Reportaje

Avance de Mario & Luigi Paper Jam Bros. en 3DS

Por Borja Abadie
-

Nintendo fusiona los dos universos roleros de Mario en una nueva entrega para 3DS, que mezcla lo mejor de la serie Mario & Luigi con la estética y las mecánicas jugables de Paper Mario. Asistimos a la presentación del juego en las oficinas de Nintendo en Madrid para contaros cómo está quedando semejante cóctel rolero. 

Mario & Luigi Paper Jam Bros. será uno de los juegos estrellas de la campaña navideña de Nintendo en 3DS. Este nuevo RPG, que mezclará lo mejor de la serie Mario & Luigi con pinceladas del diseño artístico y algunas mecánicas de Paper Mario. Nosotros ya no nos aguantamos más las ganas de catarlo y hemos asistido a la presentación del juego en el showroom de la compañía nipona en Madrid.

Estaba previsto que el juego llegase en algún momento de 2016 pero finalmente la maquinaria nintendera de AlphaDream (estudio también responsable de anteriores entregas de la sub-saga Mario & Luigi y de Hamtaro) se puso las pilas y nos llegará, cual regalo navideño de los reyes "majos" el próximo 4 de diciembre. Luigi, que es majete pero también más patoso que Rajoy hablando a cámara, se topará sin quererlo con un libro que contiene el universo de Paper Mario y "liberará" a todos sus personajes, que "invadirán" el Reino Champiñón. Si estáis más perdidos que Rajoy hablando a cámara (¿es posible que haya descubierto un comodín periodístico que explotar hasta la extenuación?) con todo esto de los juegos roleros de Mario vamos a hacer un pequeño repaso.

La primera entrega que se lanzó a eso del RPG fue Super Mario RPG, aparecido para SNES en 1996 de la mano de la mismísima Square. Aquel experimento digno del profesor Kawashima demostró que la fusión de las mecánicas de sagas como Final Fantasy con las plataformas de Mario Bros. era una fórmula ganadora. Desde entonces la idea primigenia ha derivado en dos subseries: Paper Mario y Mario & Luigi.  

Una fusión a lo Dragon Ball

Paper Mario fue el sucesor espiritual de aquel Super Mario RPG (de hecho fue oficialmente Super Mario RPG 2 duante un tiempo). Sus mecánicas, muy parecidas a las de aquel juego de Square causaron muy buena impresión en Nintendo 64 pero si algo terminó de consagrar la sub-saga fue, sin duda, su arriegado y original diseño artístico. Y es que hoy en día estamos más que acostumbrados a ver Yoshis de dibujo plano, lanudos, Kirbys de plastilina,etc... pero fue Intelligent Systems con Paper Mario los que dieron el pistoletazo de salida de esas estéticas "diferentes" (de nada Media Molecule).

Por la otra parte tenemos la serie Mario & Luigi, que empezó en Game Boy Advance con Superstar Saga. La gran novedad de esta propuesta, que ha permanecido ligada a las portátiles de Nintendo durante sus tres continuaciones, era su apuesta por los combates en los que el "timing" (pulsar los botones en el momento justo) eran la clave.

Bueno, pues ahora le llega el turno a esta fusión entre las dos series. Y digo fusión porque no se trata de un crossover al uso en el que se alternan mecánicas de dos sagas. Aquí, más bien, se ha formado un todo con la mezcla, pero eso lo explicaré a continuación.

Con lo mejor de cada casa

Cuando el juego fue anunciado en el pasado E3 2015 ya nos pareció una de las sorpresas de la feria angelina y, ahora que lo hemos visto en acción y en castellano, estamos aún más seguros. Y es que no solo hemos asisitido a la presentación sino que yatenemos el juego y hemos podido dedicarle unas horas antes de hacer este avance. La sensación que nos está dejando por el momento es muy grata. El juego comienza cuando los dos Bowsers (el del universo de papel de Paper Mario y el clásico tridimensional) raptan a la princesa Peach. Hay cosas que nunca cambian, ¿no? Mario, Mario de papel y Luigi, nyestro tres protagonistas, saldrán en su busca.

