Reportaje

Avance de Diablo III en PS3 y Xbox 360

Por Daniel Acal
-

Tras arrasar el año pasado en PC y Mac con más de 12 millones de copias vendidas en todo el mundo, Diablo III prepara su estreno en PS3 y Xbox 360 para el 3 de septiembre. Y lejos de brindarnos el típico port regulero, en Blizzard se han currado una verdadera adaptación para consola de su último éxito, como veremos en este avance.

Si hay algún juego de Blizzard que puede triunfar en consola, ése es Diablo III. Este mítico sello siempre ha ido de la mano de los ordenadores y su bagaje consolero es bastante escaso (algunos de sus éxitos en el campo de la estrategia como Warcraft II en PlayStation y Saturn o Starcraft 64 en Nintendo 64). Parecía que se iban a animar con aquel Starcraft Ghost para PS2 y Xbox, un juego de acción que nunca llegó a ver la luz a pesar de ser presentado en varias ediciones del E3.

Pero el caso de Diablo es distinto. Su planteamiento jugable (básicamente explorar escenarios masacrando a todo bicho que se cruce por nuestro camino y quedándonos con las armas y tesoros que hallemos por el camino) es MUY consolero. De hecho, el primer Diablo sí salió en la primera PlayStation. Corría el año 1998 y uno de los más populares juegos de rol de acción llegaba a la gris de Sony dos años después de su estreno original en PC. Incomprensiblemente su secuela nunca llegó a salir en consola y eso que salió en una etapa (año 2000) en la que este tipo de juegos estaban bastante de moda en consola, con ejemplos como los Baldur’s Gate: Dark Alliance, los Champions of Norrath...


Blizzard tardó la friolera de 12 años en sacar Diablo III, un título que a pesar de terminar vendiendo más de 12 millones de unidades en todo el mundo, no terminó de convencer a todos, tal vez por las altísimas expectativas que la comunidad tenía puestas en él teniendo en cuenta sus excelentes precedentes. Y quizás también porque obligaba a jugar conectado aunque quisieras lanzarte a la aventura en solitario. Una polémica característica que, afortunadamente, no vamos a sufrir en nuestras consolas. Y éste es sólo uno de los cambios que observaremos en la versión de consola con respecto al original.

Pero empecemos por el principio. En Diablo 3 continuaremos la historia del anterior eligiendo entre las cinco clases conocidas: bárbaro, médico-brujo, mago, monje y cazador de demonios. Tras elegir a nuestro personaje en función de nuestro modo de jugar (porque no lo es mismo manejar al bárbaro acorazado que a un mago que es más útil a distancia o desde la retaguardia) nos embarcaremos en una nueva aventura para rescatar el mundo de Santuario de las ancestrales fuerzas demoníacas. En nuestro periplo desde la asediada ciudad de Nueva Tristán hasta las Puertas Adamantinas de los Altos Cielos, libraremos miles de batallas en tiempo real contra todo tipo de monstruos y mejoraremos a nuestro héroe gracias a la experiencia y los múltiples objetos que encontraremos por el camino.

Precisamente el tema de los tesoros es uno de los aspectos que en Blizzard han modificado en las versiones para consola de Diablo 3. Aquí no habrá casa de subastas como en PC (en la que se podía usar dinero del juego y también dinero real) sino que directamente nos intercambiaremos los objetos con otros usuarios. Aunque el coleccionismo y la búsqueda de objetos legendarios seguirá siendo uno de los principales atractivos del juego, en consola habrá menos opciones de mercadeo con lo que los enemigos soltarán menos cantidad de items pero algo más poderosos (es decir, que no llenaremos el inventario de morralla para vender). También se ha procurado que los objetos que dejen al caer estén más orientados hacia la clase de personaje que llevamos. Eso sí si veis a un pequeño personaje con un saquito (un poco a lo Golden Axe) id a por él que seguro que os suelta buenos regalitos, como en el original.

Y hablando del inventario, es otro de los cambios que salta a la vista en esta versión para PS3 y 360 de Diablo III. Mucho más consolero, incluirá la ya típica rueda de atributos. Y además podremos ver de un rápido vistazo si un arma o item determinado es mejor o peor que el similar que llevamos equipado y en qué. Aunque los más puntillosos también podremos acceder a las caracteristicas completas que ofrece cada item, como en la verión de PC.

Y por si todavía no os ha quedado claro el empeño que ha puesto Blizzard en adaptar Diablo 3 a consola, sabed que en PS3 y 360 podremos rodar para esquivar. Moveremos a nuestro personaje con el stick izquierdo mientras que con el derecho rodaremos cual Kratos en los God of War. Una habilidad que nos será muy útil en los miles de combates que libraremos... El resto de habilidades y ataques se reparten entre botones y gatillos. Nosotros que ya lo hemos probado damos fe de que el control es una delicia.

Terminar en solitario los cuatro actos que componen la historia principal puede llevarte tranquilamente unas 15 horas. Pero como suele pasar en este tipo de juegos, es mucho más divertido jugarlo en compañía. Al igual que en PC, en esta versión de Diablo III hasta 4 aventureros podrán juntarse Online para repartir espadazos y hechizos y saquear a diestro y siniestro. El gran añadido en la versión de consola es la inclusión de un multijugador local, también para hasta 4 jugadores. Se podrá en entrar y salir de la partida en cualquier momento, y si tienes que ausentarte temporalmente para luego volver tu personaje simplemente seguirá al grupo hasta que vuelvas a asumir su control. Y multijugador Online y local podrán combinarse a nuestro antojo en función de nuestras necesidades.

Diablo 3 tendrá objetos exclusivos de regalo para recompensar a los que compren el juego el primer día (en la versión de PS3 habrá 4 objetos más que en la de Xbox 360, algunos de ellos inspirados en éxitos como Journey y los Uncharted). Y además cada una de las tiendas más importantes tiene su propio incentivo de reserva: libreta (Game), llavero (Media Markt), libro de arte (FNAC), wallpapers para móvil y tablet (Amazon) y un extracto de la banda sonora (en El Corte Inglés). 

Diablo III llegará traducido y doblado al castellano como en PC y saldrá el 3 de septiembre. Nada sabemos de la versión de PS4, salvo que con casi total seguridad no la veremos hasta 2014 y que conservará como mínimo todo lo bueno de esta adaptación (como el multijugador local o que no nos obligue a jugar conectados). Pero viendo lo que han hecho esta versión, seguro que en Blizzard aprovechan bien estos meses para ofrecernos alguna sorpresa.

Lecturas recomendadas