Reportaje

Avance de Killzone Shadow Fall

Por Borja Abadie
-

Sony y Guerrilla Games nos invitan a probar el nuevo Killzone Shadow Fall, uno de los pistoletazos de salida de la compañía japonesa de cara a la cercana salida de su nueva máquina, PS4.

Killzone Shadow Fall se ha convertido, por méritos propios, en uno de los referentes de las consolas de Sony, también ahora que llega PS4. Los retrasos de Watch Dogs y sobre todo DriveClub le han dejado como uno de los pocos títulos triple AAA que podremos disfrutar el día de lanzamiento. La presión está en el tejado de Guerrilla Games y ya os adelantamos que parece que no les ha costado nada aguantarla.

El argumento nos situará 30 años después de lo sucedido en Killzone 3. Sin spoilear nada muy importante (ya estáis tardando en jugarlos, aunque no nos hará falta para disfrutar al máximo de esta nueva entrega), los helghast han sufrido un duro golpe, pero la ISA (la Alianza Estretégica Interplanetaria) les ha cedido una parte del planeta Vekta y de su ciudad principal como refugiados. Un gigantesco muro divide la ciudad en vektans y helghast, al más puro estilo del Berlín de la posguerra, como los propios miembros de Guerrilla Games nos explican. En este ambiente de Guerra Fría nosoros tomaremos el papel de Lucas Kellan, un shadow marshall (vamos, un agente de la ISA) que debe inclinar la balanza de la guerra del lado de los vektans.

 
Eso sí, no os esperéis la típica historia de héroes y villanos, porque los límites entre ambos bandos estarán más difuminados que nunca y nos llegaremos a preguntar si nuestras acciones son las correctas o si no existe otra solución a esta guerra que el exterminio de una de las dos facciones. Parte de la culpa de que nos planteemos semejantes cuestiones la tendrá la antagonista de la historia, Echo, una helghast que nos hará ver las cosas de otra manera.

El primer bombazo de PS4

Killzone Shadow Fall será, en poco más de un mes, uno de los grandes bombazos del lanzamiento de PS4. Según el estudio afincado en Ámsterdam, en esta nueva entrega podremos controlar mucho más el estilo de los combates, gracias a nuevas habilidades como el "eco táctico", que nos permitirá localizar a los enemigos incluso a través de las paredes y, sobre todo, haciendo uso de nuestro nuevo compañero de aventuras, el Búho, un avanzadísimo robot volador.

Según Guerrilla, podremos controlar el orden de los eventos de la historia y dentro de cada nivel, pudiendo completarlos de un modo sigiloso, entrando a tiros sin mediar palabra, etc... Nuestra partida se centrará en el capítulo 4 y 5 de la aventura, así que nos explican un poco cómo jugar (ni que hiciera falta, es broma) para no tener que pasar por los tutoriales. También nos dicen que cada partida que juguemos los periodistas de todo el mundo allí reunidos, será distinta. Enseguida lo comprobaremos.  

Déjate de vektans y vamos a jugar

La misión por la que empezaremos, de nombre "quiero la cabeza de Tyran" nos lleva a perseguir a Tyran, el terrorista culpable de la explosión que vimos en la demo del E3. Antes de ponernos en faena, y aunque el equipo de Guerrilla trate de que vayamos al grano, no podemos evitar ponernos a contemplar el espectacular escenario que nos rodea. Empezamos a entender de qué va esto de la nueva generación. La distancia de dibujado es asombrosa y lo que vemos a lo lejos no es un modelo plano o vacío que simula una ciudad, es una ciudad, al completo.

El nivel técnico, aunque se trate de uno de los juegos de lanzamiento de la consola, tendrá detalles realmente alucinantes, con efectos gráficos imposibles de ver en la actual generación, como los espectaculares reflejos sobre todo tipo de superficies. La iluminación también resultará asombrosa y, como ya sabéis, la resolución nativa será de 1080p lo que le otorgará una nitidez y definición inédita en PS3.