Todo se juega de un modo muy parecido al de Mario & Luigi Dream Team, al menos de inicio. Es decir, con el clásico aspecto de los juegos de plataformas de Mario y especialmente en lo que a los combates se refiere, en los que el "timing" de nuestros golpes, esquives (saltando literalmente los peligros) o los ataques en conjuntos (ahora con los tres protegonistas). Pero, a los pocos minutos de juego ya se empiezan a dejar ver las mecánicas de Paper Mario, además de su estética, con momentos en los que tenemos que usar al Mario de papel para entrar por rendijas y lugares que serían inaccesibles para los héroes tridimensionales, siguiendo la línea de otros Paper Mario o del propio A Link Between Worlds.

El sentido del humor será otro de los protagonistas, el cuarto en discordia se podría decir. Los desajustes entre ambos universos provocan todo tipo de paradojas que nos levantarán más de una sonrisa. Sólo hay que ver cómo se comportan las dos versiones de Peach, que han sido secuestradas, para darnos cuenta de lo que nos espera en esta aventura en el plano humorístico. Y es que son como dos "marujas" a las que poco o nada les importa el secuestro. Pero hay muchos ejemplos de paradoja que provocarán situaciones divertidas como el hecho de que no haya un Luigi de papel misteriosamente, que el Mario de papel sea mudo o los diferentes matices de cada personaje, como el Bowser tridimensional alucinando con la agresividad de su homónimo 3D.

Algo que nos ha sorprendido muy gratamente, y en lo que Nintendo es una experta, es en hacer que cualquier momento del juego sea para jugar. Me explico: desde abrir un cofre a recuperar energía o explorar los escenarios, por poner unos ejemplos, todo es juego. En lugar de entrar en un menú para recuperar energía en combate o usar una poción aquí lo que haremos será completar una especie de minijuego de baile. Esto solo sucede en los combates con cartoñecos, una de las novedades de esta nueva entrega. Son una versión gigantesca hecha de cartón de neustros héroes y enemigos, que se enfrentarán en combates en entornos tridimensionales (en lugar de la clásica vista lateral de los combates por turnos "normales") con mecánicas muy distintas, como embestir a nuestros rivales para luego rematarlos de un poderoso salto.

El caso es que, como decíamos, no dejaremos de jugar en ningún momento. Quizás los diálogos y escenas sean el único momento no jugable. Lo mismo sucederá con el desarrollo de las misiones y tareas secundarias. En lugar de enviarnos de un lugar a otro para enfrentarnos a un grupo de enemigos simplemente, aquí cada misión ofrecerá una nueva mecánica de juego, como guiar a una pandilla de Toads a su redil como si fueran vacas en Red Dead Redemption o cazar a Toads corriendo por los escenarios y lanzándonos a placarles cual jugador de fútbol amerifalso, digo americano.

Los combates por turnos, además, serán igual de variados. Lo mismo lanzamos ataques en plan clásico escogiendo entre varias acciones (recordad que aún así siempre nos tocará pulsar botones en el momento correcto para hacer más daño) que combinamos las habilidades de los dos hermanos para patear unos cuantos caparazones contra nuestros rivales, como sucedía en Dream Team. En esta ocasión, sumando al Mario de papel, podremos realizar ataques entre los tres personajes. Primero aplastarán a los rivales de turno con un martillo gigante y, una vez convertidos en papel, se dedicarán a lanzarles pelotazos como en un frontón. Peor habrá muchas más situaciones, como usar al Mario de Papel, que se convertirá en avión, para planear y esquyivar los ataques de un rival, estirarlo para poder atravesar un abismo insalvable de otro modo, etc...

La pinta de esta nueva entrega parece inmejorable. Durante nuestras primeras horas de juego nos hemos reído, nos hemos divertido, hemos disfrutado de una variedad bestial en cuanto a mecánicas y situaciones de combate y hemos disfrutado de las paradojas y guiños (el juego está lleno de referencias a los fans de Mario) que ofrece esta fusión entre los universos de Paper Mario y Mario & Luigi. Ahora solo nos queda descubrir si con el paso de las horas el juego gana en profundidad, complejidad y si mantiene ese alto nivel al ofrecernos siempre nuevas mecánicas de juego. Si cumple todo eso puede que estemos ante una de las mejores entregas de la saga.

Lecturas recomendadas