Reportaje

Avance de Game & Wario

Por Rubén Guzmán
-

El antihéroe gamberro de Nintendo ha descubierto la Wii U y se dispone a aprovecharla al máximo con una explosiva colección de minijuegos.

Si tienes dos pantallas, úsalas, muchacho. Eso es lo que debe estar pensando Nintendo de muchos de los juegos que están saliendo para Wii U, y que solo aprovechan la pantalla táctil del gamepad de la consola para mostrar mapas y poco más. Pero nada de tirar balones fuera: es la propia Gran N la que tiene que demostrar que su ingeniosa innovación se traduce en diversión jugable. Lo consiguió en gran medida con Nintendo Land, y ahora está dispuesta a hacerlo con un nueva colección de minijuegos: Game & Wario.

Un momento: ¿minijuegos? ¿Wario? Sí sí, el gamberro antihéroe de Nintendo nos ha ofrecido momentos inolvidables con los microjuegos de la saga Wario Ware desde los tiempos de GBA. Pero aquí la cosa cambia. En Game & Wario las pruebas no serán “micro”, sino 16 retos muy variados. En nuestras primeras horas con el título, nos hemos centrado en los 10 primeros, todos ellos pruebas para un jugador. El juego tendrá dos pruebas más desbloqueables para un jugador y cuatro minijuegos multijugador, pero eso será tema de otros avances. Ahora… ¡qué empiece el espectáculo!

Arrow

El primer minijuego convierte la pantalla del gamepad en un arco. Tensamos la cuerda con un dedo y disparamos flechas contra las hordas de robots que nos atacan desde la tele. Podemos lanzar disparos de pimienta especiales que acaban con varios enemigos a la vez, y levantamos el Gamepad para usarlo como escudo cuando nos disparan balas de cañón. Si lo enemigos nos alcanzan, se “subirán” a la pantalla del mando y habrá que librarse de ellos tocándoles. ¿Mola? Bueno sí, no es tan frenético como el Takamaru’s Ninja Castle de Nintendo Land pero es divertido. Habrá que ver cuántos niveles tiene.

Ski

En el papel de Jimmy T. descendemos por empinadas rampas de esquí cogiendo el gamepad en vertical y moviéndolo a los lados para girar. En la pantalla del mando seguimos la acción en vista cenital, pero al menos en nuestras primeras partidas no la hemos mirado para nada: más vale seguir la acción en la tele para no piñarse. El control es muy preciso y las primeras pistas, muy cortas.

Kung-Fu

Un joven aprendiz debe llegar hasta la meta en la que le  espera su maestro. Nuestro personaje salta automáticamente y le dirigimos inclinando el pad. Aquí la pantalla también muestra una vista cenital de la acción, pero en este caso sí es realmente importante mirarla para ver donde caemos.

Shutter

En la tele vemos una escena urbana global y unas fichas de personajes a los que debemos localizar en ella. El mando de convierte en una cámara de fotos que ofrece un zoom de la escena. Lo suyo es mirar la tele, detectar al personaje y después mover el mando hasta que enfoquemos a nuestro objetivo para fotografiarle.

Gamer

Muy curioso este juego. Somos 9-Volt, el “gamer” que ya hemos visto en otros juegos de Wario. Es de noche, estamos jugando a la portátil en nuestra cama... y tenemos que evitar que nuestra madre nos pille. El mando es la consola, donde jugamos a algunos de los microjuegos de Wario Ware. En la tele, vemos a la madre acechar y, antes de que aparezca, debemos pulsar los botones laterales para hacernos los dormidos. Es un poco desconcertante tener que estar atentos a la pantalla de la tele y a la del mando a la vez, pero cuando le coges el tranquillo resulta divertido.

Taxi

Un experimento muy original. Subidos en un taxi y equipados con un bazoca, hemos de destruir los OVNIS que están abduciendo personajes. En la tele vemos una vista alejada que abarca todo el escenario, mientras que en la pantalla del mando conducimos en vista subjetiva. Miramos a la tele como referencia para luego lanzarnos a conducir en la pantalla del mando y disparar en vista subjetiva. Muy curioso.

Patchwork

Un puzle táctil que se juega íntegramente en la pantalla del mando. Debemos encajar sobre un tablero las piezas de tela para formar una figura. Vale, no es que sea lo más innovador del mundo, pero tendrá muchos niveles de progresiva dificultad.

Ashley

La bruja Ashley, también vieja conocida de los juegos de Wario, vuela por niveles 2D recogiendo los puntos que flotan por el escenario y esquivando multitud de peligros. Movemos a la muchacha inclinando el mando y usamos los botones laterales para hacer rizos en el aire. No por ser una experiencia tradicional deja de ser bastante divertida.

Desing

Una de las pruebas más originales. El Dr. Crygor nos pedirá que dibujemos en la pantalla táctil líneas, triángulos, círculos y ángulos de unas medidas determinadas. Y tendremos que hacerlo si referencia alguna. Después, nos puntuará en función de cuánto nos hayamos acercado. Al menos en las primeras partidas, resulta mucho más entretenido de lo que podría parecer.

Pirates

Esta prueba nos ha dejado un poco a cuadros. Primero hemos de usar el mando como escudo para parar los cañonazos de barcos piratas que nos atacan por delante, por los lados y por arriba. Si sobrevivimos, pasamos a una fase… de baile. En ella, hay que moverse al ritmo de la música y como se nos indica en pantalla.

¿Cómo se os ha quedado el cuerpo? Pues como a nosotros, suponemos. Game & Wario es un aluvión de mecánicas jugables, alguna tan innovadoras (y experimentales), que descolocan un poco. No podemos olvidar que, además de todas las comentadas, habrá dos pruebas más para un jugador y cuatro multijugador. Pero ya tendremos tiempo para descubrirlas en otro avance antes del día 28 de junio, cuando sale a la venta. Y es que Game & Wario se merece toda nuestra atención porque, como mínimo, será un juego diferente.

Lecturas recomendadas