Reportaje

Así será Deus Ex Human Revolution

Por Sergio Gracia
-

La saga Deus Ex vuelve, después de seis años (siete cuando haga aparición), a nuestros ordenadores y consolas. Sus dos primeras entregas fueron desarrolladas por Ion Storm y distribuidas por Eidos Interactive, pero para Deus Ex Human Revolution han cambiado las tornas (al menos en parte). Eidos Montreal se encarga de desarrollar el regreso de esta interesante mezcla de RPG y shooter con ambientación ciberpunk que tan bien le sentó a la industria a principios de la década. Aunque, a diferencia de sus inicios, ahora veremos más acción que rol, algo que parece preocupar a los fans más puristas de la saga.

Deus Ex Human Revolution se situará en un tiempo anterior al primer título de la serie. Encarnaremos a Adam Jensen, un oficial de seguridad privada en Industrias Sarif. Esta es una de las mayores compañías encargadas de desarrollar lo que se ha dado a conocer como aumentos biomecánicos, es decir, mejoras tecnológicas que pueden ser implantadas en el cuerpo de animales y, obviamente, humanos. Todo funciona a la perfección, hasta que, por sorpresa, alguien ataca la sede de Industrias Sarif y es, entonces, cuando comienza la historia de Deus Ex Human Revolution.

Tecnología punta al alcance de tu cuerpo

El comienzo de la saga está siendo tratada con cariño por parte de Eidos Montreal, cuyo objetivo es alcanzar la calidad de sus antecesores (predecesores en la línea de tiempo argumental) y, por qué no, superarla. Se están cuidando muchos de los detalles más característicos de la franquicia y se están mejorando, en la medida de lo posible, algunos de ellos.

Nuestro personaje, Adam Jensen, está equipado con la última tecnología biomecánica. Artilugios que potencian su fuerza física, mejoran su visión o le permiten caer, como es el caso del Aterrizaje Icarus, de decenas de metros de altura sin recibir ningún daño. Este último implante está instalado quirúrgicamente en justo por encima del coxis, en la base de la columna vertebral. Se trata de un avanzado dispositivo capaz de detectar la velocidad de descenso y generar un campo electromagnético. Este impulsará a Adam en el sentido contrario al campo magnético de la Tierra, lo que le proporcionará un aterrizaje seguro.

Tendremos que pensar mucho qué tipo de implantes nos colocaremos o, dicho de otra forma, qué rol vamos a seguir y cómo será nuestro estilo de juego. Por ejemplo, si decidimos equiparnos con la última tecnología en ofensiva, podremos dejar de lado la posibilidad de aumentar el tamaño de nuestro inventario. Más adelante se podría traducir en tener que dejar por el camino valiosos objetos que podrían sernos de gran utilidad.

Existen gran variedad de implantes que podremos instalar en nuestra cabeza, brazos, piernas o torso. Pero, cuidado, porque una vez colocado un biomecanismo será permanente. Sin embargo, la evolución tecnológica en el año 2027 no sólo ha llegado a los implantes, sino también a las armas. Encontraremos multitud de ellas, con distintos tipos de munición, con los que quitarnos de en medio a nuestros enemigos. Aunque en algunos casos deberemos guardarlas, pues visitaremos lugares civilizados en los que no están bien vistas.

Acción, infiltración, rol... esto es Deus Ex

Como en todo buen juego donde desarrollamos un rol, nuestras acciones tendrán una consecuencia directa o indirecta en el desarrollo de la historia. Lo más interesante es que, en la mayoría de los casos, estas decisiones o sus efectos no se nos presentarán de forma clara. No tendremos un cuadro de texto en el que elegir una u otra opción. No podremos elegir entre dos respuestas claramente contrarias a un pregunta clave (excepto en casos puntuales). La cosa será mucho más difuminada y, en ocasiones, podremos realizar acciones que cambiarán el curso de la historia sin ni siquiera habernos percatado de ello.

Durante la aventura, nos encontraremos un montón de material de lectura como periódicos o ebooks, los cuales, en su mayoría, nos darán información interesante y relevante sobre lo que sucede a nuestro alrededor. En otras ocasiones, simplemente conoceremos las últimas noticias nacionales e internacionales.

Otro de los encantos de la saga permanece intacto en Deus Ex Human Revolution. Es la posibilidad de avanzar en el juego sin dar el cante abriendo fuego a diestro y siniestro. Aunque la acción estará ahí para el que la quiera, también podremos hacer uso del sigilo, infiltrarnos, hackear terminales informáticos y llevar a cabo nuestras misiones sin siquiera desenfundar el arma.

En cuanto al noble arte del hackeo, nos encontraremos con diferentes retos a la hora de saltarnos el sistema de seguridad de los equipos informáticos. Dependiendo de nuestros implantes, nos resultará más o menos sencillo hacernos con el control de un terminal. Podremos recibir varios tipos de recompensas, como créditos y virus informáticos, para infectar los equipos.

Con Deus Ex Human Revolution se volverá a tapar un hueco que estaba algo vacío en los últimos años. Será un juego apto tanto para los más roleros como para los que buscan acción frenética y, todo ello, aderezado con una historia y una ambientación de película. Sólo queda esperar para ver si contenta a los fans más críticos, que aún no han olvidado las sensaciones que ofrecían los primeros títulos de esta saga, símbolo del ciberpunk y de otra época.

Lecturas recomendadas