Reportaje

Avance de Dead Space 3

Por Borja Abadie
-

Electronic Arts y Visceral Games nos han enseñado una demo de Dead Space 3. El miedo y el estilo survival parece que se han perdido en el vacío del espacio, los necromorfos se han multiplicado y no nos va a quedar más remedio que pasarnos a la acción pura y dura.

Visitamos las oficinas de Electronic Arts en Madrid para jugar una pequeña demo del nuevo Dead Space 3, uno de los títulos más prometedores de los inicios de 2013. Desgraciadamente, no pudimos probar ninguna fase que transcurriese en los escenarios más abiertos que nos habían prometido, en el congelado planeta Tau Volantis. La demo solo nos dejó explorar un sector de la nave Eudora, en concreto el capítulo 3 del juego.

Lo primero que pudimos comprobar es que, como se venía rumoreando, la acción será la protagonista. A los pocos minutos de comenzar nuestra partida tuvimos nuestro primer enfrentamiento con los necromorfos. Todo resultará extremadamente familiar (quizás demasiado) usando nuestra cortadora para desmembrar a las horripilantes criaturas, el estasis para ralentizar a nuestros enemigos o la telequinesis para resolver puzles, abrir puertas o lanzar objetos a nuestros rivales.

La ración de sustos seguirá existiendo, aunque no será tan efectiva como en las anteriores entregas por dos motivos. En primer lugar, después de acabar con decenas de necromorfos, el efecto tensión se pierde un poco. Aunque siguen siendo enemigos temibles que nos restan bastante energía, hay más objetos de recuperación y munición que nunca por lo que el necromorfo que nos espera tras la siguiente esquina para levantarnos de la silla de puro pánico no conseguirá cumplir su cometido. Al fin y al cabo solo es uno más de las decenas de enemigos que nos saldrán al paso.

El segundo factor será el nuevo modo cooperativo. No nos entendáis mal, será un gran añadido que estamos deseando disfrutar, pero al ir acompañado la mayor parte del tiempo, será inevitable perderle un poco el respeto a la situación que viviremos. Como sabéis, a Isaac Clarke (el protagonista de las dos anteriores entregas) se le unirá el John Carver sargento de la EDF (Earth Defense Force).

Nuestro compañero sufrirá alucinaciones durante el juego, como ver a un grupo de necromorfos atacando a Isaac, por ejemplo. Durante esos momentos, nosotros tendremos que defenderle de los verdaderos enemigos. Además, Electronic Arts nos confirmó que la campaña para cada jugador tendrá serias diferencias y, aunque el recorrido será muy similar para ambos, Isaac y Carver tendrán escenas de vídeo distintas, zonas a las que podrán acceder en exclusiva, etc...

La demo terminaba tras unos pocos combates más. La mejor parte la vivimos en una sala realmente claustrofóbica, en la que debiamos mover unas piezas de una máquina con nuestra telequinesis mientras nos deshacíamos de las hordas enemigas. Aún así, nada por lo que no hubiéramos pasado en entregas pasadas. 

También pudimos experimentar un rato con las nuevas mesas de trabajo, que nos permitirán mejorar nuestras armas y equipo y, por primera vez, crear nuestro propio arsenal. Podremos crear armas con dos disparos distitnos, como una cortadora con un lanzacohetes como disparo secundario, por ejemplo. Además, podemos acoplarle decenas de mejoras, como más munición, daño, una mirilla, recarga más rápida,... La verdad es que nos ha parecido un sistema completo y profundo.

Técnicamente no será revolucionario, pero aún así tendrá un acabado espectacular. Las animaciones y los modelos de humanos y necromorfos volverán a ser brutales. Los efectos de luz crearán una atmosfera tétrica y las texturas, en determinadas secciones, parecen sacadas de un juego de PC. Podremos morir de mil maneras horribles el próximo 8 de febrero, edición limitada incluida.

Pese a que no nos ha gustado mucho el cambio a la acción de una de las pocas sagas survival de la generación, estamos deseando echarle el guante algo más que esta cortísima demo y comprobar, con argumentos suficientes, si merecerá la pena el cambio o no.

Lecturas recomendadas