Reportaje

Avance de The Legend of Zelda: Tri Force Heroes

Por Borja Abadie
-

Nintendo sorprendió a sus fans durante el pasado E3 con el anuncio de The Legend of Zelda: Tri Force Heroes, un nuevo título para 3DS que explotará a tope el juego cooperativo para 3 jugadores. Nosotros ya lo hemos jugado, así que os contamos las sensaciones que nos está dejando por el momento. 

Puede que el Digital Event de Nintendo en el pasado E3 no fuese la mejor presentación de su historia en la feria angelina pero sí que nos llevamos alguna que otra sorpresa grata, como el anuncio de The Legend of Zelda: Tri Force Heroes para 3DS. Esta nueva aventura nos traerá a Link por triplicado, siguiendo la estela de The Legend of Zelda: Four Swords. Si aquella fue una aventura que apostaba por el juego cooperativo para 4 jugadores en GameCube mezclando el apartado artístico de cómic de Wind Waker con la perspectiva y la jugabilidad de A Link to the Past, Tri Force Heroes recupera el mismo estilo gráfico aunque actualizado a los tiempos del reciente A Link Between Worlds.

El argumento nos pone en la piel de Link, uno de los mucho héroes que está intentando romper el hechizo que asola a la princesa del reino de Pasarelia. Una malvada bruja del reino de Harapia es la responsable de tal tropelía, que ha dejado a la princesa Cursilinda sin su elegancia al vestir. Ahora,  ataviada con unas míseras mallas muy poco estilosas, se ha encerrado en sus aposentos del castillo sumida en una profunda depresión y, con ella, todos sus habitantes . Su padre, el rey Rízor nos encarga la tarea de romper el hechizo y recuperar así el buen vestir de se querida hija. Sí, amigos, es así de surrealista.

Nuestra aventura comienza en Pasarelia, en una especie de pueblo que nos ha recordado, y mucho, al de Animal Crossing. Allí nos encontramos con varias tiendas: la del cofre del tesoro (en la que una vez al día podemos abrir uno de los cuatro cofres de la sala para llevarnos un premio por la cara), el estudio Miiverse, en el que podemos publicar las capturas que hemos sacado durante nuestras correrías (solo podemos hacer una foto en cada nivel) y hasta un mercader que nos vende todo tipo de materiales por un buen puñado de rupias. Pero si hay una tienda que respira Animal Crossing por los cuatro costados es el taller de Madame Sastria, heredera espiritual de las Hermanas Manitas, que nos tejerá nuevos atuendos para llevar en nuestras aventuras. Y lo hará solo porque hemos demostrado ser un héroe estiloso, con orejas puntiagudas, patillas largas y pelo con raya a un lado. Sí, esto último también es verídico.

Enamorado de la moda juvenil

Los atuendos con los que podemos vestir a nuestro héroe juegan un papel fundamental durante nuestra aventura ya que cada uno de ellos nos otorgará una habilidad distinta. Por ejemplo, las ropas Kokiri nos permitirán disparar tres flechas al mismo tiempo (en lugar de una), el vestido legendario de la mismísima Zelda aumenta la cantidad de corazones que obtenemos al romper jarrones, piedras, etc..., el disfraz de Zora mejora nuestra velocidad al nadar (como no podía ser de otra manera) o el gorotraje, que nos permite nada por la lava como pez en el agua. Estos son solo algunos ejemplos de los muchos "trapitos" con los que nos podremos equipar, hasta 24 distintos.

Para conseguir desbloquear estos atuendos, eso sí, antes tendremos que reunir los materiales necesarios para que Madame Sastria se ponga manos a la tijera y nos confeccione el traje. Para conseguir materiales tendremos que completar mazmorras (podemos escoger uno entre tres cofres al acabar cada una), comprárselos al mercader o tener la potra de que nos toquen en la tienda del cofre del tesoro. Los trajes pueden ser incluso necesarios para completar algunas de las mazmorras, especialmente al avanzar en nuestra aventura.

La Trifuerza es "Tri" por un buen motivo

Pero más allá de la extravagante y divertida ambientación "fashion", Tri Force Heroes ofrece, sobre todo, juego cooperativo para tres jugadores, de ahí lo de "Héroes de la Trifuerza". La combinación del intelecto y la habilidad de los tres jugadores será la clave para que salgamos airosos de los niveles. Eso sí, que quede ya muy claro, solo se puede jugar tres jugadores o uno en solitario, pero nunca dos jugadores (no entendemos muy bien el motivo, la verdad). En el castillo de Pasarelia encontramos dos salas, en una nos aventuramos al juego online (por Internet, con conexión local o en modo descarga) y en la otra lo haremos en solitario. En ese modo nos encargamos de controlar a los "dobles", los otros dos Links, que se quedan quietos y con aspecto de maniquí en cuanto que no los estamos controlando.

Es decir, que controlamos solo a uno en cada momento pero podemos cambiar de Link cuando nos dé la gana pulsando sobre su icono en la pantalla táctil. Claro, que así todo es bastante más difícil, especialmente cuando llevamos unas cuantas horas de aventura, ya que muchas veces tenemos que cambiar rapidísimamente de personaje y ser muy precisos con los controles para superar los distintos puzles y combates a los que nos enfrentaremos. Y no hay excusa para jugarlo sin compañía ya que, además de buscar compañeros de forma local o a través de Internet, también podemos jugar aprovechando el modo descarga. 

