Reportaje

Avance con fútbol total de FIFA 13

Por Rafael Aznar
-

FIFA 13 ha cumplido los deberes de pretemporada y hacemos el último avance antes de saltar al césped. El fútbol de EA Sports llega al momento de la verdad con su plantilla del año pasado en plena forma y con unos cuantos fichajes que le van a dar un plus de calidad. ¿Conseguirá agenciarse un nuevo Balón de Oro?

FIFA 13 ya está a la vuelta de la esquina, listo para vestirse de corto. Plasmar el fútbol fielmente, en todas sus dimensiones, es una tarea que EA Sports lleva años persiguiendo, y esta temporada promete estar más cerca que nunca de lograrlo. Los partidos ganarán en realismo gracias al pulimento de tres apartados clave de la jugabilidad: el motor de colisiones, los regates y los controles al primer toque.

El motor de colisiones, conocido como Player Impact Engine, fue una de las grandes novedades del año pasado, pero se ha mejorado para que los forcejeos, las cargas laterales y los agarrones sean más verídicos. En los partidos que hemos jugado, se veía la evolución: a menudo, gracias a la pura inercia, no hará falta ni usar los botones defensivos para robar la bola.

Bastará con aprovechar la velocidad o la corpulencia. No obstante, hemos echado en falta una evolución en el apartado de los agarrones. Se prometió que se iba a poder echar mano de la camiseta de los rivales hasta el punto de derribarlos, pero, en la beta a la que hemos tenido acceso, los tirones seguían siendo muy timoratos.

En cuanto al sistema de regates, se han tomado elementos de FIFA Street para poder pisar la bola, tal y como hacen malabaristas como Cristiano, Iniesta o Neymar. Así, se podrá encarar a los defensores con mayor facilidad en el uno contra uno o pisar la bola hacia atrás, arrancando desde posiciones estáticas.

Junto a eso, se han modificado los controles al primer toque. Así, habrá errores en la recepción, según la fuerza de los pases y la habilidad del jugador, por lo que ya no será habitual ver a jugadores mediocres “pinchando” pedradas y bajándolas suavemente al tapete a lo Zinedine Zidane.

El control supondrá, pues, una evolución natural respecto al de FIFA 12, pero con esa imprevisibilidad de los forcejeos o de un posible mal control de un zaguero que deje al portero vendido a los pies de los delanteros. El año pasado, se incidió en mejorar el control en defensa (con varios botones para los diferentes tipos de entradas y recules) y, esta temporada, la evolución se ha centrado en el ataque, de tal modo que los jugadores irán menos “imantados” al balón, porque sólo Messi (que protagonizará la portada, junto al valencianista Roberto Soldado) y unos poquitos elegidos más son capaces de llevar la bola cosida al pie mientras cabalgan como gamos.

Otra novedad serán los lanzamientos de falta. Cuando nos toque chutarlos, podremos juntar a tres futbolistas alrededor del balón para hacer amagos y jugadas ensayadas. Cuando nos toque defenderlos, podremos variar el número de integrantes de la barrera o adelantarla unos pasitos, a riesgo de que el colegiado decida “felicitarnos” con una tarjeta amarilla por la ocurrencia.

Con licencia para jugar

La licencia de FIFA 13 incorporará ligas de 23 países, incluidas todas las de élite de Europa (Liga BBVA, Premier League, Serie A, Bundesliga…). La gran novedad será la de Arabia Saudí (¿para cuándo la argentina?), a lo que se añadirán cerca de 50 selecciones nacionales y equipos sueltos del resto del mundo, sin olvidar la Segunda División de algunos países. Gracias al llamado EA Sports Football Club Match Day, habrá paralelismos con la realidad, en materia de lesiones, sanciones o rendimiento de los futbolistas. Habrá incluso desafíos basados en partidos reales.

Hay que poner de relieve la mejora en el rostro de los futbolistas de clase media y media-alta, un apartado en que Pro Evolution Soccer le llevaba mucha ventaja y al que ya se le empezó a poner solución con la expansión UEFA Euro 2012. Por ejemplo, casi todos los jugadores de la Selección española serán clavados a sus homónimos reales. Eso sí, seguirá habiendo excepciones que no se parecerán ni en el blanco del ojo, como Álvaro Arbeloa.

