Reportaje

Así será FIFA 13 en PS3 y Xbox 360

Por Óscar Díaz
-

Hemos jugado a FIFA 13, una entrega más de la serie, como cada año, aunque suene a tópico. Como ya es habitual, pasamos a destacar algunas de sus cualidades, que van más allá de las mejoras visuales o lo bien detallado que están Cristiano o Linonel.

FIFA 13 empieza a hacer mucho ruido, con un E3 2012 en el que tuvo un lugar privilegiado. Algo poco usual en un país donde las siglas NBA, NFL, NHL y MLB se llevan casi todo el protagonismo. Pero ahí estaba, a la vista de los profesionales que se acercaron por el LA Convention Center y ante millones de jugadores que lo vieron en la conferencia de Electronic Arts. Está claro que es una de las apuestas más fuertes para este año por parte de esta compañía. Pero, con un campeonato europeo de fútbol por medio, tampoco era difícil que los ojos estuvieran puestos en un FIFA nuevo, ¿no os parece?

Lo que prometen para esta temporada va más allá de años anteriores. Bien es cierto que en EA se ocupan de meter todo lo posible en sus juegos, hasta cierta fecha y luego depuran el contenido. Pero da la sensación de que esta vez se han puesto las pilas con aspectos que se ven a simple vista. El más destacado, al menos según nos han comentado sus desarrolladores, es la aleatoriedad.

El tiempo disponible ha permitido que la base de datos sobre jugadores se actualice al máximo. Se ha incluido información sobre los últimos torneos de clubs de esta temporada, con aspectos propios de miles de jugadores. Es decir, no sólo tendremos a Messi haciendo de las suyas frente a los defensas, sino que veremos reflejados muchos de los comportamientos del resto de hombres que salten al terreno de juego.

Entre los ejemplos, hemos visto que cada ocasión parece diferente a la hora de recibir el balón. Los botes, su velocidad, el efecto en el pase y, sobre todo, la habilidad de quien intenta controlarlo sirven para que veamos un comportamiento más realista. Este componente es todo un avance que se suma a los conseguidos con FIFA 12, donde ya teníamos un control con 360 grados y se empezaban a ver reacciones aleatorias. Ahora, da la sensación de que todo depende más de la física y lo bueno que sea un jugador concreto o, incluso, de lo cansado que esté.

El ataque y la inteligencia artificial de todos en el campo, las posiciones libres y los huecos en la defensa o más opciones para controlar el balón al regatear, son algunos de los puntos clave para FIFA 13. Por un lado tenemos desmarques que nos hacen pensar en que jugamos con personas reales. La sensación de ver un partido en televisión nunca había estado tan conseguida como ahora. El control de la pelota, con amagos, el uso de los brazos para protegerla o desplazamientos horizontales hará las delicias de quien suele emborracharse de balón.

Sergio Ramos mira más allá del balón, también en FIFA 13

Las faltas a balón parado también se han llevado bastante trabajo. Las paradinhas o los amagos entre varios jugadores que dejan el balón parado, lo tocan para propiciar tiros directos donde no los hay y toda esa danza que se ve más a menudo en equipos de Sudamérica, también se han incluido. Es decir, quien quería ver reflejados el máximo de elementos del Deporte Rey en sus consolas, con FIFA 13 se va a llevar un alegrón.

De todas formas, el proceso para conseguir un juego aún mejor sigue en marcha. Desde EA nos han contado que la tecnología que hay detrás de esta edición es superior a todo lo visto hasta ahora, pero que piensan mucho en lo que puede llegar más adelante. Aunque, por ahora, no han centrado sus esfuerzos en nuevas generaciones, porque todo lo que les ha dado tiempo a incluir en sus juegos lo han soportado PS3 y Xbox 360. Al menos, hasta esta temporada ha sido así. ¿Qué nos deparará 2013?

Lecturas recomendadas