Reportaje

Avance festivo de NintendoLand

Por David Martínez
-

Wii U saldrá a la venta el próximo 30 de noviembre, y no se nos ocurre mejor modo de estrenar la consola que con NintendoLand. Se trata de un conjunto de 12 minijuegos, basados en las sagas más famosas de Nintendo, que ya hemos podido probar. ¡Y que nos ha encantado!

Nintendo sí que sabe cómo estrenar una consola. ¡Con un parque de atracciones! Pues sí, porque NintendoLand fue uno de los títulos que dió la campanada en el pasado E3: una colección de 12 minijuegos, basados en las franquicias más populares de la compañía, y diseñados para sacarle todo el partido a las diferentes funciones de WiiU. Con su lanzamiento a la vuelta de la esquina, no nos hemos resistido a probar la mayoría de estos juegos, que os explicamos pormenorizadamente a continuación:

Mario Chase

Se trata de un minijuego para 5 jugadores, que controlan a sus Miis disfrazados, y es una versión sofisticada del "corre que te pillo". El jugador que controla a Mario, con el WiiU Gamepad, tiene que huir durante un tiempo limitado, mientras sus perseguidores (que utilizan los Wiimotes) tratan de darle caza.

A nosotros nos ha resultado bastante divertido, tanto en el papel del fontanero, que puede ver el mapa completo  en la pantalla del mando, como en el de las setas perseguidoras, que juegan en la TV a pantalla partida. Evidentemente, cuantos más jugadores participan, más difícil (y divertido) resulta. Por el momento, no se ha desvelado el número de niveles con que cuenta este minijuego.

Metroid Blast

De todos los juegos que hemos probado, éste es nuestro favorito. Y no sólo por su genial ambientación, sino porque promete diversión infinita. De nuevo, se trata de un juego para un máximo de 5 participantes, que tiene dos modalidades. En cualquiera de ellas, hay cuatro Miis (con la armadura de Samus Aran) que se mueven con nunchako y Wiimote, en la televisión a pantalla partida, mientras el jugador que lleva el mando de WiiU controla una nave (el movimiento en los sticks, y el control de puntería, utilizando el giroscopio).

Lo bueno es que podemos jugar en modo cooperativo, disparando a sucesivas oleadas de enemigos, o en modo versus: la nave contra los cazarrecompensas a pie. Eso sí, hay que reconocer que el jugador que vuela, lo tiene bastante difícil, por  la cantidad de escondrijos que hay en cada nivel y lo que cuesta acostumbrarse al sistema de puntería.

Animal Crossing Sweet Day

Esta es la segunda variante del juego de "pillar", un poco más elaborada que Mario Chase. Fue uno de los minijuegos que se mostraron en el E3, y que hemos tenido ocasión de jugar más a fondo. Hasta cuatro jugadores pueden utilizar sus Wiimotes para robar golosinas, mientras el jugador con el mando principal trata de atraparles controlando a dos guardias simultáneamente (uno se maneja con cada stick).

Pero el juego es más complejo de lo que parece, ya que los "ladrones" se mueven con mayor lentitud cuando van cargados, y además deben combinar sus fuerzas para conseguir algunos dulces. Finalmente, la estrategia es una pieza fundamental en este minijuego, sin descuidar la coordinación ojo-dedo para el jugador que lleva el WiiU Gamepad.

Pikmin Adventure

He aquí otra de las propuestas más "serias" de NintendoLand. Se trata de un juego cooperativo, también para un máximo de 5 jugadores, y con mucha profundidad. Cuatro amigos van disfrazados de Pikmin, golpeando enemigos y recogiendo néctar, lo que les permite subir de nivel (con lo que cambia su aspecto, sus habilidades y también su resistencia).

