Reportaje

Avance de Dead Island Riptide en PS3, 360 y PC

Por Rafael Aznar
-

De un tiempo a esta parte, la moda de los zombis ha resucitado. Dead Island Riptide, secuela de uno de los títulos más peculiares de esta generación, está a la vuelta de la esquina, y nosotros hemos viajado a Londres para catarlo y traeros información más fresca que un buen cerebro. Los no muertos vuelven a caminar, pero les van a llover tortas por todos los costados. ¿Nos acompañáis al archipiélago de Banoi para darles un buen escarmiento?

Dead Island Riptide se acerca inexorable hacia la orilla de PS3, Xbox 360 y PC. Hace dos días, estuvimos en un evento organizado por Deep Silver en Londres, y tuvimos la oportunidad de conocer más detalles y de probar el cooperativo de la nueva locura del estudio polaco Techland.

Está visto que los zombis nunca pasan a mejor vida. Encumbrados en su día por la aparición rompedora de Resident Evil, en los últimos años han sido muchos los títulos que se han alimentado de carne no muerta para subsistir, apostando por la acción más salvaje, en vez de por el “survival horror” clásico. Sagas como Dead Rising o Left 4 Dead les han sacado un gran partido, igual que “spin offs” de la altura de Red Dead Redemption: Undead Nightmare o Yakuza: Dead Souls. Dentro de ese panorama, se enmarca Dead Island, que recibirá una nueva entrega el próximo 26 de abril, tras la excelente acogida que tuvo su debut.

El juego volverá a apostar por una mezcla de “sandbox” y desarrollo en primera persona, donde el objetivo básico será aniquilar zombis de mil maneras. La ambientación nos llevará al archipiélago de Banoi, inundado tras el paso de un devastador monzón. Allí, nos encontraremos con que, misteriosamente, los nativos han devenido en zombis. Así, volverán los cuatro personajes del original: Xian, Sam, Logan y Purna. A ellos, se unirá John Morgan, un militar frustrado que ha acabado como un cocinero del tres al cuarto en un navío de la Marina. Sin embargo, más pronto que tarde, se le presentará la ocasión de demostrar su valía…

Infección de agua, sangre y podredumbre

En nuestra visita a Londres, pudimos ver una demostración del prólogo de la aventura y otra del octavo capítulo, además de catar el cooperativo para cuatro jugadores. El protagonista del prólogo era John Morgan, el nuevo fichaje de la franquicia. La introducción se desarrollaba en un barco que estaba a punto de naufragar. Los peligros venían de todos los costados: llamas en muchos pasillos, agua sanguinolenta estancada y, sobre todo, militares devenidos en zombis. El objetivo era huir del barco y llegar a un helicóptero de rescate que esperaba en la cubierta. Sin embargo, el barco encallaba y, al final, el personaje acababa varado y desmayado en la playa, en Palanai, donde una chica lo despertaba y le ordenaba ir a un campamento de supervivientes.

El otro capítulo del que pudimos ver una demostración fue el octavo, titulado “Éxito de taquilla”. Dicho pasaje nos trasladaba a la ciudad de Henderson, que será el principal enclave del juego. Allí, debíamos proteger a otros supervivientes de las hordas zombis y buscarles un lugar seguro donde refugiarse. El poblado era bastante vertical, con numerosas escaleras y cuestas, al estar ubicado en medio de una ladera.

Balazos y guantazos para agasajar a los zombis

El anhelo de supervivencia será la piedra angular de Dead Island Riptide. Para repeler a los zombis, dispondremos de un arsenal tan disparatado como efectivo. Habrá armas de fuego, pero lo más espectacular serán los combates cuerpo a cuerpo. Al principio de la aventura, quizás nos toque dar puñetazos y patadas muy a menudo, pero, poco a poco, empezaremos a tener a mano todo tipo de objetos, como cuchillos, hachas, remos o bates de béisbol.

En la presentación a la que asistimos, pudimos confirmar que habrá zarpas de acero, palos de golf, garrotes coronados por una calavera… Hay que destacar la presencia de una porra eléctrica, que puede dar mucha cancha si la combinamos con el agua estancada en ciertas zonas, así como de una paleta de barbacoa con varios sopletes adosados, que será el terror de los no muertos. Habrá que andarse con ojo y no machacar los botones a la ligera, pues el personaje tendrá una barra de cansancio.

Las armas arrojadizas tendrán también su cuota de protagonismo. En Londres, pudimos ver baterías explosivas y unas granadas sónicas que arrancarán de cuajo la cabeza de los enemigos. También habrá una pistola que disparará dardos de electricidad, con los que podremos mantener paralizados a los zombis, mientras tratamos de poner pies en polvorosa.

Cada personaje tendrá sus propias habilidades especiales, de modo que, gracias a los puntos de experiencia, podremos adquirir mejoras. Por ejemplo, John Morgan podrá entrar en una especie de “modo furia” y empezar a rebanarlo todo, a diestro y siniestro. Eso dará aún más empaque al multijugador cooperativo, ya que se pondrán emplear numerosas estrategias para dar matarile a los infectados.

Plantando nuevas semillas en el cultivo

Gran parte del encanto de Dead Island Riptide dimanará de la climatología. Tras el paso de las lluvias torrenciales del monzón, la isla será un auténtico cenagal, donde el agua jugará un rol fundamental. Por ejemplo, a menudo y sin que los veamos venir, emergerán del fondo del agua zombis ahogados. Los sustillos estarán garantizados, pero, por suerte, en seguida podremos resarcirnos, a base de descalabrar a los incautos descerebrados.

Los vehículos también tendrán una presencia considerable en la aventura. Por ejemplo, habrá todoterrenos que no sólo servirán para recorrer grandes distancias en poco tiempo, sino también para atropellar a todo lo que se ponga por delante.

Entre las nuevas misiones, destacarán los eventos de defensa, en los que habrá que hacer frente a oleadas de zombis, con un estilo muy similar al del modo Horda de Gears of War. Habrá que colocar vallas defensivas y diversas trampas, para luego descerrajar a cuantos zombis osen arrimarse.

Gráficamente, el juego no será el último grito, pero sí será un festival de sangre. Tanto es así, que el juego ha sido prohibido en Alemania, donde ni siquiera van a poder disfrutarlo, por no haber acometido Techland el desarrollo de ninguna versión censurada.

Queda sólo mes y medio hasta el 26 de abril, pero Dead Island Riptide ya empieza a enseñar la patita por debajo de la puerta. Más vale que os arméis de valor para chafarles a los zombis de Techland sus planes alimenticios, porque el apocalipsis está de vuelta.

Lecturas recomendadas