Reportaje

Avance de New Super Mario Bros. 2

Por Gustavo Acero
-

En el verano de los recortes, la secuela de New Super Mario Bros inyectará a 3DS un sinfín de monedas para hacernos saltar de alegría, nadar en la abundancia y volar por encima de nuestras posibilidades… con Mario Tanooki. 

Al igual que Mario Mapache, el tiempo vuela, pues han pasado seis años desde que la saga de plataformas por excelencia renaciera en Nintendo DS adaptando la jugabilidad de los ochenta a las 2.5D. De la portátil saltó a nuestros televisores con New Super Mario Bros. Wii, y entre los dos títulos, llegaron a vender más de 50 millones de copias en todo el mundo. Ahora entendemos de dónde ha sacado el Bigotes (el de ficción, no el otro) la fortuna que va a inundar cada rincón de New Super Mario Bros 2. En serio, no habíamos visto tantas monedas juntas ni en los tiempos de la peseta. 

Poderoso fontanero es don Dinero

Confirmado: a Mario le gustan los oros más que a un cani. Y no le culpamos, el pobre (ahora el rico) debe de estar hasta la gorra de salvar a Peach, y esta vez ha preferido salvar su jubilación invirtiendo (tiempo) en oro, aunque la princesa siga esperándole "in another castle", como en Super Mario Bros. 3. Precisamente, el clásico de NES vuelve a legarnos su traje de mapache para poder volar por tiempo limitado y acceder a plataformas y fases secretas, donde se esconderá alguna de las tres Monedas Estrella que habrá repartidas en cada nivel.

Pero no será el único modelito que vestiremos. El disfraz de mapache blanco (rebautizado en la redacción como el Tanooki vaticano, pos sus colores) cumplirá la misma función que en Super Mario 3D Land: volver a Mario invencible cuando la espiche cinco veces en un mismo punto. Será entonces cuando aparezca el bloque de ayuda opcional. Respecto a las transformaciones de la saga "New", constatamos la presencia del mega champiñón, que hace gigante a Mario, y del azulado mini champiñón, que lo convierte en pulga para colarse por tuberías diminutas y correr sobre la superficie del agua.

 

Entre los power-ups de estreno, destacan la flor dorada, cuyas bolas de fuego transforman los ladrillos en lustrosas monedas; el bloque dorado, que convierte la cabeza de Mario en una auténtica "caja de ahorros"; y el enriquecedor anillo dorado, que vuelve a los enemigos de oro durante unos segundos valiosísimos. También nos hemos topado con elementos tan interesantes como unas tuberías especiales en forma de "L" que funcionan como chimeneas de dinero, y los bloques-ruleta, cuya cifra puede ascender a 50 monedas si los accionamos en el momento preciso. 

El Reino Champiñón, nuevo paraíso fiscal 

Ya sabemos que habrá guita hasta debajo del agua (no faltarán los niveles acuáticos),  pero ¿qué decir de los mundos y sus mapas? Pues que son idénticos a los de DS y Wii, plagados de atajos, casas de Toad y cañones que nos transportarán a mundos más avanzados, como hacían las flautas mágicas de Super Mario Bros. 3. Por ahora, hemos visitado los mismos ambientes de siempre: desierto, nieve, bosque, volcán y demás, pero nos alivia saber que habrá algunos niveles más variaditos, como uno que transcurrirá por la noche.

 

A los seis mundos que hemos recorrido, habrá que añadir dos más de ambientación desconocida y un Camino Estelar sólo para expertos, como el que se desbloqueaba al final de New Super Mario Bros. Wii. En total, visitaremos más de 80 niveles repartidos en 8 mundos (sin contar el citado Camino Estelar), cada uno con una torre y un castillo, además de múltiples atajos, bifurcaciones y casas encantadas que, por ahora, albergan algunas de las mecánicas más originales y vistosas del juego, como la persecución de un Boo gigante.

Hablando del apartado visual, lo primero que llama la atención es su enorme parecido estético respecto a New Super Mario Bros. Wii, aunque en este caso hay una notable diferencia: el efecto 3D, sutil, discreto y bien pensado. Cuanto más subimos el deslizador 3D, más se difuminan los fondos para crear una convincente sensación de lejanía, que en determinados decorados, se complementa con hasta tres planos de profundidad y algunas texturas en relieve, como el empedrado de los muros en los castillos.

Fiebre del Oro: la otra cara de la moneda 

Sin duda, la mayor novedad jugable es el hasta ahora llamado modo 'Coin Rush' (para los que no seáis de Square-Enix Europa, se traduce como Fiebre del Oro), una apuesta 100% arcade que consiste en recolectar tantas monedas como podamos a lo alrgo de tres niveles consecutivos y aleatorios... ¡con una sola vida! El gran desafío será batir las puntuaciones de la gente que nos crucemos por StreetPass y acumular un millón de monedas, que se irán sumando a una "banca" mundial de jugones. Además, Nintendo habilitará su primer servicio DLC de la historia para descargar nuevos niveles desde la eShop, lo cual nos tiene intrigadísimos.

 

También ha habido cambios en el modo cooperativo. De los cuatro jugadores simultáneos de Wii pasaremos a dos (Mario y Luigi) por conexión local, cuya principal habilidad será multiplicar la cantidad de monedas obtenidas. Está por ver si el diseño de niveles fomentará la competitividad tanto como la colaboración, pero como no queremos que nuestra inolvidable partida con el productor Takashi Tezuka durante el E3 condicione nuestra valoración, mejor nos la reservamos hasta nueva orden.

Así que estad atentos al exhaustivo análisis que dedicaremos en Hobby Consolas a este As de Oros en exclusiva mundial, y por supuesto, al que publicaremos en la Revista Oficial Nintendo el mes que viene. New Super Mario Bros. 2 llegará a las tiendas físicas (junto a este flamante regalo si lo vais reservando) y a la tienda digital Nintendo eShop el próximo 17 de agosto. De momento, vamos a seguir jugándolo hasta dejar al Reino Champiñón sin un chavo, que esto de acumular monedas sin pagar IVA es un lujo, y ahora más que nunca.

Lecturas recomendadas