Reportaje

Avance de Assassin's Creed Syndicate

Por Daniel Quesada
-

Con la llegada de Assassin's Creed Syndicate a PS4, One y PC queda más claro que nunca que hay que defender la hermandad... ¡Literalmente! En este avance os presentamos nuestras impresiones tras conocer a Evie y Jacob Frye, los gemelos más letales de la Londres del siglo XIX.

Londres da la bienvenida a Assassin's Creed Syndicate, el encargado de redimir la franquicia tras el irregular resultado de Assassin's Creed Unity. Esta vez viajamos a la Londres de 1868 con dos héroes, los gemelos Evie y Jacob Frye. Como recordaréis los veteranos de la saga, Haytham Kenway provocó que los asesinos desaparecieran de la zona, así que la ciudad es un feudo templario. Solo queda un miembro de la Secta: el indio Henry Green, que pide ayuda por carta a la Hermandad para que recuperen el territorio. Parece una locura, pero los hermanos Evie y Jacob están dispuestos a pelear por ello. Su principal escollo será el ambicioso Crawford Starrick, que dirige una enrevesada organizción templaria. Tendremos que eliminar a sus lugartenientes antes de llegar a él.

 

 

En la versión que tuvimos ocasión de probar hace unos días, pudimos abordar las secuencias 3 y 7, lo que nos ha servido para hacernos una idea bastante precisa de la dinámica de juego. En lo básico, pocos cambios: hemos de superar misiones de infiltración, espionaje o eliminación de objetivos, pero también podemos movernos libremente por "London" para dedicarnos a tareas secundarias, como recolectar glitchs de Helix, ilustraciones o incluso botellas de cerveza clásicas. Sí, también hay otras tareas... especiales que hemos de encontrar, pero no estamos autorizados a daros los detalles por ahora... Además, estamos pendientes de que Ubi libere detalles sobre ese prometido regreso a las misiones del presente. ¿Quién será el protagonista en esta ocasión?

La ciudad que nunca duerme... ¿O esa era Nueva York?

Cada área de Londres se divide en otras zonas con sus propias misiones. A medida que vamos "completando" las zonas, podremos acceder a la llamada guerra de bandas. El objetivo es reunir a todos los aliados que hayamos reclutado, llamados Rooks, para enfrentarlos al bando enemigo, los Blighters. Cuantas más zonas conquistemos, más posibilidades habrá de "reclutar" Rookies en plena calle. Estos no solo aparecerán en las guerras de bandas, sino que podremos llevarlos junto a nosotros para que sirvan de apoyo en otras peleas. Por supuesto, también hay enfrentamientos contra duros jefes. Nosotros ya hemos disfrutado de una espectacular reyerta encima de un tren en marcha.

En cuanto al catálogo de movimientos de Assassin's Creed Syndicate, algunos cambios son sutiles y otros más esenciales. Por ejemplo, alternar entre movernos a ritmo normal o con perfil bajo (basta con pulsar un botón para alternar entre uno y otro) será más importante que nunca. En este modo podremos eliminar con sigilo, pero también ejecutar una nueva técnica: secuestrar personajes. Si los pillamos por la espalda, podremos para hacerlos caminar hasta un punto, para sacarlos de una zona en peligro o para tenerlos como rehén. A medida que caminemos, él intentará zafarse, así que tendremos que "atarlos en corto" cada cierto tiempo y caminar despacio para que nuestro ruido no levante sospechas. Hasta podremos meterlos en carrozas para viajar más cómodamente.

En la secuencia 7 pudimos usar la pistola con gancho (llamada lanzacuerdas). Ésta lanza una cuerda con un anclaje en el otro extremo, para subir a toda velocidad hasta un tejado, trepar a grandes alturas o simplemente dejarnos caer sobre el objetivo que nos interese. Sí, como suponéis, recuerda mucho a la herramienta de los Batman Arkham. De hecho, es igual de útil, aunque la detección automática del punto de anclaje no siempre se activa cuando nos gustaría. Con todo, viene especialmente bien para los edificios más altos o para "escaquearnos" de una pelea cuando la cosa se ponga complicada.

Haciendo el hooligan

A la hora de buscar pelea, el sistema de lucha se centra en 3 botones: romper defensa, atacar o contraatacar justo cuando un rival se ilumine en amarillo. Hay varios combos y el uso de armas especiales, como la pistola o los cuchillos se agradece. De hecho, podremos mejorar la efectividad de las armas cuerpo a cuerpo: el puño americano, los kukris o el nuevo bastón con hoja, la "marca de la casa de estos personajes". Otra de las armas herramientas nuevas que hemos conocido es la bomba voltaica, que detona un mar de rayos capaces de atontar y herir a todos los rivales cercanos. Con todo, las peleas nos siguen pareciendo algo monótonas, con rivales que esperan su turno para atacar y otros que tienen una barra de salud excesivamente densa. Dado que jugamos misiones concretas, esperamos poder personalizar a fondo nuestro personaje en el juego final para dar pie a luchas más fluidas.