El Centro de Creación permitirá hacerse equipos, jugadores e incluso torneos. Se ha prometido que hasta podremos usar un equipo propio en el modo Carrera, que se podrá afrontar como entrenador o como jugador. Si tomamos el rol de técnico, podremos convertirnos en seleccionador nacional y compatibilizar el cargo con el del club en el que estemos. Por el contrario, si asumimos el papel de simple futbolista, seremos unos “mandados”, ya que no podremos elegir las alineaciones del equipo o los cambios… pero sí podremos pedir el traspaso a otro club, si nos hartamos de él.

Asimismo, el sistema de fichajes incorporará la opción de ofrecer trueques para sellar una contratación. Es decir, si vemos que un potencial fichaje, como Neymar, es demasiado caro, podremos ofrecerle a su equipo un crack a cambio, o incluso dinero y un jugador. Y, si hacemos una oferta que al club le parezca irrisoria, tal vez nos responda con una contraoferta que, si igualamos, le haga cambiar de opinión. También se ha añadido una barra de felicidad-desencanto para cada miembro de la plantilla, de tal modo que algunos se dirigirán a nosotros para pedirnos que les dejemos jugar. Si les complacemos, se pondrán más contentos que unas castañuelas. Junto a eso, los rumores de traspasos y los traspasos de otros equipos serán mucho más frecuentes.

Goleada de modos online

Los partidos online volverán con toda su fuerza en FIFA 13. Destacará el ya conocido modo Temporadas, con ligas de diez equipos y un sistema de ascensos y descensos para que siempre juguemos con gente de nuestro mismo nivel. Lo mejor es que, esta vez, se podrá compartir equipo con un amigo, para disputar el campeonato en cooperativo contra otros tándems futbolísticos. También podremos disfrutar de temporadas de Clubes Pro, con nuestro alter ego virtual, o del Ultimate Team, en el que habrá que obtener jugadores mediante sobres de cartas, empezando con una plantilla bastante mediocre.

Se podrán jugar también "partidos en directo", que recrearán encuentros del mundo real que se disputen durante una semana concreta… A todo eso, se sumará la característica “Apoya a tu club”, que generará un ranking online según las puntuaciones y la experiencia media que obtengan los usuarios, en función del equipo que marquen como su favorito.

Innovando en detalles de ambiente

Una de las grandes novedades de FIFA 13 será el debut de los llamados Juegos de Habilidad, que serán 32 desafíos (clasificados en ocho grupos, con cuatro niveles de dificultad que se desbloquearán progresivamente) inspirados en ejercicios de entrenamiento como los que llevan a cabo los equipos reales. En esos retos, habrá que buscar la mejor puntuación posible, lo que asegura grandes piques con los rankings online.

Por ejemplo, en los desafíos de pase, habrá rondos para marear a dos compañeros o un partidito de “fútbol-tenis” en el que sólo se podrá dar un toque para pasar la bola al otro lado de la pared. En los de tiros (ya sea en jugadas, saques de falta o penaltis), habrá que cumplir objetivos como golpear dianas colocadas en las escuadras o meter el esférico en una papelera tirando “a lo Panenka”. En los de regates, habrá circuitos para conducir el cuero esquivando picas, rodeando conos, saltando vallas o sorteando barras con malabarismos de balón.

Habrá compatibilidad con Move, en el caso de PS3, y con Kinect, en el caso de Xbox 360. El sensor de movimiento de la consola de Sony servirá como mando de control, muy en la línea de los Pro Evolution Soccer de Wii: desplazaremos al jugador apuntando a la cámara y, con el gatillo, podremos trazar desmarques con un segundo futbolista. En cuanto al periférico de la máquina de Microsoft, permitirá protestar al árbitro, hacer sustituciones u ordenar cambios de estrategia sin necesidad de pausar la partida.

La atmósfera de los partidos también lucirá sus mejores galas: veremos en la banda a los dos entrenadores y a los jugadores que estén calentando, oiremos los cánticos más habituales de las hinchadas… La iluminación de los estadios estará también muy lograda, con juegos de sombras que variarán entre el día y la noche. De hecho, podremos elegir el horario del partido en intervalos de media hora, desde las 12.00 hasta las 22.00, lo que repercutirá en que el campo se vea iluminado totalmente por el sol, con sombras parciales o bajo la luz de los focos, con un tono visual espectacular.

Cuando parece haber tocado techo, la saga sigue mejorando año a año, con infinidad de novedades. Así, FIFA 13 se postula como el simulador definitivo de esta generación, a poco que en la versión final se solventen algunos fallitos de la IA y la efectividad de los agarrones. No perdáis de vista a este “killer” del área, porque anhela su enésimo Balón de Oro, al que también aspira otro crack como Pro Evolution Soccer 2013.

Lecturas recomendadas