Reportaje

Avance de Overwatch para PC, PS4 y Xbox One

Por Jorge S. Fernández
-

Hace ahora un año, en la pasada Blizzcon cuando conocimos los primeros detalles de la primera gran incursión de Blizzard en los FPS. Se trata de Overwatch, el título mulktiugador que supone la gran apuesta de la todopoderosa firma para hacerse con la porción de un pastel al que la compañía podría llegar un poco tarde.

Fue hace ahora un año, en la pasada Blizzcon, cuando conocimos los primeros detalles de la primera gran incursión de Blizzard en los FPS. Se trata de Overwatch, el título multijugador que supone la gran apuesta de la todopoderosa firma para hacerse con la porción de un pastel al que la compañía podría llegar un poco tarde.

Es tal la oferta de FPS Multijugador que mucho debería sorprender este Overwatch para poder reeditar los ingentes éxitos de Blizzard con el resto de sus franquicias. Hemos jugado a su beta, y la verdad que las impresiones son muy positivas, aunque como es lógico, aún queda pulir algunas cosas para poder disfrutarlo en su plenitud.

La verdad que había muchas ganas de probarlo, y vamos a transmitiros lo que nos ha ofrecido este nuevo FPS, que además, esta semana hemos conocido que llegará también a PS4 y Xbox One, dejando de lado el modelo Free To Play que se esperaba para él y que ya se daba por hecho. Habrá que pagar un precio por jugar a Overwatch y vamos a ver, si a priori, y a estas alturas de la Beta, merecerá la pena.

Decenas de héroes disponibles

La lista de héroes disponibles en Overwatch no se ha creado al azar, ya que aunque todos son diferentes entre sí, todos se rigen en base a un tipo de rasgos comunes que los encasillan en un tipo de soldado determinado. Hay que decir que una de las cosas más interesantes de Overwatch, al menos lo que hemos comprobado durante la beta, es que podemos cambiar de personaje en cualquier momento de la partida.

Cuando iniciamos una partida, y mientras esperamos a que comience esta, Overwatch nos describe las carencias globales del equipo, por ejemplo si está formado por personajes muy defensivos, o por el contrario demasiado atacante, si necesitaremos un tanque o no, todo esto nos sirve para elegir al personaje más indicado antes de que comience la partida en beneficio del equipo, aunque siempre podemos pasar de ello y tirar con el que nos apetezca. Y este es uno de los pilares en los que se desarrolla Overwatch, lo importante de formar parte de un equipo equilibrado, y para eso es imprescindible que conozcamos los puntos fuertes y débiles de cada uno de sus componentes. Al menos en la beta, han sido 18 los personajes que hemos tenido a nuestra disposición.

Estos personajes se dividen en cuatro grupos, cada uno de ellos de un perfil que lo hace más útil para un tipo de posiciones dentro del equipo. Los tenemos especializados en ataque, defensivo, tanque, que están dirigidos a convertirse en auténticos escudos para el resto de sus compañeros o por ejemplo de apoyo, con los poderes necesarios para poder sanar el resto de sus compañeros. Esto no es nada nuevo en el género, pero en el caso de Blizzard, se ha llevado hasta el extremo.

Entrando en combate

Una vez hemos elegido a nuestro héroe, no hay que preocuparse si momentos después pensamos que nos hemos equivocado en la elección. Porque Overwatch nos permite cambiar de personaje dentro de la partida, y elegir otro de los 18 disponibles, de esta manera los integrantes del equipo se pueden ir adaptando a las circunstancias de la partida. Eso sí, no se puede cambiar de personaje en cualquier lugar, sino que debemos regresar a nuestra base de operaciones para realizar el cambio, por lo que se puede perfectamente siempre que lo queramos.

Antes de que comience la partida, podemos practicar el tiro con los objetos que nos rodean dentro de nuestra base, algo bastante divertido sobre todo en las primeras partidas, y a lo que contribuye también el ánimo destructivo de nuestros compañeros. Otra de las claves de Overwatch son los poderes especiales de cada personaje.

Como es tradición en el género, tenemos personajes con armas alternativas que podemos disparar con el botón derecho del ratón, como activar el modo francotirador, aunque son otras las teclas que le dan un poder especial a cada personaje. Como es tradicional, podemos controlar a nuestros personajes con la combinación del ratón más las teclas WASD. A estas se añaden la tecla Q y E, que son las que desatan los ataques especiales de cada uno de estos personajes.

Para poder lanzar nuestro ataque más demoledor en Overwatch, con la tecla Q, debemos esperar a que se llene una barra circular que se alimenta de los disparos con los que damos en el blanco y los que también nos alcanzan. Básicamente cuanto más activos estemos en el combate, antes podremos llenar esta barra para poder activar el ataque especial, que bien podría ser una bomba de pulsos o un potente misil dirigido.

