Reportaje

Avance de Lightning Returns Final Fantasy XIII

Por Borja Abadie
-

La tercera entrega de la trilogía Final Fantasy XIII, Lightning Returns romperá con varios de los rasgos más característicos de la saga. Decid hola de nuevo a Lightning y adiós a los combates por turnos.

Ya hemos jugado Lightning Returns Final Fantasy XIII, la última entrega de la saga de Square Enix en PS3 y Xbox 360, aunque teniendo en cuenta la cantidad de novedades que tendrá este último capítulo de Final Fantasy cualquiera diría que hayamos jugado a una nueva franquicia. Parece que Square no está por la labor de repetir el esquema clásico de la saga en un futuro cercano. Final Fantasy XIV: A Realm Reborn y el próximo Final Fantasy XV también son buena prueba de ello. Pese a todo y tras nuestra primera partida, la esencia de la saga sigue estando ahí. ¿Cómo lo han logrado?

En esta nueva aventura nos volveremos a poner en la piel de Lightning, la heroína principal de Final Fantasy XIII. Final Fantasy XIII-2, protagonizado por Serah y Noel ya nos mostró que Lightning se encontraba en Valhalla, pero después de pasar unos 300 años allí recluida, Lightning regresará al mundo de los mortales, a Novus Partus, un mundo dividido en 4 continentes-isla que sirve como último lugar habitable para los habitantes de Gran Paals. Una vez más, el mundo estará en nuestras manos, aunque en esta ocasión tendremos que darnos un poco más de prisa que la habitual, ya que sólo quedan 13 días para que se destruya por siempre. En este lapso, nosotros tendremos que hacer todo lo posible para salvar todas las almas que nos sea posible.

Square nos confirmó que no será necesario haber jugado a las dos entregas previas de esta trilogía para disfrutar a tope de su argumento aunque, por si acaso, han creado un vídeo que nos resume lo acontecido hasta la fecha.

Lightning Returns... ¿Final Fantasy?

Esta entrega estará repleta de novedades en la saga. Será la primera vez en la historia de la franquicia, sin contar los MMO Final XI y XIV, en la que controláremos a un solo personaje, en lugar de al clásico grupo de luchadores. Aunque no penséis que no veremos a los personajes más carismáticos de esta última trilogía, como Vanille,  y los combates ¡serán en tiempo real! Sí, habéis leído bien. Lightning ya no tendrá que elegir entre decenas de habilidades para acabar con sus enemigos usando un menú sino que tendrá un montón de trajes a los que se asociarán las magias y golpes. Podremos tener tres trajes distintos en cada batalla y tendremos que ir cambiándolos constantemente, al estilo de los paradigmas y roles de las dos entregas previas. Cada vestido nos permitirá utilizar un tipo de habilidades, que nosotros asignaremos a los 4 botones principales del mando.

Podremos mover a Lightning con total libertad sobre el campo de batalla e incluso rodear a nuestros enemigos, pero sólo atacaremos cuando pulsemos los botones. Una barra nos indicará cuántos golpes podemos hacer usando ese vestido y, por supuesto, cada tipo de ataque o magia gastará una cantidad distinta de la barra. Para recargarla tendremos que cambiar de vestido durante la pelea, lo que le dará mucho dinamismo a las batallas.

Cada indumentaria tendrá sus puntos fuertes, como hacer magias piro más potentes o una mayor defensa, por ejemplo, por lo que tendremos que elegir los trajes más adecuados para cada situación de combate. Incluso podremos esquivar y defendernos con nuestro escudo pulsando la defensa en el momento adecuado. Y es que si algo nos quedo claro durante nuestra partida es que el timing será fundamental para salir victoriosos y parar los golpes enemigos.

La saga evoluciona

Las novedades no acabarán aquí, ya que también será uno de los títulos con mayor libertad de exploración de toda la saga. Fue uno de los puntos más criticados de la los dos primeros capítulos de la trilogía Final Fantasy XIII, así que no han querido volver a caer en el pasillismo. Habrá 4 grandes continentes que podremos patear a nuestro aire desde los primeros minutos de juego, pasado un pequeño tutorial inicial. Como era habitual en las entregas de anteriores generaciones, habrá decenas de quests secundarias esperándonos por el gigantesco mapeado e incluso podremos completar las misiones principales en el orden que nos dé la gana.

La personalización de Lightning, además, irá mucho más allá de los trajes, ya que también encontraremos decenas de armas, escudos y accesorios que cambiarán el aspecto de nuestra heroína y sus parámetros (ya era hora Square).

Perdona, ¿tienes hora? No, ni tiempo

El tiempo será uno de los temas principales del argumento, como pasaba en XIII-2, aunque aquí en lugar de ir saltando de una época a otra, estaremos agobiados por el transcurso del mismo. Al inicio de la aventura nos darán 7 días para salvar todas las almas que podamos antes de que acabe el mundo, aunque si lo hacemos lo suficientemente bien podremos estirar esta duración hasta los 13 días.

Por primera vez en la saga, habrá un ciclo día noche, que repercutirá en las personas con las que podemos hablar, los monstruos que nos aparecen durante la exploración e incluso en las misiones secundarias a las que podremos acceder. Esto también se reflejará en los combates, en los que podremos activar nuestra habilidad de sincronía, que ralentizará el tiempo para que podamos atizar al monstruo de turno.

Para tranquilizaros os diremos que pese a este estilo contrarreloj el juego durará más de 50 horas, ya que acciones como hablar con otros personajes o explorar los menús se harán con el tiempo pausado. Además Lightning contará con algunas habilidades que le permitirán ralentizar el tiempo o incluso detenerlo para explorar más tranquilamente.

Lightning Returns Final Fantasy XIII tiene una pinta realmente buena, aunque los cambios en la saga son realmente importantes. En unos meses veremos sí tanta novedad gusta a los fans de la saga o no.

Lecturas recomendadas