Reportaje

Avance de F1 2014 para PS3, Xbox 360 y PC

Por Rafael Aznar
-

El Mundial de Fórmula 1 está entrando en su recta final, y F1 2014, el juego oficial para PS3, Xbox 360 y PC, llegará justo a tiempo para no perdérsela. El título de Codemasters ha estado a punto de pasarse de frenada, pues sale el 17 de octubre, más tarde aún de lo habitual, pero, por fin, podremos recrear el duelo intestino que Nico Rosberg y Lewis Hamilton están protagonizando en la escudería Mercedes. Hemos tenido ocasión de catar ya un pequeño avance del que será el último título del Gran Circo para la 'pasada' generación y, de momento, nos ha dejado sensaciones encontradas.

Se está haciendo de rogar, pero F1 2014, el juego oficial del Mundial de Fórmula 1, saldrá del túnel del viento el 17 de octubre, con destino a PlayStation 3, Xbox 360 y PC. A Codemasters le ha llevado más tiempo del habitual desarrollar esta nueva entrega de una licencia que adquirió en 2008 y que, desde 2009, se ha convertido en uno de los grandes nombres del género de la velocidad, con entregas anuales que han ido cada vez a mejor. En 2009, hubo una pequeña probatura con una entrega para Wii y PSP que resultó un tanto mediocre, pero, a partir de la temporada siguiente, la compañía empezó a sentar unas bases más sólidas en las plataformas punteras del momento, es decir, PS3, Xbox 360 y PC (eso sí, F1 2010 no se libró de importantes 'bugs' en su lanzamiento, que luego fueron corregidos con sucesivos parches).

En los juegos basados en licencias, el factor temporal suele ser un aspecto determinante. Por ejemplo, sagas como FIFA o NBA 2K emparejan sus fechas de lanzamiento con los primeros compases de las competiciones deportivas que pretenden recrear. Sin embargo, en los seis años que lleva ya Codemasters como gestora de la madre de todas las licencias del automovilismo, ese factor nunca le ha importado en demasía, con ventanas de lanzamiento coincidentes no con el inicio del campeonato, sino con sus estertores, por lo general en septiembre.

Este año, la tardanza del lanzamiento hay que buscarla en dos factores esenciales. El primer motivo es el importante cambio de reglamento que ha habido esta temporada en el Gran Circo, con la introducción de los motores V6 turbo, la sustitución del KERS por el ERS, la reducción de la aerodinámica o el límite de cien kilos de carburante. La segunda razón es que la compañía está trabajando, paralelamente, en F1 2015, un juego con el que, si nada se tuerce, matará dos pájaros de un tiro. Teniendo ya la base jugable ajustada al nuevo reglamento, esa entrega (cuyo nombre aún no está confirmado, aunque es de prever que siga la senda numérica habitual), a diferencia del que nos ocupa, será exclusivo de la nueva generación (PS4, Xbox One y también PC, que será la única plataforma que repita) y saldrá en marzo-abril, coincidiendo con el inicio de la próxima temporada, lo que supondrá cargarse de un plumazo el lastre de sacar las entregas de la saga seis o siete meses después del arranque del campeonato, algo que, innegablemente, mermaba el interés.

Novedades técnicas y ambientales

F1 2014 reflejará a la perfección los cambios que ha traído consigo el nuevo reglamento impuesto por la FIA. El control seguirá siendo tan bueno y tan configurable entre simulación y arcade como siempre. Precisamente, en sustitución de las pruebas para jóvenes pilotos que se usaron como ‘prólogo’ en años anteriores, nada más empezar, deberemos hacer una pequeña prueba de evaluación, dando una vuelta al circuito de Monza, para que el juego nos recomiende el nivel de exigencia más adecuado para nuestra habilidad. Para los más inexpertos, se ha añadido otro nivel inferior de dificultad.

En líneas generales, no se observará un cambio radical respecto al año pasado. Los coches tendrán ocho marchas y pegarán algún trallazo adicional debido al mayor par motor y al menor agarre, pero el control será continuista respecto a lo visto en los últimos años, lo cual es una buena noticia. El DRS se mantendrá como apoyo para facilitar los adelantamientos, con la posibilidad de activarlo durante algunos sectores en los entrenamientos o en carrera, en este caso siempre que estemos a menos de un segundo del bólido que nos preceda. En cuanto al ERS, su funcionamiento no será como el del KERS, sino que se activará automáticamente, sin tener que pulsar ningún botón. Respecto al año pasado, se mantendrá la posibilidad de guardar la partida en cualquier momento de las sesiones, para que no haya impedimentos si se quieren disputar las carreras a distancia completa (en torno a 305 kilómetros).

Donde sí que se observará una diferencia bestial será en el ruido de los motores, y no para bien. Si habéis seguido la Fórmula 1 este año, conoceréis la polémica que han traído consigo los motores V6 turbo, que suenan casi como aspiradoras, en contraste con el sonido agudo de los V8 de temporadas anteriores. Lógicamente, no es culpa de Codemasters Birmingham, que ha recreado a la perfección las carracas que los nuevos monoplazas albergan en sus tripas tecnológicas. No obstante, esa pérdida sonora se compensará un poco con las pasadas de frenada y los derrapes, que harán que los neumáticos chirríen notablemente en señal de protesta.

