Reportaje

Así es el Deathmatch de AC Revelations

Por José Luis Sanz
-

El pasado sábado día 3 de septiembre, se puso en marcha la beta multijugador de Assassin's Creed Revelations, el cuatro juego de la saga de Ubisoft que llegará a las tiendas el próximo 15 de noviembre. Y como podéis imaginar, ganas no nos faltan de ponerle las manos encima, así que os vamos a contar todo lo que nos ha parecido, modo a modo, esta apuesta decidida de la saga (por segunda vez consecutiva tras Assassin's Creed La Hermandad) por el multijugador.

Aunque en próximos días os contaremos más cosas sobre otros modos, en esta ocasión vamos a contar cómo se juega con el llamado Deathmatch, uno de los tipos de juego MP más comunes pero que aquí en Assassin's Creed Revelations cambia sensiblemente para darle sentido dentro de la filosofía de la saga.

No es un todo contra todos

Efectivamente, las partidas Deathmatch de Assassin's Creed Revelations están sensiblemente dirigidas y no se trata de un todos contra todos, ya que sólo podemos eliminar a un único objetivo y cuidarnos las espaldas del enemigo al que le toque darnos matarile. Encima, para hacer más interesante el juego, cada uno de los integrantes de la partida debe tener una apariencia distinta, para que no haya personajes repetidos que darían al traste con la esencia del Deathmatch.

Existen 9 personajes diferentes en la beta de Assassin's Creed Revelations que podemos elegir para disputar duelos en tres mapas distintos (Antioquía, Hospital de Caballeros y Gálata) y, hay que avisar, que tendremos que estar rápidos a la hora de elegir el que más nos guste antes de iniciar la partida porque dos jugadores no pueden llevar al mismo personaje. Todos deben ser distintos.

No es que en la beta se note mucho la diferencia entre personajes, pero es curioso ponernos en la piel de un gordo guerrero con una maza como arma, de una damisela encantadora con una daga que quita el hipo o de un asesino y sus cuchillas retráctiles.

El mapa, nuestro aliado

Existe un tiempo por partida y en él debemos terminar con el mayor número de objetivos y evitar que nos den el matarile. Así, Assassin's Creed Revelations nos da un objetivo y, a la vez, nos pone a nosotros en el punto de mira de otro jugador.

Cuando tengamos claro quién es nuestra presa, debemos localizarla y para ello podemos optar por dos estrategias: la disimulada o la salvaje. La primera es la que nos lleva a camuflarnos en el escenario, a mezclarnos con los habitantes del lugar o a pasear tranquilamente sin levantar sospechas. De esta manera el enemigo no sospechará y si encima somos capaces de que acernarnos sin que salga huyendo, la muerte puede darnos muchos puntos de experiencia y bonificación.

La estrategia salvaje es la que nos lleva a correr por el escenario, subirnos a los tejados, etc. Este modo nos permite sorprender al enemigo con mayor ruido y, como inconveniente principal, está el que delata nuestra posición ya que el resto de jugadores se darán cuenta rápidamente de que somos un asesino en busca de su víctima.

Lógicamente, cuanto mayor sea el sigilo para acabar con un objetivo, mayor bonificación y puntos, lo que nos permitirá subir de nivel mucho más rápido en el MP de Assassin's Creed Revelations.

¿Podemos evitar la muerte?

Obviamente, al igual que nosotros tenemos un objetivo, otros nos tienen a nosotros como objetivo. Si vemos detenidamente cómo se desarrollan los asesinatos que nosotros hacemos, nos preguntaremos cómo es posible defenderse de un ataque así. Pues bien, tenemos la oportunidad de hacerlo, pero debes saber que tendremos que andarnos con mil ojos...

Cuando un enemigo se acerque a darnos el matarile, lo más seguro es que busque nuestra espalda ya que Assassin's Creed Revelations nos permite identificar a nuestro verdugo durante unos breves instantes ya que veremos un botón círculo (en el caso de PS3) sobre su cabeza. Si lo pulsamos correctamente, conseguiremos atontar al enemigo y conseguir tiempo para escapar, ganando la consiguiente bonificación.

Sin embargo, si la acción de aturdir no sirve para evitar nuestra ejecución, al menos ganaremos el galardón de muerte con dignidad y gloria y, por lo tanto, nuestro ejecutor no obtendrá todos los puntos aplicables a la muerte de un objetivo.

Lo cierto es que Ubisoft le ha dado suficientes vueltas al Deathmatch como para inyectarle el mismo encanto que tiene el juego en sí mismo, introduciendo cualidades de la saga que le diferencian mucho y cargan Assassin's Creed Revelations de un motivo más para picarnos jugando online...

A estas alturas de la beta no es que podamos imaginar cómo será Assassin's Creed Revelations. Desde luego tiene pinta de ser gráficamente como Assassin's Creed la Hermandad aunqur con un pelín más de empaque y mejor acabado. Tal vez el año de más ha servido para pulir y poner con mejor cara los escenarios que llegan incluso a darnos la impresión de ser más bonitos todavía.

Lecturas recomendadas