El desarrollo es algo distinto a lo que estamos acostumbrados a ver en la saga ya que el escenario se divide en 8 áreas (hay 2 desbloqueadas al inicio). En cada región o área nos encontramos con 4 niveles. Por ejemplo, en la primera región, el Bosque, nos encontramos con El Bosque Deku, Caverna Eléctrica, Fortaleza Moblin y Templo del Bosque. A su vez, cada uno de estos cuatro se divide en 4 fases. Así, debemos completar 16 fases para acabar la región en concreto. El tamaño de cada fase es más pequeño de los que nos tiene acostumbrada la saga pero el diseño de niveles parece realmente acertado y cada nivel se convierte en una mazmorra como las de antaño pero en pequeño.

La estructura es casi siempre similar. La primera fase de cada nivel suele servir como introducción a las habilidades que podremos usar. Por ejemplo, en el Bosque Deku solo podemos usar el arco. Al inicio del nivel aparecerán los iconos de habilidades, que tendremos que equipar a cada uno de los 3 Links. En este caso poco importa, porque todos usan el arco pero en los niveles posteriores nos encontraremos con que cada Link utiliza una habilidad distinta, por lo que la combinación de todas ellas será clave para tener éxito. En los siguientes niveles se irá complicando la cosa en cuanto a puzles y se añadirán más enemigos y en la cuarta fase (la última) tendremos que enfrentarnos a un jefe final.

Entre las habilidades que podremos utilizar no faltará ningún clásico de la saga, como el bumerán (que nos servirá para atacar y para atrapar a nuestros dos compañeros trayéndolos hasta nosotros), las bombas, el arco o el martillo. También tendremos que aprender a dominar el cetro de agua (que crea columnas de H2O sobre las que avanzar), el jarrón de aire (que lanza a nuestros colegas hasta otro punto del escenario) o los guantes de fuego (que lanzan bolas incendiarias cual Mario al recoger una flor). Además, muchas de estas habilidades también cumplirán otras funciones como apagar fuego, por ejemplo, por lo que habrá muchas posibilidades de juego distintas durante los puzles y los combates.

Pero si hay una mecánica nueva que diferenciará a The Legend of Zelda: Tri Force Heroes de títulos como al anteriormente mencionado Four Swords es, sin duda, la posibilidad de apilar a los tres personajes en un tótem. Así, podremos coger a cualquiera de nuestros compañeros y colocárnoslo en los hombros formando un tótem heróico de dos o tres Links. Gracias a esto podremos alcanzar zonas inaccesibles lanzándo a nuestros colegas pero, sobre todo, complicará los puzles y los combates de un modo brillante que aportará mucha más variedad al desarrollo. Por ejemplo, nos enfrentaremos a enemigos a los que solo podremos dañar si disparamos desde lo alto de una torre de dos o tres personajes, del mismo modo que tendremos que resolver puzles utlizando nuestras habilidades desde estas torres, o incluso combinar torres de dos héroes con un solo jugador, por ejemplo.

En este sentido, además, las 3D de la portátil de Nintendo jugarán un papel fundamental a la hora de percibir con absoluta claridad sobre qué altura tenemos que usar nuestras habilidades. Una nueva demostración de Nintendo de que las 3D no tienen porqué ser solo un instrumento para dar mayor espectáculo. No es que no podamos jugar sin las 3D activadas, que quede claro, pero es un añadido que aporta más allá de lo visual y eso hay que aplaudirlo.

Los puzles y los combates serán los dos pilares sobre los que se asentará la aventura, con especial hincapié en la resolución de puzles, que serán una constante durante todo el juego. Su dificultad, por el momento, nos ha parecido que está muy bien ajustada. Al principio pueden resultar facilones pero la cosa se complica bastante y si nos quedamos atascados siempre podemos utilizar una de nuestras tres hadas para saltarno una determinada fase. Eso sí, si lo hacemos o si perdemos vidas (también hadas) el premio que recibiremos al final de un nivel no será tan suculento como si lo hubiésemos hecho como Zelda manda.

La verdadera gracia, claro, estará en jugarlo con amigos, multiplicando la diversión del juego en muchos enteros y resultando incluso indispensable en algunas ocasiones, como durante las misiones contrarreloj, por ejemplo. Y es que cuando terminemos los 4 niveles de cáda región podremos rejugar cada uno de ellos en las misiones secundarias. Aquí tendremos que cumplir con una serie de requisitos, como pasárnoslo solo con 4 corazones de energía, sin separarnos de un orbe que uno de los Links debe transportar, explotando globos repartidos por el escenario, usando solo bombas, sin espada o el mencionado contrarreloj, entre otros muchos. 

Para comunicarnos durante el juego online dispondremos de unos cuantos iconos en la pantalla táctil que podremos pulsar para indicarle a nuestros amigos que hemos encontrado un enemigo, un tesoro, el camino a seguir, instarles a que formemos un tótem, etc... El sistema es simpático, pero dada la difucltad de lagunos puzles y de las misiones secundarias nos ha resultado mucho más satisfactorio, rápido y divertido jugar con amigos en la misma habitación, creando una conversación fluida en la que decidir qué hacer.

Técnicamente el juego parece un calco de A Link Between Worlds así que el nivel será alto. La banda sonora nos está pareciendo maravillosa, con canciones que ya tarareamos en nuestra cabeza sin darnos cuenta (con hits como el de el taller de Madame Sastria) y los puzles prometen estrujarnos el cerebro en equipo. Vamos, que se puede decir que nosotros también estamos cayendo enamorados de la moda juvenil, aunque habrá que esperar a nuestro análisis, cuando lo hayamos jugado en profundidad para descubrir si será solo una moda pasajera en nuestra jugoteca o si quedará marcado en nuestra retina, como el bañador de Borat, por ejemplo.

Lecturas recomendadas