Reportaje

Avance de Diablo III: Ultimate Evil Edition

Por Borja Abadie
-

Diablo III Ultimate Evil Edition llega, con el DLC Reaper of Souls y un buen número de mejoras incluidas, a PS4, Xbox One, PS3 y Xbox 360 el próximo 19 de agosto. Ya hemos jugado a la edición por la que venderás tu alma al Diablo.

Blizzard nos ha invitado a comprobar de primera mano qué nos ofrecerá Diablo III Ultimate Evil Edition en PS4, Xbox One, PS3 y 360. Corría el año 1996 cuando los usuarios de consolas pudimos echarnos a la boca por última vez una entrega de la serie Diablo. Blizzard corrigió semejante 'vilipendio' lanzando Diablo III en PS3 y 360 el año pasado. El genial hack and slash entró por la puerta grande cosechando unas excelentes ventas (además de las almas de los más incautos) y Blizzard quiere convencer a los indecisos con la que promete ser la mejor versión jamás creada de Diablo III.

Lo primero que llama la atención al jugar a esta edición definitiva es su nuevo aspecto gráfico. Como os podéis imaginar las versiones de PS3 y 360 serán exactamente iguales al juego original, en lo técnico. Me refiero a la versión de PS4, que es la que pudimos probar. Los 60 fotogramas por segundo y los 1080p de resolución no solo hacen que el juego se vea mucho más bonito y fluido (que ya es algo que nos gusta) sino que también nos ayudan a seguir con mucha mayor claridad lo que sucede en pantalla.

Algunos pensaréis: "menudo flipao", pero los fans de la serie o el género saben muy bien que 4 jugadores lanzando golpes y hechizos sin parar, mientras decenas de enemigos hacen lo propio, puede convertir nuestra pantalla en una orgía de efectos de luz a la que puede que los menos entrenados visualmente no reciban invitación. En muchos hack and slash resulta difícil seguirle la pista a nuestro personaje y los 60fps y los 1080p ayudan a hacerlo mejor (sin milagros, que Blizzard puede ser la bomba pero todavía no hace milagros).

¿Y qué pasa con la versión de Xbox One? Pues más o menos lo de siempre. Blizzard ya ha confirmado que al menos llegará a 900p y 60fps. Incluso han llegado a afirmar que están trabajando en un parche para hacer que la consola de Microsoft también alcance los ansiados 1080p, suponemos que aprovechando el supuesto 10% adicional liberado tras el homicidio a Kinect. Que conste que no está confirmado que vayan a lograrlo, por ahora solo irá a 900p. Conviene destacar, además, que pese a que intentamos por todos los medios hacer que el juego se ralentizase (lanzando hechizos a diestro y siniestro), en todo momento la tasa de frames se mantuvo estable.

El "mal" oculto más allá de los gráficos

Pero hay muchas más "maldades" esperándonos en la Ultimate Evil Edition. Lo más obvio es que esta especie de edición GOTY incluirá el juego original y la expansión que apareció en PC, Reaper of Souls (con todo lo que incluía: un nuevo acto, un nuevo personaje, el cruzado,...). Lo mejor es que solo costará 39,90 euros para los usuarios de PS3 y 360, el mismo precio que tiene la expansión por sí sola en PC. En el caso de PS4 y Xbox One el juego nos saldrá por los ya clásicos 69,90. Pero, además de todas estas decenas de horas de contenido, incluirá muchas más novedades.

Por un lado, se ha eliminado la necesidad de estar conectados online para jugar 4 jugadores en conexión local. Por supuesto, podremos jugar online con amigos o combinando colegas en casa y a través de internet como queramos. Además, en PS4 podremos usar el juego remoto de PS Vita para evitar ocupar la televisión o para que uno de los jugadores de nuestro sofá tenga su propia pantalla y no esté atado a ir en grupo con el resto o les moleste abriendo el menú para equiparse nuevas armas.

Y hablando del tema, el sistema de botín también cambiará en esta edición. Tras el éxito cosechado reduciendo la cantidad de objetos recibidos en pos de la calidad de los mismos (cambio que se hizo en consolas respecto a la versión de PC) Blizzard ha retocado el inventario, para que sea compartido por todos los jugadores. Como sabéis, no hay casa de subastas, pero podremos intercambiar objetos con nuestros amigos. Además, también como novedad, podremos regalar objetos a nuestros amigos, incluso nuestros preciados objetos legendarios.

El control será tan bueno como en la versión de PS3 y 360, con un aprovechamiento total de los botones de nuestro pad y manteniéndose accesible y sencillo. Aprovechando el Dualshock 4 de PS4, podremos usar en panel táctil para movernos más fácilmente por los menús y el LED de nuestro mando se iluminará de un color distinto para 4 jugadores.

El sistema de combos también se modificará y ampliará. Podremos encadenar no solo golpes y hechizos. Ahora, también lo haremos con las trampas y con la destrucción de objetos del escenario. Parece un detalle absurdo, y quizás lo sea, pero los jugadores más experimentados (por no llamarles absolutos viciados) lo agradecerán.

Hasta el Diablo puede "empeorar"

Esta Ultimate Evil Edition aún nos tiene reservadas un par de "maldades" más que lo harán perversamente irresistible. El modo aprendiz, nos permitirá jugar con amigos que no tengan el mismo nivel que nosotros. Y es que, cuando empezamos a jugar antes o después que neustros colegas resulta un engorro el desajuste de niveles que se produce. O tenemos mucho nivel y no nos interesa que jueguen con nosotros o somos tan "newbies" que nadie quiere cargar con nosotros. Bueno, pues gracias a esta opción subirá un poco el nivel de los menos viciados para que siempre resulten útiles durante la batalla. Eso sí, no os vengáis arriba, porque al acabar la partida todo volverá a la normalidad.

El otro detalle que nos ha encantado son los Némesis. Cuando caigamos a manos de algún jefe final, dispondremos de la opción de mandarlo, con un nivel más alto aún, a la partida de alguno de nuestros "amigos" (muy al estilo de las invasiones de Dark Souls). Si nuestro colega la palma, podrá mandarlo de vuelta aún más poderoso (o mandarlo a otro amiguito suyo). La operación se podrá repetir hasta 5 veces y el botín irá aumentando proporcionalmente.

La versión de PS4, además, contará con contenidos exclusivos. Por un lado, una falla Nephelem basada en el universo de The Last of Us, con los infectados de la serie que todos adoramos. Y por otro, equipamiento basado en Shadow of the Colossus. ¡Vaya dos regalazos!

Como veis, la edición definitiva de Diablo III llegará cargada de novedades. ¿Y cuándo? Pues el próximo 19 de agosto, para que podamos hacer el mal también en la playita.

Lecturas recomendadas