Reportaje

Avance de Lightning Returns Final Fantasy XIII

Por Borja Abadie
-

Square-Enix no está perdiendo el tiempo. Los juegos de Final Fantasy se suceden cada pocos meses. Parece que se hayan contagiado de las urgencias contrarreloj de la nueva aventura de la saga, Lightning Returns Final Fantasy XIII.

Lightning todavía tiene asuntos que resolver en el universo de Final Fantasy XIII. Después de evitar que el Nido cayese sobre el Gran Paals y salvar al mundo junto a Vanille, Fang, Snow y compañía en FF XIII, Lightning cedió el protagonismo a su querida hermana en Final Fantasy XIII-2. Serah tuvo que dar su vida y viajar por el tiempo para cambiar el futuro (universos paralelos incluidos). Esta última entrega (aquí viene un spoiler) acababa con la insinuación de que el Caos que Etro retenía en Valhalla había salido para invadir el mundo y destruir el tiempo.

500 años después, ya en Lightning Returns Final Fantasy XIII, Light despierta de su letargo por obra y gracia de la diosa Bhunivelze, que le encomienda una nueva misión: salvar todas las almas mortales que pueda antes del inevitable fin del mundo, dentro de 13 días. Sí, habéis leído bien, el mundo se acaba y, por lo visto no hay nada que podamos hacer para evitarlo. El Nido ha cambiado su nombre por el de Bhunivelze y allí dos religiones viven enfrentadas: la Orden, que adoran a la diosa, y los hijos de Etro, que reniegan de la diosa Bhunivelze y que atentan contra los ciudadanos para imponer su visión.

El mundo de juego estará dividido por 4 grandes regiones. Luxerion es la ciudad más devota de Bhunivelze, con los monjes y religiosos deambulando por sus calles. Yusnaan es la capital del hedonismo y la fiesta constante, algo así como el paraíso de Pocholo, que bien visto se le da un aire al nuevo Snow. Las Dunas de la Purgación son un gigantesco desierto atestado de ancestrales criaturas, con sus respectivos tesoros. Y por último, Las Marcas Salvajes, tierra de chocobos y verdor al estilo de Gran Paals.

Apenas hayamos superado la primera media hora de juego podremos movernos con total libertad por estos 4 entornos, completar las misiones que nos encarguen y explorarlos en busca de tesoros. Para movernos de un área a otra tendremos que utilizar los distintos trenes que hay repartidos por el escenario, aunque podremos ir desbloqueando teletransportes para movernos más rápidamente.

Por primera vez en la saga habrá ciclo día/noche lo que, además de ser muy bonito, hará que muchas misiones sólo estén disponibles en determinados momentos. En un principio sólo contaremos con 6 días para acabar la aventura, aunque si conseguimos reunir las suficientes almas durante ese período, el milagroso árbol Yggdrasil aumentará la cuenta atrás hasta los 13 días. No os preocupéis, porque no resultará muy difícil lograrlo. Cada día, Lightning tendrá que regresar al Arca a las 6 de la mañana, para ofrecer las almas recolectadas al árbol, echar unas charlas con Hope y hacernos con algunas recompensas que nos estarán esperando si hemos aprovechado el día como Bhunivelze manda.

Reencuentros en mitad del caos

También nos veremos con otros personajes de FF XIII, como Snow, Vanille, Fang, Noel o Sazh. No os queremos destripar qué hace cada uno y dónde nos espera, ya que habrá algunos reencuentros memorables. Esta mecánica de cuenta atrás nos ha recordado a aventuras como Dead Rising, con nuestra heroína corriendo de un lado a otro y con el tiempo agobiándonos y acelerando nuestras pulsaciones.

No sabemos si esta tensión se mantendrá durante toda la aventura, pero en nuestras primeras 8 horas de partida sí que la hemos sentido. Y es que habrá que planificar nuestros movimientos si queremos aprovechar bien el día. Pasar la mañana en Luxerion para completar algunas misiones secundarias, hacer una parada en Yusnaan para irnos de compras y coger el tren rápidamente hasta las Marcas Salvajes a buscar a ese enemigo que sólo aparece por las noches. Todavía nos tendría que haber dado tiempo a completar la misión principal en las Dunas de la Purgación, pero una vez más, hemos llegado tarde.

