Reportaje

Avance: Los fichajes de FIFA 15 y PES 2015

Por Rafael Aznar
-

El Mundial de Brasil ya es cosa del pasado, pero la maquinaria del fútbol no se detiene ni un instante, así que los clubes ya han puesto en marcha su pretemporada para llegar en forma al inicio de la liga. Paralelamente, FIFA 15 y PES 2015, las nuevas entregas de los dos simuladores balompédicos por excelencia, están ultimando su preparación para asaltar el trono de la nueva generación, así que toca repasar los fichajes que sus directivas han anunciado hasta el momento. El césped de PS4, Xbox One y PC les aguarda, segado y bien regado.

FIFA 15 y PES 2015 se encuentran ya en la fase final de su pretemporada. En cuanto acabe el verano, los sempiternos candidatos a la gloria del fútbol virtual saltarán al césped de la nueva generación para determinar quién es mejor. Mientras llega ese momento, hemos querido echar una mirada a la nómina de fichajes anunciados por ambos planteles. ¿Mantendrá EA Sports el Balón de Oro del balompié o dará Konami por fin un golpe de mano?

Trayectorias contrapuestas

Antes de nada, hay que poner de relieve lo opuestas que han sido las trayectorias de las dos sagas en el pasado reciente. Ambas son ya veinteañeras y han sabido ganarse el favor de millones de fans, pero todos estos años no han sido ningún camino de rosas, siempre con altibajos por culpa de conceptos como el realismo o las licencias. Ciñéndonos sólo al pasado más reciente, el de las dos últimas generaciones, se observan claramente esos picos de forma. En los tiempos de PlayStation 2, Pro Evolution Soccer arrasó con todo, merced a un control que hizo las delicias de todos, hasta la salida de PES 6, considerada por muchos como la última gran entrega de la saga de Konami. Sin embargo, con la llegada de Xbox 360 y PS3, FIFA se sacudió su fama de arcade y, desde 08, ha dominado el fútbol virtual con pie de hierro.

Ahora que PS4 y Xbox One están a punto de cumplir un año de vida y han empezado a relegar ya a un segundo plano a sus predecesoras, se avecina un nuevo partidazo entre dos de los rivales más enconados de la historia de los videojuegos. Hay que recordar que EA optó por sacar ya una primera versión de nueva generación a finales de 2014, mientras que Konami prefirió esperarse un año para evitar un posible traspié. En este avance, nos vamos a referir sólo a las versiones de nueva generación, si bien los dos juegos llegarán también a otras plataformas. FIFA está confirmado para PS4, One, PC, PS3, 360, Wii, Vita y 3DS, mientras que PES sólo ha sido listado para las dos primeras, aunque con la aclaración de que también llegará a “otras plataformas”, que, como mínimo, deberían ser PC, PS3 y 360. Dicho eso, procedemos con el desglose de las principales novedades que, a día de hoy, se conocen de ambos títulos.

En busca de la emoción y la fidelidad

Con permiso del género de la velocidad, de cara a evolucionar año a año, los juegos deportivos son los que más dependen del apartado gráfico. Al fin y al cabo, en lo que a las claves jugables se refiere, un partido virtual de ahora no difiere demasiado de uno de hace veinte años: juegan once contra once y hay que meter el balón en la portería contraria, a base de pases, regates y chuts. Como dijo Vujadin Boskov, “fútbol es fútbol”, en MegaDrive, en Gamecube o en PlayStation 4. EA Sports y el PES Team lo saben bien y, por eso, con la llegada de la nueva generación, buena parte de sus esfuerzos se han enfocado al aprovechamiento de nuevos motores gráficos con los que conseguir una apariencia visual más realista, que plasme las emociones y la intensidad propias de un partido.

En ese sentido, EA Sports cuenta con la ventaja de que ya debutó en la nueva generación en noviembre de 2013. Lo hizo con Ignite Engine, una tecnología pensada expresamente para las nuevas plataformas y para ordenadores, aunque estos últimos no la pudieron catar el año pasado, por culpa de los plazos temporales (se prefirió ganar dos meses y sacar una versión idéntica a la de PS3 y Xbox 360). Como el año pasado, el motor volverá a correr a 1080p y 60 fps, pero se han añadido numerosos detalles para que todo sea más humano y real. En primer lugar, los futbolistas variarán su estado de ánimo según el transcurso del partido, algo que se reflejará en los gestos que harán, en las reacciones hacia los compañeros o en las interacciones con los rivales, cosas se observarán, especialmente, en los cambios de cámara que habrá cuando el balón no esté en juego. Así, veremos aplausos, reproches, enzarces, montoneras a modo de celebración… En relación con eso, los resúmenes de vídeo posteriores a los partidos serán más televisivos, ya que no sólo mostrarán los goles o las ocasiones más claras, sino también las faltas o las tarjetas, con comentarios y acompañamiento musical.

