Reportaje

Avance de un brutal SW The Old Republic

Por Gustavo Bernaldo
-

Queda poco, muy poco, para que Star Wars The Old Republic se ponga a la venta así que mientras llega ese momento, hemos tenido acceso a una beta impresionante donde nos lo hemos pasado en grande repartiendo estopa Jedi a diestro y siniestro con nuestra espada láser.

El largo camino hasta su lanzamiento

El 30 de octubre de 2007 se hizo público el desarrollo de Star Wars The Old Republic de manera muy, muy vaga. Bioware, por aquel entonces, no tenia ni nombre para el juego aunque lo que sí nos contaron es que estaban realizando un MMORPG basado en la saga de George Lucas y que sería una especie de KOTOR (Star Wars Knights of the Old Republic) pero online y masivo.

El caso es que después de cuatro años de duro trabajo, Bioware ya tiene casi lista su obra maestra,Star Wars The Old Republic un título que deslumbrará a los seguidores de la saga y que hará las delicias de los amantes a los MMORPG estilo World of Warcraft.

Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana…

Más lejana que nunca, al menos en el tiempo, ya que Star Wars The Old Republic se remonta nada más y nada menos que tres mil años antes de la aparición de Darth Vader y su Imperio Galáctico (como ya os contamos hace tiempo y de la mano de su creador), con una República Galáctica que ha dado generaciones de paz.

Paz, que ahora se ve enturbiada por la invasión de un poderoso enemigo que ha ido tejiendo en la sombra los hilos del Imperio Sith: Darth Malgus, señor oscuro de los Sith, ha creado un poderoso ejército con el que ha lanzado un ataque sorpresa a la República, conquistando varios mundos del borde exterior de la Galaxia y desatando el caos desde las heladas tierras de Ilum hasta las llanuras del desierto de Dathomir.

Durante la invasión, murieron millones de soldados y ciudadanos a manos de los Sith que, incluso, llegaron a saquear la mítica capital de la República: Coruscant. Todo este lío ha desembocado en la firma de una tregua.

Durante los siguiente años a estos acontecimientos, la República ha destinado sus esfuerzos a reconstruir infraestructuras y asegurar los mundos que tiene a su cargo. Mientras, los Sith continúan con sus planes de conquista. La tensión en la galaxia es máxima, las escaramuzas fronterizas han desatado de nuevo la guerra y los héroes de la República Galáctica y el Imperio Sith volverán a enfrentarse para escribir el destino de la Galaxia.

¿Jedi o Sith?

Lo primero que se nos viene a la cabeza es: "¿qué me hago un Jedi o un Sith?". Pues cualquiera sirve. Los dos bandos cuentan con poderosos guerreros que nos harán disfrutar de lo lindo. Por la parte de la República tenemos Jedi Knight, Jedi Consular, Smuggler y Trooper. Mientras que el Imperio Sith cuenta en sus filas con Sith Inquisitor, Imperial Agent, Sith Warrior y Bounty Hunter.

A priori, comparado con otros juegos, puede parecer que  Star Wars The Old Republic no tiene muchas clases, pero nada más lejos de la realidad. Cada una de ellas cuenta con dos especializaciones que se consiguen al llegar al nivel 10 y que nos permitirá adquirir el rol que más nos guste. Por ejemplo, el Jedi Knight tendrá que decidir entre ser Sentinel o Guardian.

El Sentinel portará dos sables de luz y podrá escoger en su árbol de talentos entre dos tipos de especialización de DPS (damage per second), basada en DOT (damage over time) que causará daño a lo largo del tiempo, y otra que infligirá daño directo. Por su parte, el Guardian tan sólo blandirá un sable de luz y puede ejercer las funciones de DPS y de tanque, es decir, que puede pegar a los enemigos o hacer que le ataquen, para que el resto de compañeros no sufra daño alguno.

¿Cómo conseguimos esto? Pues muy sencillo, gracias a un árbol de talentos al que iremos sumando puntos según subimos de nivel en Star Wars The Old Republic y que nos permite especializarnos en un tipo de combate concreto. Cada nivel nos dará un punto que debemos colocar en el árbol de talentos.

Una vez escogida la clase toca elegir la raza. Sabiendo que no todas las razas estarán disponible para todas las clases, es decir, que para coger un Sith puro debemos ser Sith Warrior o Sith Inquisitor. Bien es cierto que se echan de menos muchas razas como los Wookies, aunque las que hay presentes dan mucho juego. Eso sí, durante la aventura, tendremos compañeros de las razas más dispares que nos ayudarán.

Comienza la aventura

Una vez que tenemos a nuestro héroe preparado, nos soltarán en el universo de Star Wars The Old Republic para cumplir con cientos de misiones. Los más veteranos en los MMORPG no tendrán ningún problema a la hora de controlar a sus personajes, y los nuevos jugadores que se adentren por primera vez en los juegos multijugador masivos online se encontrarán con un control sencillo y básico donde contamos con un montón de habilidades que podemos utilizar mediante el teclado, o bien haciendo click con el ratón. El control como ya os decimos es sencillo, y nos llevará muy poco tiempo hacernos con él.

Una de las características que diferencian a Star Wars The Old Republic del resto de MMORPG es la historia. Encontramos un argumento principal muy sólido que nos llevará a una épica aventura, aunque también existen cientos de quest (misiones) menores que podemos realizar en busca de recompensas.

