Reportaje

Avance de Hunted The Demon's Forge

Por Sergio Gracia
-

La fantasía, los seres mitológicos, las espadas, los arcos, la magia, aventuras, acción y misticismo son parte importante de este hobby que conocemos como videojuegos. Son cientos, miles los títulos que se basan en estos elementos y cuyas historias nos transportan a maravillosos lugares de fantasía que, en la vida real y por razones obvias, nos sería imposible conocer. Algunos de estos trabajos surcan la variante más afable y entrañable, más fantástica, colorida y amigable, otros, sin embargo, exploran las oscuras entrañas de mazmorras infestadas por criaturas sin un ápice de misericordia, el lado más cruel y despiadado de la edad media y la fantasía. Es precisamente en este segundo grupo en el que se encuentra Hunted The Demon's Forge, lo nuevo de Bethesda Softworks.

¿Quieres saber cómo ven los chicos de inXile Entertainment, creadores del juego, el género de acción medieval en tercera persona? Pues ponte cómodo y sigue leyendo este avance para descubrir todas las claves que harán de Hunted The Demon's Forge uno de los juegos más interesantes del año. Al fin y al cabo, estamos hablando de una publicación de Bethesda, ¿no?

Dragones, esqueletos, demonios... y mazmorras

En una era de oscurantismo y corrupción, horripilantes seres han comenzado a aparecer desde las mismas entrañas de la tierra. La gente de los pueblos ha comenzado a desaparecer misteriosamente, y son pocos los que se atreven a abandonar sus hogares en pos de un sitio seguro en el que resguardarse y protegerse de los temibles demonios que ahora campan a sus anchas por las tierras que antaño cultivaron y cuidaron con tanto ímpetu. Pero, ¿a qué es debido esta repentina explosión de criaturas?  Tal vez todo tenga que ver con La Forja del Demonio. Por suerte contamos con Caddoc y E'lara, dos valientes mercenarios, para solucionar todo este embrollo.

Vale, puede que no sea una de las historias más originales del mundo, al menos de primeras (pues la cosa se irá complicando y volviendo más interesante a medida que avancemos), pero resulta una buena base para un juego como Hunted The Demon's Forge. Como decimos, manejaremos a Caddoc, un corpulento y experimentado guerrero, o E'lara, una preciosa a la par que certera y letal elfa. Antes de nada, debéis saber que Hunted es un juego enfocado fuertemente a la cooperación, por lo que todo el juego está ideado para ser jugado por dos personas. Aún así y si, por lo que sea, no tenemos nadie con que jugar, la inteligencia artificial cogerá los mandos del personaje que quede libre.

Podremos jugar con un amigo tanto online como a pantalla partida (y hay quien decía que este elemento se estaba perdiendo...). Ambos personajes pueden luchar cuerpo a cuerpo (a pesar de la aparente fragilidad de E'lara), a distancia o usar hechizos para ayudarnos en combate (sin tener en cuenta la pinta de burro descerebrado de Caddoc). La compenetración, como en cualquier juego pensado para ser jugado cooperativamente, será una constante más que esencial a lo largo de todo el juego. Así pues, mientras uno se encarga de repartir espadazos al grupo de zombies de turno, el otro puede dedicarse a abatirlos desde la distancia con su arco o lanzar hechizos que refuercen e inclinen el combate a nuestro favor.

La campaña será profunda e intensa con una duración de más de 20 horas (si nos dedicamos a completar el juego al 100%, y es que habrá decenas de posibles caminos y elecciones a escoger). Podremos recorrer a nuestras anchas un mundo abierto e inmenso, repleto de lugares inimaginables y profundas mazmorras. Precisamente las cavernas son la piedra angular del juego, y permaneceremos gran parte del juego explorando sus frías y húmedas entrañas. Algo interesante acerca de la campaña y su mapeado es lo que los chicos de inXile han bautizado como Crucible, un generador de mapas del que no han querido soltar ni prenda, solamente que el dinero que consigamos a lo largo de la historia contribuirá a la modificación del terreno (pero... ¿cómo exactamente?).

Hablando del terreno. Los escenarios, a pesar de haber muchas mazmorras, serán variados y detallados. Desde zonas heladas por la nieve pasando por frondosos y oscuros bosques hasta llegar a mazmorras derruidas y devoradas por la flora. Encontraremos paisajes preciosos, con enormes cascadas, inmensos esqueletos de criaturas extintas hace siglos y grutas en las que casi se puede cortar el aire con un cuchillo.

La unión hace la fuerza

A pesar de lo que pueda parecer por las imágenes y vídeos mostrados, en Hunted The Demon's Forge encontraremos algo más que combates. Para poder atravesar ciertas zonas y seguir avanzando deberemos resolver los siempre (o casi siempre) bienvenidos puzzles. Algunos de estos rompecabezas también requerirán de la colaboración entre ambos personajes, consiguiendo así una mayor interacción y unión. La exploración será otro de los puntos fuertes del juego. A pesar de tratarse, como hemos repetido ya varias veces, de un juego enfocado al modo cooperativo, podremos separarnos y buscar cada uno por su lado. Si en cierta ocasión tenemos la necesidad de volver con nuestro compañero, podremos encontrarlo presionando un simple botón. En ese momento divisaremos un haz de luz azul que nos indicará dónde se halla, vamos, mejor que un GPS.

Podremos recoger objetos que suelten nuestros enemigos caídos o que encontremos en tesoros escondidos. Es interesante revisar bien nuestro equipo antes de salir a la aventura. Podremos cargar con varios items, aunque su limitado número hará que nos paremos a pensar qué es y qué no es indispensable, como las pociones curativas (las cuales necesitaremos en más de una ocasión).

Como buena pareja de aventureros, cada uno complementa las debilidades del otro. Sí es cierto que ambos pueden realizar casi cualquier acción, pero es más efectivo usar a Caddoc como tanque y a E'lara como apoyo. Con Caddoc, por ejemplo, podremos direccionar el escudo hacia donde queramos para protegernos de los ataques, sin embargo, las agresiones que llegan desde nuestra espalda no serán repelidas y nos acertarán de lleno (sí, sabemos que es algo de lógica, pero en infinidad de juegos es algo que no ocurre y debe tenerse en cuenta). Pero, ¿qué pasa si yo me he cansado de jugar con E'lara y quiero probar un rato a Caddoc? Pues absolutamente nada. Por suerte, en inXile han pensado en todo, y ciertos momentos del juego (checkpoints) podremos intercambiar los héroes para variar un poco. Un buen detalle que se habría echado en falta si no se hubiera incluido.

Hunted The Demon's Forge parece ser una de las grandes apuestas de este año. Su cooperativo es uno de los más llamativos de la actual generación y, al haber sido ideado desde un principio con tal fin, estamos seguros de que la experiencia será la mejor imaginable. Ahora sólo falta esperar hasta el 1 de junio para ver con nuestros propios ojos si lo que nos han prometido inXile y Bethesda es tan bueno. ¿Podremos aguantar?

Lecturas recomendadas