante y debemos usar agarres para anotar puntos (este nos ha parecido especialmente divertido). En el tiro al blanco el objetivo es acabar con el mayor número posible de dianas dentro del tiempo, con la particularidad de que el contrincante estará al otro lado del terreno de juego haciendo lo mismo. Y por último tenemos 'los 100 adversarios', que no es otra cosa que un modo horda donde debemos derrotar oleadas de "moñecos" que no oponen demasiada resistencia (suelen caer con un golpe).

ARMS Nintendo Switch

En definitiva, que aunque el número de luchadores y escenarios no sea una locura (aunque no nos extrañaría que fuesen aumentado en los próximos meses), ARMS ofrece un buen número de opciones para tenernos pegados a los Joy-Con una buena temporada. Pero más allá del contenido, insistimos, es un juego de lucha MUY divertido y que aprovecha excepcionalmente las características únicas de la nueva "maquinita" de la Gran N. ARMS se pondrá a la venta el próximo 16 de junio, en exclusiva para Nintendo Switch.



Lecturas recomendadas