Por otro lado, el jugador principal, con el WiiU Gamepad, lleva a Olimar, el comandante de la expedición, y puede lanzar pequeños Pikmin a distancia. En cualquier momento, Olimar puede convocar al resto de jugadores y lanzarlos en cualquier dirección (muy útil para subirse a la espalda de algunos enemigos y "darles caña"). No sabemos cuántos niveles tendrá el juego final, pero nosotros pudimos avanzar hasta enfrentarnos con el primer enemigo final. Lo más simpático era ver cómo nuestro personaje se transformaba en una caca de colores, después de ser engullido por algún mmonstruo.

Legend of Zelda Battle Quest

La experiencia asimétrica es un poco menos intensa en este minijuego. De nuevo, se trata de una aventura cooperativa para un máximo de 5 amigos, con sus Miis disfrazados de Link. El movimiento es automático, y nosotros nos limitamos a combatir contra los enemigos típicos de la saga (con aspecto de trapo).

Los cuatro jugadores que van armados con Wiimote se defienden con espada y escudo, mientras que el WiiU Gamepad se convierte en un arco, para realizar ataques a distancia. Los niveles que hemos probado son bastante sencillos, y la experiencia de combate no está a la altura, por ejemplo, de Skyward Sword.

Luigi´s Ghost Mansion

Esta vez se trata de jugar al escondite, en los tenebrosos pasillos de Luigi´s Mansion. El jugador principal controla un fantasma, cuya posición sólo se ve en la pantalla del nuevo mando de control, y sus cuatro oponentes tratan de encontrarle con sus linternas, de nuevo, con el Wiimote en posición horizontal. La "gracia" de este minijuego está en el trabajo en equipo.

Si un sólo cazador se encuentra con el fantasma, lleva las de perder, pero si lo acorralan entre varios, la balanza se inclinará de su lado. Cuesta coordinarse en las primeras partidas, pero después los gritos y las risas están asegurados.

Takamaru´s Ninja Castle

Este es uno de los minijuegos que se mostraron en el E3, y que está diseñado para un sólo jugador. Si el nombre no os suena es porque está basado en un juego de NES que no salió de Japón: Mystery of Murasame Castle. Su desarrollo es simple. Tenemos que acabar con oleadas de ninjas lanzando shuriken.

Para determinar la fuerza, la dirección y el giro de estas afiladas estrellas, colocamos el dedo sobre la pantalla táctil del mando (colocado en vertical) y lo deslizamos en dirección a la TV. Casi se trata de una demo técnica, aunque es entretenido durante un rato.

Balloon Trip Breeze

Otro juego pensado para disfrutar en solitario, y también basado en un clásico de los 8 bits: Balloon Fight. Al igual que en el juego original (en uno de los modos para un jugador) nuestra misión consiste en mantener nuestro globo indefinidamente, evitando los obstáculos que aparecen a medida que se mieve el scroll.

No sólo han mejorado los gráficos respecto al juego de NES, sino que ahora utilizamos la pantalla táctil para evitar los pinchos y coleccionar puntos. ¿Simple? Puede que sí, pero también es enormemente adictivo.

El resto de juegos de NintendoLand

Nintendo aún nos reserva unas sorpresas para cuando aparezca la versión definitiva del juego. Conocemos los nombres de Donkey Kong´s Crash Course, Yoshi´s Fruit Cart, Captain Falcon´s Twister Race y Octopus Dance (basado en la mítica Game & Watch) pero aún no hemos podido probar estos minijuegos (que completan NintendoLand).

También se ha confirmado la compatibilidad con Miiverse, la red social de usuarios de WiiU, pero sin especificar en qué va a consistir, y, lamentablemente, nos han comentado que ninguno de estos juegos se podrá disfrutar online. Aunque pensándolo mejor, ¿qué hay más divertido que disfrutar con tu familia y amigos en el salón de tu casa? El próximo 30 de noviembre podéis comprobarlo, cuando se lance NintendoLand, junto a WiiU (se venderá en pack y por separado). 

Lecturas recomendadas