Reportaje

Avance de Football Manager 2014

Por Jorge S. Fernández
-

Llega el mes de Octubre y como ya es tradición, es la época ideal para el lanzamiento de las nuevas entregas de las franquicias de fútbol más populosas del mundo de los videojuegos. Una de esas grandes franquicias, gran veterana también, es la de Football Manager. 

De la mano de SiGames, que nos promete dar una nueva vuelta de tuerca al género. Desde la pantalla de inicio vemos que los cambios en esta edición van a ser muy sutiles, nada de bombo y platillo. Pero a pesar de la sutileza de estos cambios, tienen pinta de que generarán como todos los años cierta polémica entre el sector de seguidores más veterano.

Comenzando a jugar

Todo en esta edición 14 es muy similar a la anterior entrega, tras seleccionar nuestro equipo, en este caso el humilde Rayo Vallecano, tendremos la posibilidad de tener una charla con el presi. En esta charla nos pondremos de acuerdo a la hora de fijar un rumbo para el equipo y unos objetivos mínimos.

Esta nueva edición ahonda en el perfil más psicológico del fútbol, ya que muchas de nuestras declaraciones y decisiones, afectarán de manera clara a nuestra plantilla. Esto queda patente en la primera charla con el primer equipo, donde según el tipo de mensaje que mandemos a la plantilla, podremos ver de manera clara y sintetizada la reacción inmediata de ciertos jugadores.

Con un color rojo para los más escépticos y verde para los más identificados con nuestras palabras, sabremos de primera mano qué miembros de la plantilla se suben a nuestro carro o de lo contrario quienes son los que con su actitud no harán más que intoxicar al club y resto de jugadores.

De un primer vistazo podemos comprobar el estado de nuestra plantilla y jugadores, estos últimos a través de una pantalla que nos muestra toda la información necesaria para hacernos una idea de su estado, tanto físico, como psíquico y lo referido a su situación contractual con el club.

Aunque uno de los cambios más notables de esta nueva edición, es la configuración de las tácticas, que en esta nueva entrega ha sufrido un remozado bastante severo. Se acabaron ciertos menús desplegables y las barras con las que podíamos especificar la intensidad con la que se acataban ciertas órdenes.

Ahora todo es mucho más sencillo y claro, porque en un nuevo menú veremos los diferentes tipos de órdenes que podemos dar a nuestro equipo de un solo vistazo, y según vayamos pinchando en las opciones más idóneas para nuestra plantilla, iremos viendo como las demás opciones se colorean de rojo para advertirnos de que esa orden no es compatible con el resto de instrucciones que queremos transmitir.

Al final este menú simplifica notablemente la configuración de la identidad del juego de nuestro equipo, pero a la vez puede suponer una decepción para los jugadores más veteranos de la saga, al limitar las opciones respecto de la versión anterior. Nunca llueve a gusto de todos.

Este ha sido sin duda el aspecto que más ha cambiado respecto de su predecesor, girando la franquicia de esta manera a una simulación más simplificada y alejada de la fama que se ha labrado respecto a la complejidad de sus opciones disponibles.

Otra novedad importante es la posibilidad de gestionar los fichajes desde la misma pantalla de correo electrónico. Esto quiere decir que no vamos a tener que movernos por interminables menús para responder a la oferta sobre uno de nuestros jugadores, o bien negociar el fichaje de una nueva estrella para nuestro equipo.

De esta manera, en la vista previa del correo electrónico, cuando contenga una oferta por un jugador nuestro, podremos responder de manera directa al equipo interesado y así agilizar los turnos de una manera bastante cómoda.

Echando el balón a rodar

Los partidos de FM14 los podemos seguir a través de su motor 3D. Un motor del que esperábamos mejoras importantes a la hora sobre todo de reflejar las jugadas de nuestros jugadores de manera fiel sobre el terreno de juego.

