Reportaje

Avance de Elite Dangerous en Xbox One

Por David Martínez
-

Este avance de Elite Dangerous en Xbox One prueba si todas las características de este simulador espacial de PC llegarán intactas a la consola de Micorosoft ( y en un futuro a PS4). 

Elite Dangeorus es uno de los simuladores espaciales más grandes de todos los tiempos. El juego, desarrollado por Frontier, es una evolución de uno de los primeros desarrollos abiertos de la Historia de los videojuegos, Elite, que contaba con gráficos poligonales. Pero las cosas han evolucionado mucho, y Dangerous recrea en nuestra consola la Via Láctea, nuestra galaxia, a una escala 1:1.

Hace unos meses os brindamos el análisis de Elite: Dangerous en PC, y en el E3 2015 hemos podido probar la versión de Xbox One (la primera que llegará a consolas, cuyo lanzamiento está previsto para este año). Y lo primero que destacaron sus desarrolladores es que el juego tiene todas las naves, escenarios y posibilidades del original de PC, incluyendo un mapa casi inabarcable.

Para trasladar la simulación espacial a una consola, Frontier ha tenido que improvisar un nuevo sistema de control. En lugar de depender de un teclado, ha habido que reducir los controles al mapeado del pad. Para ello, se incoproran comandos contextuales, es decir, cada vez que presionamos un botón, con la cruceta digital podemos asignar una función (entre cuatro posibles). Al principio cuesta acostumbrarse a este sistema, pero nosotros hemos visto combates espaciales a gran velocidad que no se resentían por ello. En cuanto a manejar nuestra nave con los sticks, es algo que ya hacían muchos jugadores de PC, así que su integración ha sido sencilla.  

En cuanto a las posibilidades de juego, son casi infinitas, y dependen enteramente de nuestro estilo. Habrá jugadores de Elite que prefieran dedicarse al combate, otros que hagan una fortuna con el comercio interestelar, piratas y exploradores. De hecho, el juego nos da la oportunidad de poner nuestro nombre -de manera permanente- a los planetas y sistemas que descubramos (siempre que regresemos con vida para contarlo). Tenemos a nuestra disposición un enorme abanico de naves, desde cazas más ágiles a enormes cargueros con gran autonomía, que tendremos que ir mejorando con nuestras ganancias.

Pero si este desarrollo sin límites ya nos resultaba muy atractivo en PC, Frontier nos va a sorprender con modos adicionales, desarrollados exclusivamente para la consola, y que se incorporarán a los ordenadores más adelante. Se trata de modos de juego tipo "versus", deathmatch, deathmatch por equipos y guerra de banderas, que se juegan en escenarios más pequeños e intrincados. Lo bueno es que no arriesgaremos nuestra nave para jugar en este modo, sino que  podremos pilotar pequeños cazas, sólo disponibles para este modo online. 

En Frontier quieren que los combates espaciales de Elite Dangerous se conviertan en un eSport, así que están cuidando mucho el diseño de los escenarios y el control ágil del que ya hemos hablado, además de una nueva cámara libre para las retransmisiones, que llegará en futuras actualizaciones. 

Para el final, dejamos el apartado técnico. Elite Dangerous es uno de los pocos juegos que hemos visto correr en Xbox One a una resolución de 1080p nativa, con física real aplicada a los distintos planetas -a los coonocidos por el hombre, evidentemente-. Y todo gracias a un motor que su propios desarrolladores califican como "maduro" y que hemos visto utilizar en juegos mucho menos ambiciosos, como Zoo Tycoon (que llegó con el lanzamiento de la consola).

Elite Dangeorus ya se puede probar en Xbox One (con capacidades limitadas) gracias al programa Preview que se anunció en la conferencia de Microsoft del pasado E3. La fecha de lanzamiento del juego final, está por confirmar, aunque será a lo largo de este año. 

   

Lecturas recomendadas