Reportaje

Avance de Murdered: Soul Suspect

Por Rafael Aznar
-

¿Se imagina alguien el cóctel que saldría si metiéramos en una batidora películas como Ghost y El sexto sentido junto con juegos como Heavy Rain, The Walking Dead y LA Noire? Más o menos, sería algo parecido a Murdered: Soul Suspect, la aventura paranormal que Square Enix lanzará en PS3, Xbox 360, PS4, Xbox One y PC el próximo 6 de junio. Ya hemos visto un pequeño avance y, en sus fantasmagóricas transparencias, se deja entrever una interesante experiencia detectivesca.

El 6 de junio, Murdered: Soul Suspect saldrá de la penumbra para ponernos en la piel de Ronan O’Connor. Ya hemos podido probar un avance de esta peculiar aventura y nos ha dejado en ascuas. Sin hacer mucho ruido, el estudio Airtight Games y Square Enix han creado un juego que combina lo detectivesco y lo paranormal con bastante acierto, con muchas influencias de obras icónicas de esos géneros, como Heavy Rain, The Walking Dead, LA Noire, El sexto sentido y, sobre todo, Ghost.

El protagonista del juego será Ronan O’Connor, un antiguo malhechor reinsertado y reconvertido en detective. Nada más empezar la partida, lo veremos morir a manos de un misterioso asesino encapuchado. Lejos de ser su triste final, ése será el peculiar comienzo de la aventura, pues su espíritu se mantendrá en una especie de limbo conocido como el Umbral, donde permanecen las almas de quienes experimentaron hechos trágicos durante su existencia. La única manera que tiene la gente de escapar de allí antes de convertirse en un demonio es resolver las posibles situaciones que quedaran inconclusas en su vida. En el caso del protagonista, el objetivo será tan claro como paradójico: investigar su propio asesinato desde el más allá. Ése será el punto de partida, pero, dado que el responsable de su muerte es un asesino en serie, pronto Ronan se verá buscando pistas sobre las víctimas que le precedieron, con un guión que promete estar lleno de giros argumentales.

Buscando pistas aquí y allá

La aventura se desarrollará en tercera persona, de modo que nuestro principal cometido será investigar diversas escenas donde se cometieron crímenes. En esos momentos, que serán muy abundantes, deberemos buscar pistas a nuestro alrededor (casquillos de bala, cristales rotos, fotografías, cuerdas, árboles) para llegar a deducciones. Una vez que hayamos recopilado la información suficiente, deberemos hacer frente a una especie de puzles en los que se nos hará una pregunta y deberemos elegir entre diversas opciones. Por ejemplo, habrá que reconstruir una escena en la que una joven tuvo que ocultarse del asesino del protagonista. En otra, deberemos deducir cómo se produjo un asesinato a partir de las marcas dejadas en la copa de un árbol. Por lo general, cada opción de “respuesta” se corresponderá con una de las pistas que hayamos encontrado. No todas serán útiles, así que se nos permitirá elegir entre varias.

La búsqueda de pistas no se limitará a otear los entornos. La gente “viva” con la que nos encontremos también jugará un importante papel. Habrá algunas que sí, pero, por lo general, las personas no serán conscientes de nuestra presencia. Así, podremos poseerlas para leerles la mente, hacerles coger objetos o influirles y que digan algo en una conversación que nos pueda ser de ayuda. Por ejemplo, habrá documentos en los que habrá anotadas pistas y, para leerlas, será necesario poseer a alguien. A menudo, nos acompañará una joven “de carne y hueso” llamada Joy y habrá que cooperar con ella. Por ejemplo, en la demo que pudimos ver, había un capítulo en que debía colarse en un manicomio para visitar a una paciente. Para entrar, había que pasar por la garita de la recepcionista y convencerla, y la única manera era influir en ella tras haber buscado una serie de pistas. La búsqueda de indicios recordará un poco a Heavy Rain, The Walking Dead o LA Noire, pero con su propio estilo. Habrá más similitudes con el juego de Quantic Dream, pero no os vamos a dar más detalles para no caer en destripamientos. Lo cierto es que las situaciones y sus resoluciones resultarán bastante variadas.

