Reportaje

Avance ganador del nuevo Mario Tennis

Por Rubén Guzmán
-

Mario tiene un nuevo desafío: convertir un juego de tenis en uno de los superventas del año. Y lo intentará en 3DS desde el próximo 25 de mayo, con el nuevo Mario Tennis Open para Nintendo 3DS.

Mario ha practicado muchos deportes, y triunfado en casi todos. Pero si quizá su faceta como piloto es la más conocida (Mario Kart 7 es la prueba), el segundo deporte donde más éxitos ha tenido ha sido en el tenis. Con el singular precedente de Mario´s Tennis, el juego de Virtual Boy en el que el fontanero debutó con la raqueta, el inicio de la actual saga Mario Tennis se remonta al juego del mismo nombre para Nintendo 64. Fue el primero realizado por Camelot, que se ha encargado de todos los títulos de la serie desde entonces, y marcó las pautas jugables: un tenis sencillo en un primer momento pero profundo cuando aprendíamos los trucos del control, con un núcleo jugable que combina realismo y algunas pinceladas fantásticas del Reino Champiñón.

Después de cuatro entregas, la saga llega a Nintendo 3DS generando más expectación que nunca: por el sinfín de opciones del juego, que incluye por primera vez en la saga modo online, y por la confianza que Nintendo tiene en este título, estamos ante un juego que aspira a seguir de cerca la estela de éxito del millonario Mario Kart 7. Pero lo primero es lo primero: ¿qué tipo de tenis nos ofrece este Mario Tennis Open?

Más realista de lo que te podrías imaginar

El control es la base de cualquier videojuego deportivo (y de cualquier videojuego, vaya). Y, en este caso, nos da versatilidad plasmada de manera muy inteligente: ¿eres novato y quieres disfrutar desde el principio? El botón X vale para realizar un golpe genérico que varía en función de la posición, y con el que saldrás más o menos airosos de cualquier situación… y hasta triunfarás en las primeras copas. Pero para ser un auténtico ganador y lograr éxitos importantes (tanto jugando solo como en compañía) tendrás que dominar todos los controles: el botón A para golpes liftados, el Y para golpes planos  y B para el revés. Pulsado A y B hacemos un globo, y B y A una dejada. Ni que decir tiene que, si sabemos elegir el golpe adecuado, el resultado será mejor que con el botón X y sus golpes genéricos.

Además, el juego nos da opciones de jugar con el giroscopio o la pantalla táctil… y los dos sistemas funcionan bastante bien. Cuando activamos el primero, el efecto 3D desaparece automáticamente y dirigimos el tiro moviendo la consola a izquierda y derecha. Y si usamos la táctil, esta se divide en paneles, cada uno para un tipo de golpe, con la gracia de que se ilumina el que resulta más adecuado para devolver el golpe del rival. Una buena manera para aprender a usar cada ataque en la situación adecuada.

Pero claro, esto es un Mario Tennis y el realismo no es total: nuestros personajes realizan algunos efectos imposibles y hasta supergolpes: cuando el rival devuelve en malas condiciones gracias a un buen golpe nuestro previo, aparece en la pista un círculo y, si nos colocamos sobre él y cargamos el golpe, ejecutamos un movimiento especial. Pero, a pesar de ello, las estrategias reales de un partido de tenis funcionan en el juego, y no hay ítems ni otras “fantasías”, lo que acerca el juego más a Mario Tennis de N64 que a Mario Power Tennis de GameCube. Eso sí, cada personaje seguirá teniendo sus características: los habrá rápidos como Yoshi o poderosos como Donkey Kong… lo típico en la saga. Si quieres una muestra de la mecánica del juego, mira este vídeo.

Modos, modos y más modos

Además de por tener un corazón jugable muy trabajado, Mario Tennis Open destacará por su sinfín de opciones. La primera será jugar con nuestro Mii, al que dotaremos de diferentes habilidades tenísticas en función de las raquetas o las prendas deportivas con que le vistamos. Es decir, igual que en Mario Kart 7 podíamos construirnos nuestro kart, aquí podremos hacernos nuestro tenista. Y es que todos sabemos lo importante que son las características de configuración en los juegos que tienen un potente modo online: con ellas cada jugador siente que su personajes es único y diferente.

Precisamente, el modo online será otra de las claves de Mario Tennis Open (sumado al modo en red local, claro está). Permitirá partidos inviduales o a dobles, si hace falta con nuestro compi controlado por la CPU. Y habrá un ránking mundial online. Si queremos jugar en solitario, la competición principal de Mario Tennis Open está organizada por copas: todas podremos jugarlas en individuales o dobles (de nuevo con nuestro compañero controlado por la consola). En un primer momento hay 4 copas de dificultad creciente, con partidos de diferentes número de juegos o sets para dar agilidad a la cosa… Y, cuando te las pases, quizá haya sorpresas.

Por último, Mario Tennis Open se guarda una baza muy interesante, destinada a alargar la vida del juego mucho, mucho tiempo. Y son los minijuegos, entre los que destaca el increíble Super Mario Tennis. En él, lanzamos golpes contra una pared en la que aparecen niveles del mítico Super Mario Bros. de NES. Si golpeamos un bloque, sale una moneda, si damos a un koopa, ganamos puntos… Es un homenaje alucinante y un minijuego muy divertido. Pero también hay otros, como pasar la pelota por aros, y todos son pruebas interesantes para nuestra habilidad tenística (además de una manera fantástica de entrenarnos y mejorar nuestro tenis).

Con todos estos elementos, no es de extrañar que Mario Tennis Open sea el juego de 3DS más deseado de la primavera, y eso que 3DS no va a estar precisamente huerfana de juegos de calidad en los próximos meses como podéis ver en esta noticia.  El 25 de mayo estará disponible en las tiendas españolas.

Lecturas recomendadas