Las mayores novedades vendrán de la mano de los circuitos, con varias novedades y cambios respecto al año pasado. En primer lugar, harán su debut los circuitos de Sochi, de nuevo cuño, y Red Bull Ring (el antiguo A1 Ring), que ha regresado al Mundial tras una década de ausencia. En segundo lugar, Hockenheim sustituirá a Nürburgring, ya que la sede del Gran Premio de Alemania rota cada año. Finalmente, el Gran Premio de Bahréin se disputará en horario nocturno, con iluminación artificial. No obstante, por obligaciones del guión, desaparecerán los circuitos de Yeongam y Nueva Delhi.

Un asfalto pintado con líneas familiares

Los modos de juego de F1 2014 seguirán la línea habitual, sin grandes incorporaciones. El modo Trayectoria será la estrella indiscutible, pues permitirá crearse un piloto y llevarlo hasta lo más alto, aunque aún no hemos podido ver qué novedades incluirá, al margen de poder configurar las temporadas para que sean más cortas de lo normal. Junto a él, volverá a brillar el multijugador online, que tendrá una mayor conectividad con RaceNet, la red social de Codemasters, y que permitirá disputar un campeonato en cooperativo junto a un amigo, compartiendo escudería. Tampoco faltará el típico Mundial exprés, ya un habitual de la saga.

Al margen del modo Grandes Premios, que permitirá disputar carreras independientes, estará la Zona de pruebas, donde podremos enfrentarnos a los modos Contrarreloj (dar vueltas en busca del mejor tiempo), Cronos de medalla (batir una serie de tiempos dados por defecto) y Recreaciones. Este último tendrá un gran peso, con diferentes eventos inspirados en las situaciones que puede encontrarse un piloto a lo largo de su vida deportiva, como aguantar un chaparrón con neumáticos intermedios, mantenerse en pista con el alerón dañado o remontar desde el fondo de la parrilla. Aunque en la beta había una prueba inspirada en la victoria de Pastor Maldonado en Montmeló 2012 frente a Fernando Alonso, lo cierto es que se echa en falta que todos los eventos nos pongan en tesituras que realmente se dieran en la realidad, algo que ya hicieron, por ejemplo, las dos entregas de F1 World Grand Prix, en los tiempos de Nintendo 64.

Una pérdida significativa respecto a F1 2013 serán los contenidos clásicos. Eso implica que no sólo se suprimirán los monoplazas y pilotos de los años 80 y 90, sino también los circuitos, que, el año pasado, fueron un total de cuatro (Jerez, Brands Hatch, Ímola y Estoril). Codemasters ya ha dicho que intentará incidir en la materia en el futuro, pero, por lo pronto, esta temporada su ausencia va a suponer un serio revés.

Un último servicio a PS3 y Xbox 360

F1 2014 hará uso del motor EGO, una tecnología que cuenta ya con varios años a sus espaldas y que, para F1 2015, será sustituida por una de nueva generación. A día de hoy, ya no resulta tan vistosa como en sus comienzos, ante la aparición de juegos de velocidad para PS4 y Xbox One (Project CARS, Forza Horizon 2 o DriveClub), pero el rendimiento sigue siendo notable. Así, todos los monoplazas, los cascos y los circuitos serán perfectamente reconocibles, incluso el de Sochi, que el Gran Circo nunca ha visitado antes. De la beta, quizás nos ha decepcionado la iluminación nocturna del circuito de Sakhir, donde se disputa el Gran Premio de Bahréin, pues la luz que cae sobre la pista no da, en ningún caso, la impresión de provenir de los focos de alrededor.

En las recreaciones de los coches, llama la atención, para mal, la del Williams. Seguramente es el monoplaza más bonito de la parrilla, pero, según Codemasters, no han podido incluir los colores reales de Martini (azul y rojo) y han tenido que optar por un diseño como el que la escudería británica usa en países en los que se prohíbe la publicidad de bebidas alcohólicas. Donde el motor EGO sí sigue siendo muy puntero es en la recreación de los efectos de lluvia, que tendrán dos niveles de intensidad. Cuando estemos conduciendo bajo un diluvio, los charcos sobre el asfalto y, sobre todo, el spray de los coches de delante, que empañará la pantalla hasta casi impedirnos la visión, serán tremendamente realistas.

Una fórmula de transición

Ponderando todo lo comentando y habiendo jugado ya a una versión bastante avanzada, da la impresión de que F1 2014 tendrá mucho de juego para salir del paso y contentar a los usuarios de PS3, Xbox 360 y PC, donde la saga de Codemasters se ha hecho grande, a la espera de lo que casi todo el mundo desea, que es la entrega de la próxima temporada para PS4, Xbox One y el propio PC. Fue ya un poco lo que sucedió hace unos meses con GRID Autosport, que recopilaba muchos contenidos de aquí y acullá. El nuevo reglamento estará muy bien recreado, la licencia estará actualizada y habrá nuevos circuitos respecto a la temporada pasada, que, unidos a modos como Trayectoria y Mundial cooperativo, prometen contentar a los fans del Gran Circo que no quieran esperar hasta la primavera y el consiguiente inicio del Mundial 2015, que vendrá con un pan virtual debajo del brazo.

Lecturas recomendadas