 

Como es lógico, hay tantos ataques como personajes disponibles, y a estos les acompañan otros movimientos especiales que podemos activar con la tecla que normalmente se asigna a los desplazamientos a toda velocidad en este tipo de juegos. Por ejemplo, en el caso del Reaper, al pulsar esta tecla, que es Mayúsculas Izquierda, este se desplaza a toda velocidad sin ser visto, aunque durante este tiempo no puede usar sus armas contra los enemigos.

O por ejemplo el movimiento especial de Bastion, que es capaz de desplegar una pantalla defensiva y una metralleta de gran calibre, realmente mortífera, que eso sí no nos permitirá movernos cuando tenemos montado es puesto defensivo, lo que nos nos dejará vendidos de cara a un ataque enemigo desde los flancos o por detrás.

Al final se trata de adaptar las necesidades del equipo al transcurso de cada partida, porque la configuración de equipo que nos puede ir bien al comienzo de una partida, puede tornar en la necesidad de tener otro tipo de integrantes, pero esto es algo que vamos a repasar en el apartado de las misiones.

Misiones y escenarios

La Beta ha elegido por nosotros el tipo de escenarios en el que se han desarrollado las partidas, ya sabéis, una vez nos unimos a estas, los escenarios se van sucediendo uno tras otro de forma aleatoria, con distintos objetivos entre sí. En esta Beta hemos jugado a dos tipos de partida, las denominadas carga y punto de captura. La primera consiste en llevar estas cargas al punto de entrega, que bien pueden ser un vehículo, por lo que hay que ir abriéndose paso, mientras que nuestros enemigos buscarán ralentizar el mayor tiempo posible nuestro avance, para de esta manera ganar la partida.

Sobre el modo punto de captura, es un tipo de partida bastante vista en el género, ya que nos propone, en el caso de los atacantes, hacernos con varios puntos estratégicos, mientras que los defensores deben conservar estos con todos los medios a su alcance. Los mapas están bien diseñados, y nos ofrecen muchos lugares donde escondernos para esperar el paso del enemigo, dentro de las dependencias de los edificios que componen estos mapas. Al final el diseño de estos no ofrece nada que no hayamos visto ya en otros juegos del género, pero al menos hay que reconocer que están muy bien resueltos.

Apartado técnico

Estamos hablando de una Beta, y aunque llega después de un año del anuncio del juego, hay que reconocer que tiene una factura técnica exquisita. Una vez más el poder de Blizzard se muestra en Overwatch, que al menos en la Beta que hemos jugado se muestra visualmente muy atractivo, y con una calidad gráfica que ha aprovechado toda la potencia de nuestra Nvidia GTX 770, manteniendo de forma holgada los 60 fps en todo momento. Así que en el apartado gráfico Overwatch se lleva un notable muy alto.

Y en cuanto al resto de apartados, como el sonido y la localización, el trabajo está a la altura a la que nos acostumbra Blizzard, ya que una vez más Overwatch está totalmente traducido y doblado al español, con unos doblajes de gran calidad que le dan ese inconfundible toque de trabajo bien hecho que caracteriza a los títulos de Blizzard. Al menos con nuestra experiencia en la Beta, no hemos sufrido ningún tipo de lag ni ralentización durante las partidas, por lo que la experiencia de juego ha sido muy satisfactoria, ya que nos ha transmitido la sensación de no necesitar mucho pulido de aquí a su lanzamiento en unos meses.

Primeras impresiones

Hay que reconocer que Overwatch nos ha gustado mucho, porque sin ser un juego para nada original, ya que pertenece a un género muy trillado, como es el FPS multijugador, sí nos ha enganchado lo suficiente desde un principio como para dejarnos con ganas de más. Las claves de esta buena experiencia residen es su variedad de personajes, la posibilidad de poder utilizarlos en cualquier momento de la partida y la originalidad de algunos de sus poderes. Esta posibilidad de intercambio de héroes permite cambiar el rumbo de las partidas de forma grupal, adaptando siempre la composición de los equipos en base a las necesidades de este, algo que también puede hacer nuestro enemigo, y que hace muy dinámicas las partidas.

Overwatch se ha mostrado ante nosotros como un MMO FPS muy divertido y exquisitamente bien facturado. De momento se echan en falta más modos de juego, aunque eso es algo que tendrá su respuesta cuando el juego se ponga a la venta en unos meses. De aquí a su lanzamiento hay que conocer todo el contenido que será capaz de ofrecer Blizzard a los jugadores que se hagan con Overwatch, porque recordemos que no será Free To Play, y que rendrá su precio como cualquier otro juego.

En cualquier caso, nos ha gustado mucho lo que hemos visto de este Overwatch, y conociendo a Blizzard, seguro que de aquí a su lanzamiento va a ser un juego aún mejor, y por supuesto, una nueva referencia para el mundo de los eSports. De momento nos toca esperar a la próxima primavera, para ver Overwatch en PC, PS4 y Xbox, aunque tristemente parece que de momento no habrá Cross Play entre las plataformas.

Lecturas recomendadas