Call of Cthulhu
Reportaje

Avance del juego oficial de Call of Cthulhu para PS4, One y PC

Por Daniel Acal
-

Estuvimos en París contemplando en primicia la primera demo “in game” de Call of Cthulhu: The Official Videogame, una aventura de terror en primera persona con toque rolero que promete acabar con la poca cordura que nos queda.

H.P Lovecraft y todos los escritores que de algún modo continuaron y expandieron su obra establecieron una rica mitología (los llamados Mitos de Cthulhu) que, sorprendentemente, no ha sido demasiado explotada en los videojuegos. Al menos de forma “oficial”, ya que la influencia del escritor de Providence sí se deja sentir en muchas propuestas jugables de una forma más o menos velada, desde el decano de los juegos de terror Alone in the Dark (Lovecraft y Chaosium, la editorial que tiene los derechos del juego del rol La Llamada de Cthulhu, salen en los créditos del juego en el apartado de “Agradecimientos”) hasta Bloodborne.

Call of Cthulhu

Infogrames sí contó con colaboración con Chaosium en Shadow of the Comet, una aventura gráfica lanzada en PC en 1993 y que los más viejos del lugar recordamos por su curioso sistema “antipirateo” basado en ”constelaciones cromáticas”. Eso sí, su trama era completamente original aunque se desarrollaba en Innsmouth, un pequeño pueblo costero en el que los forasteros no son bienvenidos sacado del relato de Lovecraft La Sombra sobre Innsmouth.

Prisoner of Ice fue otra aventura gráfica también de Infogrames lanzada un par de años más tarde que, en cierto modo, funcionaba como secuela de En Las Montañas de la Locura, otro de los textos más conocidos de Lovecraft. Pero la adaptación a videojuego más honrosa hasta la fecha de un relato de Lovecraft (y del universo de los Mitos de Cthulhu en general) fue Dark Corners of the Earth. Se trata de un survival horror en primera persona que salió en 2006 para PC y la primera Xbox desarrollado por Heatfirst Production y distribuido por 2K Games (con una distribución en España prácticamente anecdótica, por cierto). Esta aventura en perspectiva subjetiva adaptaba libremente La Sombra sobre Innsmouth expandiendo el texto original de Lovecraft pero siempre respetando la cosmología de los Mitos de Cthulhu.

Call of Cthulhu

Precisamente Dark Corners of the Earth (y. cómo no, Alone in the Dark) son dos de los referentes más claros para Call of Cthulhu: The Official Videogame, un juego desarrollado por Cyanide Studios y editado por Focus Home Entertainment, cuya distribución en España correrá a cargo de Badland Games. Desarrollado en colaboración con Chaosum, Call of Cthulhu será una aventura en primera persona con fuertes toques de RPG en la que, según nos dijeron sus creadores, “el conocimiento será nuestra mejor arma”. ¿Y cómo accederemos a ese conocimiento? Pues a través de la investigación, de la exploración de los escenarios y de llevar a cabo las deducciones correctas.

Pero empecemos por el principio. Como no podía ser de otra forma, Call of Cthulhu se ambienta en Boston en los años 20. Su protagonista será Edward Pierce, un veterano de guerra reconvertido a investigador privado que llega a la tenebrosa isla de Darkwater para tratar de esclarecer la muerte de la artista Sarah Hawkins. Pero en este lugar, al igual que ocurre en Innsmouth, los forasteros no son bienvenidos, algo que nos quedó muy claro ya en los primeros compases de la demo cuando, en nuestro primer (y vano) intento por acceder a la mansión de los Hawkins para iniciar nuestras pesquisas, un “amable” lugareño nos “preguntó” acerca de nuestras intenciones clavando un hacha en la puerta de la casa.