El tipo de misiones, eso sí, no nos ha parecido muy variado por el momento, ya que la mayoría de las secundarias se han reducido a acabar con determinados enemigos o recuperar algún objeto perdido por los mapeados, sin ofrecer ninguna mecánica nueva.

Final Fantasy pasa a la acción

Este sin vivir temporal no será la novedad más sorprendente, pese a todo. Y es que Lightning Returns será el primer título offline de la saga en romper con varios de sus pilares maestros. El nuevo sistema de combates será el cambio más llamativo. Entraremos en combate golpeando a los enemigos en los escenarios, como en entregas previas, pero una vez en harina veremos los cambios. Las batallas, en tiempo real, nos permitirán mover a Lightning con libertad y realizaremos todas las acciones pulsando los botones del pad, a los que previamente habremos asignado distintas habilidades.

Además, por primera vez en la saga tendremos que bloquear o esquivar los ataques enemigos nosotros mismos, lo que en las batallas más duras resultará indispensable. La coordinación de nuestros movimientos será la clave de la victoria. Sólo podremos sanarnos usando objetos curativos y tampoco recuperaremos nuestra energía después de cada combate. En general, durante nuestras primeras horas de juego, la dificultad nos ha parecido bastante más alta de lo que la saga nos tiene acostumbrados.

Para aumentar los atributos de Lightning tendremos que completar misiones, en lugar de ganar combates, lo que también supone un cambio muy importante. Aquí no valdrá con quedarte a matar a los mismos enemigos una y otra vez, aunque tampoco es que andemos sobrados de tiempo como para hacerlo, la verdad.

Enamorada de la moda juvenil

El sistema de roles de las anteriores entregas será sustituido por el intercambio de vestimentas, un toque que nos recuerda a Final Fantasy X-2. A medida que completemos misiones iremos desbloqueando nuevas indumentarias. Cada una vendrá al menos con una habilidad asignada que no podremos cambiar, como por ejemplo la magia piro, y con unos atributos de inicio que mejorarán los atributos de ataque y defensa de Lightning.

Combinando las armas, escudos, habilidades, accesorios y vestimentas que hayamos encontrado que mejoren nuestro ataque mágico podremos crear una poderosa maga negra, por ejemplo, o una férrea defensora... Habrá una buena cantidad de vestimentas para elgir, e incluso ya se han enseñado algunas en forma de DLC.

Aunque podremos crear muchas de estas combinaciones y guardarlas, sólo podremos usar 3 en los combates. Cada una contará con una barra que iremos gastando al usar las habilidades, pero que podremos recargar cambiando a otra equipación, lo que será una constante incluso durante las peleas más facilonas. Además, las equipaciones tendrán que ofrecernos opciones muy variadas ya que cada enemigo será vulnerable a distintos ataques y, esta vez, estas elecciones sí serán importantes durante las peleas.

El rumbo de la saga

Gráficamente, Lightning Returns tendrá un acabado muy similar al de las anteriores entregas, aunque con matices. Mientras que apreciaremos mayor detalle en los efectos de iluminación, que además simulan el paso del día a la noche, nos ha dado la sensación de que tendrá más fallos gráficos, como popping y bajadas de frame rate. Puede que sea cosa de la beta... Lo que sí que nos ha quedado claro por el momento es que la saga está tomando un nuevo camino.

Parece que los tiempos de los combates por turnos están llegando a su fin y el giro a la acción viene para quedarse. Es algo que puede no gustar a los fans de la serie o igual Square-Enix acierta de pleno y es exactamente lo que los jugadores estaban demandando. Lo que nadie puede negar es que son movimientos arriesgados y que, a buen seguro, la saga estaba pidiendo cambios desde hace unas cuantas entregas.

Si no lo hace puede perder el protagonismo dentro de su género. Pero... ¿es este el cambio correcto? El mes que viene resolveremos ésta y otras dudas con nuestro completo análisis.

Lightning Returns Final Fantasy XIII llegará el próximo 14 de febrero, edición coleccionista incluida, para PS3 y 360.

Lecturas recomendadas