 

 

 

Por cierto, en esta ocasión se ha optado por una fórmula mixta para recuperar salud: podremos usar medicinas en cualquier momento, pero escapar de la zona de conflicto también nos curará automáticamente. También se ha evolucionado el "anillo de peligro". Cuando haya ruidos cerca, una forma de onda comenzará a tambalearse a nuestro alrededor y unas flechas nos indicarán de dónde puede venir la amenaza.

 

La otra gran novedad de Asassin's Creed Syndicate son las carrozas, que se encuentran por todo Londres. Podremos montarnos en modelos normales, pero también en enormes mastodontes de pasajeros o hasta en prehistóricos carros de bomberos. Una vez a las riendas tenemos la opción de aclerar o embestir a otras carrozas cercanas, algo que nos tocará cumplir en las misiones de persecución. Al principio es divertido, pero Londres es una ciudad con mucho tráfico y las carrozas son voluminosas, así que la conducción no siempre es cómoda. Por suerte, una línea nos marca la ruta ideal para llegar a nuestro objetivo.

 

 

Hay muchas formas de aprovechar la ciudad. Tendremos una base de operaciones, pero esta vez estará en movimiento: será un tren desde el que podremos consultar los próximos objetivos, cambiar nuestro vestuario o recoger el dinero que hayamos acumulado al invertir. Además, en todo momento podremos invertir los puntos de habilidad obtenidos para mejorar las características de los personajes o incluso lograr que los ayudantes de nuestra banda también se vuelvan más efectivos.

 

Por supuesto, también habrá cofres del tesoro y otros items para recolectar... Pero no os preocupéis, parece que esta vez Ubi se ha rendido y ha decidido no incluir cofres especiales para los miembros de su club social o para usuarios online. Esta vez todo será para nosotros, del tirón.

 

 

 

Sin duda, el aspecto más llamativo del control es la posibilidad, siempre que estemos fuera de una misión, de alternar el control entre Jacob y Evie, cuando nos dé la gana. Sí, esta vez ambos personajes tienen exactamente el mismo protagonismo. Jacob es más contundente en las peleas y Evie se especializa en movimientos de infiltración. Ambos comparten muchos divertidos diálogos en los que se pican para ver quién lo hace mejor y quién es más chapucero en sus misiones. Ya sabéis, cosas de hermanos. Aún así, todos los que probamos el juego lo tuvimos claro: Evie cae bastante mejor que Jacob. No sabríamos decir por qué, pero Jacob tiene un tonillo chulesco que no acaba de agradar, mientras que Evie es más directa e intrépida.

Si te he visto, sí me acuerdo

Estos personajes comparten vivencias con montones de personajes históricos (¡la época fue un verdadero hervidero de intelectuales!), como Charles Darwin o Graham Bell. El primero nos encargará misiones secundarias en su búsqueda de especímenes naturales, mientras que el segundo, cual Leonardo para Ezio, nos surtirá de inventos y mejoras. Y mucho ojito, porque nos da que Evie le hace tilín, you know what I mean...

 

 

El apartado técnico sigue los pasos de Assassin's Creed Unity: estupenda iluminación y, sobre todo, una ciudad que rezuma vida. La Londres del siglo XIX se contagia de la estética industrial, el vapor y el acero, algo que está maravillosamente recreado en el juego, junto a una infinidad de personajes de todo estrato social que venden periódicos, se besan o discuten. No hemos visto muchedumbres tan enormes como en Unity, pero Assassin's Creed Syndicate parece más "auténtico", sus personajes parecen más vivos.

Lo mejor, sin duda, son los edificios emblemáticos de la ciudad. Damos fe de que contemplar un río Támesis atestado de vida o trepar por el Big Ben o el Palacio de Westminster es una gozada, especialmente si habéis visitado la ciudad en alguna ocasión.

Vaaaale, sabemos que os lo estáis preguntando: Sí, también hemos detectado fallos, desde alguna desaparición de personajes hasta bajones de frame rate en las escenas más llenas de elementos, pero en ningún caso han sido situaciones graves y, además, hay que recordar que estamos ante una beta. Veremos cómo queda la versión final, aunque la experiencia nos dice que estos errores no suelen pulirse demasiado con tan poco margen. ¡Y es que Assassin's Creed Syndicate ya está al caer! El juego llegará a PS4 y One el 23 de octubre y antes de que acabe el año para PC. Por ahora, no estamos entusiasmados, pero sí satisfechos con una entrega que mantiene el tipo, aún se guarda secretos como la acción en el presente y hasta nos ha ofrecido algún destellito de brillantez. Saldremos de dudas pronto, con el análisis de la versión final. Id desempolvando vuestros fragmentos del Edén...

Lecturas recomendadas