Call of Cthulhu

Aclarado el malentendido, empezamos una charla con nuestro “amistoso vecino”, en la que tendremos distintas opciones y varias habilidades relacionadas con la elocuencia que beben directamente del juego de rol de Chaosium (Persuasión, Charlatanería…). Dichas habilidades (y otras muchas) podrán ser mejoradas con la experiencia como en todo buen juego de rol). En este caso concreto, logramos convencer al señor para que nos diera la llave de la casa. Pero si hubiéramos fracasado en los diálogos, no nos la habría dado y en ese caso habríamos tenido que buscarnos la vida por nuestra cuenta para acceder a la mansión. Precisamente éste será uno de los platos fuertes de Call of Cthulhu: podremos resolver las situaciones de formas muy distintas y, lo más importante, podremos hacer deducciones incorrectas que nos lleven por el “mal camino” y en ningún momento el juego dirigirá nuestro pasos… así que mucho ojo.

No os vamos a contar cómo fue la demo de cabo a rabo porque si lo hiciéramos os reventaríamos algunos puzles, pero tras una minuciosa exploración del escenario, recogida de objetos y hacer deducciones correctas (o eso esperamos), finalmente nos enfrentamos a una criatura de otro mundo. Bueno, lo de nos enfrentamos es un decir. Como sabéis, el ser humano es minúsculo en comparación con los mitos de Cthulhu y la amenaza que se cierne sobre nosotros nos supera en todo así que… en Call of Cthulhu no habrá confrontación directa. Sí podremos llevar ciertas armas en momentos puntuales, como una daga “arcana” o una pistola, pero servirán más como elementos para resolver un puzle que para liarnos a tiros (menos mal, porque eso no tendría mucho sentido en un juego que pretende ser fiel a La llamada de Cthulhu).

Call of Cthulhu

Así pues, nada de acción directa y si mucha investigación y escondernos de los enemigos cuanto toque, que pondrán a prueba nuestra cordura en todo momento. Un buen ejemplo de esto lo vimos en la demo cuando nos tocó escondernos y el medidor de claustrofobia empezó a hacer de las suyas, poniéndonos MUY nerviosos y obligándonos a salir corriendo en el último momento. Es de suponer que podremos mejorar (o empeorar) nuestras fobias, así como nuestras habilidades, que se estructuran en un árbol con tres grandes “ramas” (atributos sociales, profesionales y de conocimiento) con distintas habilidades en cada una: Persuasión, Conocimiento Forense, Ocultismo…). Cuanto más “porcentaje” tengamos en cada una podremos hacer más o menos cosas con éxito, un planteamiento cuyas raíces hay que buscarlas en las tiradas (exitosas o no) de dos dados de diez en la partidas del juego de rol “de lápiz y papel” La Llamada de Cthulhu de Chaosiun, del que los creadores del videojuegos son fans confesos. Y se nota.

En cuanto al apartado técnico, ya os adelantamos que Call of Cthulhu estará por encima del nivel habitual mostrado en los juegos de Cyanide (que, siendo honestos, no suele ser muy alto). Los que más nos llamó la atención durante la demo que presenciamos fueros los efectos de luz, sobre todo al entrar en la oscura y abandonada mansión y recorrer sus pasillos iluminados por nuestro mechero. Llegados a este punto, os estaréis preguntando sí Call of Cthulhu: The Official Videogame será compatible con PlayStation VR. Siendo un juego de terror en primera persona muy centrado en la investigación tendría mucho sentido, ¿verdad?. Nosotros también nos lo preguntamos y se lo preguntamos a sus creadores. Por desgracia, Call of Cthulhu no será compatible con la realidad virtual. Sus responsables nos comentaron que les habría gustado, pero su escasa experiencia en este campo les hizo desechar la idea.

Call of Cthulhu

En fin que Call of Cthulhu: The Official Videogame promete satisfacer a todo fan de H.P. Lovecraft y de los Mitos de Cthulhu, con un planteamiento muy reflexivo y fiel a la obra del autor de Providence y del juego de rol de mesa de Chaosium. Si te atrae mínimamente el tema y/o el género del terror en general, tienes una cita con Edward Pierce a finales de año. Y recuerda: “después del verano viene el invierno; y después del invierno, el verano. Ellos esperan, pacientes y poderosos, porque volverán a reinar sobre la Tierra”.

Lecturas recomendadas