Otra de las novedades visuales de FIFA 15 será la regionalización del público. Si el año pasado hicieron su debut las muchedumbres tridimensionales, en esta ocasión, las aficiones se comportarán de forma distinta según su lugar de origen. Habrá incluso algunos clubes específicos que tendrán recreadas a sus hinchadas, como Liverpool, Boca Juniors, Manchester City o Borussia Dortmund. Asimismo, en lo que se refiere a la “ambientación”, el césped también estará mejor recreado, pues se desgastará de forma realista con el paso de los minutos, en consonancia con las pisadas o las segadas de los futbolistas, cuyas ropas cogerán prestados los colores del terreno de juego.

Gracias al mejor conocimiento del motor Ignite, EA Sports está trabajando en numerosos detalles. Por ejemplo, los jugadores contarán con unas animaciones más pulidas para el balanceo de los brazos o la agitación del pelo al viento. Igualmente, elementos como los banderines de córner se moverán si un jugador choca con ellos, igual que los soportes de las porterías, que se levantarán y vibrarán si, por ejemplo, un trallazo se estrella contra el larguero.

Pasando a PES 2015, hay que hacer un apunte importante. El juego hará usó del Fox Engine, el espectacular motor gráfico desarrollado por Kojima Productions para la nueva generación y que, como en la versión para PS4 de Metal Gear Solid V Ground Zeroes, correrá a 1080p y 60 fps. La saga de Konami debuta este año en PlayStation 4 y Xbox One, pero hay que recordar que la entrega del año pasado se usó ya como campo de pruebas para dicha tecnología, con un resultado que combinaba luces y sombras a partes iguales, en buena medida por la falta de tiempo para desarrollarla. Así, es de esperar que el PES Team, que este año está colaborando con un nuevo estudio abierto por Konami en Windsor (Inglaterra), le saque mucho más jugo.

De primeras, según los desarrolladores, se han recreado fielmente tanto las caras como los movimientos de más de 1.000 jugadores. Si jugasteis a la anterior entrega, recordaréis que sucedió algo muy significativo: algunos jugadores eran clavados, pero otros muchos tenían un parecido nulo, incluso peor que el de hace dos años, si bien varios de ellos se mejoraron con sucesivas actualizaciones. El motivo evidente es que el Fox Engine estaba aún en un estado casi embrionario. Es de esperar que, este año, no se vuelva a repetir. En relación con eso, las animaciones de los futbolistas, que fueron otro problema, también estarán más pulidas, de modo que no habrá “interrupciones” entre unos movimientos y otros, sino que cada paso estará perfectamente acompasado, según la velocidad y la posición del futbolista respecto al esférico.

La ambientación presentará mejoras en varios frentes. Por un lado, el público tridimensional contará con un mayor número de animaciones, que variarán según el contexto del partido. La iluminación, en tiempo real, también estará más trabajada, tanto de día como de noche. Aunque Konami aún no ha incidido mucho en ella, la gran novedad respecto al año pasado serán los efectos climatológicos, que se eliminaron por esa falta de madurez del Fox Engine. Otra adición, tan curiosa como realista, será la posibilidad de pedirle a un operario que corte o riegue el césped como más nos convenga, según el estilo de juego de nuestro equipo y el del rival. No sería de extrañar que Xavi Hernández se la hubiese solicitado a los responsables del juego japonés.

Continuismo y miradas al pasado

Paradójicamente, independientemente de la evolución que posibilitan las mejoras tecnológicas, lo que determina la calidad de un simulador de fútbol es, en buena medida, el control, y parece que tanto FIFA 15 como PES 2015 van a apostar por la continuidad, pero con pulimentos aquí y allá para hacer que se sienta distinto al del año pasado. A EA Sports le ha ido muy bien desde hace siete años, así que es lógico que apueste por la misma fórmula. Cambiar algo que funciona sería de necios. Sin embargo, Konami es consciente de que el manejo de sus últimos juegos, sin ser malo, no ha estado a la altura de los PES de hace una década, que eran auténticas joyas. Por eso, la compañía ha prometido que intentará recuperar un poco el espíritu de los títulos de la época de PS2.

Habiéndolo probado, podemos asegurar que, efectivamente, FIFA 15 será un título continuista en lo jugable, aunque EA Sports ha tomado nota de las quejas por la “lentitud” de la anterior entrega y hará que el control sea más ágil a la hora de correr con el balón en los pies. En particular, se ha mejorado sobremanera la física del balón, gracias al mejor cálculo de uno de sus ángulos de rotación, lo que se traducirá en una mayor variedad de pases, tiros, controles e incluso rebotes, según cómo sea el golpeo de marras. Asimismo, las jugadas de estrategia permitirán un mayor número de opciones, ya que, además de al lanzador, podremos manejar al resto de futbolistas, para desmarcarlos a nuestro antojo.