Estabamos acostumbrados a partidos en los que los jugadores realizan jugadas absurdas, fallos imperdonables y batiburrillos de jugadores que campan por el campo como pollos sin cabeza. Pues bien, parece que los chicos de SiGames se han puesto las pilas y por lo que hemos podido comprobar en esta Beta, los jugadores se comportan de una manera bastante más normal.

Vemos cómo nuestros jugadores siguen de manera más o menos ordenada nuestras instrucciones sobre el terreno de juego, con unos movimientos y animaciones bastante más fluidas de los que estamos acostumbrados, pareciendo que realmente los jugadores se toman en serio lo que les ordenamos.

Una vez más el aspecto psicológico tiene mucho peso en el equipo, lo podremos comprobar cuando en el descanso o bien al terminar el partido, demos la charla a nuestro jugadores, que una vez más reaccionarán de manera muy dispar, según sea el talante de nuestro discurso, desde enojado con el rendimiento de los jugadores a dar la palmadita en la espalda por su gran juego.

Ahora durante el partido recibiremos consejos por parte de nuestro segundo entrenador, para lo que se han creado botones específicos para realizar sustituciones rápidas de jugadores o cambios de posición dentro del campo. El problema es que si tenemos el partido a una velocidad considerable, nos será imposible leer y ya no te digo responder a las sugerencias de nuestros compañeros, apareciendo en pantalla estos mensajes de manera extremadamente fugaz.

Apartado visual y usabilidad

Hemos tenido una sensación al jugar a FM14 de que visualmente todo es más agradable y mucho menos abrumador que en entregas pasadas. El diseño de los menús cada vez es más limpio y eso influye mucho a la hora de engancharnos a él.

Tanto la mejor distribución del espacio en los menús, ofreciéndonos más información de manera más fluida y natural, como los códigos de color a la hora de mostrarnos rápidamente el estado anímico de los jugadores son de agradecer para el jugador medio, el que no es tan asiduo a la saga.

El motor 3D de los partidos ha mejorado mucho con respecto a anteriores entregas, sobre todo en lo que se refiere a la fidelidad de las acciones de cada jugador respecto de las instrucciones que le hemos dado previamente.

En cuanto al motor gráfico, no es ninguna maravilla, además de que según el ordenador que tengamos podemos sufrir un cierto lag y pérdida de frames durante el desarrollo del partido. Pero lo peor no es eso, porque podemos vivir perfectamente con ese lag, el problema es cuando esa ralentización se traslada a los menús de juego durante el partido, dificultando de manera notable la posibilidad de dar instrucciones en el momento oportuno.

Confiamos que en la semana que queda para su lanzamiento se corrijan este tipo de contratiempos, ya que nos encontramos con un juego muy fluido en su fase pre partido, independientemente de que tengamos demasiadas ligas con miles de jugadores cargados. Por lo contrario, si tu ordenador es modesto sufrirá una importante ralentización, a pesar de que elijamos una configuración gráfica no demasiado exigente.

Impresiones finales

A falta de su lanzamiento dentro de una semana, hay que decir que FM14 nos deja un gran sabor de boca, sobre todo en lo que se refiere a la gestión táctica, de fichajes y de interacción con la plantilla o técnicos, que se ha simplificado lo suficiente como para no decepcionar a los más veteranos de la saga y acercar a la vez un poco más estas gestiones a jugadores más esporádicos.

Visualmente FM14 sigue simplificando su aspecto y menús, con información más nítida y útil en cada pantalla, es de agradecer la de información disponible en los perfiles de cada jugador, ahorrándonos tener que navegar por numerosos menús. Además del modo de juego “completo” de FM14, los más nostálgicos o profanos de la saga podrán disfrutar de lo lindo con el modo classic.

También podremos enfrentarnos a diferentes retos como viene siendo norma desde hace bastantes entregas. De cara a su lanzamiento la próxima semana, en nuestra opinión, lo más mejorable es el motor gráfico y sus requerimientos para con los ordenadores menos potentes.

La semana que viene, en su análisis final, estaremos muy atentos a estos y otros muchos aspectos de los que os daremos buena cuenta.

Lecturas recomendadas