Reportaje

Avance de Mario Party 10

Por Roberto J. R. Anderson
-

Ya tenemos Mario Party 10, y os contamos nuestra experiencia en las primeras partidas con él. Estará en las tiendas el próximo 20 de marzo, y será el debut en Wii U de esta popular saga de minijuegos de Nintendo. El juego asimétrico y las figuras amiibo tendrán un gran protagonismo.

Tras la llegada de Wii Party U hace ya casi año y medio, pronto llegará el turno del otro gran baluarte de la fiesta de minijuegos multijugador de Nintendo. Al igual que con el mencionado título, el estudio Nd Cube ha trabajado para crear un título variado que trata de sacar partido tanto del Wii U GamePad como de los wiimotes. Y además, esta vez los amiibo también se unen a la fiesta.

amiibo Party

De hecho, las exitosas figuras de Nintendo protagonizan el primero de los tres modos principales del juego: amiibo Party. Este modo recupera las mecánicas clásicas de la saga, la de las 8 primeras entregas principales, y en él el objetivo consiste en reunir monedas y comprar con ellas el mayor número de estrellas. Quien más estrellas tenga al final de 10 rondas será el ganador.

La gracia del asunto es que los tableros de este modo dependen de los amiibo que uséis. Nueve amiibo son compatibles con esta función y, al conectar cada uno de ellos, podréis jugar en un tablero especial con colores y elementos del personaje en cuestión. La verdad es que por lo que hemos jugado hasta ahora nos parece que estos tableros especiales amiibo son demasiado simples y pequeños, pero aún tenemos que jugar más para juzgarlos mejor.

Por otra parte, podréis jugar con los amiibo como personajes en este modo, que en los tableros adoptan una imagen tipo juguete que recrea el aspecto de la figura. Mario Party 10 puede guardar datos dentro de las figuras, algo que hasta ahora sólo podía hacer Super Smash Bros. (los demás juegos las utilizan en modo de sólo lectura). De esta forma, podréis personalizar a vuestros personajes amiibo con elementos decorativos e insignias que os otorgarán ventajas en las partidas. Eso sí, tened en cuenta que no podéis guardar datos de más de un juego a la vez en la misma figura.

Aunque no todas las figuras amiibo son compatibles con el modo amiibo Party, sí podéis usar cualquiera de ellas en el menú principal para obtener bonificaciones diarias, de manera similar a lo visto en Hyrule Warriors.

Y por supuesto, tened en cuenta que si no tenéis ningún amiibo no podréis jugar al modo amiibo Party. Pero tranquilos, que el juego tiene mucho más preparado para vosotros...

Bowser Party

De momento nos está pareciendo el modo estrella del juego. Un jugador con el GamePad encarna a Bowser, mientras que los otros cuatro (el "equipo Mario") utilizan wiimotes y tienen que llegar a la línea de meta. Pero el objetivo de Bowser es impedir que lo consigan, y tiene que perseguirlos a través del tablero.

Cada vez que el jugador de Bowser alcanza a los demás, da comienzo un minijuego de 1 vs 4 en el que Bowser cuenta con la ventaja de utilizar la pantalla del GamePad para ver en ella cosas que los demás no pueden.

Los minijuegos de Bowser Party son muy variados y divertidos, y representan de gran manera el concepto de juego asimétrico que introdujo Wii U y del que aún no hemos visto tantos buenos ejemplos como nos gustaría en el catálogo de la consola. Pero por ahora estamos satisfechos con lo que hemos visto en este título: algunos de los ejemplos son aplastar a martillazos a los miembros del equipo Mario, chamuscarles con nuestro aliento de fuego y participar en un bingo en el que el resultado de nuestros dados puede dañar a nuestros enemigos.

Como tipo malvado que es, el propósito de Bowser en los minijuegos de este modo consiste en golpear todas las veces que pueda a sus 4 rivales. Si Bowser acaba con todos los corazones de un personaje, el desafortunado integrante del equipo Mario quedará fuera de juego, y si Bowser consigue liquidar a todos antes de que lleguen a meta habrá ganado la partida. Pero, si un solo jugador del equipo Mario llega con vida al final del tablero, todo su grupo será reconocido con la victoria.

Mario Party

El tercer modo principal del menú es realmente el más "principal" de todos, tal como indica su nombre: Mario Party. A diferencia de amiibo Party, que rescata el sistema clásico de la saga, el modo Mario Party mantiene las mecánicas que vimos en Mario Party 9 para Wii, las cuales inyectaron un gran soplo de aire fresco a la fórmula y recibieron una buena acogida por parte de los jugadores.

Si jugasteis a aquella entrega, ya sabréis de qué va la cosa. El objetivo no es reunir monedas y estrellas, sino hacerse con el mayor número posible de miniestrellas. Y los personajes no se mueven por separado a través del tablero, sino que lo hacen los cuatro juntos en un vehículo, turnándose cada uno para avanzar mediante el dado.

La partida finaliza al llegar al final del tablero, momento en el cual se hace el recuento de miniestrellas para comprobar quién es el ganador. Reuniréis miniestrellas en multitud de minijuegos, en casillas de los tableros y luchando contra enormes jefes.

Impresiones

Además de los tres modos principales de los que os hemos hablado, el juego incluye un buen número de extras y opciones que os detallaremos en nuestro análisis, el cual publicaremos el día 16 de marzo.

De momento estamos disfrutando del juego, y creemos que será uno de los más apropiados de la consola para echarse unas risas en multijugador con amigos y familiares. El modo Bowser Party nos está pareciendo la aportación más destacable de esta entrega, y una muestra de la experiencia única que puede ofrecer Wii U.

Lecturas recomendadas