Muchos pensarán que la historia de Star Wars The Old Republic no es importante, pero nada más lejos de la realidad: cada diálogo nos adentra un poquito más en el juego hasta implicarnos de forma casi personal. Uno de los apartados diferenciadores con respecto a otros MMORPG es la inclusión de los puntos de Luz y Oscuridad, según las decisiones que tomemos durante la partida iremos adquiriendo unos u otros y, al alcanzar un número determinado, nos darán diferentes recompensas.

Además, estas decisiones forjarán la personalidad de nuestro personaje. Eso sí, es una lástima que Bioware (o Electronic Arts) no nos rewgale con Star Wars The Old Republic una traducción al castellano. Pero hasta en eso, este título parece seguir la estela de Word of Warcraft: sólo inglés, francés y alemán al principio.

 Star Wars The Old Republic es un título para jugarlo con amigos, pero si se han ido de vacaciones no debes preocuparte, Bioware ha puesto a nuestra disposición un montón de compañeros controlados por el servidor que nos apoyarán y combatirán a nuestro lado, serán los encargados de hacer las funciones básicas de curar, tanquear o hacer daño. De esta forma, podremos acabar en solitario con enemigos que de otra manera sería imposible.

Cada uno de estos companions, nombre con el que los han bautizado, tendrá su propia historia y afinidad con nosotros y, dependiendo de las decisiones que tomemos y la personalidad de cada uno, podremos ganar puntos de afinidad. Por supuesto, si no conectamos el companions nos dejará tirados.

La importancia de estos companions dentro de Star Wars The Old Republic es enorme, no sólo a la hora de combatir, puesto que también los utilizamos para subir los puntos de profesiones. Sí, sí, has oído bien, los puntos de profesiones. Y es por una módica cantidad de créditos, la moneda con la que se comercia en Star Wars The Old Republic, y algo de tiempo, nuestro companion se largará de nuestro lado para cumplir la misión encomendada y aumentar nuestros puntos de profesión. Eso sí, mientras el companion está de misión, no contaremos con su ayuda, y eso se nota mucho.

Precisamente, otro de los puntos fuertes de este  Star Wars The Old Republic serán las profesiones. Contamos con unas cuantas que se dividen en tres grupos: Crafting (artesanía), Gathering (recolección) y Mission (búsqueda). Cada una cuenta con varios tipos. El Crafting está compuesto de Armormech, Armstech, Artifice, Synthweaving, Biochem y Cybertech. Gathering se divide en Scavenging, Archaeology, Bioanalysis y Slicing. Y Mission se surte de Diplomacy, Investigation, Treasure Hunting y Underworld Trading.

Tan sólo podremos elegir tres de estas profesiones, y es imprescindible saber que están ligadas unas a otras. Por ejemplo, para ser unos buenos Armstech debemos escoger Scavenging y Treasure Hunting, pues son las dos profesiones que nos ofrecen los objetos necesarios para crear armas.

Que la fuerza de los MMO te acompañe

La Beta de Star Wars The Old Republic nos ha dejado momentos inolvidables en la Galaxia. Por ejemplo el primer Flashpoints, nombre con el que se ha bautizado a las mazmorras de toda la vida, The Esseles es divertidísimo y encontramos una variedad de enemigos enorme. Aquí no estaremos en compañía de los companions, sólo cuatro intrépidos héroes, todos jugadores claro, que buscarán eliminar a los jefes finales. Para conseguirlo, debemos trabajar en grupo y respetar nuestro rol, ya sabes, hacer daño, curar o mantener a los enemigos pegándote a ti en vez de al resto del grupo.

Encontraremos varios Flashpoints, de cuatro personas, de ocho y de 16, eso sí, estos dos últimos serán sólo a nivel 50 que es el máximo al que podemos aspirar. Los Flashpoints de alto nivel están divididos en dos tipos, los de ocho jugadores y los de 16, siendo los primeros en dificultad normal y los últimos en heroica, todos ajustados en dificultad al número de jugadores.

Pero no todo será luchar contra los enemigos que nos ha preparado Bioware, también contaremos con zonas PVP (Player vs. Player) donde mediremos nuestra fuerzas en Star Wars The Old Republic contra otros jugadores de la facción contraría. A estas zonas especiales las han llamado Warzones, y si crees que van a ser aburridas mira el enfrentamiento épico en The Old Republic para ver cómo molan.

Todo esto que os hemos contado, aderezado en un universo muy bien recreado que combina a la perfección unos gráficos mitad realistas, mitad animados, donde guardan mucho parecido con la famosa seríe de televisión Star Wars Clone Wars. Os podemos asegurar que es una delicia ver los edificios de Coruscant, o dar una vuelta por la Academia Sith. ¡Vamos!, que todo es precioso y está perfectamente colocado. Pero lo más espectacular, sin lugar a ninguna duda, son los combates. Explosiones, disparos láser y escudos de todo tipo están presentes en cada uno de los enfretamientos galácticos, siendo los combates con espada láser lo mejor y más espectacular.

El aliño a este Star Wars The Old Republic no podía ser mejor que una banda sonora increíble, basada en las notas que compuso John Williams allá por 1977, que dan a Star Wars The Old Republic un toque épico que pocas bandas sonoras conseguirían. La adaptación de la música con las diferentes situaciones es espectacular, subiendo la intensidad cuando entramos en combate y relajándose cuando estamos corriendo por mitad de un bosque.

En definitiva todo, absolutamente todo lo que hemos visto en Star Wars The Old Republic nos ha encantado, a nosotros y a las más de 900.000 reservas que han logrado en Estados Unidos, convirtiéndose en uno de los títulos más esperados del año. Así que en este momento, sólo cabe preguntarse: ¿qué serás, Jedi o Sith?

Lecturas recomendadas