Reportaje

Avance del frenético Bulletstorm

Por Sergio Gracia
-

Este ha sido un año plagado de grandes títulos de acción, ya sean bajo el estandarte de los Shooters (Call of Duty Black Ops, Halo Reach, Vanquish...), los Hack'n Slash (Bayonetta, God of War 3, Dante's Inferno...) e incluso los juegos de conducción (Blur, Need for Speed Hot Pursuit, Split Second...). Pero, a pesar de haber satisfecho nuestras ganas de desprender adrenalina, aún no estamos saciados del todo (y de hecho, probablemente jamás lo estaremos). Es por ello que 2011 nos depara otra buena tanda de acción pura y dura, empezando por Bulletstorm.

La gente de People Can Fly se encargará de hacernos vivir momentos frenéticos con su nuevo FPS y estamos seguros de que lo volverán a conseguir. Ya en su día ya nos deleitaron con el divertidísimo Painkiller. Este equipo, subsidiario de Epic Games y formado por más de 60 personas, promete que con Bulletstorm estaremos pegados al asiento, alucinando con el despliegue de efectos y situaciones, sin pestañear, porque la que se nos viene encima va a ser apabullante.

Al grano

Si algo queda patente al ver los primeros vídeos e imágenes de Bulletstorm es que, como ya hemos dicho, la acción y la violencia serán una constante durante todo el juego. Nuestro alter ego será Grayson Hunt, un mercenario perteneciente a un grupo de élite conocido como Dead Echo. Estos, hace unos años, trabajaron para el bando equivocado. Grayson Hunt, junto a su compañero de hermandad, Ishi Sato, deciden traicionar a su comandante y terminan exiliados en algún punto indeterminado de la galaxia. Su destino será Stygia, que no es precisamente un paraíso (aunque estéticamente resultará bastante acogedor) y tanto Hunt como Sato lucharán hombro con hombro, una vez más, para sobrevivir y vengarse de quien les puso en esa situación.

Como veis, la historia de Bulletstorm, que correrá a cargo del guionista y dibujante de comics Rick Remender, es sencilla, básica y nada presuntuosa. Es lo que es y ahí radica, precisamente, parte de su encanto. People Can Fly y Epic Games quieren ofrecernos, sencilla y llanamente, unas cuantas horas de diversión frenética, sin complicaciones ni quebraderos de cabeza. Además la aventura estará plagada de ese sentido del humor negro y crudo que tan bien le sienta a este tipo de juegos.

El punto fuerte de Bulletstorm residirá en su jugabilidad. El concepto, como ya te imaginarás, es bien sencillo: avanza y aniquila a todo lo que se te ponga por delante. Pero, al contrario de lo que pueda parecer, Bulletstorm no será sólo apuntar y apretar el gatillo. Y es que tendremos muchas formas de acabar con los pobres desgraciados que se crucen en nuestro camino.

Una sinfonía de destrucción

Se podría decir que el concepto de Bulletstorm no es realmente el matar por que sí, sino más bien el hacerlo con estilo. Aquí es cuando debemos hablar del Kill with Skill (matar con habilidad, o matar con clase). Cada vez que matemos a un enemigo recibiremos puntos de los denominados skill shots. Gracias a estos puntos podremos mejorar nuestro arsenal, pero ojo, porque no será rentable acabar con nuestro enemigos siempre de la misma forma. La idea de los Skill Shots es conseguir que el jugador adopte un estilo de juego variado y creativo. Para que os hagáis una idea, existen más de 60 Skill Shots diferentes, cada uno con sus respectivos puntos y nombres, y todos muy variados.

Por poner algunos ejemplos, recibiremos 150 puntos si le disparamos a un enemigo en el trasero (Fire in the Hole), de 25 a 100 puntos por acabar con un enemigo que se encuentra en el aire (Frequent Flyer) o 150 puntos por hacer que nuestros rivales salten por los aires con una explosión (4th of July). Conseguiremos muchos más puntos si combinamos varios de estos Skills Shots, pero no ganaremos tantos si siempre usamos el mismo método.

Lo más interesante llega con el electric whip, una especie de látigo eléctrico (tal y como indica su propio nombre) con el que podremos alcanzar a enemigos que estén alejados y proyectarlos hacia nosotros o lanzarlos por los aires. Al hacer uso de este arma, los enemigos que hayan sido alcanzados se verán ralentizados, y será entonces cuando deberemos dejar volar nuestra imaginación y recurrir a nuestras armas de fuego y el entorno para eliminarlos de una forma... artística. Así pues, gracias al látigo, nuestro arsenal de fuego y los Skills Shots, tendremos a nuestro alcance una gran variedad en el combate.

En Bulletstorm también tendrán cabida los jefes de nivel. Puede que estos sean de los pocos momentos en los que tendremos que pararnos un poco más a pensar en cómo afrontar la situación, aún así la acción y el frenetismo seguirán presentes en todo momento. Por norma general, los combates contra estos enemigos, bastante más duros de lo normal, estarán compuestos por varias fases o evoluciones. Los fejes variaran su forma de ataque y su modus operandi cuanto más cerca estemos de acabar con ellos.

Pero no todo será arrasar y destruir... en solitario, pues Bulletstorm contará con modo multijugador, aunque algo diferente a lo que nos esperábamos. No nos enfrentaremos a nuestros amigos o, al menos, no les dispararemos. Tendremos que competir en equipos por ver quiénes son los más sanguinarios. Nuestro objetivo será el de avanzar por diferentes zonas y controlar varios puntos mientras acabamos con hordas de enemigos. Una vez más, la originalidad a la hora de matar a la IA será motivo de una mayor bonificación en forma de puntos, créditos que gastaremos en mejoras al final de cada ronda.

Bulletstorm, descarado y sin tapujos

Como ya os hemos contado, Bulletstorm no pretende ser un juego profundo o complejo, sino algo mucho más sencillo: un juego divertido y espectacular. Sin duda, los que habéis jugado a Painkiller o Serious Sam, sabréis por dónde van los tiros (aunque el estilo de juego de Bulletstorm se distancie un poco de estos dos referentes).

Puede que no sea un juego apto para todos los públicos, ya no sólo por su explícita e intencionada violencia, sino también por su sencillez conceptual, pero que esto no os lleve a engaño. El esfuerzo y las ganas que están poniendo la gente de People Can Fly es palpable en las varias demostraciones que han realizado durante los últimos meses desde su anuncio. Estamos seguros de que Bulletstorm no pasará sin pena ni gloria por nuestras plataformas y, a decir verdad, echábamos de menos un juego tan básico, tan descarado y con tan poca vergüenza. Y recordad, ¡Bulletstorm llegará a las tiendas en febrero de 2011!

Lecturas recomendadas