Ronan O’Connor será un espectro con todas las de la ley. Eso significa que podrá moverse por dentro de los edificios como Pedro por su casa, hasta el punto de poder atravesar multitud de paredes. Sabiendo eso, podría pensarse que el juego será un paseo, pero nada más lejos de la realidad. Con frecuencia, nos toparemos con una serie de demonios que patrullarán algunas zonas, al más puro estilo Metal Gear Solid. Podremos esquivarlos o ejecutarlos, para lo cual será necesario acercarse a ellos por la espalda. Para que no nos vean, contaremos con varias ayudas: los propios muros y recovecos de los escenarios, una especie de visión de detective que nos resaltará su cono de visión y una serie de brechas que nos permitirán ocultarnos e ir saltando de una a otra. Si nos descubren y no nos ocultamos rápidamente, no tardarán más de unos segundos en succionarnos el alma.

Estar más muerto que vivo tendrá aún más ventajas, en forma de poderes especiales. De momento, nosotros hemos visto el teletransporte y el control de aparatos eléctricos. El primero permitirá llegar a plataformas alejadas o atravesar obstáculos a priori insalvables, mientras que el segundo será muy útil para dejar cámaras de vigilancia fuera de combate o romper televisiones. Eso a Ronan no le servirá de mucho, por ser un ente espectral, pero sí a Joy, con la que habrá que cooperar a menudo. El poder de posesión que comentábamos antes tendrá también otras derivaciones. Por ejemplo, podremos tomar el control de un gato para poder pasar por dentro de un conducto de ventilación. Según nos contó en la presentación Adam Philips, “brand manager” de Square Enix, algunos de esos poderes nos los enseñarán personajes secundarios, muy en la línea de lo que sucedía en la película Ghost, cuando a Sam (interpretado por Patrick Swayze) le enseñaban a mover monedas, pese a estar muerto.

Un mundo vivo dentro de la muerte

Murdered: Soul Suspect estará ambientado en Salem, una pequeña ciudad de Massachusets famosa en la realidad por las cazas de brujas que se produjeron en el siglo XVII. De ahí que Airtight Games la haya elegido como ubicación para el título. Los escenarios resultarán muy variados y acordes a la ambientación tenebrosa: iglesias, manicomios, cementerios…

Lo mejor de todo es que el mundo estará lleno de elementos que le darán sentido y que se traducirán en marcos argumentales secundarios. Por ejemplo, los compases iniciales de la aventura transcurrirán en el edificio donde Ronan fue asesinado. Pues bien, cuando entremos en busca de pistas, podremos ponernos a explorar y encontraremos numerosas misiones secundarias. Por ejemplo, veremos a un matrimonio de ancianos que se comportan de manera extraña, a una mujer que vive sola con su hija tras haber acabado mal con su marido, al típico juerguista amante de la pizza y los pósters… Todos ellos tendrán historias a su alrededor que podremos conocer. En ese sentido, los responsables han procurado que todo sea muy narrativo, como si se tratara de una película.

Los objetos coleccionables también contribuirán a alargar el juego, cuya duración estándar será de unas quince horas, según nos comentó Adam Philips. Habrá infinidad de objetos y lo mejor es que muchos sólo se verán en ciertos capítulos. Por ejemplo, en el capítulo inicial, habrá calderas, mientras que en el quinto habrá camisas de fuerza. Lejos de ser elementos de relleno, cuando recolectemos todos los de una misma clase, descubriremos la historia turbia que hay detrás de ellos, lo que garantiza la rejugabilidad.

Durante la presentación del juego, pudimos ver las versiones de PlayStation 4 y ordenador, y no parece que vaya a ser el último grito en términos técnicos. Se nota que estaba pensado para PS3 y Xbox 360, aunque, finalmente, vaya a salir también en PS4, Xbox One y PC. Dará la talla, pero sin grandes alardes. Por ejemplo, en la demo, pudimos ver algún pasaje donde una chica, más que caminar, parecía flotar sobre el suelo. Habrá que ver la versión final, pero en la de PC notamos también algo de “tearing”. Aun así, la atmósfera oscura parece que contribuirá bastante a ocultar la ausencia de efectos llamativos. En contraposición a eso, el juego llegará doblado al castellano, lo cual es una gran noticia, para que nadie se pierda en medio de las múltiples pistas que habrá que analizar.

En el Umbral, hallarás tinieblas

Murdered: Soul Suspect nos ha causado una grata impresión en nuestro primer contacto con él. La ambientación recuerda mucho a clásicos “fantasmagóricos” como Ghost y El sexto sentido, mientras que las mecánicas combinan elementos de todo tipo de aventuras, como Heavy Rain o Metal Gear Solid, lo cual da lugar a un conjunto bastante peculiar y original, con un protagonismo absoluto de la búsqueda de pistas. Será el 6 de junio cuando Ronan O’Connor se escape del limbo y nos cuente si merece la pena viajar hasta el más allá de Square Enix.

Lecturas recomendadas