Nuestra primera misión en PS4

Una nave de la ISA nos deja en la azotea de un moderno edificio en el que, supuestamente, se encuentra Tyran. El edificio está repleto de Helgast y de rehenes. En realidad nos bastaría con llegar hasta la zona desde la que podemos descender haciendo rappel para intentar llegar hasta nuestro escurridizo objetivo, pero no podemos evitar rescatar a esos pobres diablos que mantienen retenidos.

Las refriegas serán directas, rápidas y espectaculares. Nuestras habilidades se multiplicarán en esta nueva aventura. Además del "eco táctico" podremos cambiar el tipo de disparo de muchas de las armas o utilizar un pack de addrenalina para ralentiza rla acción y ganar ventaja en los tiroteos. Pero lo más alucinante será nuestro colega "el búho", el robot que nos seguirá en la batalla.Para darle las órdenes utilizaremos el "track pad" del nuevo mando de PS4. Deslizando el dedo por el panel táctil elegiremos la acción que queremos que realice y pulsando L1 la activaremos. El funcionamiento del "track pad" nos ha encantado, resulta preciso y cómodo de utilizar al tiempo que controlamos a nuestro personaje.

Tú, robot

Nuestro compañero será la herramienta de guerra definitiva. Podremos enviarle a que ataque a los enemigos, a que piratee todo tipo de dispositivos helghast y ordenarle que cree un pequeño escudo frente a nuestro héroe para protegerle de los disparos enemigos (nosotros si que podremos dispararles a ellos atravesando el escudo). Incluso podrá echarnos un cable (literalmente) hasta un punto bajo nuestros pies para lanzarnos en tirolina.

Otra de sus prácticas habilidades nos servirá para aturdir a nuestros rivales dejándolos indefensos durante un tiempo. El robot será tan "enrollado" que incluso nos revivirá cuando caigamos en combate, siempre que dispongamos de un kit de adrenalina, claro está. Eso sí, no podremos abusar todo el tiempo de su uso ya que despues de cada acción tendremos que esperar un período de enfriamiento antes de utilizarlo de nuevo. Las habilidades más determinantes, como el escudo o el aturdimiento requerirán mayor tiempo de espera. Este nuevo "co-protagonista" le dará un toque realmente dinámico a los combates, aportando mucha variedad a las refriegas.

Para compensar un poco los tiroteos, nuestro enemigos tampoco serán mancos y podrán realizar algunas de nuestras mismas acciones, como colocarse un escudo para protegerse o colocar torretas de posición. Después de salir airosos de unos cuantos combates y de salvar a los sufridos rehenes nos tocó perseguir a Tyran en una espectacular secuencia en la que ibamos colgados de su nave agarrándonos al cable de rappel que le habíamos colocado. Lamentablemente el muy rufián se nos escapará así que tendremos que infiltrarnos entre los helghast como si fuéramos un refugiado más.

La otra cara de la pelea

El apartado artístico dejará muy a las claras las diferencias entre ambas zonas de la ciudad. Mientras que la sección de los vektans será luminosa, colorida y estará repleta de espacios abiertos, edificios futuristas, naturaleza o agua, la parte de los helghast se caracterizará por la estética industrial, una paleta de colores mucho más oscura (al estilo de las anteriores entregas) y espacios claustrofóbicos. Pero ésas nos serán las únicas diferencias ya que mientras que los vektans viven en una idílica bonanza los helghast viven en condiciones pésima al otro lado.

En este nuevo nivel tendremos que localizar a un informador que parece conocer el paradero del terrorista que buscamos. Aunque en un principio las cosas estarán en ligera tranquilidad, pronto comenzarán los disparos. El arsenal del que dispondremos serrá realmente completo, desde granadas o minas de proximidad láser hasta todo tipo de metralletas, escopetas o rifles deprecisión, entre otras muchas. Este segundo nivel nos resultó mucho más parecido a los antiguos Killzone, no sólo en cuanto a estética sino en cuanto a la linealidad. Es cierto que habrá zonas más amplias e incluso varias maneras de llegar a un mismo punto pero, salvo en la primera parte de la demo, no hemos tenido la sensación de tener una verdadera libertad para explorar. Habrá que esperar a jugarlo más en profundidad, durante las más de 10 horas que durará la campaña, para salir de dudas.