La inteligencia artificial, otro de los caballos de batalla del género deportivo, presentará pequeños cambios, empezando por una mentalidad más a medio-largo plazo, en función de la cual los jugadores actuarán pensando no sólo en la acción que pueda suceder en ese preciso instante, sino también en las siguientes. Por ejemplo, en la típica jugada clave en que un central se queda solo frente a dos rivales, el defensor, en vez de salir a tumba abierta, intentará quedarse a medio camino, por si acaso se produce un pase al otro atacante. Igualmente, los rivales emplearán distintas tácticas según cómo marche el partido, como colgar el balón a la olla, poner el autobús o perder tiempo yéndose a una esquina. Asimismo, la lucha por la posesión será más real, con nuevas animaciones para las segadas y agarrones que, esta vez sí, parece que serán más efectivos y cortantes.

Aún no hemos tenido ocasión de catar PES 2015, pero Konami ha anunciado ya cuáles serán sus principales fichajes jugables. En primer lugar, habrá un nuevo sistema de disparo, que permitirá fijar mejor la dirección y la potencia, y otro para los pases, que podrán generar pequeñas reacciones en cadena. En cuanto a los regates, se volverá un poco a lo que fue PES 6, es decir, será difícil hacer florituras, pero, a cambio, podremos romper al rival con cualquier pequeño quiebro y, sobre todo, gracias a una gran gama de ritmos de carrera.

En cuanto a la IA, los jugadores actuarán conforme a lo que esté sucediendo en todo el campo, otra forma de decir lo mismo que FIFA 15. Hay que destacar que la característica PES ID estará potenciada, para que cada equipo y cada crack jueguen igual que lo harían en la realidad (el Barcelona a base de posesión, el Madrid con muchos contraataques de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale…). Los porteros, una de las grandes lacras de estos últimos años, serán más hábiles, de modo que taparán mejor los ángulos y contarán con un mejor centro de gravedad a la hora de tirarse. En defensa, se ha prometido también un mayor control a la hora de cerrar espacios y acometer entradas.

A la espera de modos y licencias

Los modos de juego y las licencias suelen ser una de las últimas cartas que las compañías queman en sus estrategias de comunicación para este tipo de juegos, así que apenas se sabe nada de lo que ofrecerán de novedoso estos dos títulos. En el caso de FIFA 15, sólo se sabe que el modo Ultimate Team Legends, que permitirá manejar a leyendas como Pelé, Maldini o Matthaus, será exclusivo de Xbox One y Xbox 360. También se ha rumoreado la posible inclusión de partidos callejeros, toda vez que la saga FIFA Street parece haber dejado de ser una prioridad para Electronic Arts. En el caso de Pro Evolution Soccer 2015, se ha destacado que la Liga Master Online estará revisada, que se luchará contra los tramposos en el online y que se dará una gran importancia a las actualizaciones semanales, que incluirán fichajes, alineaciones y estados de forma.

Sobre las licencias, tampoco se sabe gran cosa. Es de esperar que FIFA tenga infinidad de ellas, como siempre, pero no se puede aventurar cuáles serán nuevas (tal vez sería hora de que incluyera la liga de Japón, para ganarse un hueco en las ventas de aquel país). PES, de momento, ha confirmado las ligas de España, Inglaterra, Italia, Francia y Brasil, aunque es de esperar que algunos equipos no estén licenciados. Tanto es así que la compañía ya ha dicho que el editor de jugadores y estadios estará muy mejorado. Habrá que ver qué pasa con la licencia de la Champions League. Estos últimos años, la ha tenido la saga de Konami, pero hay rumores que apuntan que EA podría haberse hecho con sus derechos. Es pura especulación, pero resulta extraño que la compañía nipona no la haya usado para presentar PES 2015, teniendo en cuenta que Pro Evolution Soccer 2014 se dejó ver por primera vez con los jugadores del Bayern de Múnich levantando la Orejona. En cambio, este año, en vez de usar el reclamo del Real Madrid, actual campeón de Europa, como punto de partida, el principal equipo que se ha utilizado es el Manchester United, que, pese a su tirón mediático, no jugará la Liga de Campeones la próxima temporada. Tal vez se deba sólo a que la presentación mundial del juego se realizó en Old Trafford, pero llama la atención, como poco.

FIFA 15, con Messi como portada, llegará a las tiendas el 25 de septiembre, mientras que Pro Evolution Soccer 2015 aún mantiene el “otoño” como fecha orientativa, si bien es de esperar que Konami no demore demasiado el lanzamiento para no verse perjudicada. ¿Continuará EA Sports con su dinastía de los últimos años o conseguirá Konami darle la vuelta la tortilla tras tantos años de sinsabores?

Lecturas recomendadas