Reportaje

Avance de Pac-Man y las aventuras fantasmales

Por Laura Gómez
-

Somos pequeños, es sábado por la mañana y corremos al salón para ver los dibujos. Con esta idea juega la nueva aventura de Pac-Man, más centrada en la serie de animación emitida en Disney XD. En esta ocasión, y casi 25 años después de su debut, nuestro Pac se las verá con un plataformas en 3D. 

Quién le iba a decir a Namco que su Pac-Man de 1980 iba a convertirse en el videojuego más famoso de todos los tiempos. Su creador fue Toru Iwatani, y la leyenda dice que ideó a este personaje tras comerse la primera porción de una pizza y ver ese hueco vacío. Tras su enorme éxito se produjeron nuevas versiones. Muchas. ¿Demasiadas? Lo cierto es que, con esta licencia, Namco intenta llevar a Pac a nuevas generaciones, pero no estamos seguros de que la fiebre se esparza.

Al igual que en la serie de televisión en la que se basa el videojuego, Aventuras fantasmales contará con un Pac adolescente como héroe que tendrá que salvar el mundo de una invasión espectral organizada por Betrayus, el señor de los fantasmas. La historia estará contada a través de secuencias de vídeo y diálogos entre Pac, sus amigos y el científico Sir Cunferencia, pero en los primeros niveles carece de relevancia: lo importante es el espíritu traga-fantasmas. Esta última aventura nos llevará a los días de Nintendo 64: saltos dobles, plataformas móviles, coleccionables y enemigos flotantes. Es un plataformeo muy simple, así que encontrarle el encanto será cuestión de gustos.

 

En cuanto a los ataques de Pac, la detección de enemigos será bastante generosa y con solo machacar los botones “A” o "Y" en 3DS, nuestra circunferencia amarilla hace el resto. Si nos merendamos a cinco en una sola ronda, nuestro “prota” utiliza un ataque especial que deja a los fantasmas un poco atontados y se hace más fácil atraparlos. Rara vez la dificultad de los niveles supondrá un problema, pero habrá que tener especial cuidado en el universo celestial, ya que algunas nubes (por muy esponjosas que parezcan) no contienen plataformas, y si nos caemos, estamos perdidos.

 

El resto -de un total de seis mundos- serán bastante típicos: ciudad, laberinto, bosque, ciudad de hielo, templo del lodo y un genial túnel del tiempo que apelará directamente a los tiempos arcade de Pac-Man, con sus clásicos neones. El diseño de niveles es muy simple y en la primera toma de contacto con el juego, el avance resulta bastante mecánico.

 

El juego nos dejará elegir el nivel que queramos (muy Mega Man), siendo el primero en la lista la ciudad, para introducirnos la historia del árbol de la vida que Betrayus ha robado, dejando a todo el Pac-mundo amenazado. Con un tráfico continuo de fantasmas volando sobre el escenario, la acción principal de Pac sigue siendo comer, pero en este primer universo encontraremos una baya de metal que convertirá a nuestro protagonista en un círculo de ese material.

 

Además de sus mordiscos, Pac tendrá ataques de agarre que se llevarán a cabo machacando la "Y" y rebotes que permitirán que un jefe retroceda. En este primer nivel en forma de tutorial veremos varios tipos de enemigos, cañones, hélices, barreras eléctricas, fosos, cofres del tesoro, interruptores, campanas que nos darán pistas y trozos de comida que nos devolverán corazones de vida. Podría ser un Donkey Kong, pero qué va.

 

 

A lo largo de la aventura, Pac estará bien acompañado: aparecerán sus amigos Cilin (Cilindra, más formalmente) y Espiral para echarle una mano cuando lo necesite, pero los personajes más entrañables serán los llamados Blinky, Inky, Pinky y Clyde, los fantasmas del Pac-Man clásico, que se han comprometido a ayudar a nuestro héroe en su cruzada contra la “amenaza fantasma”. Y hablando de referencias: a las de la serie y los juegos clásicos se sumarán algunas relacionadas con los Cazafantasmas. ¿A quién vas a llamar? Al círculo amarillo, claro, aunque esa no será su única forma.

Las bayas serán el concepto más llamativo del juego, que introducirá transformaciones al estilo Kirby. En cada nivel aparecerá una de estas bayas y modificará el estilo de juego y las habilidades de Pac en función de su entorno. Por ejemplo: en el universo de hielo podremos comernos una baya de fuego con la que Pac parecerá un pequeño dragón que escupe llamas. Con este poder, podremos congelar algunos fantasmas molestos o derretir bloques de hielo para despejar el camino. En cada nivel descubriremos un nuevo fruto y en algunos podremos combinar varias apariencias, dependiendo de los obstáculos que nos encontremos en dicho universo. Las transformaciones de estas bayas serán uno de los mayores alicientes para continuar la historia y tendrán un impacto muy positivo en los combates y en su frescura.

En unas semanas veremos si solo gusta a los fans de la serie de animación o también a los amantes del clásico comecocos. Lo que sí podemos decir es que las referencias retro pueden enamorar a los dos tipos de jugadores. La fecha a marcar en el calendario es el 7 de febrero, una semana antes de los gastos amorosos de San Valentín; ahí lo dejamos.

Lecturas recomendadas