Reportaje

Así son Project Guard y Project Giant Robot, lo más nuevo de Miyamoto

Por Juan Carlos García
-

Miyamoto piensa, Wii U gana. Después de haber probado Project Guard y Project Giant Robot de primera mano, estamos convencidos de que a Wii U todavía le queda mucho por ofrecer. Estas son nuestras primeras impresiones tras el Nintendo Open Day de Madrid.

Lo que no eran más que unas simples fotos de Miyamoto "trasteando" con el GamePad de Wii U, con el E3 y el propio Fils-Aime de "testigos" de lujo, ya se han convertido en experiencias jugables. Tanto Project Guard como Project Robot Giant han viajado a Madrid en el mismo equipaje que el resto de juegos mostrados por Nintendo en el E3 y que hemos podido probar en el Nintendo Open Day. En realidad estos nuevos proyectos no pasan aun de demos, pero aun así hemos disfrutado las primeras partidas –excepto a Starfox– y os lo vamos a contar enseguida.

Como dato curioso, la Wii U en la que jugamos a Project Guard, Project Giant Robot – y también Mario Maker– tenía la peculiaridad de disponer de salida HDMI en el GamePad, lo que permitía seguir lo que aparecía en la pantalla del mando desde una segunda tele. El "ardid" tecnológico deja clara la intención con la que trabajan Miyamoto y su equipo: establecer una nueva relación entre el mando, los jugadores y la pantalla de televisión. Aun queda mucho por hacer, tanto en los Project como en Starfox, pero este inicio no deja a nadie indiferente.

Project guard tarda apenas minutos en atraparnos. Su mecánica accesible y el intuitivo uso del gamepad nos ponen las cosas fáciles. Proteges un complejo con 12 cámaras y tu objetivo es que ningún invasor alcance el centro. En el gamepad el escaner nos sopla por dónde llegan los enemigos y tú debes seleccionar la cámara desde la que usar la torreta de defensa. La cámara elegida ocupa el centro de la pantalla y también del gamepad, que entonces pasa a ser el visor de la torre y, moviéndolo, vas ajustando la mira. El desarrollo de la acción es rápido y vivo, tanto que te vendrá bien la ayuda de alguien que tengas al lado para que vaya avisándote de las cámaras en peligro o de los robots que se te hayan colado.

Tan solo había un nivel jugable y tres opciones de dificultad, que iban añadiendo al escenario diferentes tipos de robots capaces incluso de robarte la cámara de una zona haciendo que perdieras toda la visibilidad. Otros no aparecían en el escáner del GamePad y solo se podían ver si elegíamos la cámara correspondiente; los había lentos, rápidos, muy grandes... Pero como avanzábamos, el desarrollo de Project Guard está aun en un estado muy previo, con lo que en realidad no sabemos lo que puede salir de aquí: quizá un juego completo, quizá solo sea un experimento parte de otro juego.

Con Project Giant Robot, esa sensación de que ambos títulos podrían formar parte de un proyecto mucho más grande en un futuro, es aun mayor. Y el proyecto al que nos referimos podría ser nada menos que StarFox. Miyamoto lo ha dejado caer cuando se le preguntaba durante el E3 por qué aparecía el logo de StarFox en las cámaras de Project Guard. Miyamoto quiere evolucionar Starfox y una de las ideas es crear diferentes misiones secundarias; puede que ésta sea una de ellas.   

Project Giant Robot te transforma en robot gigante y te mete en su cabina de mando para enfrentarte a otros robots en combates de los que dependerá el destino de la humanidad. Al empezar puedes decidir cómo quieres que sea tu robot, eligiendo las piezas maestras para cabeza, tronco y piernas (hay alrededor de 30 piezas disponibles). Y después, ¡a la calle! Y nunca mejor dicho porque te "paseas" por una ciudad que está siendo asolada por robots enormes y otros pequeñitos que cruzan rápidamente el escenario. Atención a los movimientos, que son la clave de Giant Robot. Con los gatillos avanzas adelante y atrás, con el stick lanzas los brazos para golpear, y lo mejor es que tú tomas el control de su cuerpo a través del giroscopio del GamePad: si giras, él gira; si te retuerces, él se retuerce; si lo bajas rápido, él esquiva el golpe. Y además puedes disparar un láser para "encargarte" de todo lo que se mueva alrededor. La clave no está solo en hacer caer al robot rival, sino también en no perder el equilibrio cuando camines, para lo que tendrás que coordinar bien tus movimientos con los sticks y el cuerpo. Si caminas rápido y te inclinas mucho, te irás al suelo.

El movimiento es aun muy lento y los golpes son básicos, pero la respuesta del robot al giroscopio de Wii U es brutal y dice mucho de lo que se puede conseguir todavía con el mando. Como en el caso de Project Guard, el desarrollo es aun muy temprano y aunque la demo nos dejó profundizar configurando nuestro robot y probando los diferentes movimientos, está claro que Project Giant Robot aun no pasa de ser una demo. ¿También podría formar parte de un proyecto global como Starfox?

Los siguientes pasos que ya ha anunciado Nintendo pasan por contar con un equipo de desarrollo que acabe de dar forma a lo iniciado por Miyamoto, aunque no hay duda de que el gurú de Nintendo va a seguir al mando de todo. Ya sean juegos independientes o parte de otro proyecto, su estreno está anunciado para 2015. Estaremos más que pendientes, estaremos pegaditos a él para contaros cómo evoluciona todo esto. 

Lecturas recomendadas