Reportaje

Avance de The Legend Of Zelda: The Wind Waker HD

Por Bruno Sol
-

Diez años después de aparecer en la añorada GameCube, The Legend of Zelda: The Wind Waker vuelve a estar de actualidad, gracias al remake HD para Wii U con el que Nintendo nos deleitará dentro de muy poco. Es hora de soltar amarras para revivir una aventura inolvidable.

Al igual que hiciera con Ocarina of Time en 3DS, Nintendo vuelve a tirar de un Zelda clásico para aplacar las ansias de los fans de la franquicia, en este caso con una de las aventuras más deslumbrantes (y polémicas) de cuantas ha protagonizado el bueno de Link. Quizás muchos no lo recordáis, pero en aquel lejano 2003, The Wind Waker cayó como una auténtica bomba entre los seguidores de la saga Zelda, debido a su peculiar estética de dibujo animado. Muchos fans no encajaron demasiado bien la rompedora propuesta de Nintendo, hasta el punto de que el propio Shigeru Miyamoto acabó pidiendo disculpas por un producto que sin embargo, y con el paso de los años, se ha convertido en una obra de culto.

Hubo gente que puso el grito en el cielo con el original de GameCube, pero muchísimos más nos enamoramos de su estética, de su mecánica y de los incontables secretos que encerraban las profundidades de ese océano que Link volverá a surcar, una vez más, bajo unos gráficos mejorados y aprovechando al máximo las nuevas posibilidades que ofrece el control con el GamePad de Wii U. The Wind Waker HD deslumbrará a las nuevas generaciones y volverá a conquistar a todos aquellos que levamos anclas por primera vez hace ya diez años.

Un Zelda distinto a todos

En The Wind Waker HD no hay praderas ni paseos a caballo. Hay mar y travesías en barco. Más concretamente en uno dotado de voz y personalidad propia, que atiende al nombre de Mascarón Rojo, y que se convertirá en el tutor de Link en los primeros compases de esta aventura. A bordo aprenderemos a rescatar tesoros de las profundidades, a combatir a los piratas y los monstruos marinos a base de cañonazos, y sobre todo a cambiar a nuestro antojo la dirección del viento (y mucho más), utilizando para ello una batuta muy especial.

En esencia, The Wind Waker HD despliega todos los elementos que se espera encontrar en cualquier Zelda, pero de una manera diferente. Por supuesto hay mazmorras (con su mapa, su brújula, sus cofres y sus llaves), pero para llegar a ellas antes tendrás que navegar hasta las diferentes islas que las ocultan. Descubrirás lugares a priori inaccesibles que sólo estarán a tu alcance tras conseguir un arma o un item específico. Y por supuesto, te esperan duelos espectaculares contra Ganon y sus sicarios, ante los que tendrás que explotar al máximo el uso del escudo, la espada, el arco o el bumerán.

Conocerás personajes inolvidables, jefazos que pondrán a prueba tus reflejos y podrás completar todo tipo de misiones secundarias al margen de la aventura principal. Habrá hadas que encerrar en frascos (para liberarlas cuando nuestra energía esté el mínimo) y una fortuna en rupias para gastar. Incluso tendrás que sobornar a los peces con cebo para que éstos te completen la cartografía de un océano tan vasto como rebosante de secretos. ¿Quién no se acuerda del Club Minitendo? ¿Y del Barco Fantasma?

Mucho más que un lavado de cara

A la hora de dar el salto a Wii U, The Wind Waker ha sufrido un completo lifting en el apartado gráfico. Si el original de GameCube era espectacular, este remake HD nos ha dejado sin palabras. Nintendo ha mejorado las texturas y la iluminación del original, ha adaptado el formato de pantalla a 16:9 y ha hecho aún más fina la barrera entre videojuego y puro dibujo animado. Navegar sobre Mascarón Rojo es un verdadero deleite para los sentidos. Veremos alternarse el Sol y las estrellas mientras surcamos las olas en pos de ese cuadrante que permanece inédito en nuestro mapa o vamos a la caza del siguiente fragmento de la Trifuerza.

Muchos usuarios de GameCube no vivieron esas travesías en barco con el mismo deleite que otros, así que Nintendo ha incorporado en Wii U la posibilidad de navegar el doble de rápido, además de ofrecer unas cuantas mejoras más. Por ejemplo, se ha añadido el nuevo nivel de dificultad Héroe, que multiplica el daño que nos harán los enemigos y nos escamoteará esos corazones extras que tantas veces nos salvaron de la muerte en el último momento. Además, podremos dar pistas a otros usuarios, y recibir las de éstos, a través del Miiverso y las botellas lanzadas al mar.

El Wind Waker original explotaba como pocos la conectividad entre Gameboy Advance y GameCube, gracias a la Tinglevisión, con la que podíamos ver en todo momento el mapeado de las mazmorras a través de la pantalla de la portátil. Lógicamente, eso ha dado paso en Wii U a algo mucho mejor: la pantalla táctil del Gamepad. Desde aquí podremos ver y gestionar todo el armamento de Link, sin necesidad de pausar la acción, y podremos tener un seguimiento constante del rumbo de nuestro barco, así como la ubicación de cada isla y por supuesto, veremos nuestra situación dentro del mapa de cada mazmorra que visitemos.

Una aventura inolvidable

Cualquier mejora es bienvenida, pero tampoco es que el original necesitara mucho más que un lavado de cara, porque The Wind Waker era, y es, uno de los mejores Action RPG de todos los tiempos. Ya sea jugando con el Gamepad o utilizando el mando Pro, hayas jugado al original o sea esta tu primera vez sobre la cubierta de Mascarón Rojo, tendrás por delante una maravillosa aventura, a la altura de clásicos como Ocarina of Time.

Si bien es cierto que lo ideal habría sido tener en las manos una aventura completamente nueva de Link, The Legend Of Zelda: The Wind Waker HD no sólo pone al alcance de las nuevas generaciones uno de los mejores títulos de la saga (con un aspecto deslumbrante), sino que reivindica un juego que sufrió críticas inmerecidas en su momento y que el paso del tiempo no ha hecho más que mejorar, como el buen vino. En un par de semanas podremos descorcharlo.

Lecturas recomendadas