Reportaje

Avance de Farpoint para PSVR

Por David Martínez
-

Farpoint ha sido uno de los juegos más sonados para PSVR del E3 2016. Aquí os contamos nuestra primera experiencia con este FPS de ciencia ficción, que cuenta con un periférico exclusivo en forma de fusil.  

Farpoint es uno de los juegos que ha conseguido "venderme" la realidad virtual este pasado E3. El otro de ellos ha sido Batman Arkham VR, cuyo avance ya os hemos ofrecido hace unos días. El caso es que el juego de Impulse Gear (un pequeño equipo de desarrollo con sede en San Francisco) ha optado por el desarrollo más sencillo, pero con una ejecución muy sólida. El resultado es increíblemente divertido.

 

Llevo jugando con pistolas desde que tengo uso de razón. En casa teníamos uno de esos clones de Pong con los que se dispara a la TV, después llegó la Zapper de Nintendo, el Super Scope de Super Nintendo y la Gun Con 45 de Namco para PlayStation. Tuve pistolas para jugar a House of the Dead y Confidential Mission en Dreamcast, o a Resident Evil Umbrella Chronicles y Dead Space en Wii... y en el pasado E3 2016 me topé con el siguiente paso en la evolución de las armas virtuales.

 

El planteamiento de Farpoint para PS4 es más bien simple. Nosotros somos un explorador del espacio, que naufraga en un planeta hostil. Se trata de un entorno extraterrestre, inspirado en Marte, con paisajes impactantes: desiertos, grutas excavadas en la roca, cascadas y precipicios, que no paran de recordarnos que nos encontramos muy lejos de la Tierra. El planeta de Farpoint está habitado por peligrosísimos aliens con un diseño arácnido. Los hay pequeños y veloces (que se lanzan contra nosotros desde todas partes) y también hay gigantescas arañas, capaces de hacernos papilla con sus mandíbulas. Aquí podéis ver un Top 5 con los mejores juegos de realidad virtual del E3. 

 

Nuestra misión en Farpoint es hacerlos picadillo con nuestro fusil. Lo que no resultaría demasiado innovador, si no fuera por el magnífico uso que el juego hace de la realidad virtual en PSVR y de un nuevo periférico con forma de fusil (y dos sticks para movernos). Desde el primer minuto nos sentimos dentro del juego, y alucinamos  cuando lo exploramos de un vistazo. No es que esté muy detallado, pero es de los juegos que se ven con más nitidez en VR. Nada de mareos ni sensaciones extrañas... es que estamos en otro planeta. 

 

Además nuestro arma se comporta como un fusil "de verdad". Podemos alzar el rifle y apuntar con una mira holográfica (guiñando el ojo si lo preferís) y disparar a ráfagas para evitar que el cañón se recaliente. Contamos con la posibilidad de cambiar de arma -en la demo había también una escopeta de cartuchos y granadas- y movernos con cierta libertad, aunque los escenarios eran "pasilleros" como en los FPS. Aunque no hace falta que nos movamos con las gafas VR, sí podíamos buscar cobertura agachándonos detrás de las rocas (no presionando un botón, sino doblando las rodillas).

 

La principal virtud de Farpoiint para PS4 es lo creíble de estar pisando sus escenarios y empuñar sus armas futuristas. La precisión de los disparos y la respuesta de los arácnidos son excelentes. Eso sí, tuvieron que arrancarnos de las manos el arma, porque el tiempo de la demo se nos había agotado, pero nos hubiera gustado seguir jugando y descubrir algo del argumento o de las zonas de exploración, porque lo que jugamos no era más que una secuencia de acción. Sin duda una de las mayores sorpresas del E3, y uno de los juegos más prometedores para el lanzamiento de PSVR.     

Lecturas recomendadas