Para amenizar la exploración, eso sí, podremos recoger todo tipo de coleccionables, como archivos de audio que amplían nuestro conocimiento de la trama, dossieres de información e incluso divertidos cómics helghast. La experiencia de juego, además, será muy personalizable, como cambiar si activamos el zoom y el agacharnos pulsando o manteniendo pulsado el botón, cambiar la configuración de los botones al estilo clásico (ahora se dispara con R2 y se saca la mirilla con L2) o incluso eliminar la interfaz o HUD completamente de la pantalla. 

La batalla también será online

Durante nuestra visita a los estudios de Guerrilla Games, también pudimos echar unas partidas al modo multiugador de Killzone Shadow Fall. Las partidas estarán divididas en "warzones". Los modos que probamos, para 16 jugadores (aunque podrán llegar a ser 24), no fueron ningún prodigio de originalidad, como la típica captura de bandera, el control de territorios o las partidas a muerte con una sola vida, aunque, la verdad no hizo ninguna falta ya que las batallas nos resultaron muy divertidas. Podremos elegir entre tres clases básicas de personaje, cada una con una de las habilidades del "búho", nuestro colega robótico de la campaña, además de un arsenal distinto. La clase de apoyo podrá reanimar a compañeros caídos, la de asalto creará escudos y la de explorador podrá volverse invisible,por ejemplo.

Nos llamó mucho la atención el nivel gráfico de estas batallas, acostumbrados como estamos en otros juegos, a que el nivel siempre baje con respecto a lo que vemos en el modo campaña. Aquí también sucederá, pero en menor medida. Otra de las sorpresas que más nos gustó fue el que todas las armas y habilidades estarán desbloqueadas desde un principio, sin necesidad de que acumulemos experiencia para poder usarlas. Eso sí, los jugadores de mayor nivel podrán desbloquear accesorios para las armas. Además, la subida de nivel ya no estará tan supeditada simplemente a echarle horas y horas al juego sino a la habilidad que demostremos con el mando. Habrá más de 1500 desafíos que serán los que en realidad nos hagan subir de nivel.

También podremos crear nuestro propio tipo de partida combiando objetivos de distintos modos de juego y podremos compartirlas con la comunidad. Guerrilla elegirá las más "curradas" para promocionarlas entre los jugadores de Killzone. Incluso nos han prometido, ya que no han podido lanzar una beta al ser un juego de lanzamiento de la consola, que escucharán a la comunidad y cambiarán lo que sea necesario para mejorar la experiencia, incluso creando nuevas clases de personaje. El juego vendrá con 10 mapas multijugador de serie, pero lo mejor será que todos los nuevos mapas serán completamente gratuitos, una iniciativa que no podemos más que aplaudir.

La dificultad de ser los primeros

Dicen que los últimos serán los primeros y la verdad es que desarrollar un juego para el lanzamiento de una nueva plataforma puede resultar una importante desventaja. Sin embargo, nuestras primeras sensaciones con Killzone Shadow Fall y, porque no decirlo también con PS4, han sido muy positivas. En cuanto a la consola, el mando nos ha encantado, la precisión de los sticks está muy por encima del mando de PS3 y el panel táctil nos ha resultado muy cómodo.

En cuanto a Killzone, nos ha sorprendido su nuevo apartado artístico y su trama, que parece que estará mucho más trabajada que en anteriores entregas, así como las nuevas habilidades de combate y las de nuestro dron acompañante. Habrá que esperar a nuestro análisis para descubrir hasta qué punto Shadow Fall resulta un juego brillante o no pero, por ahora, nos ha dejado con la sensación de que será uno de esos juegos que enseñarás orgulloso a tus amigos para demostrarles lo guapa que está tu nueva PS4.

Lecturas recomendadas